Recetas, Salud y Belleza

Delicioso cuidado personal: bizcocho de chocolate

Por lo general, cuando las personas empezamos a practicar un deporte de forma regular o empezamos a seguir una dieta detallada nos ponemos tristes , pues ya no podemos disfrutar de postres o dulces. Sin embargo, hace unos meses con mi hijo mayor nos hemos dado cuenta que nada mas lejos de la realidad. Es decir, cada vez que una receta te permita sustituir ciertos productos como pasar de la harina blanca a la harina integral o a la harina de avena, puedes seguir degustando esas delicias que dan tanto olor agradable al hogar. 

Hoy os presentamos una receta de un bizcocho normal de chocolate donde hemos sustituido la harina, el cacao y hemos reducido la cantidad de azúcar. 

Esperamos que puedan degustarlo:

Ingredientes:

2 tazas de harina integral

1/2 taza de mantequilla

4 huevos medianos

1 taza de leche desnatada

1 y media taza de azúcar

1/2 taza de cacao: distribuido en un cuarto de taza de cacao y un cuarto de taza de proteína de soja sabor chocolate


Preparación

Batir bien la mantequilla , agregar el azúcar , seguir batiendo.

Echar los huevos uno a uno , separada la yema de la clara y batir bien.

Agregar la harina , cacao, proteína de soja, poco a poco y seguir batiendo .

Echar poco a poco la leche , mezclando bien.

Preparar un molde enmantequilado y enharinado. SI usas un molde de silicona, puedes evitar o saltar este paso.

Hornear a 180 grados Celsius por 35 minutos .

Dejar enfriar , desmoldar y servir.

Este es el bizcocho desmoldado

Pronto seguiremos con ideas naturales sustituyendo diferentes ingredientes. Os aseguramos que antes de publicar la receta, al menos mi hijo mayor y yo habremos probado y degustado  ese dulce creativo que no es prohibitivo ni contrario a tu dieta diaria.

Un fuerte abrazo,

Nilda

Recetas

Dos bizcochos riquísimos de Debora

Dos recetas de Debora Corazzari … seguramente una delicia al paladar.  Os dejo con un versículo que habla de la importancia de las palabras que salen de nuestra boca.  Hoy practiquemos destilar dulzura en todo lo que digamos. –Mara

Proverbios 16:24

Panal de miel son los dichos suaves, suavidad para el alma y medicina para los huesos.


Bizcocho de Naranja y Cuajada

Ingredientes de la masa:

3 huevos
250 ml. de leche cuajado
360 gramos de azúcar
15 gramos de polvo de hornear
250 gramos de harina de trigo
10 gramos de bicarbonato sódico
30 gramos de margarina sin sal

NOTA. Para cuajar la leche, añadir al 250 ml. de leche caliente jugo de limón o vinagre. Revuelva bien y se cuajará solo.

Preparación de la masa: Batir en la batidora todos los ingredientes empezando por los líquidos. Hornear en forma de bizcocho redondo con agujero.

Ingredientes para el almíbar:
1 taza de zumo de naranja
½ taza de azúcar

Preparación del almíbar: En una cacerola poner los 2 ingredientes y calentar hasta que espese. Reservar.

Montaje: Verter el jarabe en el bizcocho mientras aún esté caliente.

Bizcocho de naranja con corteza

Ingredientes de las masa:
3 huevos enteros
1 pizca de sal
240 ml. de aceite de girasol
360 gramos de azúcar
250 gramos de harina de trigo
15 g de polvo de hornear
1 naranja cortada en 4 partes (quitar las semillas y cortar la piel blanca del centro)

Preparación de la Masa: Batir el aceite, los huevos, naranja hasta hacer una mezcla homogénea. En un molde poner la harina, el azúcar, la sal y el polvo de hornear y añadir a la mezcla de la licuadora. Hornear en una forma redonda de bizcocho de agujero en el medio, en horno medio durante 40 minutos o hasta que esté dorado.

NOTA:  En lugar de utilizar la naranja puedes utilizar un limón con cáscara también cortado en 4 partes sin la piel blanca y gruesa del medio o una rebanada de piña 3 de cms o 1 plátano maduro pelado.

Debora

Cosas de Casa, Equipo, Recetas, Uncategorized

Rico, saludable y…. receta de bizcocho

Bizcocho esponjoso

Esta vez os vamos a proporcionar la receta de un bizcocho rico, saludable y libre de grasas. Elegir esta receta nos ayuda a proporcionar a nuestra dieta diaria la cantidad de dulce que se nos permita en un postre casero libre de grasas saturadas. En efecto, los ingredientes que desaparecen de este bizcocho son las yemas de huevo y la mantequilla.

Podemos pensar que usar solamente claras de huevo resulte muy costoso. Sin embargo y a corto plazo, son de mucha utilidad tanto para postres como para comida en general, como tortillas, revueltos, pasteles; ya que en estos casos, no vamos a descartar agregar un huevo completo. Pero esto lo veremos en otra jornada

En algunos supermercados, ya encontramos botellas de 15 y 30 claras de huevos. Una botella de 30 claras puede costar 2,15 euros, mientras que 30 huevos pueden costar a partir de 3 euros. Por lo tanto, no nos va a suponer un gasto extraordinario.

Los ingredientes para nuestro bizcocho esponjoso son:
– un molde redondo mediano de silicona (mejor pues evitamos engrasar y enharinar como lo necesitan los moldes desmontables  de otro tipo)
– 200 ml de claras de huevo
– 100 ml de leche (a elegir entre semidesnatado, sin lactosa, o las vegetales: de avena o de almendra)
– 60 gramos de harina (a elegir entre integral o de avena)
– 30 gramos de azúcar o edulcorante al gusto

Modo de preparar:
– precalentar el horno a 180 grados Celsius
– batir las claras de huevo a punto de nieve
– en un recipiente aparte, mezclar la harina con el azucar y la leche hasta conseguir una mezcla esponjosa.
– verter esta segunda mezcla en las claras en sentido envolvente y con cuidado (mover con una espátula en movimientos de abajo hacia arriba para no perder la esponjosidad)
– colocar nuestra mezcla en un  molde de silicona mediano
– hornear durante 18 a 22 minutos. (probar con un palito o varilla que sale limpia y sin restos, para saber que ha quedado listo)
– desmoldar y colocar sobre un plato, manteniendo cerca del horno y tapado con un paño suave de tela.

Esperamos que os guste para disfrutarlo en el desayuno o la merienda.

Seguiremos adelante con estas posibilidades de postres o dulces permitibles durante periodos de dietas ya sea que tengan un mayor o menor grado de ser estrictas.

¡Hasta pronto!

Nilda