Salud y Belleza

Cuidando de nuestra salud en el invierno

Llegan las bajas temperaturas, la lluvia y en varios rincones del país, la nieve. 

Durante el invierno, las personas son más propensas a sufrir enfermedades respiratorias, aumentar de peso y hasta sufrir depresiones y cuadros de estrés. Por eso, es recomendable adoptar algunos consejos para sobrellevar de mejor manera la temporada de frío que ya se instaló entre nosotras. 

Mantener y reforzar los hábitos de higiene: en el invierno, los virus que causan los constipados y la gripe circulan con mayor frecuencia y la tasa de contagio aumenta por el hecho de estar en ambientes cerrados y mal ventilados. Para ello, lavarse las manos sigue siendo una de las mejores formas de evitar el contagio. 

Evitar cambios bruscos de temperatura:  los extremos de temperatura son perjudiciales en esta época del año. Débese ventilar periódicamente los ambientes. 

Estar atentos a la protección del hogar:  el invierno es la estación donde ocurren más incendios en el hogar. En este sentido, es aconsejable triplicar la atención sobre este aspecto y enseñarles a los chicos qué hacer en casos de accidentes doméstico. 

No desatender la protección solar:  los rayos de sol pueden quemar la piel durante esta época del año, especialmente para aquellos que practican deportes invernales o al aire libre o en lugares con alto reflejo de los rayos del sol (como agua y nieve). Por eso, es necesario aplicar protección solar. Es aconsejable estar pendientes de hidratar, proteger y nutrir la piel para evitar descamaciones, quemaduras y grietas. 

Cuidar el estado de ánimo:  los meses de frío representan para muchos, tiempos de estrés y de tristeza. Por eso, es importante mantener una actitud y una disposición mental positiva y lecturas enriquecedoras.  La Biblia es un libro esencial donde podrás meditar en momentos de angustia o tristeza. 

Practicar deporte, aún en tiempos de frío:  practicar ejercicio físico ayudará a entrar en calor y combatir el frío. Por eso, es ideal programar actividades físicas adecuadas para la época del año. 

Vestirse adecuadamente. El consejo más práctico es vestirse en capas (técnica “cebolla”) para poder mantenerse secos y calientes. Si el clima es muy frío, es recomendable vestir ropa térmica. 

“Porque como descienden de los cielos la lluvia y la nieve, y no vuelven allá sino que riegan la tierra, haciéndola producir y germinar, dando semilla al sembrador y pan al que come.” –Isaías 55:10  

Rose

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .