Crecimiento Espiritual, Crecimiento Personal, Espiritualidad

El perdón: aprender inteligencia emocional

Nota de la Editora: mientras estamos en cuarentena, mucho sentimientos escondidos pueden aflorar. El perdón debe de ser algo constante en nuestras familias y otras relaciones. Que durante este tiempo de estar en casa aprendamos a buscar perdón y perdonar.

“Cualquiera puede enfadarse, eso es algo muy sencillo. Pero enfadarse con la persona adecuada, en el grado exacto, en el momento oportuno, con el propósito justo y del modo correcto, eso, ciertamente, no resulta tan sencillo”

Aristóteles, Ética a Nicómano

Primavera es tiempo de ventilar las ropas, tiempo de abrir ventanas y dejar ventilar la casa. Pues, ¿ por qué no lo hacemos también con nuestros viejos sentimientos? Es tiempo de dejar ventilar nuestras emociones, es tiempo de limpiar nuestro corazón de viejos rencores.

Todos  sabemos lo que es el enfado. El Diccionario ABC define Enfado es el disgusto o enojo que generalmente sentimos por otra persona como consecuencia  de la realización de alguna acción o manifestación  inoportuna y que nos incomoda.”  Es una emoción  nosotros solemos manifestar a través de la furia, irritabilidad, el resentimiento entre otros estados. Generalmente viene acompañado de una serie de efectos físicos  tales como el aumento del ritmo cardíaco, de la presión sanguínea  y con incremento de los niveles de adrenalina y noradrenalina. 

Mantenerse enfadado por mucho tiempo nos cuesta mucha energía y desperdicio  de la energía necesaria para vivir y enfrentarse a los retos diario de nuestras vidas.  Y además, puede nos costar la salud y  mermar o destruir relacionamientos con las personas que amamos.

Nosotros podemos hacernos personas rencorosas por estar enfadados  con alguien o con alguna cosa  que nos  pasó  y que nos ha hecho  daño o heridas emocionales. He dicho hacernos personas rencorosas porque es posible desaprender el rencor y aprender a ser perdonadores, o sea, personas que se esfuerzan en aprenden el hábito de perdonar!

Quiero compartir un secreto con vosotras: Cuando niña he sufrido abuso por parte de un pariente, ha sido la cosa más difícil de perdonar, pero este perdón fue lo que más  me trajo paz, alegría y sentimiento de liberación. Y además Dios me ha usado en la vida de muchas mujeres. Podemos perdonar con la ayuda de Dios, podemos ser felices aún que pasemos por una experiencia  dolorosa. ¡Dios es  más grande que todo!  Lo sé, yo tenía  derecho de ser amada y protegida cuando niña, más lo que pasó no he podido evitar, mas ahora puedo escoger acordarse de las cosas buenas que me pasó en la infancia y no traer a recuerdo lo que me pasó de malo  al contrario perdonar y liberar mi corazón para ser feliz. ¡Y cómo soy feliz!!!  A cada día con mi marido, hijos y nietos que el Señor Jesús me ha regalado!

Venid  a mi todos que los que  estáis cansados y agobiados, y yo os haré descansar” Mateo 11:28

 Agua aromatizada natural

Chicas os doy una idea que he utilizado al recibir a mis  hijos  y nietos en casa.

Agua de la sierra madrileña, hojas de menta fresca de mi jardín, fresas congeladas , limón y ¡mucho amor !!! Muy refrescante y muy rico! Perfecto para las comidas al aire libre! Que disfrutéis mucho! Besos

Rosa

Familia

Como fomentar los lazos de ternura en familia

Nota de la editora: continuamos trayendo artículos que os puedan ayudar en estos días en los que tenéis a los niños en casa.

1) Dale amor incondicional. La autoestima de un niño florece con la devoción incondicional que transmite el amor. Tu hijo se sentirá mejor si lo aceptas tal y como es, sin importar cuáles son sus puntos fuertes, sus dificultades, su temperamento o su destreza. Así que dale mucho amor, abrazos y besos. Y no olvides decirle cuánto lo quieres. Cuando tengas que disciplinarlo, aclárale que lo inaceptable es su comportamiento y no él. Por ejemplo, en lugar de decirle “¡Eres un niño malo!” o “¿Por qué no puedes ser bueno?”, dile: “No estuvo nada bien que empujaras a Gabriel. Puedes lastimarlo. Por favor, no empujes”.

2) Bríndale atención. Aparta tiempo para dedicar a tu hijo tu atención completa. Eso le ayudará a reforzar la sensación de que es valioso e importante para ti. No tiene que ser mucho tiempo. Por ejemplo, si tu niño quiere hablar contigo, deja de mirar la correspondencia o apaga el televisor para conversar con él. 

Míralo a los ojos para que sepa que realmente lo estás escuchando. Y si un día tienes poco tiempo, díselo, pero ten en cuenta sus necesidades. Le puedes decir: “Cuéntame sobre tu dibujo y cuando termines, me pondré a cocinar”. 

3) Establece límites. Establece algunas reglas razonables. Por ejemplo, si le dices a tu hijo que tiene que comer su merienda en la cocina, no le permitas que coma por toda la casa al día siguiente. O si le pides que ponga la ropa sucia en el cesto designado para ello, después no le digas que no importa si la deja en el piso. 

Es importante que sepa que algunas reglas no se pueden cambiar. Es posible que tengas que repetir muchísimas veces las reglas que estableciste, antes de que las realice de forma habitual. Es recomendable que seas claro y consistente.

4) Anímalo a que pruebe algo nuevo. Anima a tu hijo a que explore algo nuevo, como probar comida diferente, hacer un nuevo amigo o montar en bicicleta. Aunque siempre existe la posibilidad del fracaso; sin riesgos no hay oportunidades para el éxito. 

Así que permite que tu hijo experimente y trata de no intervenir mucho. Procura no “rescatarlo” si muestra frustración al usar un juguete nuevo. Si intervienes y le dices “deja que yo lo haga”, puedes fomentar su dependencia y dañar su autoestima. Su autoestima aumentará cuando exista un equilibrio entre tu necesidad de protegerlo con su necesidad de abordar nuevas tareas. 

5) No pasa nada si comete errores. Lo más seguro es que tu hijo cometa errores. Sin embargo, los errores también son lecciones valiosas para que tenga confianza en sí mismo. Por ejemplo, si pone su plato demasiado cerca del borde de la mesa y se cae, pregúntale qué puede hacer de manera diferente la próxima vez para que no suceda lo mismo. De esa forma su autoestima no sufrirá y comprenderá que es normal cometer errores de vez en cuando.

Cuando tú misma cometas un error, admítelo. Al reconocer tú tus propios errores, le estás enseñando a tu hijo una poderosa lección, ya que eso le ayudará a aceptar sus propios errores con más facilidad. 


6) Felicita lo positivo. A todas las personas les gustan las palabras de aliento. Haz un esfuerzo por reconocer, todos los días, las cosas buenas que hace tu hijo y dilo en voz alta. Le puedes comentar a su papá: “Rubén ha lavado todas las verduras para la cena”. El pequeño no sólo disfrutará de tus palabras de afirmación sino también de los comentarios positivos de su padre. Sé específica. En lugar de decir “¡Lo hiciste muy bien!”, di: “Gracias por esperar con tanta paciencia en la fila”. 

Tu pequeño tendrá la sensación de haber logrado algo y su autoestima se fortalecerá. Además sabrá exactamente qué fue lo que hizo bien. 

7) Escucha con atención. Si tu hijo te quiere decir algo, detente y escúchalo. Necesita saber que sus ideas, deseos y opinión importan. Ayúdalo a sentirse cómodo con sus emociones. Dile: “Comprendo que estés triste porque tienes que despedirte de tus compañeros de la escuela”. Si aceptas sus emociones sin juzgarlo, reafirmas sus sentimientos y le demuestras que lo que dice es importante. Si compartes tus propios sentimientos, él expresará los suyos con más confianza. 

8) Evita comparaciones. Comentarios tales como “¿Por qué no eres como tu hermana?” o “¿Por qué no eres agradable como Pedro?”, simplemente le recordarán a tu hijo sus defectos. Es probable que sienta vergüenza, envidia y presión por competir. Incluso comparaciones positivas como “Tú eres el mejor jugador”, son potencialmente dañinas porque a tu hijo se le hará difícil alcanzar tu nivel de exigencia. Si le dices que lo aprecias por ser como es, será más probable que se valore a sí mismo. 

9) Ofrécele empatía. Si tu hijo se compara desfavorablemente con sus hermanos o su amigo (“¿Por qué no puedo botar bien la pelota como hace Javier ?”), muestra empatía y señala uno de sus puntos fuertes. Por ejemplo: “Tienes razón. Javier bota muy bien la pelota. Y tú pintas muy bien”. Esto le puede ayudar a aprender que todos tenemos puntos fuertes y débiles, y que no tiene que ser perfecto para sentirse bien consigo mismo. 

10) Ofrécele aliento. Todos los niños necesitan apoyo de sus seres queridos. Es importante repetirle que creen en él y que lo animen a seguir adelante. Dar aliento significa reconocer el progreso, y no sólo premiar un logro. Si tu hijo tiene dificultades en abrocharse los zapatos, dile: “Estás poniendo todo tu empeño, ¡y casi lo logras!” en lugar de “No, así no. Déjame que yo lo haga”. 

Existe una diferencia entre alabar y dar aliento. La alabanza puede hacer sentir a un niño que sólo es “bueno” si hace algo perfectamente. Dar aliento, por otro lado, reconoce el esfuerzo. Si le dices a tu pequeño: “Háblame de tu dibujo. Veo que te gusta el morado”, es mejor que “Es el dibujo más bonito que he visto”. 

Demasiadas alabanzas pueden impactar de manera negativa su autoestima, ya que se sentirá presionado al esperar que otras personas aprueben sus tareas. Es recomendable que repartas las alabanzas juiciosamente y ofrezcas aliento sin límites. Eso ayudará a que tu hijo crezca con una alta autoestima. 

“Con lazos de ternura, con cuerdas de amor, los atraje hacia mí, los acerqué a mis mejillas como se fuera niños de pecho; me incliné a ellos para darles de comer” –Oseas 11.14

Manualidades en familia

 Es muy divertido cocinar en familia, ahora tenemos un grupo de adolescentes que reunimos en nuestra casa los viernes y cocinamos , mientras cocinamos hablamos, así tenemos tiempo de conocernos y lo mejor viene  después; que es saborear y disfrutar de nuestras creaciones. El otro día hicimos cake pops, los chavales lo pasaron pipa! Lo malo fue que las fotos no han salido bien.

Os dejo una pequeña inspiración para que lo hagan en familia y así ¡fomentar los lazos de ternura! 

Rosa

Cosas de Casa, Recetas

Las deliciosas patatas de James Oliver

Hola  Chicas, estoy en San Francisco, California, pasando unos días con mi hija y mi yerno. Ayer preparamos unas patatas que les encantaron a todos. Son muy fáciles de hacer. Las he visto en la tele preparadas por Jamie Oliver. ¡Espero que os gusten a todos!

Exquisitas Patatas de Jamie Oliver

Ingredientes:

·      900 g de patatas pequeñas  (guarnición) sin pelar

·      3 cucharadas de aceite

·      2 cucharadas de mantequilla

·      Tomillo

·      5 dientes de ajo sin pelar

·      hojas frescas de albahaca

·      pimienta en molinillo, sal gorda

·      1 Limón

·      Orégano

Preparación:

Lave las patatas y póngalas a cocer, pero que estén enteras sin partirse. Escúrralas y lleve una sartén al fuego; añadir las patatas, el aceite, los ajos y la mitad de la mantequilla. Aplaste un poco las patatas para que cojan color y a fuego lento ir dorando las patatas. Añadir parte de las especias y espolvorear la pimienta y la sal. Cuando dore, dar la vuelta y añadir la otra mitad de la mantequilla, espolvorear con las especias y la sal. Cuando esté dorada y crujiente exprimir el limón sin las pepitas y dejar que se seque ¡y listo!  Excelente para acompañar carnes, pescados o pollo.

En una visita que hice a mi otra hija en Holanda, fui a visitar el “Museo Corrie Ten Boom”. Ya había leído un libro suyo en mi juventud, que me inspiró a vivir una vida más cerca de Dios. La historia de Corrie Ten Boom  se encuentra en el siguiente video, si quieres verla, haz click aquí.  http://www.youtube.com/watch?v=xhYwBKYoQ2M

Os dejo esta oración que me ha conmovido ¡y me ha inspirado mucho en este inicio de año!

¡Un abrazo a todas!

Rosa

Familia

El complejo de Cenicienta

El otro día, estuvimos con un grupo de adolescentes en casa, ¡una  tarde de princesas!

Hicimos juntas dos  tartas, las rellenamos con dulce de leche, fresas, Nocilla y las  decoramos con rosas de Buttercream color rosa.  Después de degustar las tartas entre risas  y comentarios de  “¡Hmmm que delicia!”, nos sentamos para ver la peli   “La Cenicienta” entre susurros y suspiros!!!

Elegimos La Cenicienta  porque les encanta a las chicas y no es necesario en ningún momento decir -¡Poner Atención!  Este tipo de peli entra  directamente en el mundo emocional del subconsciente. Las leyendas siempre tienen  enseñanzas escondidas  del inconsciente colectivo.

La fotografía bien cuidada, las canciones, los  vestidos  maravillosos, el Príncipe Azul, el castillo, la naturaleza, todo  nos adentra en un  mundo mágico que llevamos dentro, dónde todos los problemas se resuelven de modo mágico, ayudada por una  hada madrina que aparece del modo que una menos espera.  ¡Al final ella sale victoriosa!  ¡Es rescatada por  el Príncipe Azul!    Sólo mirar el cartel de la chica con vestido azul y  el pelo suelto bailando con el viento, ya hace suspirar a nuestras bellas durmientes que llevamos dentro!   La Cenicienta (Hermanos Grimm, Alemania 1812) se llamaba Ela, pero se deja llamar Cenicienta por sus hermanastras y madrastra (nunca se quejó del malvado apodo resultado de la envidia de su hermanastras). Pone a relieve  dos mitos universales: El amor a primera vista y el mito del Príncipe Azul.  

Cenicienta, en relación con los  demás era una chica muy educada pero muy pasiva, todo lo que es mucho es demasiado, debemos buscar el equilibrio es más sano. Ella  aceptaba todo sin quejarse, sin defenderse, incluso de los maltratos.  

En relación consigo misma Cenicienta era agresiva, pues no sabía amarse a si misma buscando hacer respetar sus derechos, no tuvo ayuda para que aprendiera a reconocer su propios sentimientos como: pérdida y dolor (pérdida de la madre y del  padre, de su posición de hija), tristeza (por el sufrimiento que pasaba y  maltrato de su supuesta familia), rabia (por la forma como la trataban), ira contenida (el maltrato duró años), decepción (por no dejarla ir al baile), auto valor (se sentía desdichada), culpada porque muchas veces asumía la culpa que no era suya (se culpaba de que la trataran mal).

Era muy muy joven y todavía no había aprendido a distinguir sus emociones y las críticas destructivas y las manipulaciones emocionales que la madrastra y sus hermanastras le infligían. Tampoco tenía fe en Dios, puesto que la fe en Dios nos sustenta y nos ayuda a sobrellevar las situaciones más difíciles de la vida.

Con la ayuda de otros, Cenicienta podría haber aprendido a ser asertiva, a valerse por sí misma, a hacer frente a la madrastra, a no ser sumisa a sus hermanastras, al final la casa era suya y no tenía razón de servir como criada, tenía el derecho de ser tratada como una igual por su familia. Cenicienta podría aprender a ser libre y a no tener que esperar un Príncipe azul para liberarla. Ella poseía capacidades y habilidades, era responsable, pero no se daba cuenta de su valor. Era alegre, sabía auto motivarse cantando, hablando mentalmente, buscando animarse recordando a su madre (ser generoso y tener valor). Se encontraba muy sola, no tenía amigos (a no ser los animales, que tampoco la podía aconsejar y enseñar). Esto es un problema actual, nuestros adolescentes muchas veces no tienen buenos amigos y nosotros padres tenemos que ayudarles a traer amigos a casa para que disfruten y compartan sus vidas.

Unas de las frases de película que me gustó: “Si hacen lo que hacen, no es razón para hacerlo”. Es bueno poder recurrir a una frase así porque los adolescentes siempre nos dicen:- Si todos mis amigos van a esta fiesta, ¿por qué yo no?  Todos mis amigos la usan, ¿por qué yo no?

Ahora que ya contáis con esta sugerencia de guión, llamen a los amigos de vuestros hijos  a casa y  ¡hagan una sesión de cine en casa!!!!  ¡Va a ser muy divertido!!!

“Ama a tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma, con todas tus fuerzas y con toda tu mente; y ama a tu prójimo como a ti mismo” – Lucas 10.27

Rosa

Cosas de Casa, Crecimiento Personal, Familia, Recetas

Tiempo de cambios (incluye Receta de Calabaza con Gambas)

Hoy por culpa de la globalización,  muchas veces nos quedamos lejos de nuestro hogar y de las personas que amamos.  En mi caso tengo mis tres hijos casados y cada  pareja  vive en un continente. ¡Vaya! ¡Uno nunca se espera eso!  Pero los hijos crecen, se transforman en adultos y van detrás de mejores oportunidades y eso nos es fácil!

El síndrome del nido vacío afecta con más o menos intensidad a cada una de nosotras, pero nos afecta.  Hablemos de eso: de cómo los cambios afectan nuestra vida y cómo podemos aprender a adaptarnos a los cambios. Cualquier cambio aún que sea agradable produce cierta tensión. Por lo menos esta es la conclusión de una investigación de  “American Association for the Advancement of Science”  hecha por Dr.Thomas Holmes, profesor de psiquiatría a la Universidad de Washington. Holmes descubrió que muchos cambios seguidos pueden producir enfermedades o estados depresivos profundos.  

Durante la investigación Holmes desarrolló una escala de puntos para cambios que afectan a los seres humanos. Cuando varios de estos cambios ocurren dentro de un período de un año con una persona y se suman más de 300 puntos, es un alarma para que esta persona tome su tiempo para adaptarse,  ayuda mucho a reírse de sí mismo, tener más paciencia con uno mismo y con los demás. ¡Ojo! Esta escala no es para  auto diagnosticarse. Es solamente una herramienta para prevenir futuros problemas. Os paso un ejercicio muy práctico para hacer con su cónyuge o compañero de cambios: Se puede hacer  siempre como forma de prevención y no como diagnóstico. Espero que sea útil para ti y para tu familia.

1. Señale los cambios que has experimentado en los últimos 12 meses. Sumar los puntos;
2.  Piense sobre las tensiones personales y familiares que puedan relacionarse con estos cambios;
3. ¿Qué cambios tú y tu cónyuge pueden hacer para disminuir las tensiones relacionadas?4.  Apunte los cambios para comentárselos con tu  cónyuge compañero, etc.

EVENTO                                                                                             PUNTOS             
Muerte del cónyuge …………………………………………………………………………………..100   
Divorcio   ………………………………………………………………………   73
Separación conyugal   …………………………………………………………..65
Encarcelamiento   ………………………………………………………………63
Muerte de algún miembro de la familia    ……………………………………  63
Accidente personal o enfermedad    ……………………………………….…53
Matrimonio   …………………………………………………………………..   50
Despido del trabajo   ………………………………………………………….  47
Reconciliación matrimonial   …………………………………………………..45
Jubilación    ……………………………………………………………………..45
Cambio en la salud de algún miembro de la familia   ………………………   44
Embarazo   …………………………………………………………………… … 39
Dificultades sexuales    ………………………………………………………… 39
Llegada de un nuevo miembro en la familia   ……………………………….   39
Cambio económico   ………………………………………………………… . . 38
Muerte de un amigo    ………………………………………………………….. 37
Cambio para otra clase de trabajo   …………………………………………. .  36
Cambio en el número de discusiones con el cónyuge   ……………………     35
Cambios en las responsabilidades en el trabajo   …………………………..     29
Hijo o hija dejando la casa    ………………………………………………….. . 29
Problemas con la familia política   …………………………………………….   29
Grandes éxitos personales   …………………………………………………… . 28
Inicio o término del trabajo de la esposa   ……………………………………   26
Inicio o término de los estudios   ……………………………………………… 26
Revisión de costumbres personales   …………………………………………   24
Problemas con el jefe   ………………………………………………………….. 23
Cambios en la condiciones o horarios de trabajo   ……………………………. 20
Mudanza de casa   …………………………………………………………… …. 20
Mudanza de colegio   ………………………………………………………… ….20
Cambios en el ocio   ……………………………………………………………..  19
Cambios de actividades sociales   ……………………………………………   18
Pago o prestamos inferior a 10.000 €  …………………………………………..17
Cambios en los hábitos del sueño   …………………………………………….16
Cambios en el número de reuniones de familia   …………………………….. 15
Cambios en los hábitos de alimentación   …………………………………….. 15
Vacaciones   ………………………………………………………………… …….. 13
Violaciones menores de la ley  ………………………………………………….. 11  

“Todo tiene su momento oportuno; hay un tiempo para todo lo que se hace bajo el cielo”. Se queréis seguir leyendo el texto está en Eclesiastés 3.1-8, donde aprendemos que hay tiempo para todo en la vida y necesitamos tener paciencia activa, o sea, paciencia con esperanza.Os dejo una receta brasileña muy rica y fácil de hacer para un día especial!

CALABAZA CON GAMBAS

INGREDIENTES
1 calabaza mediana redonda
600 g de gambas peladas
4 cucharadas soperas de aceite
1 cebolla picadita
1 cucharada de zumo de limón
2 cucharadas soperas de tomate frito (o 10 tomatitos cereza partidos por la mitad)
250 ml de leche de coco (o nata para cocinar)
1 tarrina de queso Filadelfia (250 g)
1 ramita de cilantro
Sal y pimienta rosa de molinillo

MODO DE HACER
1. Con un cuchillo hacer una tapa en la calabaza y con una cuchara retirar las semillas. Untarla por fuera con aceite. Envolver la calabaza con su tapa en papel aluminio y asar en horno pre calentado a 180º por 1 hora. Pinchar la calabaza con un palillo para verificar si está asada. Horno Microondas: poner la calabaza con su tapa en un plato, cubrir con la tapa de microondas y asar a potencia alta por 20 minutos y con un palillo verificar su cocción. Dejar enfriar.
2. En una sartén con el aceite pochar la cebolla. Añadir las gambas y rehogar por 3 minutos, añadir el zumo de limón, los tomatitos y rehogar por 1 minuto. Añadir la leche de coco, remover, salpimentar y añadir el cilantro picadito. Apagar el fuego
3. Untar la calabaza por dentro con el queso con una cuchara, añadir la crema de gambas, tapar y llevar al horno pre calentado durante 15 minutos para que se caliente. Servir con arroz blanco.

                                ¡Chicas, espero que la probéis y decidme  si os ha gustado!                                 ¡Besos!

Rosa

Crecimiento Personal, Familia

Y el nido vacío se llena de fiesta …

Mi nido ha empezado ha quedar vacío muy antes de lo que esperaba.

Venimos a España para que mi esposo terminara su doctorado y después de dos años al volver a Brasil, nuestro hijo de casi 19 años quiso quedarse. Buscamos entender nuestro hijo, hablarle y no romper los vínculos afectivos. No fue nada fácil, pero nuestro hijo se quedó  aquí en Madrid sin ningún familiar  y volvemos al Brasil con nuestro corazón roto llevando a nuestras gemelas con 17 años. 

Tras un año Carlos tuvo  que volver para presentar su Tesis y  junto ha traído nuestras hijas  que decidieron venir a cursar la Universidad en Madrid. Fue muy duro para nosotros  en sólo dos años quedarnos sin nuestros 3 hijos, lloramos los dos juntos y nada parecía nos consolar.Siempre hemos criados nuestros hijos intentando ayudarlos a que alzase vuelo, pero uno nunca está preparado quedarse sin los hijos, es lo natural, los amamos tanto que no concebimos más la vida sin tenerlos juntos a nosotros. Después de llorar hasta no poder más, (pero nunca cerca de ellos) y hablar con Dios con gemidos, comprendí que debía hacer.

He escrito un listado de todas las cosas que sentía falta de mis hijos y cada ítem de la lista he  agradecido y entregado en las manos del Señor:

Gracias Señor porque a cada mañana yo despertaba mis hijos con alegría y podía ver en sus rostros sus sonrisas y ahora no puedo más verlos cada día. Gracias por todos los abrazos y besos que recibía y que les daba y ahora no voy a poder tenerlos diariamente.Gracias Señor por compartir de sus pequeños secretos a todos esos años, pero que ahora ya no podré tener la exclusividad.Gracias Señor porque nunca los he merecido, pero Tú me los has regalado y me duele entregarlos. Gracias Señor porque ya no podré  poner una tirita en la herida y darles un besito para sanar, ahora necesitarán mucho más do que una tirita y yo no estaré cerca para ayudarles. Gracias Señor porque ahora no me quejaré de los  dormitorios desordenados, pero sí me quejaré por quedaren demasiados ordenados.Gracias Señor porque su amor no posee ataduras como el mío. Señor te entrego mis hijos en tus manos son mi bien más precioso, cuídales, ámales, mímales, protéjales …

Años se pasaron y ahora la fiesta volvió al nido, llegaron los nietos y de verdad ¡son verdaderas dádivas de Dios!  Ahora estamos aprendiendo a ser abuelos y escucharlos llamándote de vovó ( portugués) ¡es lo mejor! ¡No tiene precio! Gracias Señor por secar nuestras lágrimas con algodón de azúcar que son los nietos! 

Rosa

Cosas de Casa, Crecimiento Personal, Recetas

La hospitalidad con filetes de pavo y ensalada

Esta historia es muy conocida, se encuentra en Evangelio de San Lucas 10:38-41.

Veamos: Jesús visita a Marta y a María

38 Mientras iba de camino con sus discípulos, Jesús entró en una aldea, y una mujer llamada Marta lo recibió en su casa.

39 Tenía ella una hermana llamada María que, sentada a los pies del Señor, escuchaba lo que él decía.

40 Marta, por su parte, se sentía abrumada porque tenía mucho que hacer. Así que se acercó a él y le dijo: -Señor, ¿no te importas que mi hermana me haya dejado sirviendo sola? ¡Dile que me ayude!

41 Marta, Marta – le contestó Jesús – estás inquieta y preocupada por muchas cosas,

42 pero sólo una es necesaria. María ha escogido la mejor, u nadie se la quitará.

En este texto dice que  la casa era de Marta, y  sabemos que además de María estaba su  hermano Lázaro. Marta era quién llevaba el tema de los quehaceres doméstico. Se encargaba  de que  todo estuviera en su sitio, que la comida saliera a su tiempo, o sea, tenía todo bajo control. Su hermana. María su hermana era la menor y como es común, la  sobreprotegía como también muchas veces lo hacemos con nuestros hijos no respetando su individualidad y su autonomía. Porque cuando los protegemos demasiado, pasamos un mensaje a nuestros hijos: – ¡No sois capaces!   

La verdad es que Marta estaba abrumada, y se parecía mucho a nosotras puesto que  en su cabeza estaba siempre intentando ordenar las cosas, le parecía claro que su hermana debía ver los carrachos sucios, la mesa por arreglar, los pies del invitado por lavar y todo lo que conlleva hospedar… Pero María estaba en otro mundo, no se daba cuenta de nada de eso,  estaba encantada de disfrutar un tiempo en presencia del Maestro Jesús, ¡cómo le encantaba escuchar sus enseñanzas!

 Marta no decía claramente las cosas, pensaba que María debía ayudarla, pero no se lo decía a su hermana: -María ayúdame porfa, lávale los pies al Maestro, pon la mesa y etc…

Marta esperaba a que María le ayudara  y por eso se enfadó y echó la bronca a María; hasta le dijo a Jesús: – Señor, ¿no te importa que mi hermana me haya dejado sola? Lc 11:40

No nos gusta mucho la respuesta de Jesús, cuando dijo: – Marta, Marta, estás inquieta y preocupada por muchas cosas, pero una sola es necesaria. María ha escogido la mejor, y nadie se quitará, Lc 11:41 y 42

O sea, muchas veces damos más importancia a las cosas que a las personas. Lo mejor era pasar tiempo con Jesús, él iba estar poco tiempo aquí en la tierra, y no había ido sólo a su casa para probar todas  las exquisiteces que Marta sabía hacer, sino también porque las amaba y quería dedicarles su tiempo!

Lógicamente que Marta podría haber decidido preparar algo más sencillo, como una tortilla, o como hoy que podemos sacar un congelado que habíamos preparado anteriormente, o hacerle un plato único y no afanarse por ofrecerle varios platos…

¡Señor ayúdanos a dedicar tiempo a ti, no si me sobra tiempo o ganas, y sí por tener mucho que hacer y tú puede ayudarme a ver las verdaderas prioridades!

RECETA PARA INVITADOS

Ingredientes:

500 g de filetes de pavo

1 cucharada de orégano deshidratado

1 cucharada de albahaca deshidratado

1 cucharada de tomillo deshidratado

2 cucharadas de harina de trigo

Pimienta molida a gusto (popurrí de pimientas)

Sal a gusto

Aceite para freír

Modo de hacer:

Mezclar las especies con la harina. Pon una sartén en el fuego y eche una fina capa de aceite hasta que cubra el fondo. Corte el pavo en filetitos y pase por la mezcla a medida en que los vaya friendo poco a poco. Escurrirlos en papel de cocina y servir con ensalada de berros, mango y granada. Aliñe a gusto.

Rosa

Cosas de Casa, Familia

Vuelta al Cole

¡La vuelta al cole!“Los encuentros y desencuentros entre el niño y sus cuidadores  durante los primeros años de vida constituye un auténtico aprendizaje emocional”.  Daniel Goleman

Hace poco tiempo estaba en una sala de espera de una consulta. Había a mi lado un niño de unos 6 años jugando con su móvil, a su lado su madre  también con su móvil chateaba con alguien. Pasado unos 10 minutos en niño  en voz baja pedía algo para su mama. Como ella no le atendió, él siguió con sus peticiones. Al no conseguir la atención de la madre el niño empezó a dar vueltas en círculos, al rato, que nos pareció mucho, la madre le cogió con fuerza  por el brazo y le dijo.- “¡deje ya  tonterías!”  y siguió chateando…..

Al leer esta historia pienso que a cada una de nosotras nos ha hecho empatizar con el niño.   Podemos ver cómo este niño estaba buscando  desesperadamente la atención de su madre. Pero  también podemos  actuar   igualmente a esta madre. Vivimos en un mundo laboral que no entiende de  los tiempos de un niño. Y nosotros agotados y presionados por  el tiempo del mundo laboral, de nuestras obligaciones  como madre y esposas somos  enredados a no dar  tiempo de calidad que los niños requieren. Pero, para desarrollarse  como personas  con  Inteligencia Emocional los niños necesitan tiempo de calidad con sus padres.

pinterest

¿Qué es la Inteligencia Emocional? Salovey  y Mayer identificaron cinco capacidades parciales que integran la inteligencia Emocional que son:a. Reconocer las emociones.  b. Saber manejar las propias emociones c. Utilizar el potencial existented. Saber ponerse en lugar de los demáse. Crear relaciones sociales

Unas de las maneras de desarrollar estas habilidades es mantener conversaciones con los niños. Aprovechemos los huecos que tenemos  de traslado en el coche, en las filas, en las salas de espera para entablar conversaciones con ellos. Al inicio pude parecer raro al niño, pero se insistís en esto ellos disfrutarán. Empiece contando tus gustos a él,  y le pregunte los suyos, después  pude ser tus sueños y cómo te siente  no de una manera profunda que le sea comprensible. Luego ellos te contarán sus cosas y disfrutarán juntos. ¡La alegría en familia es  muy importante para que el niño pueda desarrollarse  todas sus capacidades emocionales!

Otra manera práctica de entablar conversaciones  con los niños es haciendo actividades con ellos, como cocinar  por ejemplo. Los niños y adultos se relajan desarrollando una actividad que les de alegría. Cocinar es una actividad relajante  y al mismo tiempo nos trae  un retorno inmediato y concreto (al que el niño pude coger con las manos)  del esfuerzo realizado, o sea, pude alegrarse con el. Esto es muy importante porque al estudiar el niño obtienen resultados  a largo plazo (como son los exámenes) y no como un dulce que pude coger, oler, degustar y tocar etc.

Las experiencias sensoriales también son importantes; ¿Quien  no se acuerda de un dulce de su infancia? ¿o de la comida de su abuela?Al cocinar con el niño deje que  se divierta. No es necesario que salga perfecto, sólo que disfrutemos  juntos del resultado. ¡La alegría de vivir aumenta nuestra inteligencia emocional!

“Panal de miel son las palabras amables: endulzan la vida y dan salud al cuerpo” (Proverbios 16.24)

¿Vamos a cocinar?

 He decorado estas tartas  con  gominolas, son muy fáciles de montar y decorar pues he utilizado los bizcochos comprados. Como no es necesario cocinar los rellenos y  la cobertura,  ¡los niños pueden participar en todo!   ¡Y les encantará  participar en la decoración!   

Tarta de gominolas


Ingredientes: 1 paquete con 3 bizcochos (los he comprado de Mercadona). 

1º Relleno y cobertura

1 tajo de dulce de leche pequeño ,150 g de queso Filadelfia

Decoración

1 paquete de nubes rosa y blanca (Mercadona) ,1 paquete de gominolas.

Modo de preparo: Batir el queso filadelfia y mezclar el dulce de leche. Dejar en la nevera.  Almíbar: Llevar al fuego   2 ciruelas lavadas y picadas  mezclada con 3 cucharas de azúcar y 1 taza de agua y deje hervir 4 minutos. Reserve

Preparo:   Separe los bizcochos con un cuchillo plano o espátula y  báñelos con el almíbar. Sobre una fuente de servir  ponga un de los bizcocho, ponga  una  capa gruesita  del relleno elegido, otra capa de bizcocho y así sucesivamente hasta terminar con una capa del relleno que servirá como cobertura.  Ponga las nubes alrededor de la tarta y con un cuchillo calentando en agua caliente  corte las  nubes que va a poner  por encima. Mida las nubes para que al cortarlas  se queden mas o menos del  mismo tamaño de las nubes que decoran la lateral. Luego  deje que los niños pongan  las gominolas como más les guste.

Tarta Hello Kitty

Relleno y cobertura

500 ml de nata muy fría, 6 cucharas de azúcar glas, 1 cucharada de zumo de limón

Decoración

1 paquetes de obleas (Dr. Oetker), 1 Tajito de corazones multicolores (Dr.Oetker)

Modo de preparo: Montar la nata con el limón e ir añadiendo el azúcar. Dejar  en la nevera

Preparo: Montar la tarta como la anterior. Distribuir  la última capa de nata uniformemente. Distribuir las obleas y los corazones de azúcar dejando  libre la creatividad  de los niños. 

Rosa del Pino

Recetas, Salud y Belleza

La pasión de Cristo

El maracuyá es una fruta  del genero de las plantas pasiflora, también  es conocido como  fruta de la pasión  o passion fruit (en inglés).  Termo del latín pasio (pasión) y floris (flores). En contra  de lo que muchos podáis  pensar por e l nombre,  la fruta  de la pasión no tiene propiedades afrodisíacas es más,   su nombre hace referencia al empleo de estas plantas por los misioneros católicos   para dar a conocer a los indígenas de Sudamérica la doctrina de Pasión de Cristo.

La belleza de la flor de maracuyá y su espectacular diseño encantaron a los Jesuitas que decidieron utilizarlas   haciendo corresponder cada una de las partes de  flor de  la pasiflora con un cierto aspecto de la Pasión de Cristo:    Los tres estigmas – los tres clavos que prendieron Jesús a la Cruz, las cinco anteras –  las cinco llagas, la corona floral – la corona de espinos, las hojas palmeadas y los zarcillos simbolizaban las lanzas y los látigos de los perseguidores de Cristo y las brácteas a la Santísima Trinidad. Además, los tonos de morados de los filamentos  simbolizan la sangre derramada por Jesús y son utilizados  por los cristianos durante la  Semana Santa.

La historia cuenta que en el siglo XVll el Papa Pablo V se quedó maravillado cuando recibió un ramo de  flores  de maracuyá y ordenó que fuesen cultivadas en Roma: las flores que vinieron de Sudamérica fue una señal de  que el evangelio era  para ser predicado también en el “Nuevo Mundo”. En la simbología cristiana, el formato redondo del fruto corresponde al mundo de pecado que Cristo entregó su vida para salvarnos. La naturaleza creada y protegida por Dios es enviada por Él para anunciarnos su amor y cuidado cariñoso a cada día: esto nos enseña este Salmo.
 

“Los cielos cuentan la gloria de Dios, y el firmamento proclama la obra de sus manos. Sin palabras, sin lenguaje, sin voz perceptible, por toda la tierra resuena su eco, ¡sus palabras llegan a los confines del mundo!” Salmo 19:1,3 y 4.
Y como podemos aprender  ahora también lo hace con la flor de maracuyá que nos acuerda que Jesús vino murió y Resucitó para nos salvar y es nuestro camino hacía el Padre.  Que el Espíritu nos ilumine y nos ayude a comprender la dimensión de la Obra de Cristo.

¿Qué os parece si hacemos y degustamos un riquísimo mousse de maracuyá?  Y así acordarnos de el precioso regalo de salvación que Cristo nos dado.

Mousse de Maracuyá

El maracuyá es natural de Sudamérica siendo Brasil  su mayor productor teniendo unas  150 especies. Posee un aroma  tan penetrante y maravilloso que es utilizado por varias empresas famosas para crear nuevos perfumes, entre ellas  Victoria´s Secret, Mary Kay, con  el nombre de passion fruit. Se utiliza ampliamente en la culinaria brasileña tanto en platos dulces como platos salados. Hoy os daré una mousse muy fácil y rica que hace parte de todas las fechas festivas de mi casa.

Ingredientes: 2 maracuyás brasileños grandes o 3 medios (los hay en Alcampo); 1 Lata pequeña de leche condensada, 1 bote de nata para montar.

Para el almíbar: 2 cucharadas soperas de azúcar. Pulpa con semillas de maracuyá. 50 ml de agua.
Modo de preparo: Lavar los frutas, secar y cortar por la mitad, con una cuchara retirar la pulpa (es espesa se parece a clara de huevo), separar dos cucharas para hacer el almíbar. Batir el restante de la semilla con 100 ml de agua, colar e reservar este zumo. En la licuadora  verter la leche condensada,  la nata y el zumo. Batir por 3 minutos. Verter en  las tarrinas, dejar enfriar en la nevera por 2 horas. Mezclar la pulpa con semillas de maracuyá con el azúcar, el agua y llevar al fuego en ebullición por 3 minutos. Dejar que se enfríe en la nevera, taparlo con papel film porque huele mucho. Servir decorado con el almíbar.

¡Os deseamos una Feliz Pascua!

Rosa

Recetas

Bizcocho de Semillas de Amapolas con Sirope de Naranja

Silesian Poppy Tart, como también es conocido.

¡Una popular combinación de sabores hace que este jugoso bizcocho guste a todo el mundo!   ¡Pruébalo seguro que te encantará!
Ingredientes:Para 22 raciones
50 gr de semillas (+-3 cucharas soperas)

60 ml de leche

185 gr de mantequilla reblandecida,

220 gr  de Azúcar extrafino,

240 gr  de harina de trigo tamizada,

60 gr  de almendras,

3 huevos,

1 cucharadas de ralladura de naranja,

125 gr de zumo de naranja;

1 cucharada sopera de levadura Royal


Sirope de naranja:100 gr de azúcar;

160 ml de zumo de naranja

½ copita de cointreau (opcional)


Preparación: Colocar la rejilla  a la mitad del horno y pre-calentarlo a 180-190ºC. Engrasar un molde redondo y profundo de 22 cm; forrar el fondo y los lados con papel de hornear.
Mezclar las semillas y la leche en un cuenco; dejar en reposo 20 minutos.

Entre tanto, batir con las varillas eléctricas la mantequilla, la ralladura y el azúcar  en un cuenco pequeño hasta que la mezcla  quede ligera y esponjosa. Incorporar  los huevos batiendo, uno a uno, esperando a  que queden mezclados antes de añadir el siguiente.
Verter  la mezcla en un cuenco grande; mezclar  la harina almendras y la levadura. Incorporar con una cuchara de madera la mezcla de harina, el zumo de naranja y la mezcla e semillas de amapola. Extender la masa en el molde preparado previamente.

Hornear el bizcocho  durante aproximadamente 35 a 45 minutos. Estará listo  cuando al pinchar con un palillo hasta el fondo este salga limpio. Dejarlo reposar en una rejilla colocada encima de una bandeja; darle la vuelta y verter el sirope caliente sobre el bizcocho también caliente. Recoger el sirope que caiga en la bandeja y echarlo de nuevo sobre el bizcocho.

Sirope de naranja: Mezclar echarlos en un cazo y remover a  fuego lento  con una cuchara de madera sin que llegue a hervir, hasta que se disuelva el azúcar y entonces llevar a ebullición. Dejar que se cocine al fuego lento por 2 minutos.Verter en una jarra resistente al calor.
SUGERENCIAS:Puede usar una cucharadita de esencia de almendra en vez de la ralladura de naranja y leche en vez de l zumo de naranja. Y puede omitir el cointreau.
CONSERVACIÓN: Se conserva con el sirope en recipiente hermético por 2 días. Sin el sirope se puede congelar por 3 meses y cuando estuviere descongelado verter el sirope caliente encima del bizcocho.

En nuestra casa  alrededor de una mesa y en la cocina solemos compartir  momentos preciosos, momentos decisivos,  momentos de resolución de conflictos y muchos momentos de ternura de cariño y de vida. En estos días estuvo con nosotros nuestro hijo y nuera y a cada día nos preparan verdaderos regalos de amor en la cocina. ¡Me encanta cocinar con mi hijo!

 ¡Es un regalo de Dios compartir el mismo amor por la cocina!   ¡Y a Jesús también le gustaba cocinar!

Tanto que en algunas ocasiones cocinó para sus discípulos….    En la Palabra de Dios, la Biblia, leemos que Jesús mismo después de resucitar cocinó para sus discípulos:

” Al desembarcar, vieron unas brasas con un pescado encima, y pan… – Venid a desayunar – le dijo Jesús. Ninguno de los discípulos se atrevía a preguntarle “¿quién eres tú?”, porque sabían que era el Señor” San Juan 21: 9 y 12.

Rosa