Cosas de Casa

Protejamos nuestro planeta

El plástico está por todas partes

Observando esta imagen, tenemos claro que algunos de los objetos se pueden clasificar como plástico: la bolsa enrollada, la malla de las patatas, el tupper recipiente, la tapa del frasco. Pero qué me dicen de los frascos de cristal y la tapa de metal. Nos sorprendería comprobar que las tapas de metal y los recipientes de metal donde compramos el atún, los berberechos, las sardinas, calamares, guisantes, maíz u otro alimento envasado también lleva partes minúsculas de plástico.Ahora bien, los extremos nunca han sido buenos. La vida con cero plástico en estos momentos resulta casi imposible. Dependemos de este material que nos ha facilitado la vida y ha contribuido a la sociedad del bienestar.

Nuestra responsabilidad recae en el uso y abuso que hacemos de este material y sus productos. En España, tenemos los contenedores/basureros de color amarillo para que allí depositemos los envases y bricks vacíos de material plástico. En Lima, por ejemplo, en algunos distritos, cada dos semanas una camioneta va por las casas con bolsas grandes para que la gente los deposite allí y el personal de la camioneta te los recoja. En otros países de Europa también el propio ayuntamiento te suministra una bolsa específica y días específicos de recogida. Pero lo más sorprendente que he visto en un reportaje fue que en Corea del Sur han llegado a eliminar los vertederos de basura; su sistema en las entradas de los edificios de pisos consiste en que cada vecino debe pesar su propia basura y así va acumulando kilos, una vez traspasado ese límite, existen sanciones que se traducen en multas.

Algunos dicen que ya es muy tarde; otros dicen que todavía hay tiempo.

Pero ¿qué nos pidió Dios? Encontramos estos versículos en la Biblia en el primer libro: Génesis 1: 28-31“Y los bendijo Dios, y les dijo: Fructificad y multiplicaos; llenad la tierra … señoread  los peces del mar, en la aves, …He aquí os he dado toda planta que da semilla …y a toda bestia de la tierra, … toda planta verde les será para comer. Y fue así. Y vio Dios todo lo que había hecho, y he aquí que era bueno en gran manera…”

Amemos cada día un poquito más el entorno más cercano que nos rodea; de ese modo, estaremos cuidando más de nuestros seres queridos.

Nilda

Familia

Educar adolescentes y no morir en el intento 2

¡Qué bonito dolor de cabeza!

Parte 2

Esta es nuestra última y segunda entrega para reseñar el libro escrito por la psicóloga Lidia Martín.

En muchos aspectos ha sido muy esclarecedor y clarificador, en cuanto a los posibles mitos o temores o rechazo que podamos mostrar ante esta sorprendente etapa de la adolescencia.

Esta vez vamos a revisar los capítulos de límites y normas y de la construcción de la personalidad.

Nos ponemos en marcha con la primera aclaración que nos ofrece la autora. Los límites han de existir. Los límites han de ser proporcionados y justos. Los límites significan un beneficio y no un perjuicio para el individuo en general y el adolescente en particular. Estas frases las encontramos en la página 134 del citado libro.

Como en las anteriores ocasiones, presentaremos los errores y aciertos década uno de estos dos últimos capítulos.

Grandes errores en la aplicación de límites al adolescente

1. No haber empezado a poner límites en edad temprana. De repente, en la adolescencia no podemos hacerlos aparecer, ya que es el inicio de la búsqueda de autonomía del adolescente

2. Arbitrariedad. Normas sin sentido. El efecto será contrario a lo que esperamos. 

3. Las normas han de ser pocas, pero bien establecidas.

4. Inconsistencia. Nuestro adolescente se volverá loco si cambiamos de normas permanentemente.

5. Incoherencia. Si queremos que nuestros hijos respeten las normas, nosotros somos los primeros que hemos de cumplirlas. 

6. Dejar de poner límites porque el adolescente se enfade.

7. Convertir los límites y su cumplimento en una batalla campal. Si no se cumple lo pactado, debemos conservarnos en tranquilidad, haciéndole recordar el límite establecido, especifiquemos la conducta inadecuada y apliquemos la consecuencia. Esto debe ser innegociable.

8. No poner límites porque no nos vemos fuertes para enfrentarnos a ellos

9. No poner límites porque nuestra autoestima está bajo mínimos

10. No poner límites porque no compartimos los mismos criterios que el otro progenitor

11. No aplicar las consecuencias que habíamos advertido en caso de incumplir la norma.

12. Es un error poner límites a los sentimientos y no a las conductas.

Los grandes aciertos en la aplicación de los límites a adolescente

1.- Dedicar tiempo a los hijos

2.- En la medida de los posible, las reglas y consecuencias deben ser pactadas entre padres e hijos

3.- Saber reconocer el cumplimiento de las normas

4.- Ser proporcionado y justo con las consecuencias que se aplican.

5.- Los chicos pondrán a prueba a sus padres para comprobar hasta dónde pueden llegar. Es en este momento cuando más firmes deben mostrarse los padres.

6.- Combinar cariño y control. 

7.- Lo que más influye a nuestros hijos son nuestros actos, nuestras reacciones , la forma en que somos y nos comportamos. 

8. Se necesita que los padres sean razonablemente flexibles, según las circunstancias y la edad

9. . Seamos capaces como padres de reconocer nuestros errores. 

Ahora nos acercaremos al capítulo de la construcción de la personalidad.

Ayudemos principalmente a que nuestros adolescentes puedan construir una personalidad madura. 

Aquí tenemos una serie de señales que nos presenta la autora, las cuales debemos reforzar o intentar que los chicos vayan mostrándola, todas ellas mencionadas y citadas por el psiquiatra Enrique Rojas en su artículo sobre indicadores de la personalidad madura. 

1.- Tener un modelo de identidad y poder llegar a ser. Durante su desarrollo buscarán un modelo de referencia.

2.- Conocerse a sí mismo con sus puntos fuertes y sus debilidades. 

3.- Equilibrio psicológico entre emoción y racionalidad. Sabemos que será difícil pero no imposible, dado que el adolescente se rige por sus impulsos y emociones. 

4.- Buscar tener un proyecto personal. No improvisarlo sobre la marcha. 

5.- El planteamiento de la vida deberá ir más allá del hedonismo y la permisividad. Se han despreciado valores firmes y sólidos, como los valores cristianos. Pero recordemos que mejor será tratar a los demás como esperamos que nos traten a nosotros. 

6.- El individuo maduro no necesita aparentar algo que no lo es. Si hay unidad entre la persona y la personalidad, el individuo se comportará de manera estable

7.- Tener la capacidad de controlarnos, saber parar. Es decir, autocontrol.

8.- Capacidad de responder por la propia conducta y asumir las consecuencias de sus acciones.

9.- Mostrar compromiso, fidelidad y lealtad hacia las propias decisiones y hacia los demás. 

10,. La sexualidad está algo más calmada y no ocupa el primer lugar de la prioridades.

11.- Si algo ha de aprender uno a lo largo de la vida, es flexibilidad y luchar con la tendencia natural del ser humano de volverse cada vez más rígido.

12.- La posibilidad de poder convivir con otros individuos, sin peleas ni discusiones recurrentes

13. Lidia nos menciona una más que es la capacidad de demorar el refuerzo. Eso significa poder esperar y responder a recompensas a medio y largo plazo, no estando sujetos a la satisfacción inmediata.

Por lo tanto y en consecuencia, como nos dice la autora. El objetivo que perseguimos es siempre alcanzar una personalidad madura, con responsabilidad, capacidad de convivencia y equilibrio. El proceso es largo e indeterminado en su duración. Puede y debe, de hecho, durar toda la vida, pero se da en buena parte en la adolescencia, por lo que hemos de cuidad esta etapa sobremanera. 

Unas últimas palabras de ánimo. Esta tarea no es imposible, será difícil. Pero no olvidemos que nosotros como padres, adultos de referencia o educadores ya hemos pasado o sufrido esa etapa. Así que por qué no allanamos el camino para que nuestros chicos logren ser unas personas maduras con valores sólidos, sabiendo quiénes son y qué buscan en la vida para sentirse y verse realizados.

Espero que hayan disfrutado de estas reseñas.

Pronto nos volveremos a encontrar por aquí.

Nilda Jacqueline

Crecimiento Personal, Familia

Educar a adolescentes sin morir en el intento 1

Educar a adolescentes sin morir en el intento (libro)

Adolescentes ¡qué bonito dolor de cabeza! 

Parte 1

¿Quién no ha tenido o tiene o tendrá a un adolescente revolucionado con las hormonas patas arriba?

Durante dos o tres entregas intentaremos acercarnos al libro Educar a adolescentes sin morir en el intento, escrito por la psicóloga Lidia Martín Torralba. El libro está publicado por Andamo. Se puede adquirir en Amazon en versión papel o como libro electrónico.

Primero, hablemos un poco de su autora. Lidia Martín es licenciada en Psicología y Máster en Psicología Clínica y de la Salud por la Universidad Complutense de Madrid. Actualmente ejerce la psicología clínica en un gabinete privado además de colaborar activamente en docencia con otras entidades como FAD o la Univ Complutense de Madrid. 

Dentro de sus títulos publicados también encontramos: Primeros Auxilios Psicológicos, Las Crisis y Al rescate de padres de adolescentes. 
Como la autora nos decía en una de sus conferencias, este libro ha sido el resultado de la serie de encuentros llamados Escuela de Padres 4×4: Adolescencia. Por lo tanto, pasemos a entender un poco más la adolescencia y a desaprender algunos tópicos. Esta es una etapa difícil tanto para los adolescentes como para su entorno, ya que se trata de una crisis compuesta por un conjunto de crisis. 

También nos fija los cimientos sobre los cuales construir el edificio de convivencia con los adolescentes y nos muestra herramientas principales para enfocar su educación. No olvidemos que aunque el grupo de iguales va adquiriendo un valor y presencia mucho más activo y determinante en la vida del adolescente, el papel fundamental de mayor influencia para el desarrollo y protección sigue siendo, sin lugar a dudas, la familia.

Debemos empezar a comprender que la adolescencia es una carrera de fondo en la que los corredores sufren de diferentes maneras. Unos y otros hemos de encontrarnos y ubicarnos, posicionarnos y animarnos para dar respuesta al reto que supone encarar una transición de dimensiones titánicas, pero de posibilidades también gigantescas. La autora nos insta a no escatimar en prevención y a ser prudentes y flexibles a la vez. Nos hace tener claro que un inicio demasiado precoz es más preocupante y problemático que un moderado retraso en la aparición de esta etapa.

El libro se nos presenta dividido en cuatro grandes y amplias áreas:

– Psicología del adolescente; lo que es, piensa, siente y hace el adolescente.

– La comunicación con el adolescente cómo comunicarnos para poder entendernos

– Límites y normas en la adolescencia

– La construcción de la personalidad del adolescente.

Os animo a que nos acompañéis en esta aventura. En una próxima entrega os mencionaré algunos datos interesantes y a recordar de cada una de estas áreas.

¡hasta la próxima semana!

Nilda Jacqueline

Crecimiento Personal, entretenimiento

Libro: “Salvaje de Corazón”

 Salvaje de Corazón , por John Eldredge

En esta ocasión, vamos a presentar el libro Salvaje de Corazón (Wild at Heart). Este libro ha sido escrito por John Eldredge. Como se pueden imaginar es un autor nacido en los Estados Unidos, concretamente en los Angeles. Su niñez la vivió en los barrios de las afueras de los Angeles, barrios que no le gustaban. Pero los veranos iba al rancho de su abuelo en Oregon. John está casado y dirige el ministerio Ransomed Heart en Colorado Springs donde ayuda a las personas para que puedan descubrir cómo  restaurar y recuperar un corazón herido y  para poder vivir en el amor verdadero de Dios.

Para más información pueden acudir a la webhttp://www.ransomedheart.com/
¿Dónde conseguir el libro? En librerías cristianas, en  Amazon.com  y también hay versiones en formato pdf descargables desde Internet

El libro está dividido en  doce capítulos. Cada capítulo presenta muchos ejemplos de la vida real y de relatos o imágenes de películas. De este modo, el lector puede verse reflejado o verse como la persona que no quiere llegar a ser. Con los primeros tres vamos al descubrimiento de la identidad salvaje del hombre; aunque también presenta algunos atisbos de la personalidad de la mujer; solo con el  fin de poder comprobar que hombre y mujer son diferentes en esencia. . Los siguientes dos capítulos nos presentan ese punto en el que el daño o la herida aparecieron en la vida del hombre y trunca sus anhelos o deseos. Con el capítulo seis y siete , nos encontramos con el amor incondicional de Dios quien busca lo mejor para cada uno.  En los capítulos ocho y nuevo están claramente definidas las batallas a las cuales el hombre debe enfrentarse con el fin de superarlas y subir un peldaño más en su reafirmación como hombre. En el capítulo diez, el autor quiere mostrar cómo el hombre va al encuentro de su damisela, no sin inconvenientes ni obstáculos, hasta con la sombra del divorcio en algunos casos, pero juntos el hombre y la mujer pueden salir a flote y vivir la aventura de la vida. En esta línea esperanzadora terminan los dos siguientes capítulos , invitando al hombre a confiar y depender de Dios para adentrarse en esa aventura a la desconocido de la mano de Dios, acompañado por su familia más cercana.
Podemos decir, este libro no es para mí, porque soy mujer. Nada más lejos de la realidad. En efecto, John Eldredge se dirige principalmente al varón. Pero no dudes en leerlo si tu pareja o esposo te comenta algunos capítulos o pasajes del libro. Esta compenetración te servirá para continuar siendo parte primordial en la aventura de la vida de tu pareja o marido; o quizás hasta de tus hijos varones.  Por supuesto, porque como dice el propio autor en la contraportada “todo hombre fue niño una vez”. Lo más normal es tener sueños, ambiciones, deseos; pero a veces surgen inconvenientes o desgracias que van alejando a la persona de su primera meta. Si revisamos la evolución del hombre desde la Antigüedad ya sea de forma bíblica o científica, encontramos que  la naturaleza del varón es cazadora,  buscadora de la aventura y demostrar su ferocidad,  con una personalidad ávida de proezas y al rescate de princesas o damiselas con el único objetivo de ser su héroe; son esos insaciables deseos de correr riesgos, de cometer locuras, de exponerse en su entorno.  Así que amigos y amigas vamos entendiendo las razones por las que el hombre  se identifica y empatiza con todas esas películas llenas de desafíos, retos, aventuras (con mayor o menor violencia).  Ahora podemos también comprender esas horas de horas en el gimnasio, o con su deporte preferido o actividad al aire libre, sin tener que marcar agendas ni esperando nuevas reuniones o fechas límites para tal o cual objetivo. Me pueden decir, todo esto está muy bien explicado y en la teoría , parece muy sencillo de alcanzar. Pero en la vida real, no sucede así.
Nuevamente revisando el desarrollo de la sociedad, podemos considerar que muchos hombres  ven sus sueños truncados, ven a su damisela que se ha transformado en su rescatadora, ven que sus experiencias desafortunadas de la niñez o de su entorno han dejado una huella muy profunda con una herida muy difícil de sanar y curar por completo y un comportamiento , en algunos casos, orientado hacia la violencia y la delincuencia.  Este corazón se ha encerrado entre cuatro paredes físicas o imaginarias. Tenemos que profundizar en su identidad como hombre creado que es, tenemos que  excavar y definir de dónde viene ese hombre,  tenemos que postrarnos ante la presencia de Dios para comprender el verdadero propósito de su vida. Todo esto conlleva sufrimiento como el mismo Señor Jesucristo en los relatos bíblicos.  
En palabras del propio autor: “si usted ha de conocer quién es en realidad como hombre, si ha de encontrar una vida digna de vivirse, si ha de amar profundamente a una mujer sin transmitir su confusión a sus hijos, sólo debe recuperar su corazón. Debe entrar al territorio alto del alma, a las regiones salvajes y desconocidas, y rastrear a esa evasiva presa”.

Mi deseo personal es que puedan disfrutar de la lectura de este libro.
¡Hasta la próxima!

Nilda

Cosas de Casa, Crecimiento Personal, Decoración, manualidades

Crecimiento personal creativo

Una botella personalizada

Hemos comentado que las manualidades pueden convertirse en terapias o aliento para ayudarnos en nuestro crecimiento personal. Esta vertiente creativa nos ayuda para que nuestra propia autoestima se mantenga en niveles que evitemos caer en ansiedad o stress. Pero no nos pongamos tristes.
Nuevamente, agradeciendo a nuestra amiga Soledad de la Fuente, pudimos disfrutar de una tarde personalizando una botella de cristal. Todo esto lleva su proceso y por este mismo motivo , la paciencia y la tenacidad se hacen presentes en todo el proceso.

Necesitamos lo que aparece en la foto,

Una bandeja o plato de cristal, Tijeras, Secador de pelo, Brocha, pinceles o esponjas para aplicar pegamento y barniz. Servilletas de papel o papel de “decoupage” para pegar en el plato. Cola blanca o cola de “decoupage”. Pegamentos especiales como craquelador. Pintura acrilica blanca, Pintura acrilica de colores, Barniz de manualidades, Sellos de scrapbooking, Tinta marca “versafine’ o similar


El proceso a seguir es el siguiente:


1. cortar el dibujo de la servilleta que se vaya a pegar

2. dar una mano de pintura o dos con un color que se quiera ver tras las grietas

3. una vez seco, se extiende el craquelador< se deja secar y encima se extiende la pintura blanca o crema.

4. secar bien y colocar el dibujo cortado,

5. componer o preparar antes de pegar y decidir antes de pegar el dibujo 

6. pegar con cola de decoupage, con poca cantidad aplicando con la ayuda de una esponja y muy suavemente.

7. cuando todo haya quedado seco del todo, aplicar una capa de barniz.


Quedan preciosas, y estos mecanismos los podemos realizar tanto con botellas de cristal como con cajas de madera o botes de leche en polvo o botes de tabaco para liar.


Seguid disfrutando, queridas amigas

Nilda

Crecimiento Personal

¿Ayudamos o entorpecemos?

El apoyo inmediato …


La semana pasada acudí a unas charlas talleres sobre el consejo, la ayuda o el auxilio inmediato en momentos difíciles, cuando aparecen situaciones inesperadas. Estas situaciones nos afectan y nos desbordan. Muchas de las personas, en especial las mujeres, nos apresuramos con nuestras palabras a aconsejar, ayudar o dar ánimo. 


Por nuestra identidad femenina, somos más sensibles y expresamos emociones con mayor frecuencia. Pero esto no significa que seamos la persona adecuada e idónea en todo momento pronunciado la palabra exacta que a  la persona que sufre le hace falta en el momento puntual que necesita acompañamiento. 


Entonces ¿qué pasa? ¿me quedo callada? ¿y si no hay nadie más cerca de mí para ayudar? ¿le digo a la persona que no pasa nada, que todos experimentamos esas sensaciones? ¿le digo que su dolor no tiene que afectar a su vida? ¿le digo que basta ya de llorar o de quejarse? ¿le respondo diciendo que el problema es ella o él y no la situación?
¿Quién de nosotras no se ha visto en una situación de este calibre?

Podemos pensar en fallecimientos, suspender o fallar en un examen, un accidente casero, discusiones conyugales o familiares, desavenencias en el trabajo. Existen tantos y tan variados momentos de confrontación y sufrimiento en la vida que resulta más que común de lo que pensamos, que busquemos a otras persona para su consejo o que nos busquen a nosotras anhelando consuelo, ayuda o apoyo emocional. 


En realidad, es un privilegio que se nos considere como personas cabales para ofrecer este acompañamiento activo y emocional, a la vez.


Las claves que nos brindó y explicó la psicóloga española Lidia Martín fueron las siguientes:


1º Ante todo, PRUDENCIA y HUMILDAD. Seamos prudentes pues el dolor y esa situación difícil puede verse como un hecho imposible de sobrellevar sin acompañamiento. Si estamos más prestas a hablar antes que a pensar; no sigamos adelante, esto no es para nosotras.


2º La ESCUCHA ACTIVA. Aprendamos a escuchar con atención y sin interrumpir las necesidades de la persona que ha acudido a nosotras. Hagamos preguntas que describan nuestro interés y preocupación hacia la otra persona. Si nos sentimos o vemos incómodas, no sigamos adelante; esto no es para nosotras.


3º No puede faltar la EMPATÍA. Debemos preguntarnos que pensaría yo, que haría yo o cómo reaccionaría yo frente a una situación como la que está viviendo esta persona.Si no podemos evitar “la voz de la experiencia” o no evitamos juzgar o no somos honestas o no somos coherentes; no sigamos adelante, esto no es para nosotras.


4ª La necesidad del ANÁLISIS y recepción y expresión de las emociones; es decir brindar espacio cómodo para que la persona afectada pueda expresarse en un entorno de confianza y confidencialidad. Si nos sentimos incómodas o somos incapaces de ser sensibles; no sigamos adelante, esto no es para nosotras.


5ª La capacidad analítica para un RAZONAMIENTO REALISTA; solo nos queda preguntar, analizar, contrastar, y orientar hacia la visualización de otras metas.  Si producimos emociones negativas o distorsionamos más la realidad o tendemos a generalizar; no sigamos adelante, esto no es para nosotras.


6ª La capacidad para REFORZAR; consistente en apoyar en el avance de pequeños pasos, de conseguir la ayuda de un profesional. Si no somos capaces de ver que el refuerzo debe hacerlo un profesional; no sigamos adelante, esto no es para nosotras.


¡Vaya! A lo mejor hasta este momento no habíamos reflexionado sobre estas situaciones o estos temas. Como oía el domingo por la mañana: 



Encontramos en la Biblia, muchos versículos o frases que nos instan y animan para que busquemos esa sabiduría con la cual inspiremos a otros y que nuestro acompañamiento sea de verdad la ayuda que la otra persona necesita. Por esto nos quedamos con estas palabras finales del apóstol Santiago en el Nuevo Testamento

Nilda

Crecimiento Personal, Espiritualidad, Uncategorized

TRABAJANDO DE CORAZÓN

(Foto de un antiguo tren que transportaba carbón de la mina; ubicado al inicio de la Vía Verde en Villablino, León)

Hace un tiempo llegó a mis manos una revista sobre temas familiares, asuntos que a todos nos interesan porque en cierto modo, como creyentes fieles a Dios, nos gusta verificar que muchos de nuestros pensamientos o planteamientos de la vida están corroborados en la Palabra de Dios. En general, aquellas personas que prefieren y deciden no creer en Dios, muestran su sorpresa y extrañeza. Para muchas de estas personas el concepto de Dios, tener fe en Dios, leer la Biblia, entre otras cosas, son costumbres obsoletas, anticuadas y demasiado conservadoras para este siglo XXI. Solo nos queda orar por estas personas, para que la inmensa misericordia Dios Padre Celestial y Eterno les alcance y antes de que no sea muy tarde como decía el Predicador, puedan reconocer al Señor Jesús como su Salvador y Redentor .

En efecto, la oración es parte de nuestra  vida diaria en todo tiempo  por nosotros y aquellos que nos rodean; pero también por el desempeño diario en el trabajo que estemos desarrollando; como dice en Colosenses:  “ hacerlo todo como para el Señor Jesús”.








Photo by Ben White on Unsplash

Por este motivo, me llamó mucho la atención el artículo que leí en esa revista, escrito por  David Barceló (www.porGracia.es) sobre principios bíblicos dentro de una serie de sermones predicados en abril de 2012 en la Iglesia evangélica de la Gracia en Barcelona, España. Ante todo, quiero agradecer desde Dulce Fragancia a David Barceló por otorgarme el permiso para citar su artículo sobre la Verdad n 10 ¡Trabaja para el Señor!

A continuación, presento lo que David Barceló llama: “Diez verdades sobre el trabajo”

1.- Dios creó el trabajo (Génesis 1:28)

2.- El trabajo es penoso por cause del pecado (Génesis 3: 17-18)

3.- Huye de la pereza (Proverbios 6:6-9)

4.- Huye del trabajo fácil (Proverbios 28:20)

5.- No hay un trabajo más digno que otro (1 Timoteo 6:8)

6.- No comprometas tu integridad (Proverbios 22:1)

7.- Trabajo duro y con excelencia (Proverbios 22:29)

8.- ¡Cuidado con la adicción al trabajo! (Filipenses 4:6)

9.- Guarda el Día del Señor (Éxodo 20:8-11)

10.- ¡Trabaja para el Señor! (Colosenses 3: 22-24; Juan 6:27)

Puede parecer sencillo llevar a la práctica estas diez verdades cuando nos desenvolvemos en actividades de nuestra comunidad de iglesia; pero cuando lo comparamos con nuestro trabajo diario secular, ya sea con jefes o subalternos o con compañeros de clases, ahí la cosa cambia un poco. Nuestra mente justiciera humana nos hace pensar que debemos reclamar por todo y que no merece la pena esforzarse, ya que por lo general no se reconoce mi valía, ni mi entrega. Sin embargo, nuestra identidad nos compromete a agradecer a Dios cada día por el trabajo, a servirle, adorarle y alabarle con nuestro desempeño diario. ¡Marquemos la diferencia!

Pero trabajar para el Señor va más allá, David Barceló nos reta con lo que él denomina ¡Trabaja para el Señor en tu trabajo espiritual! Muchas son las ocupaciones diarias que tenemos en la vida; muchas las excusas que vamos poniendo por falta de tiempo; pero no dejemos de esforzarnos ni de confiar en Dios. Por muy pequeño que sea el momento de intimidad con nuestro Padre Celestial, recordemos que sea un tiempo de calidad y en excelencia.

“Y Jesús les respondió: Mi Padre hasta ahora trabaja, y yo trabajo” (Juan 5: 17)

Nilda

Crecimiento Personal, manualidades

Crecimiento personal creativo

Procesos creativos 

Por lo general, limitamos el concepto de crecimiento personal a terapias de grupo, momentos a solas con el fin de orar o meditar, espacios de tiempo para leer la Biblia u otro libro que consideramos importante o decisivo de acuerdo con nuestro temperamento o personalidad. Todas estas medidas son necesarias y de gran utilidad, sin lugar a dudas.

Al participar en los diversos grupos de manualidades que organizamos bajo el patrocinio de Dulce Fragancia y de Scrap n Chat, sigo comprobando que los talleres que nos ofrecen pueden llegar a ser parte decisiva. Me explico con mayor detalle ahora. Muchas veces, las mujeres de cualquier edad en nuestro entorno no solemos recibir aprobaciones o felicitaciones por aquello que hacemos a diario; ya sean tareas de la casa, de la escuela o del trabajo. Estas experiencias o situaciones se van juntando y acumulando y nuestro auto-estima empieza a resquebrajarse, hasta la ansiedad puede aparecer y podemos entrar en un bucle de stress.
Hace unas semanas y gracias a nuestra gran amiga Soledad de la Fuente, pudimos disfrutar de uno de estos talleres de manualidades en donde el proceso creativo se puede convertir en toda una terapia de crecimiento personal. La propuesta fue decorar y personalizar botellas y bandejas de cristal. Hoy nos vamos a concentrar en los pasos para las bandejas o platos de cristal.
Necesitamos lo que aparece en esta foto:

Una bandeja o plato de cristal, Tijeras, Secador de pelo, Brocha, pinceles o esponjas para aplicar pegamento y barniz. Servilletas de papel o papel de “decoupage” para pegar en el plato. Cola blanca o cola de “decoupage”, Pegamentos especiales como craquelador, Pintura acrílica blanca, Pintura acrílica de colores, Barniz de manualidades, Sellos de scrapbooking, Tinta marca “versafine’ o similar (tinta no de base de agua)

Los pasos a seguir son:

1.Pegar el dibujo de la servilleta con la cola de “decoupage” y dejar secar.

2 .Con una esponja, echar el craquelador; no escatimar en la cantidad . Dejar secar todo lo necesario; ya que va a craquelar igualmente.


3. Con pintura blanca o crema , extender con una esponjita la pintura. Va a empezar a romperse y una vez que termine de secarse, se va a aplicar la pintura de contraste. Esta pintura puede ser de color dorado.


4. Aplicar esta pintura de contraste hasta que se cubra todo el plato o bandeja y dejar secar muy bien.


5. Una vez seco del todo, aplicar varias capas o manos de barniz con una brocha suave. A mayor cantidad de capas de barniz, un acabado mejor.

Amigas, a disfrutar y seguir creando
Hasta luego,

Nilda

Crecimiento Personal, Equipo, Uncategorized

GENTE TÓXICA, Libro de Bernardo Stamateas

La Biblia dice: 

Algunas pinceladas del libro “Gente Tóxica”. Algunas personas tóxicas. El neurótico: Como el autor Bernardo Stamateas menciona la raíz de la neurosis se encuentra en la infancia, en experiencias no resueltas y que llevan a una serie de conflictos que marcan las forma de actuar, sentir y ser. Por lo tanto, estamos frente a una persona inmadura. Su angustia por la perfección y por evitar los errores es más elevada que lo normal. Buscan ser el centro, llamando constantemente la atención.  Por lo general, son personas que hoy están bien y mañana mal, considerar que el mundo los hizo mal , que quieren cambiar, pero que el mundo y la vida no le dejan. Desean ocupar puestos de liderazgos y les llevará a querer cumplir metas irreales.. Si no lo consiguen optan por decir que le han rechazado o e por decir lo maravillosa que fue su niñez.  Desean participar en todo para que le reconozcan lo que le deben los demás.  Por un lado, se consideran autosuficientes, pero por otro, buscan el reconocimiento de los demás de que no comete errores en ningún momento. Por estas razones, la actitud de una persona neurótica puede ser: perfeccionista, conflictiva, egoísta, inteligente, agresiva, extremista e infantil; expresando aquellas frases: “si no me das lo que te pido, me voy”; “si me dejas, me mato”; “me tienes que dar todo lo que quiero” “¿dame todos los detalles, desde que llegaste a la fiesta”. Todo esto encierra un sentimiento de inferioridad que se traduce en la necesidad de controlar, demandar y quejarse.El chismoso:  En realidad, el chisme existe desde antes de la escritura. Es el “boca a boca”. Para bien o para mal, los oímos. Pueden destruir personas , familias enteras. El chisme proviene del rumor, que es una información no confirmada de un cierto acontecimiento. Pero resulta tan seductor, fascinante, atractivo que hipnotiza, atrae y destruye. Un vertiente de origen del rumor radica en nuestra percepción de la realidad, por eso cuando oímos o nos dicen cosas, podemos reducir y concretar la información, podemos acentuar un aspecto del contexto o podemos asimilarlo y darle una mejor forma para que cada vez sea más creíble. Frases como “viene de una fuente fiable”; “no te lo diría sino fuera porque…”, “se dice que”. Pero siempre será evitar el silencio y qué mejor que hablar de otros. Puede venir el rumor en diferentes formas; por ejemplo sigilosos, impetuosos o sumergibles. El chismoso lo que busca es agradar al otro buscando cómplices alternativos, trata de encontrar prestigio y aliados. Un día hablará mal del que tiene a la derecha y otro día hablará mal del que tiene a la izquierda.Queridas amigas, será inevitable que nos vengan nombres, caras o situaciones conforme vayamos leyendo el libro e identificando a las personas tóxicas. Este libro nos sugiere ideas prácticas que en resumen tienen que ver con  ¡seguir adelante con nuestras vidas, ser transparentes en nuestra vida diaria! alejarse de estas personas de forma sabia y madura sin caer en el mismo error que ellas cometen, evitar entablar relaciones personales con estas personas pues a mediano o largo plazo te destruirán. Aquí os dejo un sabio consejo del Señor Jesucristo, atemporal y válido en cualquier situación o momento de nuestra vida diaria

Hasta la próxima entrega con otro interesante libro.

Nilda

Cosas de Casa, Equipo, Recetas, Uncategorized

Rico, saludable y…. receta de bizcocho

Bizcocho esponjoso

Esta vez os vamos a proporcionar la receta de un bizcocho rico, saludable y libre de grasas. Elegir esta receta nos ayuda a proporcionar a nuestra dieta diaria la cantidad de dulce que se nos permita en un postre casero libre de grasas saturadas. En efecto, los ingredientes que desaparecen de este bizcocho son las yemas de huevo y la mantequilla.

Podemos pensar que usar solamente claras de huevo resulte muy costoso. Sin embargo y a corto plazo, son de mucha utilidad tanto para postres como para comida en general, como tortillas, revueltos, pasteles; ya que en estos casos, no vamos a descartar agregar un huevo completo. Pero esto lo veremos en otra jornada

En algunos supermercados, ya encontramos botellas de 15 y 30 claras de huevos. Una botella de 30 claras puede costar 2,15 euros, mientras que 30 huevos pueden costar a partir de 3 euros. Por lo tanto, no nos va a suponer un gasto extraordinario.

Los ingredientes para nuestro bizcocho esponjoso son:
– un molde redondo mediano de silicona (mejor pues evitamos engrasar y enharinar como lo necesitan los moldes desmontables  de otro tipo)
– 200 ml de claras de huevo
– 100 ml de leche (a elegir entre semidesnatado, sin lactosa, o las vegetales: de avena o de almendra)
– 60 gramos de harina (a elegir entre integral o de avena)
– 30 gramos de azúcar o edulcorante al gusto

Modo de preparar:
– precalentar el horno a 180 grados Celsius
– batir las claras de huevo a punto de nieve
– en un recipiente aparte, mezclar la harina con el azucar y la leche hasta conseguir una mezcla esponjosa.
– verter esta segunda mezcla en las claras en sentido envolvente y con cuidado (mover con una espátula en movimientos de abajo hacia arriba para no perder la esponjosidad)
– colocar nuestra mezcla en un  molde de silicona mediano
– hornear durante 18 a 22 minutos. (probar con un palito o varilla que sale limpia y sin restos, para saber que ha quedado listo)
– desmoldar y colocar sobre un plato, manteniendo cerca del horno y tapado con un paño suave de tela.

Esperamos que os guste para disfrutarlo en el desayuno o la merienda.

Seguiremos adelante con estas posibilidades de postres o dulces permitibles durante periodos de dietas ya sea que tengan un mayor o menor grado de ser estrictas.

¡Hasta pronto!

Nilda