Recetas, Salud y Belleza

Como hacer aceite, leche y nata de coco

Hola chicas,

Es muy fácil encontrar cocos sea en frutería o supermercados, y a buen precio.

Lo primero que hay que hacer es sacarle el agua por un de los agujeros que tiene. Solamente uno de los 3 agujeros es blando como para abrirle. Después toca beber el agua jeje!

Podemos abrirlo así como esta pero nos va a costar un montón sacarle la pulpa. Así que, mejor meterle unos 20 minutos en el horno hasta que se rache.

Aí es cuando esta listo para abrirle. Lo envuelves en un trapo de cocina y con el martillo le das unas cuantas veces. 

El cascarón se rompe por entero y queda fácil sacarle la fruta.

Ahora para hacer el aceite se pica en trozos pequeños para no sobrecargar la batidora.

Se pone en la batidora con un poco de agua muy caliente hasta que casi cubra el coco. El agua caliente ayuda a soltar los nutrientes buenos de la fruta.

Después de batir cuela en un trapo limpio de cocina.

E aí tienes este líquido que es la leche de coco. Se puede consumir así tal cual. Si lo metes en la nevera por 24 horas, al día seguiente la grasa se separa de la leche y entonces puedes tener la nata que es muy rica para hacer cremas, helados y batidos.

Pero, si la metes en un tarro y la guardas dentro de un armário oscuro por 48 horas se va a fermentar y se queda así. ¿ Ves en la foto? La grasa separada es el aceite de coco. Puro y extra virgen.Muy rico de sabor y muy bueno para hidratar la piel y el pelo.

Hay cientos de vídeos en youtube donde puedes ver como se hace cada etapa.Os animo a que probéis. Es muy rico y muy sano.Cuida bien de tu salud, de tu cuerpo y de tu espíritu.

¡Hasta pronto!

Sueli

Crecimiento Personal, Salud y Belleza

El cuidado personal

Cuidar de nuestra apariencia no siempre es sencillo, mucho menos cuando se trata de comer saludable o hacer ejercicio. A algunos les resulta muy agradable mientras que a otros les implica mucho esfuerzo.

Constantemente nos enteramos de personas que acuden a la nutricionista para llevar una alimentación mas balanceada o los gimnasios que suelen llenarse en los primeros meses del año.

Todo esto es debido a que en los últimos años se han incrementado las enfermedades como la hipertensión, la diabetes, el triglicéridos y colesterol altos, etc. 

¿Qué consecuencia traerá el descuidar mi salud hoy? ¿Tal vez me sentiría mejor adelgazando un poco, o subiendo unos kilos?

La vida sedentaria causa mucho daño, ¿ porque esperar a que el médico nos recete una mejor alimentación y ejercicio?

¡Comienza hoy!!

En la Biblia vemos que se condena el comer desenfrenado. Se iguala a vicios como el alcoholismo. Las palabras utilizadas son “glotón” y “borracho”. Fuerte, ¿verdad?. Lo puedes leer tú mismo en   Deuteronomio 21:20 y Proverbios 23:20-21a

Busca un equilibrio en tu vida, ni mucho ejercicio es bueno, ni poco. Solo necesitas disciplina y determinación para eso. Cuando aprendas a cuidar tu organismo, te sentirás bien por dentro y se reflejará en el exterior.

Al Único y Sabio Dios,

Jess

Compartimos un tablón nuestro de Pinterest con recetas Saludables:

PINTEREST: SALUDABLE
Cosas de Casa, Recetas, Salud y Belleza

Sopa Thai de Pollo con fideos de calabacín

Estoy contentísima de dar la bienvenida al cambio estacional.  Me encantan las sopas en general, así que colecciono recetas.  

Esta se está haciendo una de mis favoritas, en sabor y por ser muy saludable.  Tiene un ingrediente muy de moda en muchas dietas: el leche de coco.  Es ideal como bases de sopas, en salsas, en batidos de frutas y verduras, y en postres.  

Puedes conocer más sobre las propiedades de la leche de coco AQUÍ.

Me encantan recetas rápidas, prácticas, saludables y con ingredientes que tenemos siempre en casa.  Esta es una de ellas.  Doy gracias a mi hijo Christopher por las fotos tan apetecibles. 

Sopa Thai de Pollo y Coco

Ingredientes:

500 gramos de pechuga de pollo en cubitos

1 cucharada de aceite de coco (o de oliva)

1 cebolla troceada

1 pimiento rojo troceado

1 diente de ajo machacado

1 trocito pequeño de jengibre fresco troceado

1/2 cucharada de curry

1 brick de caldo de pollo (4 tazas)

1 lata de leche de coco (encontrado en la zona internacional del super)

2 calabacines pequeños cortados como fideos.

Un puñado de cilantro fresco



Cocinar el pollo y verduras en el aceite de coco.  Una vez que el pollo esté dorado, añadir el caldo de pollo y la leche de coco, el jengibre y el curry.  Ajustar la sal. Dejar cocer unos 20 minutos para que los sabores se mezclen.  Adicionar los fideos de calabacín al final cocinando 2-3 minutos más.  ¡Listo!  Servir con un poco de cilantro fresco por encima. 

¡Espero que os guste!

Mientras el mundo exista no han de faltar siembra y cosecha, frío y calor, verano e invierno, día y noche”.

Génesis 8:22

Originalmente publicado en EL RINCÓN DE MARA.

Mara

Crecimiento Personal, Salud y Belleza, Uncategorized

Aire limpio, vida libre …

Ya decía la famosa frase en latín “mens sana in corpore sano” de las Sátiras de Juvenal.

En la actualidad, por calidad de vida, muchas personas hablan de mudarse al campo, a zonas abiertas, cerca de la naturaleza, sin el ruido continuo ni la contaminación de los vehículos a nuestro alrededor. En la teoría, todo parece más bonito y fácil de realizar. Pero en la realidad, hay que tener mucha fuerza de voluntad para poder trasladarse a un lugar apartado, sin todas las comodidades ni facilidades que la gran urbe te puede ofrecer o a la que te tiene acostumbrada..

No voy a negar que las imágenes de los montes al amanecer y de los cielos estrellados durante las noches de cielo despejado son momentos mágicos y esplendorosos. Sobre todo yo, que me quedo embobada viendo las estrellas o admirando y buscando nuevos detalles en el monte en frente de la casa donde ahora vivo, buscando un nuevo detalle o un nuevo matiz de color marrón o verde; u observando cómo la nieve va desapareciendo por las zonas donde menos se posa el sol. Las imágenes que incluyo son fotos tomadas desde diferentes rincones en Villablino, provincia de León en estas semanas.

Así que aire puro, por supuesto y por todos lados. Cuestas y pendientes empinadas para transitar por las calles del pueblo. Pero también saltarse la dieta está a la orden del día. Los potajes, las castañas, el embutido, los quesos de cabra y vaca, la fruta y la verdura en general … Parecen tener otro sabor y otro olor, lo cual te invita a no dejar de probarlos continuamente. Pero una es bastante cautelosa o al menos lo intenta por bien de la salud; aunque en algunos momentos una no se pueda resistir.

Una tarde noche salimos a cenar unas cuantas chicas compañeras de estudios. Y claro, este kebab del restaurante regentado por un pakistaní estaba realmente contundente.

 ¡A Dios gracias! No fue tan lenta nuestra digestión. Aunque esto me hace pensar en los atracones de comida que nos damos durante las fiestas navideñas. Pensando que después del seis de enero todo volverá a la normalidad. Para personas sanas, esto puede funcionar. Pero en cuanto padezcas de alguna pequeña irregularidad en tus órganos vitales, todas las luces de alarma deben siempre estar encendidas. En algunas revistas, he leído  sobre no cenar al día siguiente o cenar pescado al vapor  o tomar alimentos ligeros como un yogur y alguna fruta; otros comentan sobre los desayunos cargados de nutrientes a basa de zumos naturales combinados con alguna rebanada de pan integral; en otros artículos he leído sobre los grandes aliados de color verde. Por lo general, mi lema es “pon verde en tu vida”; es decir que las comidas copiosas de celebraciones varias no tienen por qué estar reñidas con las ensaladas ya sean frías o calientes, las elaboraciones al vapor o al horno.  Con lo cual queridas amigas, disfrutemos del buen yantar pero de una forma sabia y saludable. 

“¿O ignoráis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, el cual está en vosotros, el cual habéis recibido de Dios y que no sois vosotros?” 

Primera Carta de San Pablo a los Corintios 6:19 

Nilda