Recetas, San Valentín, Tarjetería

San Valentín: evento, recetas, tutorial

Este fin de semana pasado tuvimos un evento lleno de corazones y buen ambiante.

Hemos aprendido a decorar galletas y hacer unas tarjetas muy interesantes, una mezcla de scrapbooking y papiroflexia. Queríamos dejar estas fotos del eventos. Y ahora pasamos a los tutoriales y recetas (galletas y glasa) para que las podáis utilizar:

Los niños, con Nilda y Mara, se entretuvieron con estas preciosas tarjetas de cariño y amor, además de intercambiar los famosos «Valentines» entre ellos.

Marilia facilitó este taller con las mujeres, que demostraron toda su imaginación, añadiendo aún más detalles al modelo original.

Y ahora facilitamos las recetas para las galletas y para la decoración de glasa o glaseado.

Galletas de Mantequilla

3 tazas de harina de trigo (380g)
2 cucharaditas de polvo de hornear
1 taza de azúcar (200g)
225g de mantequilla con sal, fría y cortada en trozos
1 huevo
1.5 cucharaditas de extracto puro de vainilla (o aroma de vainilla).

O puedes usar ¾ cucharadita de vainilla y ½ cucharadita de almendra

Precalentar el horno a 180°C (350°F).

Combinar la harina y el polvo de hornear, reservar. Batir el azúcar y la mantequilla en una batidora eléctrica. No batir demasiado, solo el tiempo necesario para formar una crema.

Agregar el huevo y el extracto y mezclar. Poco a poco agregar la mezcla de harina y batir hasta que se combinen, raspando el tazón, especialmente el fondo.

La masa estará́ desmenuzada, amasarla con las manos mientras la sacas del tazón para enrollarla.

Para trabajar, esparce un poco de harina y azúcar glas sobre una superficie plana. Extiende la masa. Haz las galletas del grosor que quieras (4 mm a 1cm) y córtalas en las formas que quieras, utilizando los cortadores que desees.

** Recomendación: una vez que hayas cortado las galletas, llévalas a la nevera (frigorífico o refrigerador) para que la masa esté bien fría antes de llevarla al horno. De esta manera mantendrán aún mejor su forma y tendrás esquinas y bordes perfectos.

***También, si estas usando varios cortadores. Se hornean los recortes con otros recortes similares. Los puntitos de una estrella no se queman si no están en la misma banda de recortes circulados en el horno. Es decir, las estrellas con otras estrellas. Los corazones con corazones.

Hornear durante 10-12 minutos (o más, depende de la forma que has usado). Deja reposar unos minutos en la hoja, para luego colocarlas en una rejilla para enfriar por completo.

Guardarlas en un recipiente hermético y aguantarán en perfectas condiciones más de un mes.

Receta adaptada por www.bakeat350.com

Glasa o Glaseado Real (Royal Icing o Sugar Glaze)

¿Qué es la glasa real? Es una mezcla de clara de huevo, azúcar glas y agua que una vez bien seca, la glasa queda completamente dura y resistente. Está ampliamente utilizada en repostería como en: galletas, tartas, donuts y más. Su sabor es muy dulce, por la gran cantidad de azúcar y también puede aromatizarse con extractos, licores, o zumos. Hay varias recetas e ingredientes para prepararla. Unas que no usan huevos, otras que usan zumo de limón y no vinagre, ni cremor tártaro. Otras se pueden hacer sin batidora eléctrica. Entonces busca lo que sea mejor para ti. He probado varias recetas y me encanta esta fusión de dos recetas:

Hacer la glasa para decorar unas ~40 galletas, necesitarás:

  • 5 claras de huevo pasteurizada
  • aprox. 908 g de azúcar glas
  • ½ cucharadita de cremor tártaro o vinagre
  • Unas gotitas hasta 1 cucharadita de extracto transparente al gusto (limón, vainilla, almendra), la cantidad exacta depende del fabricante, en las instrucciones de uso debe estar indicada la cantidad recomendada.

1.Colocar el azúcar glas y el cremor tártaro en una batidora eléctrica.

2. Mezclar a mano las claras de huevo y vinagre (si no usaste el cremor tártaro) hasta que la mezcla este húmeda. Prestar mucha atención en este punto. Si la mezcla está demasiado seca, agrega otra clara de huevo, pero ten cuidado, porque quizás tengas que añadir un poco más de azúcar glas.

3. Batir a velocidad más baja que tengas hasta que las claras de huevo se mezclen por completo.

4. Batir la mezcla a velocidad alta (sí, creará bastante ruido) durante tres minutos. La glasa debe quedar sedosa y muy blanca al final. Si usas un accesorio de látigo, bate por ~ 2 minutos. No querrás que tenga demasiado aire, ya que puede crear burbujas de aire más tarde.

5. Agregar extracto. La glasa real puede tener un sabor a tiza. JAJA. Por eso me encanta agregar un poco sabor. Es importante recordar que cuanto más claro sea el color del extracto, más blanca será la glasa.

6. Si sabes la textura** (mira la nota abajo) que deseas para la glasa, agregar agua poco a poco con un pulverizador, incorporando bien el agua en la glasa. Prefiero probar la textura de la glasa tomando un cuchillo y cortando una línea en la parte superior de la glasa. Para mí está listo, si la línea desaparece en 15-20 segundos. ***Esta textura funciona bien para la glasa de delineado y de relleno. Si la línea permanece, necesito agregar un poco más de agua a la mezcla. Si quieres diferentes texturas, mejor incorporar el agua una vez puesta la glasa en recipientes individuales.

7. Sacar lo que se necesita en este momento en recipientes individuales.

8. Mezclar los colores necesarios individualmente y mézclelos hasta obtener la consistencia necesaria. *Los colores de la glasa son mejores si se usan el día que los mezclas. Sin embargo, el negro y el rojo resultarán mejoress si los dejas durante aproximadamente una hora. Si mezclas un gris oscuro o un rojo medio, colócalo en una bolsa y en una hora volverá a esos colores oscureciéndose significativamente en negro y rojo. Se ahorra en colorante alimentario.

Se puede conservar en el frigorífico, hasta 15 días en un recipiente hermético. 

Receta Adaptada por: www.momsandmunchkins.ca/royal-icing-recipe y “Antonia’s Royal Icing” recipe

**El Blog “Peque Recetas” explica bien los texturas de la glasa:

– Por un lado, tenemos la glasa de delineado o perfilado (en inglés se llama piping icing) que tienen una textura densa que le permite conservar su forma y que utilizamos para dibujar el perfil de las galletas y los detalles. Esta glasa normalmente se utiliza con mangas pasteleras provista de boquillas del número 2 ó 3.

– Por otro lado, tenemos la glasa de inundación o de relleno (en inglés se la suele llamar flood icing) que tienen una textura más fluida que le permite extenderse con facilidad y que utilizamos para rellenar las zonas amplias de nuestras galletas. Esta glasa puede utilizarse con mangas pasteleras sin boquillas (solo con un corte) o con botellas de plástico que usamos para las salsas.

Trabajando con estas dos texturas podemos delimitar una zona de una galleta con la glasa de perfilado (la glasa más densa) y luego rellenar fácilmente esa zona con la glasa de relleno (la glasa más fluida). Así conseguimos que nos quede una superficie lisa y homogénea. En realidad, los tipos de glasa se hacen con la misma receta. Para obtener la glasa de relleno, lo único que haremos será añadir agua poco a poco a la glasa de perfilado hasta alcanzar la consistencia deseada

(https://www.pequerecetas.com/receta/decorar-galletas-glasa-real/)

***Comentario de Crystal: Hay momentos en los que uso una glasa que está entre los dos tipos. Y cuando inunda la galleta, ese glasa está densa, entonces uso el dorso de una cuchara o mi dedo para alisar el relleno. Las primeras veces que he hecho glasa y he decorado galletas me resultó más fácil trabajar con la glasa intermedia de los dos tipos, hasta que aprendí qué consistencia deseaba.

¡Gracias Chrystal por estas recetas! ¡Gracias a Amy por ayudar con su experiencia profesional en la repostería!

¡Feliz Día de la Amistad y del Amor!

Happy Valentine’s Day!

Equipo Dulce Fragancia

Familia, Recetas, Uncategorized

Bizcocho Esponjoso de Miel

Seguimos con nuestro paseo por Débora en este mes de febrero. Las chicas de Dulce Fragancia estuvimos averiguando sobre el origen del nombre Débora.

En primer lugar, según su etimología, este nombre es de origen hebreo. En cuanto a su significado, encontramos abeja, como primera acepción. Por extensión, podemos inferir que este nombre porta rasgos y características con las cuales muchas de nosotras a veces podemos identificarnos; a saber  trabajadora, firme de determinación, constante, amable, buena compañera, decidida en aquella empresa que se le encomiende.

Nos quedamos pensando en “Abeja”; y nos preguntamos “¿Cuál es ese producto estrella que las abejas producen? Su respuesta no es ningún misterio para ninguna de nosotras. En efecto, miel. 

Fue en ese momento que recordé una receta procedente de Israel del bizcocho esponjoso de miel, la cual vamos a compartir con todas vosotras en este post. Os invitamos a prepararlo para la merienda familiar.

Pero ahí no quedaron nuestras averiguaciones, descubrimos también que este bizcocho de miel es especial para el pueblo judío; ya que suelen prepararlo para celebrar la llegada del año nuevo judío y brindarlo como esperanza de un año favorable en todos los aspectos. En nuestro caso, aunque ya estamos en febrero, podemos seguir felicitando y celebrando el inicio de este nuevo año. Y nos volvimos a preguntar ¿qué solemos hacer para el año nuevo? Los propósitos o resoluciones que unas veces cumplimos y otras no. Por eso con esta receta queremos retarnos a ofrecernos en este nuevo año para que nuestra relación íntima con el Señor Jesús vaya en aumento; pero si todavía seguimos dudosas, solo tengamos un poquito de fe para que el Señor Jesús sea nuestro amigo y nuestro guía a partir de este año.

Y…, bueno, lo comprendo, estamos pensando ¿dónde está la receta? Esperamos que la disfruten y que durante su preparación y degustación sigamos pensando en aquello que podemos aprender de Débora.

Pastel de miel (Lekach)

Ingredientes:

6 huevos (yemas y claras separadas)

Medio vaso de azúcar

1 vaso de miel

3 cucharadas de aceite

1 cucharada de café rasa de bicarbonato

Azúcar glas

El zumo de un limón

2 cucharadas de brandy

1 cucharada de café de canela

2 clavos de olor en polvo

1 vaso y ¾ de harina

1 sobre de 10 gramos de levadura

Margarina

Una pizca de sal

Preparación:

Precalentar el horno a 170 – 180 grados centígrados. (Aquí tenemos que buscar cada una la equivalencia en nuestro propio horno).

Batir las seis claras a punto de nieve con una pizca de sal. Incorporar, poco a poco y en hilo, el azúcar. En otro cuenco, mezclar las yemas con la miel. Añadir el limón, el aceite, la canela, los clavos y el  brandy.

Agregar la harina, cernida y mezclada con la levadura y el bicarbonato. Incorporar lentamente las claras a punto de nieve. Verter esta preparación en un molde redondo de unos 26 cms de diámetro untado previamente de margarina.

Introducir en el horno. El tiempo de horneado va a variar, según nuestro horno. Pero el tiempo sugerido es no menor de 40 minutos. Cuando el bizcocho esté dorado,  sacar del horno y dejar enfriar. Adornar con el azúcar glas, espolvoreando por encima.

“¡Cuán dulces son a mi paladar tus palabras! Más que la miel a mi boca.” Salmos 119:103

Nilda

Navidad, Navidades, Recetas, Rescatando la Navidad

Punch (Bebida caliente) de Navidad

Hola a todos!

Estoy aquí sentada disfrutando de la noche con mi marido.  La casa está tranquila … hoy ha sido un día de descanso.  Lo necesitaba pues he estado trabajando mucho ultimamente.

Siempre he pensado que el tiempo libre es importante.  He visto mucha gente en mi linea de trabajo que trabajan hasta el agotamiento.  Han perdido su eficacia, ya que no se han cuidado de si mismos.  Pensaban que tenían que estar siempre ocupados … eso ¿por qué?
¿De verdad pensamos que el mundo dejará de girar sin nosotros?

Dios quiere que tomemos tiempo. Él quiere que estemos quietos. Yo creo que Él quiere que recordemos que Él está en control y que cuando descansamos, sí … el mundo sigue girando sin nuestra ayuda. Él nos dijo «Quédense quietos, reconozcan que yo soy Dios».  

Eso es para nuestro bienestar en esta vida y para que tengamos una sana comprensión de su poder. Así que no olvidemos de tomar tiempo para descansar, estar en silencio y recordar la mano de Dios sobre el universo y su cuidado por su bienestar.

Una cosa que me hace sentir muy bien en esta época del año es una buena taza caliente de «Christmas Punch».  Es una bebida caliente para el invierno.  En mi casa no solo la hago en las Navidades pero también durante todo el otoño.  Es perfecto para una velada agradable y tranquila cuando hace frío afuera.  Así que prepara un poco de esta receta y a disfrutar de una velada en dulce quietud.  

Christmas Punch (Bebida Caliente de Navidad)

4 litros de zumo de manzana (100% manzana) 

2 litros de zumo de piña

1 rama de canela

5 clavos enteros

½ cucharitas de nuez moscada

1 naranja en rodajas

Zumo de de 1 limón

½ taza de azúcar

Combinar todos los ingredientes en una olla grande en la estufa y cocine a fuego lento durante 2-3 horas, luego bajar el calor.  Puedes mantenerlo allí todo el día.

En unos campos cercanos había unos pastores que pasaban la noche a la intemperie cuidando sus rebaños. De pronto, se les apareció un ángel del Señor y el resplandor de la gloria de Dios los llenó de luz de modo que quedaron sobrecogidos de temor. 10 Pero el ángel les dijo:

— No tengáis miedo, porque vengo a traeros una buena noticia, que será causa de gran alegría para todo el pueblo. 11 En la ciudad de David os ha nacido hoy un Salvador, que es el Mesías, el Señor. 12 Esta será la señal para que lo reconozcáis: encontraréis al niño envuelto en pañales y acostado en un pesebre.

Lucas 2;8-12

Amy

Navidad, Navidades, Recetas

Receta de Galleta de Jengibre

Ingredientes:

2 cucharadas de miel
1 huevo grande
2 tazas de harina y un poco para espolvorear en la mesa de trabajo
media cucharadita de levadura en polvo
1 cucharadita y media de gengibre molido (puede ser natural rallado)
1 cucharadita de canela molida
un cuarto de cucharadita de nuez moscada molida (opcional)
una pizca de sal
7 cucharadas de mantequilla sin sal, enfriada y cortada en dados
un tercio de taza de azucar (moreno, mascabado o blanca)
moldes de galletas
decoraciones : grageas de chocolate, perlas, etc.
fondant de diferentes colores

Proceso:

1. Separar la yema de clara del huevo y colocar la yema en un bol.
2. Echar la miel en el bol con la yema. Batirlos bien.
3. Tamizar en un recipiente de trabajo, los ingredientes secos: harina, levadura, especias y sal.
4. Agregar la mantequilla poco a poco y amasar poco a poco con las manos para que todos los ingredientes queden bien integrados.
5. Cuando ya no queden grumos, podemos agregar el azúcar y seguir amasando con las manos.
6. Agregamos a esta mezcla el huevo con la miel ya mezcladas. Nos ayudamos con una cuchara de madera.
7. Espolvoreamos la mesa de trabajo con un poco de harina y vamos formando una bola con la masa. La dejaremos enfriar en el nevera entre una a dos horas envuelta en papel transparente.
8. Pasado el tiempo de reposo, con ayuda de un rodillo, vamos amasando y estirando la masa por trozos.
9. Precalentamos el horno a 180 grados Celsius
10. usamos nuestros cortadores y vamos colocando las galletas en la bandeja de horno.
11. Las dejaremos en el horno entre 10 a 12 minutos.
12. Las pasamos a una rejilla o a una bandeja para enfriar.
13. Una vez templadas, las decoramos.

Que disfruten de esta sencilla receta en estas fechas, ya sea con los peques de la casa o con adultos. Divertirse, lo tenemos asegurado.

Panal de miel son las palabras agradables, dulces al alma y salud para los huesos.

Proverbios 16:24

Nilda

Navidad, Recetas

Tarta de Turrón: ¡Oh Dulce Navidad!

Estamos en una época del año que a pesar de las circunstancias, muchas familias preparan  la cena navideña con toda la ilusión de ver juntos a sus familiares queridos; pero con todo el ajetreo de estas fechas, olvidamos a quién y qué celebramos. 

Jesús Cristo  vino a nosotros para traer la salvación, vino para compartir su amor, quitarnos de las tinieblas y traer su dulce luz. 

Me encantan los postres navideños y os comparto un postre, dulce…pero no más dulce de que aquél que humildemente vino y quiere endulzar la vida de Todo aquello que en Él cree,¡ Jesús! 

Tarta de turrón navideña 

Ingredientes de la receta 

Para la tarta de turrón: 

  • 250 gramos de turrón de chocolate Suchard 
  • 350 gramos de nata para montar (o crema para batir) con un 35% de materia grasa 
  • 4 hojas de gelatina (6 gramos de gelatina en polvo) 
  • Una cucharada sopera de cacao puro en polvo 
  • Galletas de jengibre 

Para la ganache de turrón: 

  • 75 gramos de turrón de chocolate Suchard 
  • 75 gramos de nata para montar (o crema para batir) con un 35% de materia grasa 

Para decorar la tarta: 

  • 50 gramos de chocolate fundido 
  • 50 gramos de nata para montar (o crema para batir) con un 35% de materia grasa 
  • Una cucharadita de azúcar glas 
  • Turrón de chocolate Suchard 

Elaboración de la receta 

Comenzamos preparando la ganache de turrón, ya que será la cobertura de nuestra tarta. En un bol juntamos la nata y el turrón troceado, y lo calentamos unos segundos en el microondas. En este punto la nata estará caliente y el chocolate del turrón comenzará a deshacerse. Mezclamos bien para que el chocolate del turrón se integre en la nata y vertemos la ganache resultante en el fondo de un molde rectangular forrado con papel film transparente. Por último reservamos el molde en el congelador mientras continuamos con la receta. 

Ahora comenzamos a preparar la mousse de turrón. Para ello ponemos a hidratar las hojas de gelatina en abundante agua fría durante unos 5 minutos. Seguidamente dividimos los 350 gramos de nata en dos partes. En un bol ponemos 200 gramos y lo reservamos en la nevera para que al montarla esté bien fría. En otro bol ponemos los 150 gramos de nata sobrantes y le añadimos 200 gramos de turrón troceado. 

Llevamos este bol al microondas, en intervalos cortos de pocos segundos, para que el turrón se derrita. Lo sacamos del microondas y mezclamos bien para que la nata y el turrón se integren. Hecho esto, añadimos e integramos el cacao puro a la mezcla. El cacao lo ponemos para potenciar el sabor a chocolate. 

En este punto las hojas de gelatina ya estarán hidratadas. Las sacamos del agua, las escurrimos y las vertemos en la mezcla de nata y turrón que acabamos de preparar. Mezclamos para que las gelatinas se deshagan en esta mezcla, que aún estará caliente. Dejamos que la mezcla se enfríe mientras montamos la nata. 

Integrando la gelatina hidratada en la mezcla de nata y turrón 

A continuación sacamos el bol con los 200 gramos de nata que habíamos reservado en la nevera y, con la ayuda de unas varillas, la montamos bien. En el momento en el que comiencen a formarse surcos firmes en la nata dejamos de batir y añadimos (sobre esta) la mezcla de turrón, nata y gelatina que hemos preparado anteriormente y que ya estará fría. 

Añadiendo la mezcla de nata, turrón y gelatina a la nata montada 

Ayudándonos nuevamente de las varillas eléctricas, batimos hasta que todo esté bien integrado y se haya formado nuestra mousse de turrón de chocolate Suchard. Añadimos 50 gramos de turrón troceado y lo integramos en la mousse. 

Integrando el turrón troceado en la mousse de turrón 

Por último vertemos esta mousse dentro del molde, sobre la ganache de turrón que preparamos al comienzo de la receta. 

Poniendo la mousse de turrón en el molde, sobre la ganache de turrón 

Extendemos la mousse dentro del molde y sobre ésta colocamos una capa de galletas de jengibre. Tapamos con papel film el molde y reservamos nuestra tarta en la nevera de un día para otro. 

Colocando las galletas sobre la mousse de turrón 

Tras las horas de reposo desmoldamos nuestra tarta de turrón, volteándola sobre una fuente y ayudándonos del papel film. Por último decoramos la superficie de la tarta con unos hilos de chocolate negro fundido, unos copetes de nata que habremos montado previamente, añadiendo una cucharadita de azúcar glas para endulzarla, y unos trocitos de turrón de chocolate Suchard coronando el postre. 

A continuación podéis ver el vídeo en el que se muestra el paso a paso de esta tarta. 

¡Dulce Navidad! 

Que os ha nacido hoy, en la ciudad de David, un Salvador, que es CRISTO el Señor. 

Lucas 2:10-11

Rose

Recetas

La sopa de cebolla de Debora

Ingredientes:

500 gramos de cebolla en rodajas

75 gramos ó 5 cucharadas de margarina para cocinar, sin sal

50 gramos ó 5 cucharadas de harina de trigo

120 ml de vino blanco seco

1 ½ litro de agua

3 pastillas o cubitos de caldo de carne

Queso parmesano rallado

Hojaldre (opcional)

Sal a gusto

Preparación:

En una sartén colocar la margarina o mantequilla y sofreír las cebollas hasta que estén blandas, espolvorear la harina, echar el vino, el caldo en el agua y revisar la sal. Cocine hasta que esté cremoso. Sirva con queso parmesano espolvoreado. Colocar en un bol para sopa, cubrir con hojaldre, untar la yema de huevo y llevar al horno a dorar.

Debora

Recetas

Las croquetas de Mayte

Un saludo para todas las amigas lectoras.           

¿Nunca os ha pasado que dejáis de hacer una comida por no encontrar la receta perfecta? A mí me ha pasado con la receta de las CROQUETAS. 

Unas veces me salía la bechamel demasiado blanda. Era una tortura freírlas, porque el aceite saltaba por todas partes.

Oras, me salía demasiado dura y no era muy agradable comerlas. Ya no quería seguir experimentando, hasta que una amiga me aseguró que ella hacía unas croquetas con una receta que siempre salían bien.

Un día me atreví a intentar probar esta receta «infalible». Fue una sorpresa y una fiesta, para mí y para mi familia también. Por fin había conseguido hacer las croquetas y no era tan difícil.

Quería compartirla con vosotras porque de verdad que sale muy bien. Se pueden hacer de lo que se os ocurra y cuando están formadas con el huevo y pan rallado, se pueden congelar para otro día. 

Cuando estaba dándoles forma, pensaba en cómo Dios trabaja conmigo, dándome forma, para poder parecerme más Él.

He aquí que como el barro en la mano del alfarero, así sois vosotros en mi mano.     

Jeremías 18:6

                                        
INGREDIENTES  

4  cucharadas soperas de harina, bien llenas            

800 ml de leche            

Un trocito de cebolla muy picadita.            

1 pastilla de caldo o en su lugar sal.            

pimienta y nuez moscada al gusto.            

Aceite de oliva.

Poner el aceite que cubra el fondo de la cazuela, añadir la cebolla y cuando esté muy pochada, añadir toda la harina. Freír bien la harina porque si no sabrá a crudo. Id añadiendo la leche de poco en poco sin dejar de remover para que no se hagan grumos. Añadir las especias y el pollo en trocitos muy pequeños, o jamón o atún, huevo cocido … todo lo que se os ocurra. Hay que trabajar la masa bastante hasta que espese. Poned la bechamel en una fuente extendida para que se enfríe. Cuando está fría, se hace la forma y se reboza primero con huevo  y con pan rallado. Y freír en abundante aceite.

Espero que disfrutéis de esta receta.

Mayte

Recetas

Tarta de Manzana con cobertura crujiente

Hola chicas … os dejo con nuestra colaboradora más televisiva, Débora Corazzari … una vez más nos trae una receta rica y fácil, sin dejar de ser sabrosa. ¡A ver cuando nos vienes a visitar a España, Débora!  — Mara

Medita día y noche el libro de esta ley teniéndolo siempre en tus labios; si obras en todo conforme a lo que se prescribe en él, prosperarás y tendrás éxito en todo cuanto emprendas. Te he mandado que seas fuerte y valiente. No tengas, pues, miedo ni te acobardes, porque el Señor tu Dios estará contigo dondequiera que vayas.

Josué 1:8-9

Me gusta mucho este texto que nos ayuda a confiar en Jesús.  Él nos dice: 
“nunca te dejaré”,
“tengas siempre esta palabra en tus labios para experimentar éxito”,
 “seas fuerte y valiente”,
“Dios está contigo por dondequiera que vayas” …

Quedaos con una de mis recetas, ideal para el otoño e invierno, acompañada de un té o infusión de hierbas.

TARTA DE MANZANA CON COBERTURA CRUJIENTE

Ingredientes para la Masa:

15 gr de levadura biológica

1 cucharita de postre de azúcar

75 ml de leche tibia

1 yema

1 pellizco de sal

250 grs de harina de trigo

125 grs de margarina en trocitos

60 grs de azúcar

Ralladuras de 1 limón

Cómo preparar:

Disolver la levadura en el azúcar, juntar la leche y los demás ingredientes.  Trabajar la masa homogénea, dejar reposar por 15 minutos.  Abrir en el grosor de 0,5 cm y forrar la fuente de tarta.  Reservar.

Relleno:

4 manzanas en cubitos

2 cuchuradas de zumo de limón

1 cucharita de canela en polvo

1 cucharada de ralladura de limón

1 cucharada grande de fécula de maíz

250 grs de azúcar

2 cucharadas grandes de agua (para disolver la fécula de maiz)

Llevar a cocer las manzanas con el azúcar, zumo de limón y canela, mezclando bien todos los ingredientes con una cuchara de madera, hasta que forme una mezcla húmeda.  Añadir la fécula y cocer hasta que se forme una masa.  Juntar las ralladuras de limón y dejar enfriar.  

Cobertura Crujiente:

90 gr de harina de trigo

60 gr de azúcar

70 gr de margarina fría

1 cucharada grande de vainilla

1 cucharada grande de canela en polvo.

Mezclar todo hasta hacer un polvo granulado.  

Montar Tarta:

Poner el relleno sobre la base de la tarta, espolvorear con el polvo de cobertura.  Llevar al horno pre-calentado hasta que esté dorada.  Para servir, puedes espolvorear con un poco de azúcar fino.

Espero que os guste,

Débora

Recetas, Salud y Belleza

Pan de Plátano y Sésamo


Este pan ha sido hecho por Ileana, una de las chicas solidarias que cada viernes viene a Tarjetería Solidaria en Getafe. Estaba ¡rico, rico! Además es sano ¡Hay que probarlo!

Pre calentar el horno a 180°C; engrasar y espolvorear con harina un molde para bizcocho. 

Ingredientes secos: mezclaros en un bol grande

  • 1 taza de harina
  • 1 taza de harina integral de trigo
  • 3/4 taza de azúcar moreno
  • 3/4 cucharadita de bicarbonato de sodio
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1 taza de semillas de sésamo (negros y blancos tostados un poco en una sartén sin aceite)

En otro bol mezclar los siguientes ingredientes húmedos:

  • 3 plátanos hechos puré (o 1 1/2 taza)
  • 2 huevos
  • 1/3 taza de aceite de oliva
  • 1/4 taza de yogur natural (o 1/4 taza de kefir)
  • 1 cucharadita de ralladura de limón (o naranja)

Poner los ingredientes húmedos en el bol de los ingredientes secos y mezclar con cuchara de madera hasta combinarlos bien. Poner la mezcla anterior en el molde y cocinar en el horno unos 45 minutos (o hasta que esté dorado y si pinchamos con un cuchillo éste salga limpio). Enfriar 10 minutos y desmoldar sobre la rejilla hasta enfriar completamente. Para el glaseado, solo mezcle azúcar glas con zumo de limón, no use cantidades, lo hace a ojo hasta que quede con una consistencia semi espesa, ir poniendo el zumo poco a poco.

¡A probar!

Tú preparas mesa delante de mí en presencia de mis enemigos; has ungido mi cabeza con aceite; mi copa está rebosando.

Salmo 23:5

Sueli

Cosas de Casa, Recetas

Risotto con Pera y Gorgonzola

Me encanta este risotto. El sabor de la fruta mezclado con el queso de sabor fuerte queda de maravilla.

¡Rico, rico!

Risotto con pera y Gorgonzola

No voy a poner medidas pues es el arroz caldoso de toda la vida que solemos hacer a menudo y a nuestra manera, solo que con un toque diferente.

Risotto con Pera y Gorgonzola

Aceite de Oliva

Ajo

Cebolla

Arroz grano redondo

Vino blanco

Caldo de verdura

1 pizca de sal

200gr. de queso gorgonzola cortado en dados pequeños

1 pera cortada en dados

Nata para cocinar (opcional)

2 cucharas de mantequilla

Echamos el aceite en la olla, freímos el ajo y la cebolla, agregamos el arroz y rehogamos un poquitin. Vertemos el vino blanco y esperamos que se evapore el alcohol.

Añade la sal y poco a poco se va agregando el caldo y vamos dándole vueltas siempre sin parar por unos 12 a 15 minutos dependiendo de la cantidad y de su cocina.

Cuando esté al dente, añade la pera y el queso. Si te gusta, añade también un poco de nata para cocinar, dale unas vueltas más y agrega la mantequilla. Mezcla suavemente con la espátula, dándole un par de vueltas.

Vertemos en una fuente y ¡a la mesa!

A mi me gusta espolvorear un poco de queso rallado parmesano por encima.

Risotto con pera y Gorgonzola

¡Animaros a probarlo, os sorprenderá!

Hoy he leído un texto de la Biblia que me hizo pensar en el momento de crisis que vivimos nosotros por aquí.

«Tarde o temprano, el malo no quedará impune, pero la descendencia de los justos se salvará… Uno da generosamente y acrecienta su haber, otro ahorra más de la cuenta y acaba en la indigencia… El hombre generoso prosperará, y al que da de beber la saciarán le sed…El que busca ardientemente el bien se gana el favor, pero al que busca el mal, el mal lo alcanzará… El que confía en su riqueza se marchita, pero los justos crecerán como el follaje.»

Proverbios 11:24-27

No hay que preocuparse cuando se tiene un Dios que nos cuida al mínimo detalle en nuestra vida, que nos da promesas de prosperidad en medio a la crisis. Con solo obedecerlo, temerlo y amarlo de todo corazón, nos colma de bendiciones. Así podemos también bendecir a otros que están en dificultad a nuestro alrededor.

¡Hasta pronto!

Hazte fan en nuestra página del Facebook

Sueli