Cosas de Casa, Crecimiento Personal, Familia

¡Metas y objetivos a la vista! “Coaching” para nuestros hijos

Nota de la editora: Angela comparte este excelente texto. Pensamos que en estos días que los niños se encuentran en casa por las circunstancias relacionadas con el Coronavirus, podréis utilizar estos recursos presentados.

¿POR QUÉ ES IMPORTANTE AYUDAR A NUESTROS HIJOS A PENSAR, VISUALIZAR Y APUNTAR HACIA SUS PROPIAS METAS Y OBJETIVOS?

Tomar un tiempo con cada uno de nuestros hijos por separado para hablar con calma y naturalidad de su futuro, de sus metas y sueños, puede aumentar la productividad, la motivación y la actitud de nuestros hijos en el colegio y en casa.

Proponte un tiempo donde serás positivo y hablarás con ilusión, aún si tu hijo te sugiere ideas poco prácticas o lógicas. Busca un lugar idóneo para poder escuchar las ideas, ilusiones y sueños de tus hijos. Este será un momento para escuchar más de lo que sueles hablar y demostrar que tu intención desde el principio es y será apoyarles en todo lo que se propongan en sus vidas. 

No tienes que terminar este proyecto en un día. Toma tu tiempo y deja que tus hijos decidan cuando esté terminado y listo para colgar en un lugar que puedan verlo todos los días. 

3 FORMAS DE HACERLO

REUNIENDO IMÁGENES, FRASES, E IDEAS QUE AYUDEN A PROGRESAR HACIA LA 

META EN:

Cartulina

Tablero de corcho

Digitalemte por Pinterest

Elige una forma de expresarlo visualmente haciendo un mural en cartulina o sobre corcho con fotos de revistas o con vuestros propios dibujos y fotografías.

Pueden incluir personas a quienes admiran, científicos, deportistas que demuestren buenos valores o fotografías con modelos de quien les gustaría ser de mayor como pueda ser un profesor o un bombero, por ejemplo. Toma esta oportunidad para hablarles de alguna persona, idea o influencias que hayan marcado tu propio camino sin esperar que ellos adopten esos mismos para ellos.

También puedes leerles frases que hablen de valores que compartís en la familia y dejar que ellos te digan si se sienten identificados con algunas de ellas. Limítate a compartirles ideas y recursos y dejar que ellos elijan lo que más les llama la atención.

Metas más concretas también pueden representarse en su tablero con frases escritas que les motiven para esforzarse en los estudios, las relaciones con los amigos y el desánimo que sin duda enfrentaremos todos. Recuerda, que si en un momento de estabilidad emocional y tranquilidad les hablas de cómo pueden enfrentar las dificultades como las riñas entre amigos o el fracaso en alguna área de los estudios, tendrán muchas más probabilidades de enfrentarlas con valor y seguridad y así empezar a resolver sus propios desafíos.

Esta jóven de 14 años colgó en su blog sus metas y objetivos reflejando su ilusión por convertirse en una joyera como su madre. Incluye metas pero también sueños, lugares que le gustaría visitar y palabras que la animan a conseguir sus metas académicas.

¡PERO OJO! DEBES TENER CUIDADO CON ALGUNAS EXPRESIONES DE ESTE TIPO DE VISION BOARDS O TABLEROS DE VISUALIZACIÓN DE METAS.

Durante varias décadas los emprendedores han usado un tipo de tablero de visión para “atraer” el éxito. La idea consiste en reunir visualmente objetivos, metas y visión del futuro. Hay quienes dicen haber logrado todo tipo de éxito con afirmaciones diarias y viendo sus metas de forma visual. Algunos lo llaman incluso “la ley de atracción”, pero muchos expertos han escrito acerca de una motivación más centrada que no se base en el mero hecho de soñarlo o visualizarlo, si no enfocarse en el esfuerzo y el compromiso de lograr metas alcanzables.

¿CÓMO ENFOCARLO DE MANERA POSITIVA?

Pregunta a tus hijos si hay alguna mejor manera de enfocar lo que están intentando lograr, especialmente si ves que eligen ideales, que por falta de madurez, no son los más saludables para ellos.

Si ves que están poniendo mucho énfasis en la apariencia física, el derroche o cualquier otro concepto que sea dañino para ellos, esta es una oportunidad para hablar sobre ello.

Deja que este tablero vaya cambiando durante el año, y cada cierto tiempo comenzad de nuevo.

Algunas de las ideas que solemos comentar en casa se convierten en puntos de fuerza para nuestros hijos cuando ellos las hacen suyas a su tiempo. ¡Estos principios y valores pueden ser el mejor legado que les puedas dejar!

SUGERENCIAS PRÁCTICAS

Proponte una meta como padre: Renunciar a tus propias expectativas para apoyar las metas y objetivos que puedan nacer de tus hijos. No quiere decir que no les encaminemos, asesoremos o sugiramos, pero no es igual que ellos sientan que sus padres esperan que estudien periodismo, por ejemplo, a que ellos se sientan apoyados por sus padres para estudiar algo que realmente han expresado que les gusta y que tienen deseo de hacer.

Este ejercicio puede ser muy positivo con niños y niñas de todas las edades. Si el joven se siente motivado y libre para soñar e imaginar podrá expresar toda clase de ilusiones y deseos. Evita palabras negativas o comentarios que quiten valor a sus ideas. Recuerda que nosotros aprendimos muchas lecciones en la vida cometiendo errores primero y cambiando de parecer y de dirección en varias ocasiones.

Por último, haz preguntas en vez de comentarios negativos. Tus palabras marcan. 

Por ejemplo si tu hijo decide que tiene como meta ser astronauta, la conversación puede que te lleve a decir, “¡Qué interesante! ¿quieres ser astronauta? ¿cómo conseguirías eso?” Si te responde con algo como “… pues me haré amigo de un astronauta para que me invite a ir con él a la luna” puedes contestar con una sonrisa y sugerir que veáis algún vídeo de la NASA para niños explicando cómo los astronautas se preparan para ir a la luna.

Ellos mismos se darán cuenta de lo que implica y podrán llegar a sus propias conclusiones. Qué fácil y desalentador para el niño hubiera sido decir, “¡Anda pero si tú no puedes ser astronauta porque eso es muy difícil y aquí no se puede estudiar eso y además hay que ser muy inteligente…!” Son pequeños matices que nos hacen influenciar a nuestros hijos de dos maneras completamente distintas.

Podemos aumentar o disminuir la ilusión que todo niño tiene de descubrir y alcanzar nuevas metas y conocimientos. ¡Escucha, corrige con amor, brinda apoyo y comparte la vida con tus hijos!

{Imágenes tomadas de blog.studiojewel.com}

Angela

Familia

Como fomentar los lazos de ternura en familia

Nota de la editora: continuamos trayendo artículos que os puedan ayudar en estos días en los que tenéis a los niños en casa.

1) Dale amor incondicional. La autoestima de un niño florece con la devoción incondicional que transmite el amor. Tu hijo se sentirá mejor si lo aceptas tal y como es, sin importar cuáles son sus puntos fuertes, sus dificultades, su temperamento o su destreza. Así que dale mucho amor, abrazos y besos. Y no olvides decirle cuánto lo quieres. Cuando tengas que disciplinarlo, aclárale que lo inaceptable es su comportamiento y no él. Por ejemplo, en lugar de decirle “¡Eres un niño malo!” o “¿Por qué no puedes ser bueno?”, dile: “No estuvo nada bien que empujaras a Gabriel. Puedes lastimarlo. Por favor, no empujes”.

2) Bríndale atención. Aparta tiempo para dedicar a tu hijo tu atención completa. Eso le ayudará a reforzar la sensación de que es valioso e importante para ti. No tiene que ser mucho tiempo. Por ejemplo, si tu niño quiere hablar contigo, deja de mirar la correspondencia o apaga el televisor para conversar con él. 

Míralo a los ojos para que sepa que realmente lo estás escuchando. Y si un día tienes poco tiempo, díselo, pero ten en cuenta sus necesidades. Le puedes decir: “Cuéntame sobre tu dibujo y cuando termines, me pondré a cocinar”. 

3) Establece límites. Establece algunas reglas razonables. Por ejemplo, si le dices a tu hijo que tiene que comer su merienda en la cocina, no le permitas que coma por toda la casa al día siguiente. O si le pides que ponga la ropa sucia en el cesto designado para ello, después no le digas que no importa si la deja en el piso. 

Es importante que sepa que algunas reglas no se pueden cambiar. Es posible que tengas que repetir muchísimas veces las reglas que estableciste, antes de que las realice de forma habitual. Es recomendable que seas claro y consistente.

4) Anímalo a que pruebe algo nuevo. Anima a tu hijo a que explore algo nuevo, como probar comida diferente, hacer un nuevo amigo o montar en bicicleta. Aunque siempre existe la posibilidad del fracaso; sin riesgos no hay oportunidades para el éxito. 

Así que permite que tu hijo experimente y trata de no intervenir mucho. Procura no “rescatarlo” si muestra frustración al usar un juguete nuevo. Si intervienes y le dices “deja que yo lo haga”, puedes fomentar su dependencia y dañar su autoestima. Su autoestima aumentará cuando exista un equilibrio entre tu necesidad de protegerlo con su necesidad de abordar nuevas tareas. 

5) No pasa nada si comete errores. Lo más seguro es que tu hijo cometa errores. Sin embargo, los errores también son lecciones valiosas para que tenga confianza en sí mismo. Por ejemplo, si pone su plato demasiado cerca del borde de la mesa y se cae, pregúntale qué puede hacer de manera diferente la próxima vez para que no suceda lo mismo. De esa forma su autoestima no sufrirá y comprenderá que es normal cometer errores de vez en cuando.

Cuando tú misma cometas un error, admítelo. Al reconocer tú tus propios errores, le estás enseñando a tu hijo una poderosa lección, ya que eso le ayudará a aceptar sus propios errores con más facilidad. 


6) Felicita lo positivo. A todas las personas les gustan las palabras de aliento. Haz un esfuerzo por reconocer, todos los días, las cosas buenas que hace tu hijo y dilo en voz alta. Le puedes comentar a su papá: “Rubén ha lavado todas las verduras para la cena”. El pequeño no sólo disfrutará de tus palabras de afirmación sino también de los comentarios positivos de su padre. Sé específica. En lugar de decir “¡Lo hiciste muy bien!”, di: “Gracias por esperar con tanta paciencia en la fila”. 

Tu pequeño tendrá la sensación de haber logrado algo y su autoestima se fortalecerá. Además sabrá exactamente qué fue lo que hizo bien. 

7) Escucha con atención. Si tu hijo te quiere decir algo, detente y escúchalo. Necesita saber que sus ideas, deseos y opinión importan. Ayúdalo a sentirse cómodo con sus emociones. Dile: “Comprendo que estés triste porque tienes que despedirte de tus compañeros de la escuela”. Si aceptas sus emociones sin juzgarlo, reafirmas sus sentimientos y le demuestras que lo que dice es importante. Si compartes tus propios sentimientos, él expresará los suyos con más confianza. 

8) Evita comparaciones. Comentarios tales como “¿Por qué no eres como tu hermana?” o “¿Por qué no eres agradable como Pedro?”, simplemente le recordarán a tu hijo sus defectos. Es probable que sienta vergüenza, envidia y presión por competir. Incluso comparaciones positivas como “Tú eres el mejor jugador”, son potencialmente dañinas porque a tu hijo se le hará difícil alcanzar tu nivel de exigencia. Si le dices que lo aprecias por ser como es, será más probable que se valore a sí mismo. 

9) Ofrécele empatía. Si tu hijo se compara desfavorablemente con sus hermanos o su amigo (“¿Por qué no puedo botar bien la pelota como hace Javier ?”), muestra empatía y señala uno de sus puntos fuertes. Por ejemplo: “Tienes razón. Javier bota muy bien la pelota. Y tú pintas muy bien”. Esto le puede ayudar a aprender que todos tenemos puntos fuertes y débiles, y que no tiene que ser perfecto para sentirse bien consigo mismo. 

10) Ofrécele aliento. Todos los niños necesitan apoyo de sus seres queridos. Es importante repetirle que creen en él y que lo animen a seguir adelante. Dar aliento significa reconocer el progreso, y no sólo premiar un logro. Si tu hijo tiene dificultades en abrocharse los zapatos, dile: “Estás poniendo todo tu empeño, ¡y casi lo logras!” en lugar de “No, así no. Déjame que yo lo haga”. 

Existe una diferencia entre alabar y dar aliento. La alabanza puede hacer sentir a un niño que sólo es “bueno” si hace algo perfectamente. Dar aliento, por otro lado, reconoce el esfuerzo. Si le dices a tu pequeño: “Háblame de tu dibujo. Veo que te gusta el morado”, es mejor que “Es el dibujo más bonito que he visto”. 

Demasiadas alabanzas pueden impactar de manera negativa su autoestima, ya que se sentirá presionado al esperar que otras personas aprueben sus tareas. Es recomendable que repartas las alabanzas juiciosamente y ofrezcas aliento sin límites. Eso ayudará a que tu hijo crezca con una alta autoestima. 

“Con lazos de ternura, con cuerdas de amor, los atraje hacia mí, los acerqué a mis mejillas como se fuera niños de pecho; me incliné a ellos para darles de comer” –Oseas 11.14

Manualidades en familia

 Es muy divertido cocinar en familia, ahora tenemos un grupo de adolescentes que reunimos en nuestra casa los viernes y cocinamos , mientras cocinamos hablamos, así tenemos tiempo de conocernos y lo mejor viene  después; que es saborear y disfrutar de nuestras creaciones. El otro día hicimos cake pops, los chavales lo pasaron pipa! Lo malo fue que las fotos no han salido bien.

Os dejo una pequeña inspiración para que lo hagan en familia y así ¡fomentar los lazos de ternura! 

Rosa

Crecimiento Espiritual, Crecimiento Personal, Familia, La Biblia

Coronavirus, malas noticias ¿cómo reaccionamos?

Hace unos años hubo una tragedia en un cine de los Estados Unidos a consecuencia de un tiroteo; algunos muertos y varios heridos, entre ellos niños. Horrible. A los pocos días algo similar ocurre en una escuela. Murieron muchas más personas. 

En aquel entonces mi hija tenía nueve años y en la escuela escuchó algo sobre esas noticias y vino con su carita preocupada a hacerme preguntas. Esas preguntas que nunca quisiéramos escuchar porque nos recuerdan el mundo caído e imperfecto en que vivimos.

Nos recuerdan que aunque queramos, nuestros hijos no pueden vivir en una burbuja y están expuestos al pecado y a sus consecuencias.  Preguntas para las que quisiéramos tener respuestas fáciles, pero no es así.

Hoy las noticias son diferentes, las noticias son acerca de un virus que se ha convertido en pandemia y para la cual todavía no hay muchas respuestas. Sin querer minimizar lo que está sucediendo, sí creo que el hecho de tener un acceso inmediato a tanta información ha sido determinante al crear un estado de pánico en muchas personas. Y te confieso que la ansiedad también ha querido atraparme por momentos. 

El asunto es dónde estamos poniendo la mirada. ¿Cuál es nuestro sentido de seguridad? Voy a compartir contigo lo que compartí con mi hija en aquel momento porque creo que es válido para todas. 

Aquel día me senté con ella e hice lo único que con certeza podría darle una respuesta verdaderamente sabia y tranquilizadora. Busqué mi Biblia y le mostré el versículo en los Salmos que durante tantos años ha dado paz a mi corazón en medio de muchas tormentas de malas noticias: 

“Ellos no tienen miedo de malas noticias; confían plenamente en que el Señor los cuidará.” Salmos 112:7

“¿Y quiénes son ellos?”, le expliqué yo a mi hija. “El Salmo nos da la respuesta un poquito antes: los justos (v. 4)”. Lo que nos llevó a otra pregunta: ¿Quiénes son los justos?  La misma Palabra nos da la definición: “sabemos que una persona es declarada justa ante Dios por la fe en Jesucristo” (Gálatas 2:16). 

¿Será que somos más fuertes que los demás? ¡Para nada! Pero la Palabra de Dios nos enseña que si hemos puesto nuestra fe en Jesús, no debemos tener miedo de malas noticias porque confiamos plenamente en que el Señor es soberano sobre nuestras vidas, y sea lo que sea, estamos en sus manos. 

El temor es un sentimiento humano, y es válido, siempre y cuando no dejemos que nos domine. Una mala noticia puede hacer que nuestro corazón dé un vuelco  y sintamos esta sensación incómoda en el estómago. Pero es ahí donde la Palabra de Dios, se convierte en nuestra ancla, sustento, esperanza. Es  entonces cuando recordamos que aunque la situación puede producir temor, como “justos que hemos creído en Cristo”, no nos quedamos en el temor sino que confiamos. Recordar el amor que Dios nos tiene, y que ha hecho evidente en Jesús, tiene que echar fuera el temor de nuestras vidas.

Lamentablemente no puedo decirte que vivirás una vida exenta de malas noticias, pero sí puedo decirte que al ser declarada “justa” delante de Dios, al ser su hija por medio de la fe en Jesús, ya no tienes que vivir esclava del temor: “Pues ustedes no han recibido un espíritu de esclavitud para volver otra vez al temor, sino que han recibido un espíritu de adopción como hijos, por el cual clamamos: «¡Abba, Padre!» (Romanos 8:15).

Si ponemos nuestros ojos en la prensa, o si dejamos que nuestra imaginación cobre alas, es muy probable que suframos un ataque de pánico o por lo menos que nos inunden la ansiedad y el temor. Debemos reconocer que tenemos un enemigo que anda buscando a quién devorar y nuestra mente es un campo fértil si nosotros le seguimos el juego. 

Tú y yo estamos viviendo en espera de que llegue la nueva creación. Ahora mismo no podemos disfrutar de todos los beneficios que la obra de Cristo en la cruz hizo posible. Un día sí será así para siempre, como nos revela Ap. 21:1-5. Así que podemos vivir con la esperanza, ¡y debemos vivir de esa manera! 

¿Cómo lo hacemos? Te quiero recordar el pasaje que mi esposo me recordó a mí cuando la ansiedad estaba amenazándome, 1 Pedro 5:7. 

“…echando toda su ansiedad sobre Él, porque Él tiene cuidado de ustedes”

Dos cosas claras ahí: dejar la carga de la ansiedad en manos de quien es el único tiene control y soberanía sobre todo, Dios. Y, segundo, sabiendo que ÉL cuida de nosotros, incluso cuando pasamos por incertidumbre, enfermedad, dolor, coronavirus, o lo que sea. ¡En verdad la Palabra de Dios es nuestra esperanza y sostén!

En estos tiempos de incertidumbre, seamos luz, vivamos el evangelio, ¡hablemos de Cristo a un mundo que tanto lo necesita! Y cuando la ansiedad y el temor quieran atraparnos, corramos a los pies de nuestro Señor y revistamos nuestra mente de Su Palabra.

(Un buen artículo que explica sobre el virus, escrito por un pastor y especialista en enfermedades infecciosas: haz clic aquí).

Bendiciones,

Wendy

Familia

Entreteniendo a los niños en casa

Os prometo que estas ideas funcionan, probadas por mí.  

Ya hace algunos años que las he utilizado, pero creo que en su esencia, los niños no han cambiado.  Todavía son estas adorables criaturas con tanta capacidad y creatividad. 

Así que me gustaría compartir hoy algunas ideas que espero os ayude.  Hay otras publicaciones que siguen en las semanas siguientes.  Yo aconsejaría que elijas algunas de las ideas y que empieces a planear.  

Os prometo que estas serán unas vacaciones o fin de semana inolvidables para vuestros hijos.  Es ideal también para días de lluvia. 

1. Hacer un picnic en el salón. Haz todo como si fuera un picnic afuera, una alfombra, cestos, comida de picoteo. Siéntate en el suelo y juega de imaginar que estáis en el bosque. Yo veo … Es muy divertido si todos participan.

Foto

2. Construye un fuerte con mantas, utilizando sillas, cuerdas, almohadas, etc.). Lee un libro utilizando una linterna. Si tienes una tienda pequeña de camping, la puedes utilizar para eso. Todo vale, es solamente utilizar vuestra imaginación y oír lo que sugieren los chicos, siempre tienen ideas inesperadamente creativas.

Foto

3. ¿Tienes calcetines sin pares? Utiliza estos calcetines para hacer marionetas con retales de fieltro, papel, lentejuelas, etc. Les encantará “actuar” para la familia.

4. Haz plastilina casera y juega de hacer figuritas.

Receta para plastilina: aquí

5. Baila con tus niños. Les encanta ver sus padres actuando como perfectos locos bailando a sus canciones favoritas.

Foto

Dejad vuestro comentario si habéis hecho algo semejante.  

Os dejo un versículo que habla de la educación de los hijos …

Instruye al niño en su camino, y ni aun de viejo se apartará de él. 

Proverbios 22:6

La educación del niño es nuestra responsabilidad como padres.  Pasar tiempo de calidad con ellos nos permite pasar nuestros valores de generación a generación. 

Mara

Cosas de Casa, Familia, Recetas

Pastel mousse de chocolate en familia

La cocina provee un espacio ideal para convivir en familia.  Cocinando, los niños aprenden, experimentan, y crean memorias que quedarán con ellos por toda la vida.  

Me gustan mucho los programas de Canal Cocina:  Cocina de Familia  – y lo recomiendo.

Cuando cocinas ¿consideras las preferencias de tus hijos?

Cuando cocinas ¿tratas de proveer un menu equilibrado?

Cuando cocinas ¿incluyes a tus hijos en las preparaciones?

Estas son algunas preguntas para reflexionar y quizás cambiar algunas costumbres para mejorar las relaciones familiares.  Crea memorias inolvidables en familia … en especial preparando este pastel de Debora.  Aprovecha para hablar de cosas importantes como valores y principios para la vida.  La Biblia dice:

Grábate en el corazón estas palabras que hoy te mando. Incúlcaselas continuamente a tus hijos. Háblales de ellas cuando estés en tu casa y cuando vayas por el camino, cuando te acuestes y cuando te levantes.

Deuteronomio 6:6-7

Base:

500 grs de harina 

250 grs de mantequilla sin sal 

150 gramos de azúcar 

2 yemas de huevo 

50 gramos de harina de almendras 

Mezclar bien hasta que quede suave, reposar durante 30 minutos a temperatura ambiente Estirar la masa con 0,5 cm y acomodar la masa en una forma con fondo desmontable (25 cm de diámetro) Hornear hasta que esté ligeramente dorada.

Relleno: Caramelo de Sal 

180 gramos de azúcar 

90 g de mantequilla 

5 gramos de sal 

150 gramos de nata líquida 

Lleve el azúcar a caramelizar, agregar la crema agria, mantequilla y sal. Volver al fuego para formar una crema. 

Mousse trufado:

360 grs de chocolate semidulce 

350 gramos de nata líquida

200 g de crema ligeramente batida

Derretir el chocolate, añadir la nata y añadir la crema batida 

Montaje: 

En la base asada, distribuir 100 gramos de frutos secos (nueces, almendras a su gusto), por encima añadir el caramelo de sal y sobre ello la mousse trufado.  Llevar a la nevera hasta cuajar. 

Espolvorear con cacao y decorar al gusto.

Debora

Salud y Belleza

Maquillaje para niñas, ¿sí o no?

Quizás por influencias de la madre o la media, cada vez más temprano las niñas se están haciendo “mini-adultas”.

El maquillaje para niñas debe ser solamente por diversión, por esta razón los envoltorios tan coloridos y alegres.

No es adecuado para el uso de lápices para ojos, sombras, mascarillas y lápices de labio de colores vibrantes. Ideales son los productos de brillo que revelan sencillamente un juego entre madre e hija. Además no quita la belleza natural de las niñas.

Como mamás, necesitamos mucho cuidado para no influir de forma negativa en este area de la vida de nuestras hijas, una vez que como niñas, en su mayoría, buscan seguir el modelo de las mamás, lo digan o no.


Que Dios as capacite para hacer el mejor trabajo posible como madres. Oye, hijo mío, la instrucción de tu padre,

 Y no desprecies la dirección de tu madre; Porque adorno de gracia serán a tu cabeza,
Y collares a tu cuello.
Proverbios 1: 8-9

Andréia

Familia, Salud y Belleza

El frasco de la calma para niños

¿Habeís hecho ya el frasco de la calma, llamado también botella relajante?

Es una técnica de control de estrés en niños, creado por la prestigiosa pedagoga Maria Montessori.

Si tienes niños y aún no has hecho este tarro, frasco o botella relajante, te recomiendo que lo hagas para calmar a los niños en momentos de llantos, rabietas o cualquier tiempo de estrés.

Este invento de Montessori promete tranquilidad a estos niños.

Necesitamos:

-un frasco de cristal o botella de plástico resistente y con tapa

-pegamento transparente o glicerina líquida

-purpurina de colores que prefieras

-purpurina en gel o purpurina con pergamento (opcional)

-agua caliente

-colorantes, (si prefieres darle un color más intenso)

– cuchara o palito para remover.

En el frasco ponemos 1/4 de agua caliente y ponemos el pegamento liquido transparente o la purpurina en gel(purpurina con pegamento) y removemos con la cuchara, agregamos la purpurina en polvo del color que tú quieras y la cantidad que tú quieras, Remover y mezclar todo muy bien y llenar con más agua caliente. Puedes sustituir el pegamento transparente por glicerina, aceite de almendras o aceite de bebé que sea transparente.  Esto es sólo para darle densidad, así que perfectamente puedes usar cualquiera de éstos o un poco de cada uno.  Es para hacer el agua más densa y que la purpurina se mueva y flote. 

Cierra bien el frasco y agítalo vigorosamente, Listo!

En este caso yo usé la purpurina naranja y agregué unas gotas de colorante naranja para que el color fuera más intenso. 

En este del océano, metí algunos pececillos. 

Y vosotros padres, no provoquéis la ira a vuestros hijos, sino criadlos en disciplina y amonestación del Señor.  Efesios 6:4

Sonia

Crecimiento Espiritual, Crecimiento Personal, Familia, Feliz Año Nuevo, Salud y Belleza

Disciplinas para este nuevo año

Me estreno escribiendo en este blog, así que estoy un poco nerviosa. Pensando en qué compartir con vosotras, y pensando en que estamos en los primeros días del año, es inevitable pensar en nuevos propósitos, nuevos retos, nuevas ilusiones y nuevos hábitos. Y podría hablaros de muchos propósitos que tengo… pero lo cierto es que a veces es mejor proponerse sólo uno, dos o tres como mucho, porque bien sabemos que siempre estamos motivados al principio del año para conseguir los retos, pero lo cierto es que cuando volvemos a la rutina y conforme pasan los días, vamos dejando de seguirlos, nos desinflamos y perderemos el objetivo. Y es que algo muy importante para conseguirlos es la DISCIPLINA. Y os cuento 3 de las Disciplinas que he empezado a poner en práctica en mi vida y que quiero seguir trabajando en este nuevo año.

1. DISCIPLINA POSITIVA

Ha sido mi gran descubrimiento en el año 2017. Soy mamá de dos niños preciosos, Samuel y Oliver, y su educación es un constante reto para mi. Desde el año pasado mi hijo mayor asiste a una escuela Montessori, una educación alternativa a la educación reglada en España, basada en el método que creó María Montessori; y estoy encantada, ya que la base de esta educación es seguir el ritmo de aprendizaje de cada niño, respetar sus intereses y que aprendan disfrutando, fomentando la autonomía y la cooperación. Una de las mejores frases de Maria Montessori es: “Ayúdame a hacerlo por mi mismo”. Creo que en estos primeros años, esto es fundamental. Desde que mis hijos asisten a esta escuela, me planteo como educarlos de una forma respetuosa hacia ellos, hacia mi misma y hacia las circunstancias, educarlos en un ambiente de tranquilidad y diálogo, sin gritos y peleas. Y esto es TODO un reto, pues a menudo la paciencia se pierde, y el cansancio y las prisas no ayudan. Hice un curso en esta escuela sobre DISCIPLINA POSITIVA y me pareció muy interesante empezar a hablar más en positivo a mis hijos, diciéndoles más lo que Sí deben hacer que lo que NO, (es increíble la de veces que las madres decimos la palabra NO) hay muchos que son prescindibles, os aseguro que es cuestión de pensarlo y cambiar el chip. Enfocarnos en soluciones, ver los errores como oportunidades de aprendizaje, ser modelo para ellos, y entender como actúa el cerebro de un niño…son de las cosas más importantes que he aprendido y que intentó poner en práctica cada día.  Intentó preguntar más, dejarles pensar y escucharles, no dar tantas órdenes. Que ellos razonen y entiendan porqué hacemos las cosas. No es fácil, pero lo intentaré y trabajaré en este año.

2. DISCIPLINA EN EL DEPORTE Y LA VIDA SALUDABLE

Otro de mis retos conseguidos en 2017. El deporte y alimentarme bien ya son hábitos de mi vida, pero que necesitan también mucha disciplina. Después de mi doble maternidad engordé bastantes kilos y llevaba mucho tiempo que no había manera de bajarlos. Entré en un bucle de comer mal, de no reservar tiempo para cuidarme y pensar sólo en los demás. Y me di cuenta que no podía seguir así…decidí apuntarme al gimnasio, busqué una entrenadora personal, porque necesitaba mucha motivación y alguien que llevara un control. Ella ha sido muy importante en este proceso, me ha enseñado a alimentarse bien y sacar partido del ejercicio. Y he bajado 14 kilos hasta el momento, y me siento súper bien. Ha sido un súper reto, que continúa en este 2018.

3. DISCIPLINA EN LA ORACIÓN

Y ésta es la más importante, pero la que reconozco que es más difícil de llevar a acabo. ¿Porqué? Porque DIOS es el creador de todo, es mi Creador, relacionarme con Él es tan importante como respirar, y la forma de comunicarme con Él es por medio de la ORACIÓN. Y esto también requiere de mucha Disciplina, pues tenemos que hacer tantas cosas, los días son cortos, tenemos tantas distracciones con lo que tenemos, nos rodea y vemos, que a menudo nos falta tiempo para lo que no vemos, y para lo importante. Sin duda, mi gran propósito este año es pasar más tiempos a solas con mi Dios, Él que más me ama y comprende, El que más oportunidades me da, El que más me enseña y más me inspira, conocer a Dios es lo que da sentido a mi Vida y me hace ser quien soy. Gracias Dios por estar siempre cerca de mí y buscarme para tener una relación personal conmigo. No merezco tanto Amor, pero por medio de Jesús y Su Gracia me lo da, y lo siento en cada detalle y momento de mi vida.
Os animo a proponernos nuevas Disciplinas por las que merezca la pena vivir con propósito este 2018.

FELIZ AÑO NUEVO A TODAS LAS LECTORAS DEL BLOG.

Ana Resa

Día de Reyes, Espiritualidad, Familia, Feliz Año Nuevo, Navidad

Los 12 días de Navidad

Unos de los retos que mi marido y yo siempre hemos tenido en nuestra familia fue enfocar en lo importante y verdadero con nuestros hijos, eso cuando todo les invita al consumismo. Seguramente hemos fallado en ocasiones, pues también nosotros somos tentados con el mirage de estas épocas.

Hemos llegado a la conclusión que si queremos enfocar en lo principal, tenemos que planear y tener disciplina. Así que dejo un plan de lectura bíblica para estos días. Empieza cada día leyendo y charlando sobre el texto con tus hijos. Eso ayudará que el enfoque cambie y que tengáis FELICES FIESTAS, de verdad.

Estas son las lecturas especiales hasta el día de los Reyes.  Que podamos centrarnos en Jesús, su venida, sus propósitos, su plan para nosotros.

1. Lucas 2:1-20 – 25 de diciembre

2. John 1:1-5 – 26 de diciembre

3. Juan 1:9-14 – 27 de diciembre

4. Lucas 2:21-35 – 28 de diciembre

5. Lucas 2:36-40 – 29 de diciembre

6. Mateo 2:1-12 – 30 de diciembre

7. Mateo 2:13-18 – 31 de diciembre

8. Mateo 2:19-23 – 1 de enero

9. Lucas 2:41-52 – 2 de enero

10. Juan 3:16-21 – 3 de enero

11. 1 Juan 4:7-10 – 4 de enero

12. 1 Juan 4:11-16 – 5 de enero

Mara

Decoración, Familia, manualidades, Navidad

Decorando el árbol de Navidad en familia y su simbología

Quisiéramos compartir unas ideas de decoración con vosotras esta semana.  Primeramente compartimos la historia de la tradición de los árboles de Navidad:

El árbol de Navidad es una tradición de origen en el Norte de Europa, donde los pueblos paganos asociaban las ramas del árbol con la vida y poder.  Cuando estos se convertieron al Cristianismo, pasaron a tener un árbol en sus casas para representar que Cristo está vivo.  Puedes utilizar la decoración de la casa para dar un mensaje sobre el verdadero significado de estas celebraciones.

Este año cuando decores tu árbol de Navidad, habla de estos hechos y de la simbología por detrás del árbol, de origen pagano pero que hoy representa vida para los Cristianos. 

Jesús dijo:

Juan 10:10

El ladrón solo viene para robar y matar y destruir; yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia. 

Ideas para una noche de decoración en familia:

1.Pon música: si no tienes cds de música o te cansas de lo mismo, hay una infinidad de listas en YouTube que puedes escuchar. Pongo algunas de mis preferidas:

Michael Bublé – Christmas album

Classical Christmas

Tradicional USA Christmas

Villancicos de toda la vida

2.Que la casa huela bien: puedes poner velas aromáticas de canela, o sencillamente hacer el hervido abajo. Otra idea es hacer galletas antes de la noche especial para que haya un olor a repostería recién hecha.

Receta para hervir y dar un olor especial a la casa: llenar una olla grande água, poner rodajas de naranja, clavos y palos de canela. Deja que hierva y baje el calor. Déjalo allí toda la noche y toda la cosa olerá de maravilla. Puedes también hacer una bebida caliente usando estos ingredientes, per en vez del agua, utilizar un brik de zumos de manzana y otro de zumo de piña. Puedes que adicionar un poco de azúcar moreno. ¡Es delicioso y huele muy bien!

3.Prepara un menu especial para la cena: la idea es que se convierta en una tradición, así que elige algo que a todos les guste, pero que a la vez sea sencillo, económico y fácil de servir. Puedes incluso permitir que se cene viendo una película, así que bocatas, pizza y batatas pueden ser buenas opciones. Eso será aún más especial si no es la rutina normal de la casa.

4.Planea un horario: por ser sencillo no quiere decir que no requiera organización. Planea esta tarde para que los niños vayan de una actividad a la otra sin cansarse y que no se aburran. Eso requiere planificación.

5.Haga un postre especial: de nuevo, la idea es que se sientan especiales, que se sientan un tanto “consentidos”, pero todo con un propósito final de que haya tiempo de calidad, que aprendan los valores que quieres que sepan, y que se sientan amados … quieres que consideren que es un tiempo especial y cual es la razón. Puedes hacer galletas para que decoren, o puedes servir churros con chocolate o turrones. Si quieres contar las calorías, existen muchas opciones con frutas, es solo visitar tu Pinterest!

6.Preparar el árbol y elegir decoraciones: el árbol puede ser natural o artificial. Cuando la montes o ubiques bien puedes explicar lo que significa. Puedes elegir colgar decoraciones hechas a mano, o puedes comprar. Yo tengo una mezcla de algunos hechos a manos, algunos souvenirs, y algunos comprados. Lo importante es que a todos les gusten y que les apetezca colgar. Permite que los niños cuelguen alguna de sus obras de arte. Pinterest está lleno de ideas de decoraciones DIY del árbol de Navidad.

7.Ejemplo de una tarde SUPER divertida e inolvidable para los niños:

  1. llegan del cole y son una merienda especial viendo una película o con un juego de mesa que no tome tanto tiempo.
  2. pasan a la mesa donde tienes los materiales preparados para hacer algunas decoraciones del árbol mientras escuchan canciones navideñas.
  3. Ir a la cocina ayudar con la cena o decorar galletas hecha por ti.
  4. Cenar – mientras cenáis podéis hacer un juego de preguntas: poner en una cajita y cada cual saca un papelito. Preguntas como: mi color favorito porque …, mi verano favorito porque …, mi mejor amigo porque …, etc.
  5. Montar el árbol, decorar, poner las luces y ¡encenderlas! Apagar las luces principales, dejar que el árbol sea el protagonista, con una velitas encendidas.
  6. Servir el postre o palomitas mientras ven una película especial.

Espero que estas ideas sean provechosas para un ambiente familiar lleno de amor mientras celebráis la Navidad.

Mara