Espiritualidad, manualidades

Mini-albúm de meditación

Esta semana se ha celebrado el Día Mundial de la Salud Mental. Creo que la meditación cristiana nos ofrece la solución o apoyo a un acompañamiento médico. Si te sientes enferma, cansada, desanimada, no esperes en buscar ayuda profesional. La meditación bíblica es la solución pero creo que hay momentos que os sentimos débiles para seguir y necesitamos ayuda. Acompaña tu tratamiento con momentos de oración y meditación, a mi me ha ayudado mucho en momentos difíciles.

Otras modalidades de meditaciones nos instan a vaciarnos la mente y dejarnos llevar, al punto de encontrarnos a nosotros mismos.  

La meditación cristiana nos insta a intercambiar los malos pensamientos por pensamientos bíblicos a punto que lleguemos a enfocar en Dios, y así siendo, encontrar a quienes de verdad somos, con los propósitos que Él tenía en mente como nos ha formado. 

No os inquietéis por nada; más bien, en toda ocasión, con oración y ruego, presentad vuestras peticiones a Dios y dadle gracias. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, cuidará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús.

Por último, hermanos, considerad bien todo lo verdadero, todo lo respetable, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo digno de admiración, en fin, todo lo que sea excelente o merezca elogio. Poned en práctica lo que de mí habéis aprendido, recibido y oído, y lo que habéis visto en mí, y el Dios de paz estará con vosotros.

Filipenses 4:6-9

Hice un mini-álbum que llevaba algunas citas bíblicas para meditar en momentos específicos de la vida.  Aquí están las fotos de todas la páginas, aún que es un proyecto muy sencillo, ha sido muy importante para mí, tanto en el proceso de hacerlo como en su utilización. Os dejo algunas fotos de este proyecto. Al final dejo una lista de versículos bíblicos para meditar. Saca botones, citas, puntillas, y haz tu propio mini con tus versículos favoritos.

Versículos para momentos difíciles

Espero que os ayude mucho,

Mara

Crecimiento Espiritual, Crecimiento Personal

Confianza

Nota editorial: El otro día Mara presentaba a su hija Sarah que escribió un artículo: El cuidado personal durante la cuarentena. HOY os presentamos a Elizabeth (Eli), hija de nuestra colaboradora Angela. Estamos super orgullosas de una nueva generación que quiere compartir sus experiencias con el Señor. Gracias Eli (fotos de ella abajo), por escribirnos este mensaje. Nos llega al corazón.

Un saludo desde Texas, soy Elizabeth. Mi Madre, Angela, me ha invitado a compartir algo de lo que estoy aprendiendo del Señor aquí en Estados Unidos durante estos tiempos de incertidumbre.

Así que os comparto estas líneas para recordaros la promesa en Hebreos 13:8, que dice que “Jesucristo es el mismo ayer hoy y siempre”. Quiero alentarte a que te aferres a esa verdad en momentos cuando luchas con emociones con las que tal vez nunca hayas tratado antes o si estás intentando encontrar soluciones a problemas que nunca pensaste que estarías enfrentando.

Pon tu esperanza en Jesús, tal como los discípulos pusieron su esperanza en Él cuando estaban en medio de la tormenta. El mismo Dios que llamó a las aguas a estar quietas es el mismo Dios que llamará a las aguas y a las olas en tu vida a estar quietas ahora. Espero que sepas que no estás sola y que Dios nos está llamando a todos a permanecer firmes en Su presencia. Según Romanos 8:37 “No, a pesar de todas estas cosas, la victoria abrumadora es nuestra por medio de Cristo, que nos amó”.

No dejes que lo que no puedes controlar, te controle a ti. Mantente firme en la Presencia de quien posee todas las cosas. Recuerda que nada puede separarnos del amor de Dios, NI SIQUIERA EL COVID19. Entonces, dicho esto, quiero desafiarte a que permanezcas anclada en la Palabra de Dios y todas las cosas que le honran a Él. Deshazte de las cosas que te pesan. Sube el volumen de la música de alabanza y adoración donde quiera que estés, contacta y conecta con tu segunda familia, la iglesia local, recuerda todo lo que Él ya ha hecho por ti y espera lo que está por venir.

Saludos cariñosos,

Eli