Recetas, Salud y Belleza

Pan de Plátano y Sésamo


Este pan ha sido hecho por Ileana, una de las chicas solidarias que cada viernes viene a Tarjetería Solidaria en Getafe. Estaba ¡rico, rico! Además es sano ¡Hay que probarlo!

Pre calentar el horno a 180°C; engrasar y espolvorear con harina un molde para bizcocho. 

Ingredientes secos: mezclaros en un bol grande

  • 1 taza de harina
  • 1 taza de harina integral de trigo
  • 3/4 taza de azúcar moreno
  • 3/4 cucharadita de bicarbonato de sodio
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1 taza de semillas de sésamo (negros y blancos tostados un poco en una sartén sin aceite)

En otro bol mezclar los siguientes ingredientes húmedos:

  • 3 plátanos hechos puré (o 1 1/2 taza)
  • 2 huevos
  • 1/3 taza de aceite de oliva
  • 1/4 taza de yogur natural (o 1/4 taza de kefir)
  • 1 cucharadita de ralladura de limón (o naranja)

Poner los ingredientes húmedos en el bol de los ingredientes secos y mezclar con cuchara de madera hasta combinarlos bien. Poner la mezcla anterior en el molde y cocinar en el horno unos 45 minutos (o hasta que esté dorado y si pinchamos con un cuchillo éste salga limpio). Enfriar 10 minutos y desmoldar sobre la rejilla hasta enfriar completamente. Para el glaseado, solo mezcle azúcar glas con zumo de limón, no use cantidades, lo hace a ojo hasta que quede con una consistencia semi espesa, ir poniendo el zumo poco a poco.

¡A probar!

Tú preparas mesa delante de mí en presencia de mis enemigos; has ungido mi cabeza con aceite; mi copa está rebosando.

Salmo 23:5

Sueli

Cosas de Casa, Recetas

Risotto con Pera y Gorgonzola

Me encanta este risotto. El sabor de la fruta mezclado con el queso de sabor fuerte queda de maravilla.

¡Rico, rico!

Risotto con pera y Gorgonzola

No voy a poner medidas pues es el arroz caldoso de toda la vida que solemos hacer a menudo y a nuestra manera, solo que con un toque diferente.

Risotto con Pera y Gorgonzola

Aceite de Oliva

Ajo

Cebolla

Arroz grano redondo

Vino blanco

Caldo de verdura

1 pizca de sal

200gr. de queso gorgonzola cortado en dados pequeños

1 pera cortada en dados

Nata para cocinar (opcional)

2 cucharas de mantequilla

Echamos el aceite en la olla, freímos el ajo y la cebolla, agregamos el arroz y rehogamos un poquitin. Vertemos el vino blanco y esperamos que se evapore el alcohol.

Añade la sal y poco a poco se va agregando el caldo y vamos dándole vueltas siempre sin parar por unos 12 a 15 minutos dependiendo de la cantidad y de su cocina.

Cuando esté al dente, añade la pera y el queso. Si te gusta, añade también un poco de nata para cocinar, dale unas vueltas más y agrega la mantequilla. Mezcla suavemente con la espátula, dándole un par de vueltas.

Vertemos en una fuente y ¡a la mesa!

A mi me gusta espolvorear un poco de queso rallado parmesano por encima.

Risotto con pera y Gorgonzola

¡Animaros a probarlo, os sorprenderá!

Hoy he leído un texto de la Biblia que me hizo pensar en el momento de crisis que vivimos nosotros por aquí.

“Tarde o temprano, el malo no quedará impune, pero la descendencia de los justos se salvará… Uno da generosamente y acrecienta su haber, otro ahorra más de la cuenta y acaba en la indigencia… El hombre generoso prosperará, y al que da de beber la saciarán le sed…El que busca ardientemente el bien se gana el favor, pero al que busca el mal, el mal lo alcanzará… El que confía en su riqueza se marchita, pero los justos crecerán como el follaje.”

Proverbios 11:24-27

No hay que preocuparse cuando se tiene un Dios que nos cuida al mínimo detalle en nuestra vida, que nos da promesas de prosperidad en medio a la crisis. Con solo obedecerlo, temerlo y amarlo de todo corazón, nos colma de bendiciones. Así podemos también bendecir a otros que están en dificultad a nuestro alrededor.

¡Hasta pronto!

Hazte fan en nuestra página del Facebook

Sueli

Cosas de Casa, Recetas

Coulant (Petit Gateau) fácil

¿Lo has probado alguna vez? ¡Es muy rico, lo he hecho varias veces y siempre les encanta a todos! Para que salga bien tienes  que formar una capa fina de bizcocho, tocas con el dedo, si está líquido dejas un minuto más en el horno, pero no te pases sino se espesa demasiado y no tendrá el chocolate derretido por dentro. También puedes probar el Coulant de Dr. Oekter. Me sale muy bien, sólo hay que añadir 2 huevos y seguir estrictamente las instrucciones.

Ingredientes:

200 g. de chocolate negro

2 cucharas de mantequilla sin sal

¼ de taza de azúcar

2 cucharas de harina de trigo

2 huevos enteros (quitar la piel de la yema)

2 yemas

4 bolas de helado, fresas o frutos rojos y hojas de menta (opcional)

Preparación:

Precalienta el horno a 180ºC. Funde el chocolate con la mantequilla (al baño María o en el microondas).

Monta los huevos y las yemas con el azúcar hasta duplicar su volumen (se puede mezclar bien sin las varillas, no es imprescindible) y agrega la harina tamizada. Vierte el chocolate fundido y mezcla bien moviendo despacio. Unta con mantequilla 4 moldes individuales (o los de magdalena) y espolvorea con harina. Viertae la mezcla en los moldes, llenándolos hasta la mitad porque van a crecer.  Hornea a 180ºC  por 7 minutos.

Desmolda caliente, espolvorea con azúcar glas, y ábrelos por la mitad pon la bola de helado y sirve caliente. Yo cuando lo hago, dejo los platos decorados y dejo a los invitados esperar un poquito en la mesa  mientras lo preparo, son 10 minutos y  se puede oler el delicioso aroma de chocolate caliente, nadie se queja y todos encantados de esperar!

El origen del árbol de Cacao se remonta a 4000 años en las cuencas del Amazonas y del Orinoco. Los Aztecas le atribuían múltiples virtudes como calmar el hambre y la sed, proporcionar sabiduría y curar enfermedades. Para los Mayas simbolizaba vigor físico y longevidad.

El chocolate, aun hoy, es visto como un superalimento, pero solo es un alimento.  Pero nosotros somos seres espirituales y necesitamos de alimento espiritual. Jesús se refiere a sí mismo como el verdadero alimento espiritual:  “no solo de pan vive el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios” (Mateo 4.4), “Yo soy el pan de vida, el que a mí viene nunca pasará hambre y el que en mí cree nunca más volverá a tener sed” (Juan 6.35).

¡Un beso a todas!

Rosa

Cosas de Casa, Recetas

Calabaza con gambas: una receta brasileña

INGREDIENTES

1 calabaza mediana redonda

600 g de gambas peladas

4 cucharadas soperas de aceite

1 cebolla picadita

1 cucharada de zumo de limón

2 cucharadas soperas de tomate frito (o 10 tomatitos cherry partidos por la mitad)

250 ml de leche de coco (o nata para cocinar)

1 tarrina de queso Filadelfia (250 g)

1 ramita de cilantro

Sal y pimienta rosa de molinillo

MODO DE HACER

1. Con un cuchillo separar la parte superior de la calabaza para que quede en forma de una tapa. Con una cuchara retirar las semillas. Untarla por fuera con aceite. Envolver la calabaza con su tapa en papel aluminio y asar en horno pre calentado a 180º por 1 hora. Pinchar la calabaza con un palillo para verificar si está asada. Horno Microondas: poner la calabaza con su tapa en un plato, cubrir con la tapa de microondas y asar a potencia alta por 20 minutos y con un palillo verificar su cocción. Dejar enfriar.

2. En una sartén con el aceite pochar la cebolla. Añadir las gambas y rehogar por 3 minutos, añadir el zumo de limón, los tomatitos y rehogar por 1 minuto. Añadir la leche de coco, remover, salpimentar y añadir el cilantro picadito. Apagar el fuego

3. Untar la calabaza por dentro con el queso, añadir la crema de gambas, tapar y llevar al horno pre calentado durante 15 minutos para que se caliente. Servir con arroz blanco.

Una virtud especial

El fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre, templanza… —Gálatas 5:22-23

En su libro Food in Medieval Times [Comidas en la Edad Media], Melitta Adamson escribe sobre los deleites culinarios en la Europa de aquella época. Carne de animales salvajes, pasteles, budines y otras comidas exóticas ilustran el placer creativo de preparar alimentos. Pero con todos estos manjares maravillosos hay un problema: (continuar leyendo)

Rosa

Crecimiento Personal, Recetas

Dulce agradecimiento: brownie de microondas

En estos días de cuarentena mi familia tuvo grandes motivos para agradecer, uno de ellos por las personas que Dios ha puesto en nuestras vidas para ayudarnos con la compra de comida, medicinas e incluso para tirar la basura .

Nuestros vecinos, Protección Civil y amigos del pueblo son los protagonistas que hacen llegar cada día lo que necesitamos. És tan grandioso ver el mover de los corazones  y nuestro corazón se llena de gratitud.

Desde muy pequeña, Dios siempre ha movido mi corazón en cuanto a la importancia de demostrar agradecimiento, con palabras o algún detalle. Hacerlo alegra mi corazón, entonces ¿cómo no agradecer a nuestros ayudadores  por todo lo que nos hacen? En primer lugar, mi marido y yo oramos a Dios por ellos cada día, pero mientras seguimos confinados , pensé, ¿por qué no hacer un regalo dulce para retribuir el amor de las personas hacia nosotros?

Me encanta la repostería, voy  buscando recetas y probándolas. Encontré una receta de brownie en microondas. Es rápida , fácil y un dulce regalo para cualquiera ocasión, incluso para una tarde de sábado como hoy, para sentarse a la mesa con tu familia y disfrutar de una charla.  Por cierto, los que reciban este regalo, les va a encantar por el sabor y por el hecho de que alguien haya pensado en ellos, – y además, ¡hecho por ti!

¿Vamos a mirar la receta e ideas de como envolver los brownies para regalo?

Ingredientes:

  • 125 g de Chocolate NESTLÉ Postres Negro
  • 3 huevos
  • 100 g de azúcar
  • 45 ml (3 cucharadas) de leche
  • 125 g de mantequilla
  • 8 g de levadura en polvo
  • 70 g de harina
  • 50 g de nueces troceadas
  • azúcar glas

Elaboración

Fundir el chocolate  con la mantequilla al microondas a 700W, aproximadamente  3 minutos.

Mientras tanto batir los huevos con el azúcar.

Añadir la mezcla anterior, más la leche, la harina, la levadura y las nueces troceadas.

Mezclar bien y verter en un molde de silicona de 20 cm x 20 cm.

Introducir en el micro 5 minutos y medio a una potencia de 750W.

Dejar reposar en la nevera unos minutos.

Servirlo cortado en dados y espolvoreado con azúcar glas.

EL TRUCO DEL CHEF

Pueden cambiarse las nueces por otros frutos secos, como avellanas, almendras, etc.

¡Queda muy rico! Puedes cortar en cuadritos, poner en una bonita cajita con una tarjeta de agradecimiento y regalar  como nosotros haremos .

Ideas para regalar el brownie

¡Deseo que disfrutéis de la receta!

Dad gracias en todo, porque esta es la voluntad de Dios para con vosotros en Cristo Jesús.

1 Tesalonicenses 5:18

Rose

Uncategorized

Receta de Gnocchi o Ñoquis … y como poner en práctica nuestra fe

(Mara:  Una receta riquísima presentada en una de sus participaciones en la televisión)

Gnocchi o Ñoquis con Relleno

Ingredientes:

2 cubos de caldo de pollo

2 cucharadas de margarina o mantequilla

3 tazas de harina de trigo

1/2 kg de patata cocida y en puré

queso mozzarela cortado en cubos

650 ml de agua

Prepara:  hervir el agua con el caldo, margarina, y patata. Retirar del fuego y añadir la harina de una sola vez.  Poner en una superficie limpia para trabajar la masa. Trabajar con las manos por unos 2 minutos. Haga bolitas de unos 3 cms de diámetro, rellenando con la mozzarela.  Ir poniendo las bolitas en un recipiente de horno.  Al terminar, cubrir con la salsa de tu preferencia y llevar al horno para derretir el queso.  Servir acompañado con queso parmesano. 

¡Espero que os guste!

Unos pensamientos …

Se lee en la Biblia:

18 Se puede también razonar de esta manera: tú dices que tienes fe; yo, en cambio, tengo obras. Pues a ver si eres capaz de mostrarme tu fe sin obras, que yo, por mi parte, mediante mis obras te mostraré la fe. 19 ¿Tú crees que hay un único Dios? De acuerdo; también los demonios creen y se estremecen de pavor. 20 ¿No querrás enterarte, presuntuoso de ti, que la fe sin obras es estéril?  

Santiago 2:18-20

He pensado  mucho en esto últimamente, evaluando lo que tengo hecho para ayudar a mi prójimo.  Algunas veces cuando vemos a algunas amigas en situación de necesidad y sencillamente le damos una palabra de apoyo, decimos que rezaremos u oraremos por ella y seguimos adelante con nuestra vida.

Me pregunto, ¿será solamente esto suficiente?  No digo que nuestra oración no tenga poder, por el contrario, Dios es el que puede ayudar a cualquiera en necesidad.  Lo que digo es que también nosotros debemos aportar nuestro granito de arena, algo palpable, que nos saque de nuestra zona de comodidad.  Quizás nuestra amiga esté debilitada y no puede hacer alguna tarea doméstica, o preparar una comida … ¿solo nuestros buenos pensamientos ayudan?  No, hay que ir, hacer, ayudar en verdad.

¿Cómo nos evaluamos?

Positivo: con fe acompañada de obras, o Negativo: solamente hemos quedados en buenas intenciones.

Pido a Dios que seamos motivadas a “ir” y “hacer” … somos las manos y los pies de Jesús en esta tierra.

Un consejo práctico: póngase en el lugar de la otra persona, quizás no puedas afrontar la idea de pasar por lo que pasa ella. Allí empieza la motivación que necesitas para ayudar. Pregúntese de qué maneras prácticas podrías ayudarla.  “La fe sin obras es estéril”.

Debora

Uncategorized

Cintas de calabacín con pesto de alcachofa

Hummmm…

Cuando ví esta receta en el blog Love Cook Eat me he decidido traducirla y compatirla con vosotras.  Me parece muy rica, light y fresca, ideal para estos días más calurosos. 

Ingredientes

300 corazones de alcachofa congelados, descongelados. Exprimir el exceso de agua
2-3 calabacínes grandes
1 cucharada de zumo de limón
1 taza de perejil picado
pizca de sal y pimienta
1/2 taza de queso parmesano reggiano rallado
ralladura de 1 limón
2 dientes de ajo, picados
1/4 taza de nueces
1/4 taza de aceite de oliva extra virgen

Instrucciones:

Retire los tallos de los calabacines.
Cortar el calabacín haciendo cintas largas de aproximadamente 1/4 cm de grosor.
Espolvoree ambos lados con sal y pimienta.
Poner el calabacín a la plancha a fuego alto por alrededor de un minuto o poco menos, reservar en un plato.
Utilice un procesador de alimentos para picar la cáscara de limón, corazones de alcachofa, ajo, jugo de limón, nueces, perejil, una pizca de pimienta y sal.
Procesar 20 segundos. Añadir un poco de aceite y picar durante 5 segundos más, hasta que esté bien mezclado.
Desplazar y colocar en un bol y luego agregue el queso parmesano rallado.
Poner una cucharada de la mezcla en cada cinta de calabacín y enrolle.

¡Servir!

Toda buena dádiva y todo don perfecto viene de lo alto, desciende del Padre de las luces, con el cual no hay cambio ni sombra de variación.

Santiago 1:17

Mara

Recetas

Flan de coco

Me gustaría compartir una de mis recetas de postre favoritas.  Además de sabrosa, me trae muy buenos recuerdos.  Mi abuela Jandira solía hacerla siempre que recibía visitas especiales, lo que nos incluía a mí y mis hermanos.  ¡Qué buenos tiempos!

Estos recuerdos me hacen pensar en mi responsabilidad como madre, esposa, amiga … de “hacer” momentos en los que mi amor sea patente.  Momentos que un día puedan ser recordados como “los mejores tiempos de mi vida”.  A parte del sabor, del amor demostrado, me gusta aludir a otra marca que me ha dejado mi abuela:  su fe en Dios.  Es una herencia que quiero pasar a mis hijos, nietos, etc.  Que se acuerden de mí como una persona que amaba a Dios y vivía por sus principios.

Ahora la receta …

FLAN DE COCO

Lo mejor:  No hay que hornear

Ingredientes:

1 lata de leche de coco (más o menos 250 ml)

La misma medida de leche condensado

La misma medida de leche

12 hojas de gelatina sin sabor

Opcional: añadir coco rallado a gusto a la mezcla.

Caramelo

Ciruelas pasas para decorar


Preparo:

1. Derritir las hojas conforme instrucciones del paquete.

2. Batir todos los ingredientes, incluyendo la gelatina derritida.

3. Hacer un caramelo casero o utilizar los de bote.

4. Poner una capa fina de caramelo en el fondo del recipiente.

5. Por encima, poner la mezcla batida.

6.  A la nevera por lo menos 3 horas o hasta que cuaje.

7.  Para servir, rehogar unas ciruelas en un poco de caramelo.

8. Desmoldar y decorar con las ciruelas.

¡Espero que os guste!

Mara

Recetas

Banana Bread (Pan de plátano americano)

A mi me encanta el “Banana Bread”, aún más ahora que he encontrado esta receta que combina perfectamente sabor y buenos ingredientes.  Se sustituye parte de la mantequilla por puré de manzana y la mitad de la harina, por harina integral.  Podrías también sustituir el azúcar por algún edulcorante.  

Espero que os guste como le ha gustado a mi familia.

Bizcocho de Plátano – Banana Bread 

Ingredientes, medidas basadas en las tazas americanas (aproximadamente una taza de té)

1 taza de azúcar
2 huevos
1/2 taza de mantequilla light
1/2 taza de puré de manzana
1 + 1/2 cucharadita de esencia de vainilla
1/2 taza de yogur natural desnatado
3/4 taza de harina
3/4 taza de harina integral
1 cucharadita de bicarbonato sódico
1/2 cucharadita de sal
1 taza de puré de plátanos pasados (cuanto más pasado, más intenso el sabor)
Opcional: 1/2 taza de nueces picadas

Batir:  azúcar, huevos, mantequilla, puré de manzanas, vainilla y yogur.  Una vez batidos, añadir mezcla seca (harinas con bicarbonato y sal), poco a poco.  La mezcla es espesa, no es la típica de bizcocho.  Este “Banana Bread” se hace en un recipiente para hornear pan.

Opción de “topping de Strudell”:  

Para una cobertura muy interesante, mezclar los siguientes ingredientes y poner por encima de la tarta antes de hornear:
1/4 taza de avena
1/2 cucharadita de canela
1 cucharada grande de azúcar moreno
1 cucharada grande de mantequilla derritida.  

Poner el horno unos 45-55 minutos a 180 º o hasta que al hincar con un tenedor en el medio de la tarta, éste salga limpio.  Se puede servir caliente o a temperatura ambiente, acompañado con mantequilla si se quiere.

Que esta receta pueda ser de ayuda en tu misión de amar y servir a tu familia y amigos. Todos se sentirán queridos y amados cuando les sirva esta tarta acompañada con un buen cafe o te.  ¡Disfrutad!

Salmos 119:103 | Salmos, Salmo 119, Palabra de vida

Mara

Crecimiento Personal, Recetas

Las águilas y los cuervos: igualdad en la diversidad

Me encanta la primavera en Madrid, pero también echo de menos la primavera de mi estado de Oklahoma.  

Oklahoma es un estado central en los Estados Unidos. Está lleno de parques naturales, lagos y gente maravillosa y amable. No es el estado con más “glamour” en los EE.UU., pero no pasa nada, estamos contentos con lo que tenemos. Nos gusta lo que somos.  Tenemos un gran orgullo regional.  Estamos orgullosos de no ser de la zona costera. Nosotros no somos los neoyorquinos. Nosotros no somos los californianos. Somos agricultores, vaqueros, y nativos americanos que comparten el amor por nuestra tierra. Somos diferentes a la gente en otros estados y eso está bien.

Como extranjera que vive en España, soy muy consciente de mis diferencias. Con mi pelo rojo y mi acento americano, es bastante obvio que no soy española. Yo soy diferente, y no pasa nada.

Sitting Bull (Toro Sentado), un famoso guerrero del Tribu Sioux y el Hombre Santo, dijo una vez: “No es necesario que las águilas sean cuervos.” Lo dijo cuando enfrentaba la amenaza de la asimilación de los pueblos nativos americanos a la cultura occidental. Se refería a que no todos tienen que ser lo mismo, actuar de la misma manera, vestirse igual o tener la misma cultura para ser de valor en este mundo. En sus últimos días de su vida, él quería que hubiera armonía entre las tribus indias y el “hombre blanco”, mientras se  mantenían sus diferencias culturales.

No es necesario que todos seamos iguales.  De hecho, no fue esa la intención de Dios.  Dios nos hizo diferentes, cada uno con nuestra propia personalidad y cultura. Una frase en la Biblia dice: “Si el cuerpo entero fuera ojo, ¿cómo podría oír? Y si todo fuera oído, ¿cómo podría oler?”  Debemos estar agradecidos de que Dios nos hizo a todos un poco diferentes.

Hay que celebrar nuestras diferencias y empezar a aprender el valor de nuestros hermanos y hermanas que no son exactamente como nosotros. Somos únicos. Él nos ama tal como somos. Recuerde, no es necesario que las águilas sean cuervos.

Comparto una receta de Indian Fry Bread (Pan Frito Indígena)

Indian Fry Bread (Pan Frito Indígena)

Ingredientes:
1 taza de harina (250 gm) 1/4 cucharadita de sal 1 cucharadita de leche en polvo 1 cucharadita de polvo para hornear 1/2 taza de agua Aceite vegetal o de girasol para freír Harina extra a la harina de las manos

Preparación:

Tamice juntos la harina, sal, leche en polvo y el polvo de hornear en un tazón grande. Verter el agua sobre la mezcla de harina de una sola vez y revuelva la masa con un tenedor hasta que comience a obtener volumen.

Poner harina en las manos. Utilizando sus manos, comenzar a mezclar la masa, tratando de obtener toda la harina en la mezcla para formar una bola.

Corte la masa en cuatro (4) trozos. Usar las manos enhariñadas para formar un disco de unos 17 centímetros de diámetro.

En una sartén, calentar el aceite vegetal a unos 150 grados Cº.

Tome la masa formada y suavemente lo coloca en el aceite, teniendo cuidado de no salpicar el aceite caliente. 

Presione hacia abajo sobre la masa. Freír hasta que estén doradas, y luego dar la vuelta para freír el otro lado. Cada lado tendrá aproximadamente 3 a 4 minutos de cocción. 

Coloque el pan frito cocinado en una toalla de papel para absorber el exceso de aceite.


Acordaros: No es necesario que las águilas sean cuervos. 

Amy