Cosas de Casa, Crecimiento Personal, Espiritualidad, Familia, La Biblia, Recetas

El mejor gofre

En mi casa, a todos nos encantan los gofres para el desayuno del sábado por la mañana.  Mi marido es el encargado de despertarse un poquito antes de nosotros.  Los demás despertamos con el olor de este manjar.  Se puede servir con frutas, mantequilla y mermelada, sirope de arce, helado, y he visto hasta en variación salada.  

He mirado un poquito la historia, y mira que que nos dice el blog Sabrosia:

Ya los griegos hacían una elaboración similar que podría considerarse un precedente histórico de los gofres. Se trataba de unos pasteles muy finos, llamados obelios, que cocían entre dos placas de metal.

Bajo esta misma forma de cocinar un alimento se desarrollaron posteriormente otro tipo de obleas, durante la Edad Media. Estas obleas se enrrollaban … ” (Continuar leyendo)

Ahora comparto una receta de la cual he oído mucho … “La Mejor Receta de Gofre”.  Esta es una receta americanizada en el blog Noshing with the Nolands

Así que aquí va la receta de la familia Noland:. 

Ingredientes:

  1. 2 tazas de harina
  2. 6 cucharitas de levadura
  3. 1/2 cucharita de sal
  4. 2 cucharadas de azúcar
  5. 5 huevos (yema y clara separadas)
  6. 7 cucharadas de aceite de canola, maíz u otro
  7. 2 cucharitas de vainilla

INSTRUCCIONES 

En un bol grande, mezcle los ingredientes secos. Déjelo a un lado. Batir las claras a punto de nieve con una batidora. Añadir la leche y las yemas de huevo a los ingredientes secos. Mezcle hasta que quede suave. A continuación, añadir el aceite y la vainilla mezclando bien. Añadir las claras de huevo en nieve a la masa suavemente. 

Vierta aproximadamente ⅔-3/4 taza de la mezcla en el centro de una máquina de gofres. Cocine por 5-6 minutos. hasta que estén dorados y crujientes.

Espero que os guste …

Algunos Pensamientos de Mara

A mí me encantan las mañanas perezosas de los sábados.  Uno está relajado, con tiempo para invertir en momentos de diversión y calidad.  Nosotros, a través de los años, hemos sacado provecho del momento en que todos los miembros de la familia estamos al rededor de la mesa, disfrutando de algo delicioso para comer.  

Hemos utilizado muchos de estos momentos para enseñar a nuestros hijos, para hablar de las cosas importantes de la vida.  

Me gusta creer que ellos han aprendido algo de nosotros; no solamente de lo que han oído de nosotros, sino también al observar cómo vivimos.  

Os dejo con un versículo que nos ha animado en esta tarea:

Deuteronomio 6:6-9

6 Y estas palabras que yo te mando hoy, estarán sobre tu corazón;

7 y las repetirás a tus hijos, y hablarás de ellas estando en tu casa, y andando por el camino, y al acostarte, y cuando te levantes.

8 Y las atarás como una señal en tu mano, y estarán como frontales entre tus ojos;

9 y las escribirás en los postes de tu casa, y en tus puertas.

Mara

Cosas de Casa, Familia, manualidades

Vuelta al Cole: un tablón divertido

¡Por fin se acaban las vacaciones y los niños vuelven al cole!

Para muchas mamás esto es una bendición, (jeje) para otras es un sufrir pensando si sus bebés están bien sin ellas, !es la vida!

Damos gracias a Dios por las estaciones que cambian y se renuevan. Deseamos tanto el calor y ahora ya queremos que venga el otoño. La naturaleza proclama la gloria de Dios y nos enseña sobre Él. Nosotros, las criaturas cambiamos y nos renovamos, pero Él no cambia para nada, es siempre el mismo y siempre lo será.

“…Pero algo más me viene a mi mente que me llena de esperanza: que tu amor Señor nunca se acaba, ni tu compasión jamás se agota. Cada mañana se renuevan tus bondades;  ¡muy grande es tu fidelidad!

Lamentaciones 3.22

Hoy os traigo unas ideas que he publicado en mi blog hace unos años, pero siguen siendo divertidas.

Un tablón interactivo donde el niño puede escribir y guardar sus apuntes más importantes.

En cartulina negra, un cuadro de tiza donde se puede escribir y borrar. Por la izquierda una cajita con el post- it y con un lápiz (estos de Ikea) y por la derecha un bolsillo para estos papelitos, tantos que tenemos siempre. Todavía resta espacio libre para el calendario y otras cositas más.

Con los sobrantes de papel hice un porta lápiz a juego, utilizando una caja de Nespresso recortada en diferentes alturas.

Finalmente, una tarjeta para la profe el primer día de clase.

Una buena idea es que lo hagáis junto con ellos;  de esta manera podéis compartir un tiempo divertido y de aproximación entre madre e hijo.

Espero que os guste la idea. Si la probáis, dejadnos un comentario y contadnos como ha sido la experiencia.

Besitos y bendiciones.

Sueli

Cosas de Casa, Familia

Idiomas, deberes y extraescolares: ideas para mantener el equilibrio en casa

El mes de septiembre se ha presentado con varios artículos en las redes sociales y medios de comunicación acerca de los pros y contras de que los profesores carguen con tantos deberes la mochila escolar de nuestros hijos. Y sí, digo “carguen” porque cada día pesan más las mochilas de los peques que ya no llevan sólo deberes de sus centros, sino actividades de diversas academias de idiomas, música, deporte e incluso tecnología.

Desde mi sofá en Cáceres me alegro de ver a quien llaman El Mejor Profe de España, César Bona García, elegido como uno de los 50 candidatos al Global Teacher Prize en el 2015, de la Fundación Varkey Gems, salir en varios medios de comunicación advirtiendo que:

“Un niño de seis años no puede llegar con deberes a casa, tiene que disfrutar de la infancia”

Esta declaración va de la mano de sus libros. Las escuelas que cambian el mundo, uno de ellos, nos acerca a una visión basada en investigaciones académicas y experiencias personales altamente interesantes y muy válidas, dignas de considerar, especialmente por nuestros colegios, sus profesores y su dirección.

Estés o no de acuerdo, como mínimo, estas declaraciones están abriendo el diálogo entre padres, profesores, alumnos y centros para ver las posibilidades que todos buscamos- poder aportar un mejor rendimiento y calidad de educación para nuestros hijos, y cómo no, un ambiente más libre de agobios y estrés. De echo se trata de mucho más que cambiar la forma de hacer los deberes, ¡pero por algo hay que empezar!

Otra paisana mía de Fort Worth, Texas, Brandy Young, una profesora de segundo de primaria, ha mandado una carta a los padres de su clase que ha dado la vuelta a las redes sociales este pasado mes. No es la primera en mandar notas de esta índole, pero sigue asombrando a los padres y a los medios de comunicación.

Queridos Padres,

Después de estudiar a fondo este tema durante el verano, voy a probar algo nuevo. Los deberes consistirán solamente de la tarea que su hijo/a no haya terminado durante la clase. Este año no habrá ningún tipo de deberes o tareas asignadas de forma oficial. Las investigaciones no han logrado demostrar que mandar tareas a casa aumente el rendimiento de los alumnos. Más bien, pido que paséis las tardes haciendo cosas que las investigaciones confirman están relacionadas con el éxito de los alumnos. Cenad juntos en familia, leed juntos, jugad al aire libre, y acostad a vuestros hijos temprano.

¿En qué coinciden los profesores?

La lectura, la creatividad y el esfuerzo son los mejores hábitos para crear. Porque de eso se trata, conseguir que nuestros hijos puedan crear un mundo mejor. Para ello también deberán emplear el juego, el tiempo libre, la buena alimentación y los hábitos de ejercicio y bienestar. Nuestra parte queda en que para lograr todo ello deberán ser apoyados por nosotros, sus padres.

Todos coincidimos en que la disciplina y responsabilidad de completar tareas diarias, el repaso mismo de las tareas de clase y los buenos hábitos en general, son valiosos. Pero no todos estamos de acuerdo en la forma práctica de llevar a cabo esa hazaña en el tiempo fuera de clase. Mientras sigue el debate, a las familias nos toca hacer un poco de malabarismo para llevar con más sonrisas que lágrimas ese gran reto de CRECER, APRENDER Y CREAR!

Áreas que solemos incorporar en las vidas de nuestros hijos durante el año escolar: IDIOMAS, DEPORTES, MÚSICA y BELLAS ARTES.

¿Podemos hacer esto sin estresarnos? Para guardar el equilibrio deberemos conocer a cada uno de nuestros hijos de forma integral. Cada niño y adolescente tiene un temperamento distinto con distintas aptitudes e intereses. El tiempo extraescolar es una gran oportunidad de que fluya la CREATIVIDAD y se ENCIENDAN LAS LUCES DE LA CURIOSIDAD Y EL TALENTO que llevan dentro. Desde los más pequeños hasta los adultos de casa, dependerá de la ACTITUD DE LOS MAYORES cómo afectarán estas actividades al bienestar de los miembros de la familia.

Algunos niños y adolescentes se sentirán motivados por horarios y actividades, estos deberán aprender a guardar un equilibrio. Otros se quedarían en casa delante de una pantalla o un buen libro sin mirar el reloj y deberán ser motivados a incorporar ALGUNO de estos elementos con una rutina sana. Nuestra tarea será convencerle de que a la larga será bueno para él o ella e incluso divertido. En estos casos será muy importante hablar y ESCUCHAR a tu hijo o hija, y evitar forzar, ya que serás tentado a apuntarle a lo que a ti te parezca sea lo mejor para él o ella. En estos casos puede que tengan que intentar varias actividades hasta encontrar su lugar. ¡Sé positivo y sé paciente!

¡Aquí tienes algunos de mis TIPS para cada área! YO HE AÑADIDO ESTAS 4 ÁREAS: TIEMPO LIBRE, DEBERES, BUENOS HÁBITOS y TIEMPO EN FAMILIA

IDIOMAS – Los niños son TODOS DIFERENTES. La clave no está en la mejor academia o lo que digan los padres de Lucía o la vecina del cuarto, sino en tus propios hijos. Primero habla con ellos de la meta. Si la meta es que quieren mejorar su inglés o que alguien les ayude a hacer las tareas del cole, conoce bien las metas y objetivos de la academia o las clases de inglés a las que apuntas a tus hijos. Si va a ser más “busy work” o más del mismo tipo de ejercicios como los de su profe en el cole, puede que sea un tiempo mal invertido. Escucha a tus hijos los primeros días. Hay muchas maneras de mejorar el inglés en casa con juegos interactivos, música o juegos con hablantes nativos. ¿Hay algún deporte que se ofrezca en inglés en tu comunidad por ejemplo? Mata a dos pájaros de un tiro.

DEPORTES– Para algunos el deporte es tan necesario como el agua misma. Si este es el caso de tu peque o adolescente seguro que ya lo sabes. Fíjate bien en los entrenadores y en la forma de llevar el equipo. Los deportes son muy buenos para aprender a ser buenos compañeros, tener una competitividad sana y un buen espíritu deportivo. Si ves que los adultos no respetan a los niños o que no se trasmiten buenos valores, no dudes en cambiar de equipo o deporte. No obligues a niños que llegan a casa de una actividad deportiva desanimados y desmotivados con frecuencia a que sigan en ella. Puede que tenga otros intereses y que disfruten mucho más en otro tipo de actividad.

MÚSICA Y ARTE– Este es un tema delicado, ya que para perfeccionar estas habilidades y destrezas hace falta un grado alto de compromiso y dedicación, y muchas veces por falta de madurez nuestros hijos se dan por vencidos demasiado pronto. Por eso deberás tener una buena mano izquierda para no agobiar a tu pequeño Picasso o Mozart. Muéstrale con frecuencia los resultado de buenos músicos y artistas y hablad de cómo el esfuerzo da su fruto a su tiempo. Deberás ser sabio en saber como motivar a a tu hijo o hija para que no tire la toalla sin obligarle demasiado. A mis cuarenta y tantos me hubiera gustado que mi madre me hubiese obligado un poquito más a seguir con mis clases de piano. Hoy toco el piano de oído un poquito y admiro a los que tocan obras maestras, ¡esa podría haber sido yo!  Lo cierto es que mi madre lo hizo bien. Me animó a seguir, insistió que acabara el primer curso, pero no me obligó a seguir. Yo tomé mi decisión y sigo amando la música. Cómo padres tenemos que ser sensibles y dar libertad. TODOS conocemos a ese niño que ensaya con lágrimas y a quien hace años dejó de apasionarle la música que a regañadientes toca.

TIEMPO LIBRE- ¡Este es tan importante como los demás! Imagínate que como adulto no tuvieras ni una sola hora en tu día para hacer lo que quisieras. Dar volteretas en el salón o cantar en el espejo pueden ser los ratos más disfrutados en casa. Asegúrate de proveer un tiempo libre adecuado para cada miembro de la familia.

DEBERES– Esta es una área en la que solemos tener poco control. Si tienes un profe como César Bona tendrás más tiempo de aprovechar el resto de las áreas, pero si has caído en la clase de la Señorita Rottenmeier mi recomendación es que ofrezcas todo el apoyo posible a tu hijo o hija. En este caso tal vez los profesores asignen largos ejercicios. Ayúdales con tu ánimo y si consideras que es demasiado para ellos puedes hablar con el profesor después de mostrar vuestro mejor esfuerzo. ¡Una palabra dicha con gracia es como una manzana de oro en la boca! Evita los enfrentamientos con el profesor y rinde tu apoyo tus hijos.

BUENOS HÁBITOS– Este parece obvio, pero son más los profesores que detectan que nuestros hijos duermen poco, están demasiado conectados a redes sociales e internet y consumen desproporcionadas horas de televisión. Si no tienes un plan para controlar esto en casa, estos se apoderarán del tiempo de tus hijos y de sus prioridades. Infórmate y ayuda a los jóvenes en casa a tomar el control. ¡OJO que esta área puede hacer mucho daño a la larga!

TIEMPO EN FAMILIA Y LECTURA- Termino con el más importante. Salir a pasear por la noche, jugar un juego de mesa, leer juntos, pasar ese ratito acostando a tu hija o hijo con una última charla de la noche bajo la luz de la luna, hacer una sencilla oración para dar gracias por las bendiciones e interceder por personas menos afortunadas, son cosas que a la larga aportarán un valor inmensurable a la vida de tus hijos. Estos son los regalos diarios que llegan a ser un legado individual y valioso, más que cualquier obsequio de kiosco. No lo pases por alto.

Angela

Cosas de Casa, Familia

Vuelta al Cole

¡La vuelta al cole!“Los encuentros y desencuentros entre el niño y sus cuidadores  durante los primeros años de vida constituye un auténtico aprendizaje emocional”.  Daniel Goleman

Hace poco tiempo estaba en una sala de espera de una consulta. Había a mi lado un niño de unos 6 años jugando con su móvil, a su lado su madre  también con su móvil chateaba con alguien. Pasado unos 10 minutos en niño  en voz baja pedía algo para su mama. Como ella no le atendió, él siguió con sus peticiones. Al no conseguir la atención de la madre el niño empezó a dar vueltas en círculos, al rato, que nos pareció mucho, la madre le cogió con fuerza  por el brazo y le dijo.- “¡deje ya  tonterías!”  y siguió chateando…..

Al leer esta historia pienso que a cada una de nosotras nos ha hecho empatizar con el niño.   Podemos ver cómo este niño estaba buscando  desesperadamente la atención de su madre. Pero  también podemos  actuar   igualmente a esta madre. Vivimos en un mundo laboral que no entiende de  los tiempos de un niño. Y nosotros agotados y presionados por  el tiempo del mundo laboral, de nuestras obligaciones  como madre y esposas somos  enredados a no dar  tiempo de calidad que los niños requieren. Pero, para desarrollarse  como personas  con  Inteligencia Emocional los niños necesitan tiempo de calidad con sus padres.

pinterest

¿Qué es la Inteligencia Emocional? Salovey  y Mayer identificaron cinco capacidades parciales que integran la inteligencia Emocional que son:a. Reconocer las emociones.  b. Saber manejar las propias emociones c. Utilizar el potencial existented. Saber ponerse en lugar de los demáse. Crear relaciones sociales

Unas de las maneras de desarrollar estas habilidades es mantener conversaciones con los niños. Aprovechemos los huecos que tenemos  de traslado en el coche, en las filas, en las salas de espera para entablar conversaciones con ellos. Al inicio pude parecer raro al niño, pero se insistís en esto ellos disfrutarán. Empiece contando tus gustos a él,  y le pregunte los suyos, después  pude ser tus sueños y cómo te siente  no de una manera profunda que le sea comprensible. Luego ellos te contarán sus cosas y disfrutarán juntos. ¡La alegría en familia es  muy importante para que el niño pueda desarrollarse  todas sus capacidades emocionales!

Otra manera práctica de entablar conversaciones  con los niños es haciendo actividades con ellos, como cocinar  por ejemplo. Los niños y adultos se relajan desarrollando una actividad que les de alegría. Cocinar es una actividad relajante  y al mismo tiempo nos trae  un retorno inmediato y concreto (al que el niño pude coger con las manos)  del esfuerzo realizado, o sea, pude alegrarse con el. Esto es muy importante porque al estudiar el niño obtienen resultados  a largo plazo (como son los exámenes) y no como un dulce que pude coger, oler, degustar y tocar etc.

Las experiencias sensoriales también son importantes; ¿Quien  no se acuerda de un dulce de su infancia? ¿o de la comida de su abuela?Al cocinar con el niño deje que  se divierta. No es necesario que salga perfecto, sólo que disfrutemos  juntos del resultado. ¡La alegría de vivir aumenta nuestra inteligencia emocional!

“Panal de miel son las palabras amables: endulzan la vida y dan salud al cuerpo” (Proverbios 16.24)

¿Vamos a cocinar?

 He decorado estas tartas  con  gominolas, son muy fáciles de montar y decorar pues he utilizado los bizcochos comprados. Como no es necesario cocinar los rellenos y  la cobertura,  ¡los niños pueden participar en todo!   ¡Y les encantará  participar en la decoración!   

Tarta de gominolas


Ingredientes: 1 paquete con 3 bizcochos (los he comprado de Mercadona). 

1º Relleno y cobertura

1 tajo de dulce de leche pequeño ,150 g de queso Filadelfia

Decoración

1 paquete de nubes rosa y blanca (Mercadona) ,1 paquete de gominolas.

Modo de preparo: Batir el queso filadelfia y mezclar el dulce de leche. Dejar en la nevera.  Almíbar: Llevar al fuego   2 ciruelas lavadas y picadas  mezclada con 3 cucharas de azúcar y 1 taza de agua y deje hervir 4 minutos. Reserve

Preparo:   Separe los bizcochos con un cuchillo plano o espátula y  báñelos con el almíbar. Sobre una fuente de servir  ponga un de los bizcocho, ponga  una  capa gruesita  del relleno elegido, otra capa de bizcocho y así sucesivamente hasta terminar con una capa del relleno que servirá como cobertura.  Ponga las nubes alrededor de la tarta y con un cuchillo calentando en agua caliente  corte las  nubes que va a poner  por encima. Mida las nubes para que al cortarlas  se queden mas o menos del  mismo tamaño de las nubes que decoran la lateral. Luego  deje que los niños pongan  las gominolas como más les guste.

Tarta Hello Kitty

Relleno y cobertura

500 ml de nata muy fría, 6 cucharas de azúcar glas, 1 cucharada de zumo de limón

Decoración

1 paquetes de obleas (Dr. Oetker), 1 Tajito de corazones multicolores (Dr.Oetker)

Modo de preparo: Montar la nata con el limón e ir añadiendo el azúcar. Dejar  en la nevera

Preparo: Montar la tarta como la anterior. Distribuir  la última capa de nata uniformemente. Distribuir las obleas y los corazones de azúcar dejando  libre la creatividad  de los niños. 

Rosa del Pino

Cosas de Casa, Familia, manualidades

Organizador para niños con materiales reciclados

Todavía quedan algunos días de vacaciones y puedes aprovechar para entretener y organizar a la vez. A los chicos les encantará hacer este organizador para cuando empiece el colegio.

Materiales:

-una lata de patatas Pringles -4 chinchetas. -pintura y pinceles -pegamento (yo use Tacky Glue, se pudiera usar silicona) -pegatinas para decorar -cartón cortado en un cuadro -rollo de papel Albal -cuchilla y tijeras. -ModPodge o mezcla de agua y cola blanca
 
1) Marcar y cortar la lata de Pringles. Yo la corte a 6 cm de altura. Se puede cortar de diferentes tamaños. 

2) Pintar el tubo de Pringles, el carton, y el rollo del papel Albal. Recomiendo dos capas. Decorar con pegatinas. Cubrir con ModPodge para sellar. Si no tienes ModPodge mezclar agua y cola blanca.

  3) Usar los chinchetes para sujetar los tubos de Pringles al rollo central. El rollo de papel Albal va en el centro y funcionará para sujetarlo facilmente. Usar pegamento (Tacky Glue) para pegar los tubos y el rollo centrados al cartón base.

 También se puede usar rollos de papel higiénico para un proyecto mas pequeño.

Entrégale a Dios tu amor, y él te dará lo que más deseas. (Salmos 37:4)

Jeannete

Crecimiento Personal

Muerte de un hijo: impacto en la pareja

“Es común que las parejas enfrenten conflictos tras la pérdida de un hijo. Las razones son variadas y complejas” (Gina Campalans).

La muerte de un hijo o una hija es una de las experiencias más duras, difíciles y dolorosas que puede sufrir un ser humano. En muchas ocasiones, dependiendo de cómo haya ocurrido el fallecimiento, los padres se sienten responsables de no haber protegido suficientemente a sus hijos, y su pérdida, suele ser vivida como un fracaso y con una gran culpabilidad, por ello es frecuente quela muerte de un hijo produzca tensiones y conflictos en la vida de pareja. El dolor no se vive ni se expresa de la misma manera. Muchos creen que su pareja no siente el dolor de manera suficiente o al contrario, que está exagerando el sufrimiento. Cuesta comprender que el dolor tiene siempre un componente individual, subjetivo e intransferible.

 Las parejas deben aprender a respetar sus dolores y la manera de vivirlo y expresarlo, de otro modo, habrán de enfrentar no solo el duelo de la pérdida de un hijo, sino el desgarro de un conflicto de pareja.

ALGUNOS CONFLICTOS Y TENSIONES QUE SE GENERAN EN LA PAREJA
 Dificultades para aceptar que la pareja viva la pérdida a su manera. Un miembro de la pareja puede sentir, por ejemplo, que al otro no le ha afectado tanto la muerte porque no llora o porque no quiere hablar del fallecido. A veces, la necesidad de parecer fuerte, puede … (Continuar leyendo en Protestante Digital …)

Gina

Familia

¡Cuéntame!

Te invito a jugar un juego en la mesa.  ¡Cambiemos el come y calla por come y cuéntame!               

1

Los expertos llevan años diciéndonos que las familias que conectan, hablan, se ríen juntas y comparten cierta complicidad a lo largo del tiempo, tienen una mayor posibilidad de enfrentar momentos difíciles con optimismo y disfrutarán de una mayor satisfacción familiar.Esto repercute en todas las áreas de la vida de nuestros hijos. Les afecta en su etapa de estudio, en su vida laboral y hasta en su capacidad de superar dificultades en la vida.Curiosamente, esta conexión se puede lograr haciendo cosas muy sencillas, como hablar. Aquí os comparto unas ideas para romper el hielo y comenzar buenas conversaciones con tus hijos.Un buen Tip Familiar!Antes de tener una conversación correctiva con tus hijos o enfrentar algún tema delicado con ellos, intenta primero hablar de cosas que les emocionen, motiven y entusiasmen. Conecta primero, eso hará que las demás conversaciones sean más llevaderas para ellos.Antes de formular una pregunta piensa:¿Mi pregunta es inspiradora? ¿infunde respeto y confianza?, ¿la puedo hacer sin ser sarcástico o mostrar altivez?, ¿estoy dispuesto a escuchar la respuesta sin contradecir nada? ¿Puedo mantener contacto con sus ojos y una sonrisa sincera? ¡LISTO! 

  1. ¿Cómo describirías tu día perfecto?
  2. Cuándo estás teniendo un mal día, ¿qué es lo que más necesitas?
  3. ¿Qué es algo que yo puedo hacer para echarte una mano?
  4. ¿Cuál es el mejor halago que has recibido?
  5. ¿Qué es lo que más estrés te causa últimamente?
  6. ¿Qué es lo que más te gusta de tu profe favorito?
  7. ¿Qué es lo que más admiras de tus mejores amigos?
  8. ¿Qué es lo que cambiarías de tu mejor amigo/a y por qué?
  9. ¿Qué es algo gracioso que os ha pasado últimamente entre amigos?
  10. ¿Para ti como sería un noviazgo saludable y divertido?
  11. ¿Qué cualidades buscas en una persona con la que te gustaría mantener una relación sentimental?
  12. ¿Qué inquietudes o preguntas te haces acerca de temas espirituales?
  13. ¿Por qué motivos estás agradecido/a?
  14. ¿Si pudieras cambiar algo, que cambiarías?
  15. ¿Te sientes capaz de volver a empezar?
  16. ¿Qué significa para ti la frase, borrón y cuenta nueva?
  17. ¿Dónde quieres estar en 5 años?
  18. Si el dinero no fuese un obstáculo, ¿qué harías?
  19. ¿Cuál es la pregunta más tonta que hayas oído?
  20. ¿Cuál es uno de tus mejores recuerdos en familia?

Algunas preguntas son más adecuadas para un momento entre dos, pero otras se prestan para iniciar buenas conversaciones. La razón principal por no preguntar a los adolescentes en casa, es porque muchas veces nuestras conversaciones con ellos pueden terminar en discusiones, pero ellos son los que más lo pueden necesitar. Así que de nosotros depende cambiar eso.Como padres y adultos tenemos una oportunidad de modelar como hablar con respeto y confianza aún cuando estamos en desacuerdo.¡Inténtalo! Si al primer intento no resulta, sigue intentado. ¡La comunicación es la clave de todo! 

eating at the table

Ángela

Crecimiento Personal, Familia

La comunicación en familia

¿Os ha pasado alguna vez que queriendo decir algo, acabais por decir una cosa diferente?  Pues, enhorabuena, ¡eres humana!

El arte de comunicarse adecuadamente es algo que se puede aprender.  Hay pequeños pasos y técnicas que nos pueden ayudar para una mejor comunicación. 
Desafortunadamente, las personas que más queremos, son las que más sufren con nuestras palabras, porque están a nuestro lado en los momentos de mayor estrés, cuando hemos recibido noticias no deseadas o cuando hemos sido maltratados por alguna circunstancia. 
Nuestra tendencia es decir lo que en verdad no deseamos, pero no podemos contenernos.

Quisiera compartir algunos pasos/consejos para mejorar la comunicación, encontrados en Educación Emocional:
1. Lo que vas a decir … ¿soluciona algo?
2. Trabaja el auto control: momento, escribe, enfría y apaga. 
3. Sugiere, no ordenes.  Sustituye el “tienes que” por “¿qué te parece?”
4. No es “te lo dije”, sino “¿en qué te puedo ayudar?”
5. A la basura con “jamás, siempre, nunca”.
6. Sustituye “eres un” por “me molesta cuando …”
7. Baja el altavoz y el tono agresivo. 
8. Necesitas argumentos y razones, en lugar de agresividad e ironía. 
9. Recuerda que quien está contigo es una persona. 
10. La calidad de tus relaciones personales depende de tu comunicación.

Os dejo también algunas referencias Bíblicas que ayudan a las relaciones humanas…


Santiago 1:19″Mis queridos hermanos y hermanas, sed prontos para oír, tardos para hablar y lentos para la ira”

Proverbios 15:1″Una blanda respuesta ahuyenta la ira, pero la palabra áspera provoca la cólera”.

Efesios 6:4″no provoquen a sus hijos con la ira, sino criadlos en disciplina y amonestación del Señor”

Mara

Crecimiento Personal, Espiritualidad, Familia

Estar

Desde hace tiempo y, especialmente, en las últimas semanas, he recibido mensajes y hablado con mamás en distintas partes del mundo que comparten el dolor de ver a sus hijos apartados del Señor y viviendo en pecado y desobediencia.
En mi propia iglesia son muy pocos los jóvenes entre 18 y 30 años que se congregan habitualmente y tratan de llevar una vida piadosa. Y, de esos pocos, la mayoría ha vuelto después de haberse apartado del Señor.
Una vez que son mayores de edad y empiezan a tomar sus propias decisiones, la mayoría de ellos decide mal.
Y me duele porque conozco muchos de esos hogares y son hogares piadosos, de familias que aman a Dios, en los que esos muchachos han visto a sus padres orar, congregarse fielmente y servir al Señor.
Son hogares como el mío. Y me hace pensar en mis hijos y en su futuro.
El viernes pasado regresé de un viaje de dos semanas de duración que hice a Dallas, Tx, con el equipo internacional de Ama a Dios Grandemente. Cuando estaba por volar a casa lo único en lo que podía pensar era en llegar lo antes posible. El Señor había puesto una palabra en mi corazón cada vez que pensaba en mi regreso: estar.
Estar. Estar presente. Buscar de manera intencional formas de estar con mis hijos. Estar del todo, sin una pantalla cerca. Estar en aquello que ellos disfrutan.
Y, quizás… ¡ojalá! Esa sea la clave para ayudar a mis hijos a que vayan por el buen camino y para que, una vez que sean adultos, amen al Señor con todo su corazón, con toda su alma, con todas sus fuerzas.
Para mí, en este momento en el que mis hijos son pequeños, “estar” de manera intencional implica cosas sencillas como…

cocinar con Nahiara. A mi hija le gusta la cocina y, aunque hay muchas cosas que podrían salir mejor o más rápido si las hiciera yo sola, pasar ese tiempo con ella nos está ayudando a las dos a disfrutar de la compañía, a entablar conversaciones y a, simplemente, estar juntas.
leer en voz alta. Un hábito que ha “ido y venido”. Casi siempre he sido consistente con eso porque me encanta leer. Pero ahora he sido intencional en buscar libros de temas que sé que les gustan especialmente. Ahora mismo estamos leyendo la historia de Gladys Aylward, misionera en China y lo próximo que tengo es una biografía de Amelia Earhart para niños.
utilizar las mañanas para todo lo que tenga que ver con la computadora. Trabajo desde casa por internet y buena parte de mi ministerio es online también. La computadora ha sido siempre para nosotros un arma de doble filo que hemos tenido que aprender a manejar. Utilizo las mañanas que ellos pasan en la escuela para hacer todo lo que pueda y ser lo más efectiva posible en lo que tengo que hacer en la compu y eso me permite pasar las tardes sin lista de tareas pendientes. Siempre hay pequeñas cosas que me quedan pendientes pero que no interfieren con la dinámica de las tardes en casa.
…orar con ellos y por ellos. Mucho. No solamente orar por su presente y, desde ya, por su futuro, sino mostrarles cómo oro por ellos y pedirles que ellos oren también. 

involucrarlos en la iglesia local. Les gusta cantar, así que buscamos oportunidades para que lo hagan en la iglesia. Los llevamos al club de niños, no solo como participantes, sino como ayudantes. Tratamos de llevarlos también lo más posible a los viajes que hacemos a la selva para que vivan de primera mano la experiencia de servir a Dios. 
restringirles los electrónicos. Otro arma de doble filo. Si yo estoy ocupada, lo más fácil (para mí) es darles permiso para jugar en electrónicos o ver la tele. Pero lo más fácil no siempre es lo mejor. Que ellos pasen menos tiempo en electrónicos supone que yo tenga que hacer un esfuerzo extra y pasar más tiempo con ellos. Pero, de eso se trata, ¿no?
tener un pequeño devocional. Que no termine el día sin que hayamos leído y meditado en un versículo. Ahora mismo estamos haciendo juntos el estudio de Ama a Dios Grandemente en 1 y 2 Timoteo, que trae una guía para niños también. Cada día ven un pequeño devocional y hacen una manualidad sobre el pasaje bíblico. Otras veces es solamente la lectura de un versículo e iniciar una conversación sobre qué significa y cómo podemos aplicarlo a nuestra vida. No tiene por qué ser complicado.
ver una peli con ellos. Aunque me quede dormida, que es lo que sucede habitualmente. Las películas me aburren y suelo dormirme a la mitad, pero, oye, lo que cuenta es “estar” ¿cierto? En lugar de ponerles la peli para yo poder hacer algo, se la pongo para pasar ese tiempo con ellos.
risas, muchas risas. Bromas, cosquillas y, en general, restarle gravedad e importancia a las cosas, especialmente a los cientos de accidentes que suceden a lo largo del día.

No sé qué pasará con mis hijos el día que tomen sus propias decisiones. No tengo fórmulas mágicas ni un manual del tipo “si haces esto… entonces sucederá esto”. Pero debo, al menos, intentar de todas las formas posibles que, una vez que sean adultos, sigan teniendo la hermosa fe que tienen ahora como niños. Que sigan emocionándose al comprender la Palabra de Dios. Que sigan queriendo servirle. 

“Estar” significa para mí hacer que se sientan amados con mi presencia y mostrarles de todas las maneras posibles cómo Dios los ama también.
¿Qué significa para ti “estar presente”? ¿De qué manera intencional puedes estar con tus hijos y encaminarlos en el Señor? Si te animas, comparte tus ideas.
Contenta en Su servicio,

Edurne

Familia

Esposa vs mamá, el dilema

“Yo soy primero madre y después esposa”,  eso es lo que muchas veces, muchas veces he escuchado y el criterio que escuchan también muchas niñas al crecer y luego repiten al madurar.

Sé que estas palabras pueden crear discrepancias pero hoy quiero hablarte al corazón, con la verdad de Dios, y así quisiera que las recibieras.Uno de los versículos más leídos en las bodas es Génesis 2.24: “Por eso el hombre deja a su padre y a su madre, y se une a su mujer, y los dos se funden en un solo ser”. Todas lo conocemos pero por alguna razón solo lo aplicamos a la idea de que ya no viviremos más con los padres, en el sentido físico, de la casa. Sin embargo, entiendo que también tiene implicaciones para nuestra tarea de madres.

Al casarnos empezamos una nueva familia, una familia donde aunque no desechamos a nuestros padres ni los descuidamos {eso nunca está respaldado por la Biblia}, ahora nuestra responsabilidad principal está en ese pequeño núcleo que comenzamos con nuestro esposo y al que luego se añadirán los hijos.

Pero esos hijos, un día dejarán a su padre y a su madre y se unirán a su esposa o esposo, según corresponda. Formarán su propia familia. Y nosotras seguiremos junto a nuestro esposo, tal y como comenzamos.  El ciclo continúa.

Hace años leí en un libro de Bárbara Johnson que los hijos son un préstamo que Dios nos hace por 18  o 20 años más o menos, y así es. Aunque siempre serán nuestros hijos y estaremos a su lado para amarles, apoyarles y ayudarles, tenemos un espacio de tiempo limitado para criarlesPero en ese tiempo, a pesar de que tenemos que dedicar gran parte de nuestras fuerzas, energías y tiempo a ellos, no podemos descuidar la relación principal y que dio origen a nuestra familia, nuestra relación con el compañero que Dios nos dio. 

Es ahí justamente donde viene el problema. Muchas mujeres deciden ser primero madres y luego esposas, alterando el orden que Dios dio y el matrimonio comienza a sufrir. Si en esos 18 o 20 años de los que hablé antes no cultivamos nuestra relación, no buscamos tiempo para compartir con ellos, para disfrutar las cosas que nos gustan, etc., cuando los hijos se vayan de casa y el nido quede vacío como dicen, miraremos a ese hombre que está a nuestro lado y solo será un extraño, alguien con quien hemos convivido pero nada más. Puede parecer muy radical lo que te digo pero lo he visto demasiadas veces. Mujeres que han sido madres súper dedicadas, excelentes dueñas de casa pero descuidaron su relación con el esposo y, o terminaron con un matrimonio mediocre o lo perdieron.

Mi amiga lectora, no me malentiendas. Para nada estoy promoviendo que seamos madres descuidadas ni que no nos ocupemos de nuestro hogar. ¡Al contario!  Mi anhelo es que aprendamos a ser mamás como Dios lo diseñó. Pero si mostramos a nuestros hijos un matrimonio precioso donde sus padres se aman, se cuidan, se dan prioridad, les estaremos dejando una herencia muy valiosa, un patrón que la sociedad no sabe mostrarles. Y cuando ellos tengan sus propios matrimonios, sabrán qué hacer para tener éxito.

Mira lo que dice Dios en Tito 2: “Esas mujeres mayores tienen que instruir a las más jóvenes a amar a sus esposos y a sus hijos,  a vivir sabiamente y a ser puras, a trabajar en su hogar, a hacer el bien y a someterse a sus esposos. Entonces no deshonrarán la palabra de Dios”.  Ahí está el orden bien claro: esposo primero, hijos después.

Tu esposo es el compañero que Dios te regaló para toda la vida. Tienes responsabilidad ante él de amarlo, respetarlo, cuidarlo. Es una bendición que debemos atesorar. Todo este asunto de la familia fue idea de Dios, y él en su inmensa sabiduría estableció un orden, seamos mujeres sabias y sigamos sus instrucciones. El diseño de Dios es perfecto, no lo podemos superar.

Bendiciones,

Wendy

{Publicación original en wendybello.com}