Día de Reyes, Los Reyes Magos, Navidad

Lo que puedo aprender de los “Reyes Magos”

“En aquel tiempo, unos sabios que venían desde el oriente llegaron a Jerusalén y preguntaron: ‘¿Dónde está el rey de los judíos, que ha nacido? Porque hemos visto su estrella en el oriente, y venimos a adorarlo‘”. (Mateo 2:1-2, énfasis de la autora.)

Un largo viaje, nada de comodidad, pero muchos deseos de encontrar “al rey”. Aquellos hombres sabios, que ni tan siquiera eran judíos, decidieron emprender una travesía, siguiendo solo el rumbo que les trazaba una estrella, para adorar al rey.

Entre tanto que encierra la Navidad a veces Jesús se nos pierde, se nos pierde porque estamos buscando muchas otras cosas. Y, a diferencia de los sabios, nos embarcamos en otras travesías que, en lugar de acercarnos a Belén, nos alejan. 

Navidad es buscar al Rey…para adorarlo.

La Biblia no nos dice por qué Dios escogió a aquellos hombres, a quienes hoy muchos conocen como “los reyes magos”, para ser partícipes de este gran milagro, pero es evidente que sus corazones estaban buscando. Y siempre que nos propongamos buscar a Dios, lo encontraremos. 

 “Si me buscan de todo corazón, podrán encontrarme” (Jeremías 29:13).

Estos viajeros orientales no buscaban al rey para corroborar una teoría astrológica… ¡lo buscaban para adorarlo! 

Dios sigue buscando lo mismo. Corazones sensibles, dispuestos a embarcarse en la mejor de las travesías para que descubran el mejor regalo de todos: una relación con él, a través de Jesús, mediante la experiencia de adorarle y conocerle.

Hoy que se celebra el “Día de reyes”, tenemos algo en lo cual reflexionar. Ellos nos dieron una lección que podemos imitar. 

Busca un momento en el día, en medio de los ajetreos, los preparativos, y haz lo que hicieron los sabios…adora a Jesús. Él te está esperando. No necesita oro, ni incienso, ni mirra, porque ahora ya está sentado junto a su Padre en el trono que un día dejó para venir a Belén. El mejor regalo que le puedes darle es tu corazón rendido, dispuesto a adorarle, a escucharle, y conocerle.
Si nos ponemos a pensar, en cierto modo esta fue la primera expedición misionera de la historia. Aquellos hombres extranjeros de seguro regresaron a sus países contando todo lo que habían presenciado.  Así que además de adorar al Rey, no olvides compartir con otros a JESÚS.

(Este artículo es parte del libro “El corazón de la Navidad”)

Bendiciones,

Wendy

Día de Reyes, Los Reyes Magos, Navidad

Feliz Día de los Reyes Magos

Queridas seguidoras,

¡Os queremos saludar en este día lleno de encanto y magia!

Quisiera compartir un texto del gran evangelista del siglo pasado, Vance Havner.   Que os sirva de reflexión …

“Hoy en día ya no paramos para ver las estrellas, cegados quizás por nuestra propia luz.  Ya no observamos las constelaciones en los cielos por culpa de nuestros propios fuegos artificiales intermitentes.  Luego tenemos una abundancia de otras estrellas … atléticas, políticas, artísticas … Y nunca como ahora se ha visto tantos misiles humanos erróneos. Judas en la Biblia les llama a algunos de ellos “feroces ondas del mar, que espuman su propia vergüenza; estrellas errantes, para las cuales está reservada eternamente la oscuridad de las tinieblas.” (v 13).  … por supuesto, estamos ahora en la fabricación de nuestras propias estrellas, poniéndolas como satélites en órbita alrededor de nuestro planeta. 

Los Magos dijeron, “hemos visto Su estrella”.  Él es “la Estrella de Jacob”, “la Estrella del Día”, “la Estrella Brillante de la Mañana.”  Vieron la estrella y emprendieron un viaje.  Ellos fueron a donde estaba Él.  Así mismo deberíamos ir a Él en arrepentimiento y fe.  Ellos adoraron y nosotros deberíamos inclinarnos delante de Él y confesarle como Señor de todo.  Ellos dieron regalos, y nosotros deberíamos darLe nosotros mismos.  Al regresar a sus casas, fueron por un camino distinto.  Ningún hombre o mujer viene a Cristo y vuelta de la manera.  Ya no vive a su manera, sino a la manera de Cristo. 

Hay muchas estrellas hoy en día pero la pregunta esencial es ¿Has visto tú Su estrella?  Y si la has notado, ¿qué harás acerca de ello?”

¡Feliz Día!

Mara

Día de Reyes, Navidad, Uncategorized

Qué significan los 3 regalos de los Reyes

Mateo 2 nos dice que los magos, u hombres sabios, viajaron desde el este en busca del niño Jesús. Le preguntaron al rey Herodes dónde podrían encontrarlo, diciendo: “¿Dónde está el que ha nacido rey de los judíos? Porque vimos su estrella cuando se levantó y hemos venido a adorarlo” (Mateo 2: 2). Al encontrar al niño Jesús, “se inclinaron y lo adoraron. Entonces abrieron sus tesoros y le presentaron regalos de oro, de incienso y de mirra ”(Mateo 2:11).

El oro es un metal precioso y, como tal, era un bien muy valioso. Su valor bien podría haber financiado el viaje de José y María a Egipto. La Biblia no nos dice ningún otro significado a estos tres dones; sin embargo, la tradición dice que hay un significado más profundo para cada uno de los tres. El oro es un símbolo de la divinidad y se menciona en toda la Biblia. Los ídolos paganos a menudo se hacían de oro y el Arca de la Alianza estaba recubierta de oro (Éxodo 25: 10-17). El regalo de oro para el niño Jesús era un símbolo de su divinidad: Dios en carne.

El incienso es una resina o goma blanca. Se obtiene de un árbol haciendo incisiones en la corteza y permitiendo que la goma fluya hacia afuera. Es muy fragante cuando se quema y, por lo tanto, se usó en la adoración, donde se quemó como una ofrenda agradable a Dios (Éxodo 30:34). El incienso es un símbolo de santidad y rectitud. El regalo del incienso al niño Jesús fue un símbolo de su voluntad de convertirse en un sacrificio, entregarse por completo, análogo a una ofrenda quemada.

La mirra también fue un producto de Arabia, y se obtuvo de un árbol de la misma manera que el incienso. Era una especia y se usaba en el embalsamamiento. También a veces se mezclaba con el vino para formar un artículo de bebida. Tal bebida fue dada a nuestro Salvador cuando estaba a punto de ser crucificado, como una poción asombrosa (Marcos 15:23). Mateo 27:34 se refiere a esto como “hiel”. La mirra simboliza la amargura, el sufrimiento y la aflicción. El niño Jesús crecería sufriendo enormemente como hombre y pagaría el precio final cuando entregara su vida en la cruz por todos los que creen en él.

***

Ahora quedáis con ideas para envolver regalos:

Mara

Día de Reyes, Los Reyes Magos, Navidad

Ya llegan los Reyes – enfoque: niños

Aquí os dejamos unas etiquetas de regalo para imprimir, otros imprimibles para colorear y decorar y otras ideas más.  

Esperamos que estas ideas os puedan ayudar a entretener y traer la magia al momento a los niños de vuestra familia, de una manera muy educativa.  

Este es un enlace a un blog que nos da muchas ideas de cómo incorporar algunas tradiciones a este día especial. Enlace: Mama y Maestra

Una cajitas para chuches. Están a venta pero a la mejor te inspiras en ellas y las hacer tú misma. Enlace: Paperblog

Una cajita para regalo.  Estas están en venta. También puedes inspirarte en los colores y en la sencillez para añadir un toque especial al regalito. Enlace: Eje360

Para imprimir y colorear. Enlace: Euroresidentes

Para imprimir y colorear.  Enlace: Euroresidentes

Unas etiquetas para imprimir.  Enlace: Euroresidentes

¿Qué tal decorar unos cupcakes con fondant?  Enlace: Pinterest

La respuesta de los Reyes, editable, para imprimir; enlace en Aprendiendo con Julia

Espero que os venga de ayuda y no os olvidéis:

“Los hombres sabios de hoy en día todavía buscan al “Rey”.

Como los Reyes Magos (o Sabios del Oriente) ten la meta de buscar a Jesús este año.

Mara

Día de Reyes, Los Reyes Magos, Navidad

Ya llegan los Reyes …

Quisiéramos en estos días venideros proporcinar algunos enlaces educativos sobre el nacimiento de Jesús y la visita de los Reyes Magos.  

Que en la ilusión del momento, en familia, podamos apartar tiempo para reflexionar en el protagonista de esta historia, así como en sus ilustres visitantes.  

Hay mucho que aprender de la devoción y espíritu de gratitud de los Magos del Oriente.

Hoy os dejamos una película muy buena sobre el nacimiento y la visita de los Magos.

Mara

entretenimiento, Navidad, Recetas

Regalitos de Solomillo

Una idea para una cena especial en estas fiestas …

Hola Amigas, hoy os presento una receta muy buena para estas fechas navideñas, yo la he llamado “Regalitos de Solomillo”,  en esta receta prepararemos dos salsas, una con queso azul o roquefort, y otra de oporto.

Ingredientes:
1kilo de solomillo
2 puerros
un poco de cebollino
una cucharada de pasas de corinto
300 gr. de carne picada
100 gr. de champiñones

Ingredientes para la salsa de queso azul o roquefort:
250mil. de nata para cocinar ( un brick pequeño) de textura ligera o liquida
100gr. de queso azul o roquefort
una pizca de nuez moscada
sal y pimienta.

Ingredientes para la salsa de oporto:
2 cebollas grandes (pueden ser cualquier tipo de cebolla dulce o morada)
Vino de Oporto para cocinar

1) Primero cortamos el solomillo en medallones o rodajas y los aplanamos con un ablandador (mazo o martillo para carne), dando golpes a la carne para extenderla.

2)  Preparamos un sofrito con los puerros cortados finamnete, en una sartén ponemos una cucharadita de aceite de oliva y pochamos los puerros.  Cuando tomen color añadimos las pasas, y los champiñones, removemos un par de minutos.

Agregamos la carme picada o molida y dejamos a fuego medio por 3 o 4 minutos removiendo y salpimentando.  Añadimos un chorrito de vino y dejamos a fuego bajo para que evapore el alchool del vino. Apartamos del fuego y este será el relleno.

Con  este sofrito rellenamos el solomillo extendido y lo atamos con hilo especial para hornear. Lo colocamos en un refractario o fuente para el horno, metemos en el horno precalentado a 200 grados, al ser una carne muy suave y fina, la dejaremos pocos minutos, solo para que selle la carne, cuando la carne esta lista quitamos el hilo y en su lugar ponemos cebollito haciendo un lazo, un nudo.

3) preparamos la salsa de queso azul o roquefort: ponemos la nata enn un cazo a fuego, y cuando esté caliente añadimos el queso azul en trocitos y mezclamos con la ayuda de una espátula o varillas para ayudar a incorporarse bien, removiendo dejamos que el queso se derrita, que se desintegre en la nata lentamente, salpimentamos y opcional: (una pizca de nuez moscada). apartamos del fuego.

4) Preparamos la salsa de Oporto: en un cazo ponemos más o menos media botella de vino  de Oporto a fuego a que se reduzca, y mientras tanto picamos finamente en juliana las cebollas, la pochamos en una sartén con una cucharadita de aceite de oliva, sazonamos y dejamos en el fuego removiendo de vez en cuando y cuando veamos que ya tomaron color, que están caramelizadas, entonces ya agregamos el vino que esta en el fuego que habrá reducido a casi la mitad. Dejamos a fuego un poco más, después licuamos en la minipimer para hacer una salsa con textura sedosa.

Y cuando la carne ya esta lista, la servimos y echamos las salsas calientes  por encima de la carne y acompañamos con arroz blanco y un salteado de verduras.

 `Y como esta receta va de regalitos” y estamos en navidades época de regalar, ¿ ya sabeís lo que vais a regalar? y ¿ que os gustaría que os regalaran?  ,

En crisis es imposible dar regalos caros, pero podemos ser creativos y dar algo no tan caro, pero si valioso por el detalle. y ¿os habéis puesto  a pensar cual ha sido el mejor regalo que os han dado?, ¿el mas caro?, ¿el más valioso? ¿el inesperado?   Yo definitivamente sí lo sé. 

1 Pedro 2:24  “Quien llevó él mismo nuestros  pecados en su cuerpo sobre el madero, para que nosotros, estando muertos a los pecados , vivamos a la justicia.   Juan 3:16  Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su hijo unigénito, para que todo aquel que en el cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.”

Sonia

Cosas de Casa, Día de Reyes, Familia, Navidad, Recetas

Bizcocho Navideño

En estas fechas tan especiales en las que todos nos vestimos de fiesta, adornamos nuestras casas, calles y ciudades, no podía faltar un postre que nos endulce la Navidad. 

Supongo que todos conocemos la receta del famoso bizcocho de yogur. Por si acaso hay algún despistadillo, la comparto otra vez:

* INGREDIENTES:

– 1 yogur 

– 1 medida de aceite 

– 2 medidas de azúcar 

– 3 medidas de harina

– 1 sobre de levadura

– 3 huevos

– 1 pizca de sal

* CÓMO SE HACE

– Primero mezclamos los ingredientes líquidos (huevos, yogur y aceite). 

– Se añade el azúcar. 

– Se tamiza la harina con la levadura y se añade a la mezcla. 

– No olvides añadir la pizca de sal. 

– Batirlo todo hasta conseguir una mezcla homogénea y ponerlo en un molde previamente engrasado. 

– Precalienta el horno y luego hornea la mezcla a 180°C durante 40 minutos aproximadamente. Comprueba que está bien hecho por dentro pinchando en el centro. No abras el horno durante la primera media hora. 

Un truco para que tú bizcocho quede más esponjoso es batir las claras punto de nieve. 

Esta es la receta básica. Las medidas de la receta se consiguen usando el recipiente del yogur. 

Las fotos  son de dos variantes de este bizcocho. Uno de cacao (en lugar de 3 medidas de harina, tienes que echar 2 de harina y una de cacao puro) y otro de limón, en la que sólo hace falta añadir ralladura de un limón a la mezcla. 


Está simple receta puede estar a la altura de las fechas tan especiales que vivimos si las “vestimos” de fiesta. Con adornos sencillos podemos conseguir unos postres fáciles pero muy vistosos. 

Seguimos celebrando el nacimiento de Jesús. 

“Y aquel Verbo fue hecho carne,

 y habitó entre nosotros 

(y vimos su gloria, 

gloria como el unigénito del Padre) 

lleno de gracia y de verdad.” 

Juan 1:14

 “El ángel les dijo: 

Dejad de temer, 

porque os traigo buenas noticias de gran gozo, 

que lo será para todo el pueblo;

 que os ha nacido hoy, 

en la ciudad de David, 

un Salvador, 

que es Cristo el Señor.” 

Lucas 2:10-11

Mayte

Crecimiento Espiritual, Día de Reyes, Espiritualidad, La Biblia, Navidad

Edurne Mencia: Un Rey inesperado



Para leer – Mateo 2:3-6
Oyendo esto,  el rey Herodes se turbó,  y toda Jerusalén con él.  Y convocados todos los principales sacerdotes,  y los escribas del pueblo,  les preguntó dónde había de nacer el Cristo. Ellos le dijeron: En Belén de Judea;  porque así está escrito por el profeta: Y tú,  Belén, de la tierra de Judá, No eres la más pequeña entre los príncipes de Judá; Porque de ti saldrá un guiador,  Que apacentará a mi pueblo Israel.

Para meditar – Ayer vimos como los sabios de Persia llegaron al palacio de Herodes a preguntar por el Rey de los judíos que había nacido. Ellos pensaban que los dirigentes políticos de Israel estarían contentos y serían conscientes de la importancia de este hecho, pero Herodes, en realidad, se turbó ante la noticia pensando que habría alguien que le arrebataría el trono.

Herodes el Grande era un rey cruel, un edomita que inspiraba a partes iguales miedo por su proceder y admiración por las grandes obras arquitectónicas que realizaba. Motivado por su paranoia incesante, asesinó a los miembros del Sanedrín, a su esposa, su suegra y sus tres hijos. Y enviaría también a matar a todos los niños menores de 2 años nacidos en Judá al no poder encontrar a Jesús.

Y es que una de las equivocaciones más grandes de los judíos fue esperar a un Mesías guerrero, líder militar que los liberaría de las injusticias de Herodes y del yugo romano. Esperaban un “superman” que los liderara hacia la victoria sobre todos aquellos que los gobernaban. 

Nada más lejos de la realidad. El Mesías llegó, sí. Pero no como un líder militar, sino como un niño envuelto en pañales que apacentaría a Su Pueblo de una forma que nadie esperaba: con amor, poniendo a los demás por delante de uno mismo, ofreciendo gracia y misericordia al que falla, poniendo a Dios en primer lugar para que todo lo demás se coloque en el lugar correcto.

El Mesías, el Cristo, el Rey de los judíos, llegó. Fue un rey inesperado, sí, pero sin duda era el rey que tu corazón y el mío necesitaba.
Celebremos nuestra Navidad Simple, celebremos una Navidad centrada en Cristo y en las personas a nuestro alrededor. Celebremos con un corazón agradecido por ese Rey en pañales que nació para un día morir en una cruz y darnos vida eterna.

Para hacer –
Hagamos nuestro al amor de Cristo. Piensa hoy en las personas de autoridad en tu vida: tus jefes, tu pastor, los ancianos y líderes de tu iglesia o de ministerio… ¿Qué puedes hacer por ellos hoy? Piensa en una forma sencilla de reconocerlos en el día de hoy. Puede ser algo simple como una tarjeta, algo recién salido de tu horno, una nota de agradecimiento o una simple llamada telefónica agradeciéndoles por su labor y diciéndoles que oras por ellos.  

Edurne

Crecimiento Espiritual, Espiritualidad, Navidad

Paz en la tierra

Image result for jesus movie, birth
Escena de la película: La Historia de la Natividad

Jesús es nuestra paz.  

Cuando fue anunciado proféticamente, uno de sus nombres fue Príncipe de Paz.  Los ángeles cantaron, “Paz en la tierra” en ocasión de su nacimiento. Él mismo dijo “Mi paz os dejo, mi paz os doy…”  La paz verdadera, que no depende de las circunstancias, solo se encuentra en Jesús.

Nuestra colaboradora Wendy ha estado publicando una serie sobre los nombres de Jesús que queremos compartir con vosotras. En esta serie habla sobre el nombre Principe de Paz.  Podéis visitar a su blog WENDY BELLO.

Me gustaría dejar con vosotras una sencilla receta para estos días de celebración.  Un sencillo picoteo para recibir los amigos en eventos informales. Puedes tenerlos a la mano, en recipientes herméticos, para una visita inesperada.  
Picoteo de Cereales 

14 tazas de cereales de maíz 

1 paquete de M&M s 

1 taza y media de chocolate de cobertura

1/2 taza mantequilla sin azúcar

1 taza de mantequilla de cacahuate

1 cucharita de vainilla

4 o 5 tazas de azúcar glas

Derretir la mantequilla por unos minutos en el microondas, añadir la mantequilla de cacahuate y en seguida, el chocolate.  Mezclar bien estos tres ingredientes. Poner la mitad de los cereales en un bol grande.  Añadir mitad del la mezcla de mantequilla, mezclando bien con una cuchara grande.  Poner la mitad de esta mezcla a la vez en una bolsa de papel o plástica.  Añadir 1/2 taza de azúcar glas a la vez mezclando bien, añadiendo más azúcar hasta que los cereales estén cubiertos.  Añadir los M&M s. ¡Listo!  Guardar en un recipiente hermético.

Mara

Crecimiento Espiritual, Espiritualidad, Navidad

Edurne Mencia: NUESTRA JUSTICIA

Para leer –Jeremías 33.14-16
He aquí vienen días,  dice Jehová, en que yo confirmaré la buena palabra que he hablado a la casa de Israel y a la casa de Judá. En aquellos días y en aquel tiempo haré brotar a David un Renuevo de justicia,  y hará juicio y justicia en la tierra. En aquellos días Judá será salvo,  y Jerusalén habitará segura,  y se le llamará: Jehová,  justicia nuestra.

Para meditar –
Jehová justicia nuestra, Jehová Tsidkenu, el Dios que nos hace justos, sin culpa, que nos declara inocentes, el Dios que nos justifica…
….a través de Jesucristo.

Es a través del sacrificio de Cristo en la cruz, a través de Su sangre derramada para limpiar nuestro pecado que somos hechas justas a los ojos de Dios.

¿Te das cuenta como decía ayer de la trascendencia y la importancia suprema del nacimiento de Jesús? ¿Te das cuenta de que esto es más, mucho más que un arbolito, unas luces, regalos y cenas? ¡Celebramos que Dios ya no ve nuestro pecado gracias al sacrificio de Jesús!
Sin pesebre no hay cruz.

A través de Jeremías, Dios promete a Su pueblo que va a enviar al Mesías y proveer una solución definitiva para el pecado y la separación de Dios. Esa promesa ya se cumplió. El Salvador nació. El Puente entre los hombres y Dios ya fue tendido.
Romanos 5:18-19

Así que,  como por la transgresión de uno vino la condenación a todos los hombres,  de la misma manera por la justicia de uno vino a todos los hombres la justificación de vida. Porque así como por la desobediencia de un hombre los muchos fueron constituidos pecadores,  así también por la obediencia de uno,  los muchos serán constituidos justos.

2 Corintios 5:21Al que no conoció pecado,  por nosotros lo hizo pecado,  para que nosotros fuésemos hechos justicia de Dios en él.

Esta Navidad celebremos con gozo inefable que Dios es nuestra justicia, que Jesús tomó nuestro pecado en su totalidad y que somos justificadas a través de Él.

Para hacer –¿Por qué no decorar nuestras casas, nuestras puertas, nuestros árboles también con la cruz? Hagamos la cruz de Cristo parte de nuestra celebración navideña. No dejemos de hablar con nuestros hijos de que nuestro gozo por el nacimiento de Jesús es, en el fondo, la celebración de nuestra salvación, algo que se hizo posible gracias a Su sacrificio en la cruz.
Te dejo hoy algunas ideas con cruces:

Contenta en Su servicio,

Edurne

¿Quieres más ideas? Tienes muchas más en mi tablero de Pinterest “Navidad Simple”