Crecimiento Espiritual, Crecimiento Personal, Espiritualidad, La Biblia

Las crisis, libro por Lidia Martín

Las Crisis, escrito por Lidia Martín (Libro)

Diez realidades bíblicas sobre las crisis
En esta ocasión, nos acercamos a un libro escrito por la psicóloga Lidia Martín, publicado por Ediciones Andamio. En este libro llamado “Las Crisis, Diez realidades bíblicas sobre las crisis”, encontramos la perspectiva humana sobre el sufrimiento durante una crisis, nuestra participación humana para resolverlas o superarlas o sobrellevarlas con nuestra conducta, nuestras emociones, nuestro  raciocinio y los aspectos físicos de la propia crisis. Toda esta especie de preámbulo nos va preparando para el descubrimiento que la presencia divina de Dios nos acompaña durante todo el proceso de una crisis. ¿esto significa que Dios permite una crisis? En las propias palabras de la autora “la gran oportunidad de la crisis está siempre, para el cristiano y el no cristiano, en encontrarse frente a la realidad de su debilidad y ante la irrevocable verdad de un Dios Todopoderoso que está por encima de cualquier circunstancia. Es en nuestra necesidad donde Él se hace fuerte y somos más conscientes de nuestro papel, de Su papel” (p. 101)

La mayoría de nosotros ha pasado por alguna crisis en algún momento de nuestra vida, por este motivo, no vamos a enumerar la significación que nos aportan los profesionales especializados. Resumamos diciendo que la crisis es una situación que nos coloca de forma temporal en una falta de capacidad para su solución por los recursos que usamos o no usamos, donde nuestro entorno queda resquebrajado y nuestra capacidad para valorarla puede ser optimista o pesimista. La autora nos ofrece en detalle tanto los factores de riesgo como la categorización de las crisis que podemos sufrir en diferentes etapas de nuestra vida. Cualquiera de nosotros no podrá evitar identificarse con al menos alguno de los factores (edad, baja autoestima, experiencia temprana de frustración, soledad, etc) o no podrá evitar evocar algún recuerdo por crisis evolutiva o inesperada. Lo cierto es que como muchas veces y en muchos casos, la presencia del núcleo familiar es preponderante para dar cobijo; pero sobre todo, lo primordial es no subestimar una crisis.


En consecuencia, nos ponemos a buscar soluciones sin antes percatarnos ni analizar en profundidad lo sucedido o lo que es peor acabamos más sumidos en la desesperación y la desesperanza de que nuestro sufrimiento nunca va a desaparecer. En este libro, su autora nos ayuda a aclarar conceptos y realidades. Os invito a que podáis leerlo detenidamente, ya que podemos pensar que es un tratado de más de quinientas hojas; sin embargo, este libro nos espera con menos de ciento cincuenta páginas en una narrativa sencilla de seguir y donde párrafo a párrafo vamos recordando, superando o afrontando el dolor sufrido durante una crisis. Aquí solo os mostramos una pequeña reseña del mismo. Volviendo a la intervención humana ante las crisis. Para contrarrestar nuestros pensamientos, emociones y  conducta de pasividad, de normalidad o de evitación, tenemos que buscar recursos de pensamiento positivo inteligente, contar con personas de nuestro entorno cercano, buscar soluciones marcando las circunstancias de la crisis y las ventajas y desventajas en la toma de cierta decisiones, buscar afrontar la crisis con el apoyo de la religiosidad manifestada en la fe, ya que esta última es una forma activa de afrontamiento. 

Otra parte importante que debemos mencionar es nuestra intervención en los aspectos físicos ante la crisis. Esto tiene que ver desorden alimenticio, del sueño, el stress, nuestra actividad fisiológica y el peligro ante el uso de sustancias. Sobre todo, seamos conscientes que los mínimos hábitos de una vida sana son primordiales. Nuevamente la autora nos recuerda la necesidad de la presencia de personas cerca de nosotros, aquellas en las que podemos confiar porque nos apoyan, aunque deseemos alejarles de nosotros. Entonces, cómo vamos a contrarrestar todas estas circunstancias, queridos amigos lectores, mañana podremos aprender que en el proceso del dolor y del sufrimiento la asistencia y misericordia de Dios nos está esperando porque  tiene un plan para cada uno de nosotros. 

(Nota editorial: mañana publicamos la segunda parte)

Nilda

Celebración, Espiritualidad, La Pascua, La Semana Santa

Michael Belk, Fotógrafo

Resultado de imagen de michael belk, photographer

Este fotógrafo tiene una historia muy interesante.  Empezó su carrera como fotógrafo profesional de moda. Algunas de sus publicaciones fueron en Vogue, Elle, GQ y Vanity Fair.  

En sus muchos años de trabajo hizo campañas publicitarias para Nautica, J. Crew, Talbot´s y Russell Athletic. 

En suma, un hombre de un talento especial y un instinto de negocios innato.  En sus propias palabras:  “mi carrera era un gran éxito pero con poca sustancia.”

A pesar de este suceso incuestionable, emocionalmente, él no se sentía “entero” y sucumbió a la depresión.  Cayó al fondo del abismo y no podía salir.  Un día tuvo una experiencia, a la cual le da el nombre de “una visita de Dios”. En esta experiencia se acuerda de un pensamiento que le vino muy fuertemente:  “¿Quieres aún más de eso, de tus planes o quizás quieres probar el Mío?

Él se dio cuenta que no estaba cuidando bien de lo que le había sido brindado en la vida. Él optó por los caminos de Dios en su corazón.  Por primera vez en mucho tiempo tuvo una noche completa de sueño

Todo no cambió radicalmente, pero ese día empezó su andadura con Jesús, conociéndole más y más con el tiempo.  Tuvo una idea que creía venir del Señor.  Quería mostrar a Jesús como esa parte relevante que es en el día de hoy.  

En sus fotos puedes ver escenas de la vida de hoy y algunas de historia reciente, donde Jesús aparece como quién es: un amigo, siempre presente, radical, y relevante en cualquier circunstancia. 

Puedes ver el “Making of” de su proyecto “Journey with the Messiah” (Andaduras con el Mesías). Está en inglés. Aunque no lo entiendas, las escenas son preciosas.  Más abajo una presentación de sus fotos con una canción inspiradora.  

Para ver un vídeo del “making of” ir aquí … vale la pena 5 minutos de tu tiempo, os lo prometemos.  Está en inglés pero se puede entender el contexto.  Básicamente explica lo que os mencioné arriba y muestra escenas mientras trabajaba en su proyecto en Italia. 

Que estas fotos y este testimonio pueda traernos a la mente a Jesús, no solamente el que está colgado en la cruz, pero el que está vivo y entre nosotros tratando de llamar nuestra atención. Él quiere ser relevante en cada una de nuestras circunstancias. 

Página Oficial de Michael Belk

Mara

Celebración, Espiritualidad, La Pascua, La Semana Santa

Testimonio de Jim Caviezel, actor en La Pasión de Cristo

La Pasión de Cristo ¿Has visto la película?  Os la recomendamos, especialmente en esta época del año, para que mantengamos la perspectiva correcta de los hechos ocurridos hace casi 2000 años atrás. Esperamos que las verdades encontradas puedan ser motivos de celebración tanto para todos los días de este año como para el resto de la vida.

Jim Caviezel es el actor que personificó a Jesús en esta película. En este testimonio, él cuenta sus experiencias durante el rodaje, los incidentes ocurridos y habla de su fe.

La Película …

Mara

Crecimiento Espiritual, Día de Reyes, Espiritualidad, La Biblia, Navidad

Edurne Mencia: Un Rey inesperado



Para leer – Mateo 2:3-6
Oyendo esto,  el rey Herodes se turbó,  y toda Jerusalén con él.  Y convocados todos los principales sacerdotes,  y los escribas del pueblo,  les preguntó dónde había de nacer el Cristo. Ellos le dijeron: En Belén de Judea;  porque así está escrito por el profeta: Y tú,  Belén, de la tierra de Judá, No eres la más pequeña entre los príncipes de Judá; Porque de ti saldrá un guiador,  Que apacentará a mi pueblo Israel.

Para meditar – Ayer vimos como los sabios de Persia llegaron al palacio de Herodes a preguntar por el Rey de los judíos que había nacido. Ellos pensaban que los dirigentes políticos de Israel estarían contentos y serían conscientes de la importancia de este hecho, pero Herodes, en realidad, se turbó ante la noticia pensando que habría alguien que le arrebataría el trono.

Herodes el Grande era un rey cruel, un edomita que inspiraba a partes iguales miedo por su proceder y admiración por las grandes obras arquitectónicas que realizaba. Motivado por su paranoia incesante, asesinó a los miembros del Sanedrín, a su esposa, su suegra y sus tres hijos. Y enviaría también a matar a todos los niños menores de 2 años nacidos en Judá al no poder encontrar a Jesús.

Y es que una de las equivocaciones más grandes de los judíos fue esperar a un Mesías guerrero, líder militar que los liberaría de las injusticias de Herodes y del yugo romano. Esperaban un “superman” que los liderara hacia la victoria sobre todos aquellos que los gobernaban. 

Nada más lejos de la realidad. El Mesías llegó, sí. Pero no como un líder militar, sino como un niño envuelto en pañales que apacentaría a Su Pueblo de una forma que nadie esperaba: con amor, poniendo a los demás por delante de uno mismo, ofreciendo gracia y misericordia al que falla, poniendo a Dios en primer lugar para que todo lo demás se coloque en el lugar correcto.

El Mesías, el Cristo, el Rey de los judíos, llegó. Fue un rey inesperado, sí, pero sin duda era el rey que tu corazón y el mío necesitaba.
Celebremos nuestra Navidad Simple, celebremos una Navidad centrada en Cristo y en las personas a nuestro alrededor. Celebremos con un corazón agradecido por ese Rey en pañales que nació para un día morir en una cruz y darnos vida eterna.

Para hacer –
Hagamos nuestro al amor de Cristo. Piensa hoy en las personas de autoridad en tu vida: tus jefes, tu pastor, los ancianos y líderes de tu iglesia o de ministerio… ¿Qué puedes hacer por ellos hoy? Piensa en una forma sencilla de reconocerlos en el día de hoy. Puede ser algo simple como una tarjeta, algo recién salido de tu horno, una nota de agradecimiento o una simple llamada telefónica agradeciéndoles por su labor y diciéndoles que oras por ellos.  

Edurne

Crecimiento Espiritual, Espiritualidad, Navidad

Paz en la tierra

Image result for jesus movie, birth
Escena de la película: La Historia de la Natividad

Jesús es nuestra paz.  

Cuando fue anunciado proféticamente, uno de sus nombres fue Príncipe de Paz.  Los ángeles cantaron, “Paz en la tierra” en ocasión de su nacimiento. Él mismo dijo “Mi paz os dejo, mi paz os doy…”  La paz verdadera, que no depende de las circunstancias, solo se encuentra en Jesús.

Nuestra colaboradora Wendy ha estado publicando una serie sobre los nombres de Jesús que queremos compartir con vosotras. En esta serie habla sobre el nombre Principe de Paz.  Podéis visitar a su blog WENDY BELLO.

Me gustaría dejar con vosotras una sencilla receta para estos días de celebración.  Un sencillo picoteo para recibir los amigos en eventos informales. Puedes tenerlos a la mano, en recipientes herméticos, para una visita inesperada.  
Picoteo de Cereales 

14 tazas de cereales de maíz 

1 paquete de M&M s 

1 taza y media de chocolate de cobertura

1/2 taza mantequilla sin azúcar

1 taza de mantequilla de cacahuate

1 cucharita de vainilla

4 o 5 tazas de azúcar glas

Derretir la mantequilla por unos minutos en el microondas, añadir la mantequilla de cacahuate y en seguida, el chocolate.  Mezclar bien estos tres ingredientes. Poner la mitad de los cereales en un bol grande.  Añadir mitad del la mezcla de mantequilla, mezclando bien con una cuchara grande.  Poner la mitad de esta mezcla a la vez en una bolsa de papel o plástica.  Añadir 1/2 taza de azúcar glas a la vez mezclando bien, añadiendo más azúcar hasta que los cereales estén cubiertos.  Añadir los M&M s. ¡Listo!  Guardar en un recipiente hermético.

Mara

Crecimiento Espiritual, Espiritualidad, Navidad

Edurne Mencia: NUESTRA JUSTICIA

Para leer –Jeremías 33.14-16
He aquí vienen días,  dice Jehová, en que yo confirmaré la buena palabra que he hablado a la casa de Israel y a la casa de Judá. En aquellos días y en aquel tiempo haré brotar a David un Renuevo de justicia,  y hará juicio y justicia en la tierra. En aquellos días Judá será salvo,  y Jerusalén habitará segura,  y se le llamará: Jehová,  justicia nuestra.

Para meditar –
Jehová justicia nuestra, Jehová Tsidkenu, el Dios que nos hace justos, sin culpa, que nos declara inocentes, el Dios que nos justifica…
….a través de Jesucristo.

Es a través del sacrificio de Cristo en la cruz, a través de Su sangre derramada para limpiar nuestro pecado que somos hechas justas a los ojos de Dios.

¿Te das cuenta como decía ayer de la trascendencia y la importancia suprema del nacimiento de Jesús? ¿Te das cuenta de que esto es más, mucho más que un arbolito, unas luces, regalos y cenas? ¡Celebramos que Dios ya no ve nuestro pecado gracias al sacrificio de Jesús!
Sin pesebre no hay cruz.

A través de Jeremías, Dios promete a Su pueblo que va a enviar al Mesías y proveer una solución definitiva para el pecado y la separación de Dios. Esa promesa ya se cumplió. El Salvador nació. El Puente entre los hombres y Dios ya fue tendido.
Romanos 5:18-19

Así que,  como por la transgresión de uno vino la condenación a todos los hombres,  de la misma manera por la justicia de uno vino a todos los hombres la justificación de vida. Porque así como por la desobediencia de un hombre los muchos fueron constituidos pecadores,  así también por la obediencia de uno,  los muchos serán constituidos justos.

2 Corintios 5:21Al que no conoció pecado,  por nosotros lo hizo pecado,  para que nosotros fuésemos hechos justicia de Dios en él.

Esta Navidad celebremos con gozo inefable que Dios es nuestra justicia, que Jesús tomó nuestro pecado en su totalidad y que somos justificadas a través de Él.

Para hacer –¿Por qué no decorar nuestras casas, nuestras puertas, nuestros árboles también con la cruz? Hagamos la cruz de Cristo parte de nuestra celebración navideña. No dejemos de hablar con nuestros hijos de que nuestro gozo por el nacimiento de Jesús es, en el fondo, la celebración de nuestra salvación, algo que se hizo posible gracias a Su sacrificio en la cruz.
Te dejo hoy algunas ideas con cruces:

Contenta en Su servicio,

Edurne

¿Quieres más ideas? Tienes muchas más en mi tablero de Pinterest “Navidad Simple”

Día de Reyes, Espiritualidad, Familia, Feliz Año Nuevo, Navidad

Los 12 días de Navidad

Unos de los retos que mi marido y yo siempre hemos tenido en nuestra familia fue enfocar en lo importante y verdadero con nuestros hijos, eso cuando todo les invita al consumismo. Seguramente hemos fallado en ocasiones, pues también nosotros somos tentados con el mirage de estas épocas.

Hemos llegado a la conclusión que si queremos enfocar en lo principal, tenemos que planear y tener disciplina. Así que dejo un plan de lectura bíblica para estos días. Empieza cada día leyendo y charlando sobre el texto con tus hijos. Eso ayudará que el enfoque cambie y que tengáis FELICES FIESTAS, de verdad.

Estas son las lecturas especiales hasta el día de los Reyes.  Que podamos centrarnos en Jesús, su venida, sus propósitos, su plan para nosotros.

1. Lucas 2:1-20 – 25 de diciembre

2. John 1:1-5 – 26 de diciembre

3. Juan 1:9-14 – 27 de diciembre

4. Lucas 2:21-35 – 28 de diciembre

5. Lucas 2:36-40 – 29 de diciembre

6. Mateo 2:1-12 – 30 de diciembre

7. Mateo 2:13-18 – 31 de diciembre

8. Mateo 2:19-23 – 1 de enero

9. Lucas 2:41-52 – 2 de enero

10. Juan 3:16-21 – 3 de enero

11. 1 Juan 4:7-10 – 4 de enero

12. 1 Juan 4:11-16 – 5 de enero

Mara

Espiritualidad, La Biblia, Navidad

El Cuarto Domingo de Adviento

Para ver las tres primeras semanas, pinchar aquí

Hoy nos gustaría centrarnos en el gran regalo que hemos recibido y que continuamos recibiendo cada día de nuestras vidas cuando tenemos una relación personal con Jesús.  Él nos ha dado su vida y a cada día nos da amor, dirección, y su cuidado. 

Revisar las tres primeras semanas, encendiendo las tres primeras velas, al encender la cuarta leer este versículo de la Biblia. 

Romanos 6:23

23 Porque la paga del pecado es muerte, mas la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro.

La gran dádiva nos ha sido dada y se concretiza en la primera Navidad.  No lo merecemos, por nuestro pecado, pero por su gracia, recibimos la vida eterna en Jesús.  

Mientras compramos o envolvemos regalos en estas Navidades, pensemos en maneras de dar de nosotros mismos a las otras personas, como Jesús se ha entregado por nosotros.  

Como familia, podéis decidir en maneras concretas para ayudar al prójimo, dentro de vuestras posibilidades, estas Navidades.  Pueden ser regalos concretos o de tiempo.  

Crecimiento Espiritual, Crecimiento Personal, Espiritualidad, Navidad

Edurne Mencia: ¿Qué es para ti la Navidad?

¿Qué es para ti la Navidad? ¿Qué representa para ti este tiempo de celebración del nacimiento de Jesús? ¿Qué supone para ti esta fecha? No hace falta que lo compartas conmigo ni con nadie más, pero, por favor, sé sincera contigo misma y toma un rato para pensar y analizar qué significa la Navidad para ti, en qué pones tus mayores esfuerzos en esta época, qué ocupa la mayor parte de tu tiempo o qué desearías añadir a tu celebración.

Navidad para mí es…

Tiempo

Para descansar, para reflexionar, para agradecer, para parar del frenesí diario y olvidar por un momento las obligaciones para centrarme en las personas.

Familia

Es un tiempo para extrañar con todo mi corazón a mi familia de sangre, a mi madre, a mi padre y mis hermanas y también para disfrutar de mi pequeña familia, mi esposo y mis tres hijos.

Compartir

Celebrar el “más bienaventurado es dar que recibir”, compartir cosas materiales y otras intangibles como el tiempo, el gozo, el amor, el cariño. 

Amigos

Dicen que los amigos son la familia que uno elige. Sin duda, son las personas que Dios va poniendo en tu vida en determinados momentos, personas amadas con las que compartir partes (largas o cortas) de nuestra existencia.

Celebrar

Celebrar a Jesús, celebrar la esperanza de vida eterna para la humanidad. Celebrar el amor de Dios y Su misericordia.

Recordar

Épocas felices y épocas no tan felices. Todo lo que Dios me ha permitido vivir me ha convertido en la persona que soy

Risas

Las de mis hijos decorando la casa, haciendo cosas juntos, abriendo regalos, hablando sobre Jesús, cantando.

Jesús

Salvación. Esperanza. Paz. Eternidad. El centro y la razón de la celebración.

¿Qué es para ti la Navidad? 

Contenta en Su servicio,

Edurne Mencia

(Publicado originalmente en El Viaje de una Mujer)

Cosas de Casa, Espiritualidad, Familia, La Biblia, Navidad, Recetas

Bebidas navideñas o invernales

Me gustaría compartir algunas recetas que he aprendido con familiares y amigos norte-americanos.  Son siempre un éxito.  Pueden ser servidos a los niños también pues no llevan alcohol. 

Ponche de Frutas Silvestres

Ingredientes:

1 brik de zumo de frutas silvestres u otro de tu preferencia. Yo siempre elijo de frutas silvestres por el color rojo.

1 botella, 2 litros de Sprite o Casera

Sorvete de limón

Se añade las bebidas al recipiente en que se va a servir.  Justo antes de servir, poner bolas de sorbete que quedarán flotando en la bebida.  Es muy bonito y sabroso.

Alternativa light: poner en un recipiente de cubitos de hielo: algunas frutitas silvestres en cada compartimiento y completar con zumo.  Antes de servir, añadir estos cubitos ya congelados, que pueden tener formas variadas, ya que se encuentran muy variados hoy en día.

Bebida Caliente de Manzana (Apple Cider)

Ingredientes:

2 briks de zumo de manzana

1 brik de zumo de piña

1 naranja cortada en rodajas

1 o 2 palos de canela

Unos 10-12 clavos enteros

Poner todo en la olla y llevar a ebullición.  Bajar y dejar en calor bajo por media hora.  Yo lo dejo allí un poco antes que lleguen la visita porque toda la casa huele de maravilla. 

Preparado para Chocolate Caliente

Me gustan los preparados ya hechos, pero este es muy especial y como lo hago ya hace años, tiene sabor a Navidad para mí.

Ingredientes:

1 taza de azúcar glas

1 taza de cacao en polvo sin azúcar (utilizo marca Valor)

2+1/2 tazas de leche en polvo

1 cucharadita de sal

2 cucharitas de Maizena

1 pizca de pimienta cayena

Nubes cortaditas en cubitos de 1 cm

Mezclar todos los ingredientes y mantener en un recipiente hermético. 

Para servir: llenar un tercio de la taza con esta mezcla.  Añadir leche caliente hasta llenar.  Mezclar bien, añadir azúcar si necesario y a disfrutar. 

Me encanta, en estos días, encontrar tiempo para sentarme y pensar.  El tiempo es escaso, con todas las expectativas que todos tienen.  Nos encontramos “liadas” en muchas actividades. Muchas de ellas son muy agradables, pero al final, no hay tiempo de “descanso”.

Yo propongo que todas tengamos la disciplina de encontrar tiempo para sentarnos con una taza de chocolate caliente o bebida de manzana, pensando en lo que de verdad importa:

1.  Agradecer a Dios por lo que tenemos.  Aún que estemos viviendo en momentos difíciles, creo que podrás pensar en varias cosas por la cuales agradecer (familia, amigos, oportunidades, etc.)

2.  Pensar en el nuevo año y tener metas positivas para tu vida en todas las áreas (física, mental, emocional, familiar, en pareja…)

3.  Leer la historia de Navidad en el Evangelio de Lucas 2.  Puedes leer unos versos al día y pensar qué relevancia tiene para tí personalmente.   He encontrado estos pensamientos sobre la Navidad y también comparto con vosotras: Entre Cristianos, puedes utilizar esta lectura en uno de los días de reflexión. 

Espero que tengáis un tiempo de pre-Navidad estupendo. 

Mara