Espiritualidad, La Biblia, Uncategorized

Un sábado para reflexión…Pascua…EL PUENTE

Yo creo que muchos van por la vida conociendo los hechos alrededor de la vida de Cristo sin completamente darse cuenta de lo que significa.  En mis andaduras con Cristo, poco a poco voy llegando a conocer su significado. 
Jesús nació milagrosamente, vivió una vida ejemplar, murió injustamente, resucitó al tercer día … ahora, ¿lo que tiene todo eso que ver con mi vida?

Imaginaos que tu has matado a alguien, tu camisa está llena de sangre y mereces la cárcel.  Viene tu hermano mayor, te quita la camisa sucia de sangre, te da la suya que está limpia.  Cuando llega la policía, ¿ a quien llevará?  Al hermano mayor que se ha hecho culpable en tu lugar.  Fue lo que hizo Jesús por nosotros. 

Jesús el el puente entre Dios y el hombre.

Otra manera de poner es que había un abismo entre nosotros en nuestros pecados, puedes no haber matado a nadie pero todos somos culpables del pecado de rebelión contra Dios que se manifiesta en una vida que muchas veces no refleja lo que nos enseña la Biblia. No solo consideremos los pecado claros como matar, mentir … Jesús nos enseña durante su ministerio que el odio, la envidia, los pensamientos impuros … todos cuentan para hacernos pecadores.  
Quisiera compartir un vídeo que cuenta la historia de un padre … trata de encontrar la relación entre esta historia y la historia del amor de Dios hasta la humanidad.  Más abajo, una versión de 5 minutos.  
30 minutos:

VERSIÓN EN INGLÉS, SUBTITULADA EN ESPAÑOL

5 minutos:

VERSIÓN CORTA EN ESPAÑOL

m

Mara

Espiritualidad, La Biblia, Uncategorized

Tres preguntas para hacerte durante la Semana Santa

Hoy es el Sábado de la Semana Santa, representa el día más triste y oscuro de la historia. Jesús se había silenciado … estaba muerto.  Aprovechemos este día que parece hacer un paréntesis en la historia de Dios para la humanidad para reflexionar en 3 preguntas:
¿Te emociona la Semana Santa?
¿Conoces los hechos históricos en primera mano?
¿Qué significa todo para tí personalmente?

Os comento algunos pensamientos relacionados con cada pregunta para que puedas formular tus propias respuestas. 

¿Te emociona la Semana Santa?
Como seres humanos todo lo que ha pasado nos emociona.  También solemos tener una visión romántica de lo que pasó.  Fue una semana muy difícil para Jesús, sabiendo lo que le esperaba el viernes.  Su tiempo de oración en Getsemani fue intenso.  Agonizó emocionalmente.  Los clavos en su mano no solo le hicieron llorar, a la mejor habría gritado de dolor.  Él siempre tuvo la opción de bajar de la cruz, terminar la historia allí mismo, hacerse un líder de guerra o político en contra de los Romanos, tener fama y ser querido por sus seguidores haciendo más milagros y agrandando a quien quería agradar … o a la mejor dejarnos aquí desamparados y volver al lado del Padre, olvidándose de la Creación.   Jesús tuvo estas opciones, pero quiso terminar lo que vino a hacer.  Si pensamos así, nos debe emocionar aún más pues no es una historia en un libro con fotos bonitas, fue realidad: el sufrimiento, los pensamientos, el dolor, el rechazo por los que no entendían y por un momento se sintieron decepcionados con este nuevo líder, … su determinación del sufrimiento tuvo la base en su inmenso amor.  Un amor que no es impersonal.  Un amor a todos y al mismo tiempo a cada uno, personal, lo que incluye a ti.

¿Conoces los hechos históricos en primera mano?
Mucho de lo que creemos de estos hechos nos ha sido enseñado por boca, por tradición, por películas, etc.  Mucho de eso es correcto y esta bien, pero existe algo más importante a considerar.  La Biblia es un libro personal, un libro vivo que nos habla a cada uno en nuestra necesidad.  No lo podría explicar pues va más allá de mi capacidad, pero la verdad es que no hay ocasión en que me haya sentado a leer la Biblia con una necesidad específica que no haya encontrado una enseñanza relacionada.  ¿Lo dudas?  🙂 Pues te invito a comprobarlo en persona.  Hoy es un día de reflexión y si tienes algo de tiempo, te invito a leer Lucas 19:29 a 24:53  desde su entrada a Jerusalén, los hechos de aquellos días, la cena con los discípulos, la traición, su muerte y resurrección.  Te aseguro que encontrarás muchas informaciones nuevas que desconocías que a lo mejor cambiará tu perspectiva. 

¿Qué significa todo para tí personalmente?
Esta es la pregunta más importante.  ¿Qué hacer delante de este hecho histórico?  Emoción, admiración, … sí, está bien y cabe emocionarse y admirar a un Jesús determinado en cumplir con su misión, y un héroe que ha resucitado.  Pero lo más importante es lo que vas a hacer con este regalo.  Su muerte y resurrección fueron un regalo personal a cada ser humano.  ¿Qué se hace con un regalo?  Pues uno puede aceptar o rechazar.  Muchos vamos por la vida teniendo una postura neutral mediante esta pregunta.  La neutralidad no justifica y es lo mismo que rechazar o no recibir este regalo.  Veamos lo que dice Juan:
Juan 1:12-13Mas a cuantos lo recibieron, a los que creen en su nombre, les dio el derecho de ser hijos de Dios. Éstos no nacen de la sangre, ni por deseos naturales, ni por voluntad humana, sino que nacen de Dios.
Este versículo indica una acción de “recibir”.  Ahora podrás preguntar “¿Y eso, cómo se hace?  Es más que una oración recitada, es una postura del corazón.  Puedes hacerlo en tu casa, en una habitación, haciendo una sencilla pero importante declaración al Señor: 

“Te acepto en mi vida, gracias por tu sacrificio, ayúdame a caminar contigo, háblame en tu Palabra, dirige mis pasos para que me parezca a ti.”  
Si has hecho esta oración en tu corazón, escríbenos en la columna derecha enviándonos un mensaje y nos gustaría animarte en este nuevo camino.  Si no lo has hecho y tienes más preguntas, también puedes escribirnos.  Nos gustaría ayudarte.

Apocalipsis 3:20
Mira que estoy a la puerta y llamo. Si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré, y cenaré con él, y él conmigo.

Si has decidido unirte a la familia de Dios, mañana tendrás una razón más que especial para celebrar.  Jesús murió por nosotros y la resurrección le hizo un vencedor sobre la muerte.  Pagó el precio con su muerte, ¡pero la muerte no pudo con Él!
Con Él, ¡somos más que vencedores!

Mara

Crecimiento Personal, Espiritualidad, La Biblia, manualidades, Uncategorized

Pascua ¿qué significa para ti? y Símbolos de la Pascua

Me estaba acordando de una canción de Pascua que cantábamos con los niños de la escuela en la cual daba clases. La letra empezaba con una pregunta: “Pascua, ¿qué significa para ti?”
La Pascua hoy está tomada de significados y simbolismos que no tienen nada que ver con su verdadero sentido.Os dejo un texto de mi hijo Mateus que nos lleva a la reflexión sobre esto:
Hace veinte siglos, en una apartada provincia del Imperio Romano, apareció un hombre que se presentaba como el mesías, es decir, aquella persona que los judíos esperaban que les liberaría de sus opresores y establecería un reino de paz.
Ese hombre se llamaba Jesús, hijo de José, de la ciudad de Belén. Lo cierto es que no era el único que se presentaba como el mesías, pero tenía algo distinto: no buscaba una revolución política ni tampoco animaba una rebelión social.
El hecho es que su reino no iba a ser un reino físico, sino un reino mucho más grande, un reino que transcendería lo natural. Por ello no alentaba a la violencia, sino a la paz. No enseñaba el odio, sino el perdón. No hacía daño, hacía milagros.
Su objetivo era enseñar a las personas a vivir una nueva perspectiva, basada en el amor a Dios y al prójimo, sin depender de leyes religiosas opresivas impuestas por hipócritas, los cuales se dieron por aludidos e intentaron combatirlo de todas maneras, llegando a alcanzar su objetivo: matarlo.
Lo apresaron con falsas acusaciones, lo juzgaron con falsos testigos, le hicieron un juicio sumarísimo, lo torturaron, lo humillaron y clavaron su cuerpo en una cruz, la condena impuesta a los peores criminales.
Murió, fue sepultado… y aquí es donde queda el Jesús histórico…Pero los cristianos creemos que Jesús era el Hijo de Dios, el Cristo, el Mesías verdadero, que tenía poder para perdonar pecados y para vencer a la muerte. Y así creemos que ocurrió: resucitó.
Ese es el verdadero sentido de la Pascua, celebrar que Jesucristo murió como un sacrificio para el perdón de aquellos que se arrepienten de sus pecados y se vuelven a él, y que volvió a la vida para reinar por la eternidad.

Tirza

Los Símbolos de la Pascua

En el mundo cristiano hay muchas posturas con relación a la celebración de algunos símbolos de la Páscua: conejitos, pajaritos, huevos de Páscua, etc. 
Algunos prefieren no dar relevancia a estos símbolos. 

Os explico esta postura:  estos son símbolos de la primavera, renovación, fertilidad … son derivados de la celebración pagana de la diosa de la fertilidad.  Con el nacimiento del Cristianismo, los líderes eclesiásticos hallaron por bien adaptar sus celebraciones a las fechas ya utilizadas por los paganos.  Así que la celebración de la diosa de la fertilidad fue sustituida por la celebración del la Resurrección.  

Así que muchos cristianos, prefieren no incluir estos símbolos en la celebración.  Es una postura bastante respetable.  

Yo personalmente, he elegido utilizar, mayormente, la ovejita como símbolo divertido para los niños.  Eso por la herencia histórica del pueblo judío.

El cordero es parte importante de la Pascua Judía.  Si queréis leer más sobre eso, encontré esta página muy interesante:  aquí

El cordero siempre fue utilizado como sustituto.  Se sacrificaba como ofrenda a Dios por los pecados del pueblo.  Jesús conmemora esta celebración con sus discípulos antes de morir: La Santa Cena.   La Biblia se refiere a Jesús como el cordero que quita el pecado del mundo.  Ya no hace falta sacrificar un cordero, él ya ha hecho todo.
Para mí la resurrección de Jesús es algo que transformó mi vida y la celebro todos los días del año.  Por eso me gusta tanto celebrarlo esta época, explicando este significado a mis hijos.

En estos día, tratamos de enfatizar en nuestra casa el respecto profundo a mi Señor, sé que ni siquiera coincide el día de su muerte, pero elijo estos días para reflexionar más profundamente en lo que significó para Él y para mí.  

Pinterest
Pinterest

Si quieres compartir la fe cristiana con tu hijo, pincha en la imagen abajo.  Hay muchas ideas para manualidades, páginas para imprimir, recetas, etc. A mi me ha gustado mucho.

Los niños y la Biblia

http://losninosylabiblia.blogspot.com/

Mara

Espiritualidad, Familia

La única tradición que no quiero en mi familia.

Me gustan mucho las tradiciones familiares. Hay valor en ellas. Las tradiciones unen a las familias y crean un sentido de estabilidad en los niños. Las tradiciones forman los recuerdos que con los años se convertirán en tesoros de la memoria. Las tradiciones crean nexos entre las diferentes generaciones. Las tradiciones son una manera de transmitir nuestros valores y creencias.

Dios también valora las tradiciones, por eso estableció en el pueblo de Israel diferentes fiestas y fechas significativas que los judíos todavía hoy celebran.
El cristianismo también tiene sus propias celebraciones tradicionales ya como la Navidad, el domingo de Resurrección, y aquí en los Estados Unidos, el Día de Acción de Gracias.
Sin embargo, hay una única cosa que no quiero que mis hijos vean como una tradición. ¿Sabes qué es? ¡Dios! No quiero que para ellos Dios sea una tradición familiar, algo que han heredado. Sí, hasta cierto punto están recibiendo un legado de fe, un legado de lo que creemos y por qué lo que creemos. 
Pero eso no es suficiente. La verdadera fe como tradición no funciona. ¿Por qué? Porque no podemos llegar a Dios mediante una tradición, ni un rito, ni algo que la familia nos dejó en herencia. A Dios solo llegamos por medio de una relación personal que se hace posible al conocer a Jesús, aceptar su sacrificio en la cruz como pago por mis pecados y reconocerlo como Salvador y Señor de mi vida.Sin embargo, no se puede heredar, ¡es personal!
Como madres, abuelas, tías, etc., tenemos la responsabilidad de “instruir al niño en su camino”, pero también necesitamos orar incansablemente para que en sus vidas haya un encuentro genuino con Dios de manera que Jesús no sea una tradición para ellos sino el centro de su existencia.
Mi querida lectora, tengamos cuidado de no querer ver la vida cristiana como una tradición familiar. ¡Claro que queremos que de generación en generación nuestras familias amen a Cristo y vivan para él, y le sirvan! Pero no podemos convertirlo en un ritual. ¿Y sabes cómo lo evitamos? Al vivirlo; que nuestros hijos vean que cuando vamos el domingo al templo lo hacemos como parte una familia de fe; pero que también puedan ver nuestra relación con Jesús los otros seis días de la semana. Que sepan que no leemos la Biblia solo los domingos, ni alabamos solo los domingos, ni oramos solo los domingos.
La mejor predicación que tus hijos verán y escucharán será tu propia vida porque la tienen frente a ellos constantemente. ¡Aprovechemos esa oportunidad! Que Dios nos use como un instrumento para que en sus corazones crezca el anhelo de tener una relación con Jesús tan real y genuina como la que han visto en su hogar.
Bendiciones,

Wendy

Espiritualidad

La Bienvenida al REY…

Pronto celebraremos la Semana Santa, donde recordamos la muerte y resurrección de Jesús. Pero antes de ello, sucedió algo muy interesante, la entrada triunfal de Jesús en Jerusalén.
Jesús entra en Jerusalén, cabalgando sobre un borrico, y siendo aclamado por la multitud, que extiende sus mantos delante de Él y agita ramas de palmeras a su paso.  Este suceso estaba profetizado de antemano en Zacarías 9:9 , donde dice “Alégrate mucho, hija de Sión, he aquí tu rey vendrá a ti, justo y salvador, humilde, y cabalgando sobre un pollino hijo de asna”
¿Qué manera de venir de un rey es esa?, ¿ no desfilan los reyes con toda su pompa y séquito, demostrando su poderío y autoridad?, ¿ cómo se entiende que un rey viene humildemente, no en un maravilloso carro romano, sino sobre un borrico?
Casi parece cómico, pero esto encierra un mensaje revolucionario. Jesús vino a establecer un reino, pero un reino muy diferente a los de este mundo. Jesús vino a establecer un reino en los corazones de las personas, un reino donde el principal motor es el amor. 
Jesús quiere reinar en nuestro corazón, pero Él no se impone, Él nos invita. Él no es un dictador, Él dice: “Venid a mí los que estáis cargados y yo os haré descansar “. Y si nos acercamos a Él, Él continúa diciendo “ Tomad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón y hallaréis descanso para vuestras almas” 
Como mujeres, seguro que muchas veces estamos agotadas por el ajetreo de la vida, pero muchas veces es un desasosiego interno, por las diferentes circunstancias de la vida. 

Tenemos un hermoso desafío, si hemos decidido seguir a este Rey : Aprender de Él , y Él ha prometido darnos descanso. Él es nuestro ejemplo a seguir, nuestro “superhéroe”. Una vida de servicio, entrega, humildad, de motivaciones limpias, de sumisión a Dios y dependencia de Él , de misericordia y perdón …

Quisiera dejar una pregunta: ¿ Es Jesús el rey de toda mi vida?, ¿ qué áreas debo entregarle, para que Él trabaje y gobierne en ellas?

Anneli

Bible Journaling, Espiritualidad, La Biblia, manualidades

Diario de Oración estilo Midori

Hoy compartimos el video de Iva sobre un diario estilo Midori para que puedas pasar tiempo en oración y organizar tus pensamientos. 

Es una libreta que también puedes adaptar a otros objetivos, pero hoy queremos invitaros a que la oración haga parte importante de tu año 2019.

El Señor está cerca de quienes le invocan,de quienes le invocan en verdad.Salmos 145:18

Iva

Espiritualidad

Ser antes que hacer

Mi esposo salió ayer a un viaje a la selva con un grupo de hermanos. Algunos de ellos llegaron desde Argentina para ver “en directo” el ministerio que se está haciendo entre los indígenas de la selva de Venezuela. Y uno de ellos compartió algo que me ha dado que pensar:

Ser antes que hacer.

Los cristianos comprometidos con la obra de Cristo estamos siempre ocupados en hacer. Soñamos y oramos por hacer cosas grandes para Dios, en hacer un impacto a nuestro alrededor, en conseguir las metas que nos hemos trazado en nuestro servicio al Señor.
Ministerio. Servicio. Hacer.

Pero, muchas veces, nos olvidamos del ser. Nos olvidamos de que antes de hacer cosas para Dios tenemos que ser discípulos. Tenemos que ser adoradores. Tenemos que ser estudiosos de la Palabra. Tenemos que ser parte de una relación entre nosotras y Dios.
Comunión. Adoración. Ser.

La única manera de tener un ministerio efectivo es siendo. Ser antes que hacer.
Mis hijos están acostumbrados a vernos hacer muchas cosas, a servir a Dios de muchas maneras y de hacer ministerio hasta el agotamiento. Tienen en casa un ejemplo continuo de trabajo para el Reino y estoy muy contenta por eso. Creo que es algo que está forjando su carácter y les está dando una idea clara y práctica de cómo ser adultos que aman y sirven a Dios.

Pero me puse a pensar si también están recibiendo de nosotros la instrucción en el “ser”. ¿Estamos siendo ejemplos en comunión? ¿Estamos siendo ejemplos en nuestro tiempo de oración, de alabanza y de estudio de la Palabra de Dios? ¿Estamos enseñándoles a ser discípulos como lo más importante de todo?

No siempre. No de manera constante ni intencional al menos.
¿Cómo ayudarlos a entender que “ser” siempre tiene que venir antes que “hacer”? ¿Qué disciplinas espirituales necesitamos enseñarles y, sobre todo, en qué aspectos de nuestra relación con Dios debemos ser ejemplo a nuestros hijos? ¿De qué manera lo hacemos?
Oración

Desarrollar la disciplina de la oración lleva tiempo y esfuerzo. Lo primero que tienes que enseñarles es que no hay oraciones “correctas” o “incorrectas”. Orar no es nada más que hablar con Dios. Ayúdalos a entender que pueden hablar con Él de cualquier cosa: preocupaciones, cosas que les gustan, cosas que no les gustan, peticiones, acciones de gracias… Enséñales a orar versículos de la Biblia, ayúdales a perder el miedo de orar en público, ora por ellos y con ellos. Anota las peticiones de oración de los miembros de la familia y amigos para que puedan estar todos orando por eso.
Lectura de la Palabra

Enseñemos a nuestros hijos a leer una porción de la Biblia todos los días. No solamente a leerla, sino también a pensar en ella, en qué dice, y, sobre todo, a buscar cómo aplicar a su vida diaria lo que han leído. Anímalos también a memorizar la Palabra de Dios. Puedes encontrar planes de lectura para ti y para tus hijos (con devocionales y actividades específicas para ellos) en Ama a Dios Grandemente.
Alabanza y adoración

Asociamos la alabanza al “tiempo de canto en la iglesia” y poco más. Pero esto no debe ser así. Seamos ejemplo de adoración para nuestros hijos. Enseñémosles que cualquier momento y lugar es bueno para adorarle, que no se trata de las canciones que cantas, del tono que usas o de que haya instrumentos o no. Que la alabanza y la adoración a Dios son una actitud del corazón.

Ayudemos a nuestros hijos (y a nosotras mismas en el proceso) a ser antes que hacer.
Contenta en Su servicio,

Edurne

Crecimiento Personal, Espiritualidad

3 maneras en que celebrar la Cuaresma

Hemos empezado la Cuaresma. Para muchos, es un tiempo de recogimiento en el cual buscamos parecernos más a Cristo en su manera de vivir y morir.

Hoy quisiera compartir algunas maneras de celebrar: 

1) El ayuno es una de las costumbres más populares de hacerlo.  El ayuno puede ser de algún alimento especial, de un pasatiempo favorito (TV, ordenador) o de una costumbre.  Es ideal para empezar hábitos más saludables.  Durante el ayuno estamos diciendo a Dios que nuestras oraciones son nuestro alimento y más importante de lo que estamos dejando de hacer/comer. Es una disciplina bíblica e importante.

2) Buscar inspiración en la Biblia.  Siendo que la Cuaresma anticipa el tiempo en que celebramos el sufrimiento y la resurrección de Cristo, debemos conocer los hechos de aquellos días.  Recomiendo leer la Biblia a diario.  Os recomendamos seguir las meditaciones 40 días con Jesús: Evangelio de Mateo del blog Mujeres que oran. A cada día se publica un video basado integralmente en el Evangelio de Mateo. Se acompaña el video con una oración sencilla.

3) La generosidad es parte fundamental de la Cuaresma, y más allá, de la vida del seguidor de Cristo..  Dar a los más necesitados es una disciplina que nos trae mucha alegría y nos sentimos más cerca de Dios.  He oído de una familia que en cada día de la Cuaresma, cada miembro de la familia escogía algo para dar a una familia necesitada.  Lo iban poniendo todo en un cesto.  Los papás ponían 1 kilo de alimento, un abrigo, una pieza de decoración, etc.  Los niños compartían de sus juguetes, de sus libros, de sus ropas, etc.  Al final del tiempo de la Cuaresma lo entregaban a una o más familias necesitadas.  El cesto les ayudaba a acordarse a menudo lo cuánto tenían y de dar gracias a Dios.

Porque si fuimos plantados juntamente con él en la semejanza de su muerte, así también lo seremos en la de su resurrección; Romanos 6:5

Bible Journaling, Crecimiento Personal, Espiritualidad, La Biblia, manualidades

Una nueva perspectiva sobre las manualidades

Hola hola!!

Mi entrada de hoy está relacionada con las manualidades, aunque más que mostraros un proyecto concreto, os quiero hablar de la perspectiva que ya hace algún tiempo Dios me mostró.

Muchas de nosotras dedicamos parte de nuestro tiempo a algún hobby manual: el scrapbook, la tarjetería, tejer, crochet, repostería, decoración y muchas cosas más que nos encantan. Y qué maravilloso es poder crear, ¿verdad? ¿Os habéis preguntado alguna vez por qué nos produce tanta satisfacción? Para mi la respuesta reside en que cuando creamos nos sentimos conectadas al Señor, ya que nos recuerda que fuimos creadas a su imagen y semejanza, que aplicado a lo que estamos hablando viene a ser “creadas para crear”. Fuimos creadas para crear, creadas con creatividad. El crear y la creatividad son dones preciosos que Dios nos ha regalado. ¿Y tal vez haya algo más bonito que utilizar los dones divinos para honrar y glorificar a Aquel que por su inmensa gracia nos los dio?

No nos dejemos llevar por esos pensamientos que nos dicen “lo que hago tampoco es nada del otro mundo”, “otras lo hacen mejor que yo”, “lo que hago no tiene mucha utilidad” y tantas otras mentiras que el enemigo quiere hacernos creer. Y ahora lee bien lo que Dios le dijo a Moisés sobre Bezalel: “y lo he llenado del Espíritu de Dios, de sabiduría, inteligencia y capacidad creativa para hacer trabajos artísticos” [Éxodo 31:3-4]. Tú y yo también estamos llenas del Espíritu de Dios y por lo tanto de sabiduría, inteligencia y capacidad creativa para ponerlas al servicio de Dios. Y cada cosa que creamos es vista con los ojos de un Padre amoroso y compasivo. Así que no hay excusa que valga, ¿todos esos proyectos que tanto te gusta ver en Pinterest? Tú también los puedes hacer, porque el Señor te equipa con todos los recursos que necesitas.

Y hoy mis preguntas para ti son ¿Qué estás creando hoy?¿Cómo vas a utilizarlo para honrar a Dios? Tal vez puedas alegrar un corazón con una tarjeta de agradecimiento por ser una buena amiga en tiempos difíciles, o tal vez puedas cocinar algún postre para ese vecino que nunca te saluda pero al que Dios también ama profundamente, o incluso tejer una mantita para el bebé de esa mami que te cruzas a diario. Seguro que ahora mismo te están viniendo algunas ideas de lo que tú podrías hacer. Y si no es así, pregúntale al Señor, porque Él está deseando hacerte saber cómo te quiere utilizar. Dios pone un montón de oportunidades ante nosotras de usar nuestros dones creativos para amar a los que están a nuestro alrededor y así honrarle y hacerle sonreír, como un padre orgulloso.

Os dejo alguna fotito de una de las maneras en que uso el don de creatividad, que me permite compartir sobre la Palabra de Dios en las redes sociales. Se trata del Journaling Bible. Y reconozco que muchas veces no me gusta el resultado, pero ¿sabes qué? El Señor no mira el resultado, mira el corazón. Es mi oración que el Señor te guíe para que encuentres la manera de ponerte manos a la obra para servir a otros con tu don de la creatividad.

Un abrazo y bendiciones!

Iva

Espiritualidad

El Dios que habla

¿Ya te encontraste en un centro comercial y de repente te das cuenta que están tocando tu música favorita? Te desilusionas cuando ves que son las últimas notas de la música y pones atención tiempo suficiente para disfrutar de los últimos acordes. 

Pues de eso quisiera hablar hoy. La vida con sus actividades múltiples tiene el poder de quitarnos de la sintonía de lo que deberíamos oír. A veces insistimos que Dios está allí tan lejos y callado, pero no nos damos cuenta que no estamos sintonizadas a su voz. 

¿Cómo habla Dios? Para empezar no voy a cubrir todas las maneras en que Dios habla pues son infinitas como es Él. Lo único que puedo decir de mi experiencia, es que cuando Él habla, tú sabrás que es Su voz.

En mi limitada experiencia, estas son algunas de las manera en que Dios me ha “hablado”, no de manera audible (aún que pudiera si lo quisiera), pero trayendo pensamientos en mi mente, reforzando conceptos suyos:


1) Su Naturaleza : Salmo 19:1 dice …


“Los cielos proclaman la gloria de Dios;

el firmamento revela la obra de sus manos.”


¿Ya has salido de paseo por una ruta natural? Yo sí, y me es imposible ver la naturaleza y no pensar en Dios. La naturaleza, obra de sus manos, proclama quien es Él. A través de ella podemos tener una pequeña visión de la grandeza de Dios.


Yo os recomiendo un día en la naturaleza tratando de “oír” la voz de Dios. Si sintonizas tu oído, Le oirás.


2) Su Palabra escrita: 2 Timoteo 3:15-17


“Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra.”


Me encanta recibir cartas. Mi proprio noviazgo fue a través de cartas. Llegué a conocer mucho de mi marido por medio de las cartas. Así es la Biblia para nosotros. Son cartas de Dios hacia nosotros, con diferentes propósitos: indicarnos el camino, corregir nuestros pasos, e instruirnos en todo. Dios ha hecho su parte, nos ha escrito. ¿Hemos hecho la nuestra parte en leerla? Muchos no la leemos y aún así, la juzgamos sin conocerla.


Os recomiendo leer las Escrituras. Un buen lugar para comenzar es en Los Evangelios. Todos ellos traen diferentes perspectivas del mismo hecho: la vida de Jesús.


3) Las circunstancias: Romanos 8:28


“Ahora bien, sabemos que Dios dispone todas las cosas para el bien de los que lo aman, es decir, de los que él ha llamado de acuerdo a su propósito.”


La experiencia nos enseña que si el cielo está gris, puede llover. Como en este caso, la experiencia nos puede ayudar en “leer” o “oír” la voz de Dios en las circunstancias. Dios no muda. Una vez que empecemos a conocerle a través de su Palabra, empezaremos conocer sus valores, sus facetas, sus maneras de actuar. Poco a poco, puedes empezar a oírle a través de las circunstancias.


Siempre me pregunto, y os recomiento estas preguntas: ¿Cómo ve Dios esto? ¿Qué haría Jesús en mi lugar?


4) Personas: 


Proverbios 24:6

“Porque la guerra se hace con buenos planes,

y la victoria se obtiene con muchos consejos.”


La Biblia nos insta a tener buenos amigos y pedir consejos. También en la Biblia está que debemos respectar los que tienen autoridad sobre nosotros: padres, profesores, jefes, etc. Muchas veces, estas son las personas que tienen poder para decidir nuestro futuro. Debemos pedir consejos, oírles y compararlos con lo que dice la Biblia. El consejero perfecto viene de uno que conoce la Biblia para darte la perspectiva correcta.  Si tienes un amigo así, date por afortunado y busca consejo. PERO, Dios puede usar a cualquiera persona para hablar con nosotros.

MI CONSEJO PARA TI: Trata de ver Dios en la naturaleza, conócele a través de sus cartas (la Biblia), trata de ver las circunstancias desde Su perspectiva y busca consejos en amigos que Le conocen también.


Publicado en El Rincón de Mara