Crecimiento Espiritual, Crecimiento Personal, Familia, Organización, Salud y Belleza, Uncategorized

7 maneras de vivir con intencionalidad

¿Sabías que en el siglo XXI estamos padeciendo de un problema general? Se llama falta de atención. Y no me refiero a la enfermedad desde el punto de vista clínico. No, me refiero al fenómeno que cada vez se expande más por la sociedad aplastada por el peso de la tecnología.

Varios estudios han demostrado cuánto ha disminuido la productividad de las personas porque sus cerebros están cambiando constantemente de actividad: correo electrónicos,  alerta de mensajería instantánea, mensajes de texto, varias ventanas abiertas en el navegador de internet y un ratón que hace clic aquí y clic allá, actualizaciones en Facebook, llamadas telefónicas… solo de pensarlo me agota pero sé que así vivo yo también.

El resultado de todo esto es primero, como dije, poca productividad. El famoso mito de la multitarea quita más de lo que da.  Muchas tareas comenzadas, pocas terminadas. Agotamiento físico y mental.

Y últimamente Dios ha estado llamando mi atención al respecto. Aparentemente estamos en muchas cosas y lugares a la vez, pero nuestra mente no está en ninguno. No de manera completa.

Esa no es la vida abundante que Dios quiere para ti y para mí. Una vida de torbellino, agotada, con la mente corriendo de aquí para allá, ese no es el plan de Dios. El plan de Dios es una vida con prioridades, una vida con paz en medio del caos, una vida en la que aprovechemos el tiempo. Pero aprovechar el tiempo no es hacer varias cosas a la vez durante el mismo período de tiempo sino vivir a plenitud cada período de tiempo…porque nuestros días son muy cortos en esta Tierra. El plan de Dios es que vivamos con intención. 

intención.(Del lat. intentĭo, -ōnis).f. Determinación de la voluntad en orden a un fin.

¿Qué vamos a determinar? Bueno, empecemos por hacer lo que leí una vez (lamento no recordar el libro): donde estemos, estemos allí 100%.  Y no me refiero solamente a un lugar físico, me refiero a la tarea que estemos haciendo, a la conversación que entablemos, etc.

Así que hoy te propongo otra lista de “7”, para vivir con intención la semana y ver qué tal nos va.

  1. Aparta al menos 30 minutos para darle tu atención completa a Dios. {Si esta meta es muy alta para empezar, dedica menos tiempo, pero con toda intención.} Ese será sin duda el momento más importante de tu día.
  2. Cuando tu esposo llegue a casa en la tarde, o los niños regresen de la escuela, conversa con ellos mirándoles a los ojos, escuchando de veras. No trates de combinar ese momento con otro para ganar tiempo. Estas son las personas más importantes en tu vida. Lo demás puede esperar.
  3. Besa y abraza. En la vorágine del siglo XXI hasta esto se ha vuelto escaso. Dicen los que saben que los matrimonios que se besan y abrazan todos los días, son más felices. Y los niños que reciben besos y abrazos de sus padres se sienten más seguros y queridos.
  4. Usa un reloj o temporizador. Dividir las tareas por tiempo ayuda a concentrarnos mejor. Veinticinco minutos es un buen número. Y al terminar los 25, toma agua, camina un poco, haz algo que implique cambio de actividad. Y vuelve a empezar con otros 25 minutos.
  5. Alimenta tu alma. Cambia un poco de televisión por un buen libro. Y si no eres de las que gusta mucho de la lectura {gracias de paso por dedicar unos minutos a esta}, entonces “escucha” un libro. Esta era de tecnología nos da esa ventaja. Leer, o escuchar, un buen libro nos desafía a pensar, y así ejercitamos el cerebro, que a fin de cuentas también es un músculo.
  6. Cuida de tu cuerpo. El templo del Espíritu. Sé que nos cuesta…a mí me cuesta. Pero somos responsables de él. ¿Media hora de ejercicios cada día es mucho? Comienza por menos, quizá tres veces por semana. El asunto es ser intencionales con los ejercicios, con lo que comemos.
  7. Cena en familia. Este es otro de los hábitos casi extintos de nuestra era post-moderna. Pero, ¿sabías que las familias que cenan juntas son más saludables emocionalmente? ¿Y que los hijos que cenan con sus padres son más abiertos y menos propensos a conductas dañinas? Los horarios a veces chocan, el tráfico nos demora, etc. Pero no es imposible. Si no todos los días, busca que sea la mayoría.

Podríamos añadir otras cosas, pero voy a empezar por estas siete. Sí, para mí misma. Tal vez tú las quieras hacer tuyas.

Quiero vivir con intención mis días y así traer al corazón sabiduría.

¡Esa es la vida que Dios diseñó!

Wendy

Cosas de Casa, Familia, Recetas

Pastel mousse de chocolate en familia

La cocina provee un espacio ideal para convivir en familia.  Cocinando, los niños aprenden, experimentan, y crean memorias que quedarán con ellos por toda la vida.  

Me gustan mucho los programas de Canal Cocina:  Cocina de Familia  – y lo recomiendo.

Cuando cocinas ¿consideras las preferencias de tus hijos?

Cuando cocinas ¿tratas de proveer un menu equilibrado?

Cuando cocinas ¿incluyes a tus hijos en las preparaciones?

Estas son algunas preguntas para reflexionar y quizás cambiar algunas costumbres para mejorar las relaciones familiares.  Crea memorias inolvidables en familia … en especial preparando este pastel de Debora.  Aprovecha para hablar de cosas importantes como valores y principios para la vida.  La Biblia dice:

Grábate en el corazón estas palabras que hoy te mando. Incúlcaselas continuamente a tus hijos. Háblales de ellas cuando estés en tu casa y cuando vayas por el camino, cuando te acuestes y cuando te levantes.

Deuteronomio 6:6-7

Base:

500 grs de harina 

250 grs de mantequilla sin sal 

150 gramos de azúcar 

2 yemas de huevo 

50 gramos de harina de almendras 

Mezclar bien hasta que quede suave, reposar durante 30 minutos a temperatura ambiente Estirar la masa con 0,5 cm y acomodar la masa en una forma con fondo desmontable (25 cm de diámetro) Hornear hasta que esté ligeramente dorada.

Relleno: Caramelo de Sal 

180 gramos de azúcar 

90 g de mantequilla 

5 gramos de sal 

150 gramos de nata líquida 

Lleve el azúcar a caramelizar, agregar la crema agria, mantequilla y sal. Volver al fuego para formar una crema. 

Mousse trufado:

360 grs de chocolate semidulce 

350 gramos de nata líquida

200 g de crema ligeramente batida

Derretir el chocolate, añadir la nata y añadir la crema batida 

Montaje: 

En la base asada, distribuir 100 gramos de frutos secos (nueces, almendras a su gusto), por encima añadir el caramelo de sal y sobre ello la mousse trufado.  Llevar a la nevera hasta cuajar. 

Espolvorear con cacao y decorar al gusto.

Debora

Celebración, Familia

Impresionar vs emocionar

En los Estados Unidos el 14 de febrero, día de San Valentín, ha ido evolucionando a través de los años en la cultura popular, en los medios de comunicación y en las redes sociales que tanto nos rodean.

En muchos países es común obsequiar regalos a personas cercanas como a la maestra, a los amigos, los padres a los hijos y viceversa, de forma que se ha ido convirtiendo más en el día del Amor y la Amistad.

Cuando nuestros hijos nos preguntan cuál será el mejor regalo para uno u otro en cumpleaños, navidades o en fechas como esta, nos encontramos con una oportunidad perfecta para una enseñanza más practica y profunda de la vida, cuidar las relaciones saludables con los demás.

Las celebraciones se han convertido en algo tan materialista, que será importante ser intencional si queremos que nuestras familias elijan un camino distinto al de la corriente actual que se vive en las redes sociales y en sus atractivos anuncios y slogans publicitarios.

14 de feb

Cuando obsequiamos algo en una fecha especial, es prudente hacernos la siguiente pregunta,¿estoy intentando impresionar a la otra persona?  o ¿me emociono de ganas por hacerla feliz y sacarle una sonrisa de oreja a oreja, sin realmente esperar nada a cambio?

  • PALABRAS SABIAS Estas sabias palabras de Jesús, “donde esté tu tesoro, allí estará tu corazón”, nos recuerdan que la intención del corazón  de la persona nace de un lugar más sincero, y eso muchas veces será más que evidente a la hora de obsequiar algo.
  • MIRA EL CORAZÓN Si en tu corazón, realmente atesoras a la persona y sinceramente piensas en ella con empatía y cariño, y eres capaz incluso de perdonarla por sus pasados y futuros errores y defectos, ENTONCES pensar en ella será mucho más fácil para ti.
Screenshot 2020-02-13 at 11.47.07
  • ¡PERO CUIDADO! Si desde un principio nuestros hijos se identifican más con las siguientes afirmaciones, es muy probable que se encuentren frustrados a la hora de dar y recibir los regalos de los demás en el futuro.

PIENSAS MÁS EN TIsi te preocupas más por el valor del regalo que lo que le pueda gustar o servir a la persona.PIENSAS MÁS EN TIsi no puedes evitar presumirle a todo el mundo lo que le regalaste a alguien.PIENSAS MÁS EN TIsi no dejas de comparar tu regalo con lo que esa misma persona te ha regalado a ti.PIENSAS MÁS EN TIsi no te has planteado siquiera si a la persona le gustaría recibir algo totalmente diferente a lo que a ti te gusta, como una poesía, una invitación a hacer algo juntos, o entradas a ver un espectáculo, por ejemplo.

  • LEE UN POCO ACERCA DEL TEMA En el muy recomendable libro “Los cinco lenguajes del amor de los niños” de Gary Champan aprendí que NO TODOS hablamos el mismo idioma en cuanto a como comunicamos nuestro aprecio y amor por las personas.
los-cinco-lenguajes-del-amor-de-los-ninos-D_NQ_NP_803235-MLM28986287925_122018-F

Chapman nos muestra que si personalmente te emocionan mucho los regalos que recibes, es muy probable que tu lenguaje de amor incluya, “dar y recibir regalos”, ¡y eso es maravilloso que lo sepas!Las personas que te aman deben saber que para ti, un regalo es una muestra de cariño importantísima que te demuestra que a la persona le importó mucho dedicar tiempo, dinero y esfuerzo para preparar un regalo para ti.

  •  ¡PERO CUIDADO! EXPLICALES que no todos sentimos ese mismo mensaje de amor y cariño al recibir ESE MISMO regalo que a ellos tanta ilusión les hace. 
  • REFLEXIONA CON ELLOS Algunos se sienten amados y emocionados por muestras de cariño muy distintas a las suyas. Incluso puede que sean más sencillas, como palabras sinceras escritas con cuidado en una carta o en una bonita postal. Pasar tiempo juntos, una invitación a cenar o incluso una donación en el nombre de la persona a alguna causa que le importe mucho, todo esto pueden ser ideal para esa persona especial!
Father-giving-gift-to-his-children
  • ENSÉÑALES LO QUE HAS APRENDIDO EN TUS EXPERIENCIAS Una cosa es cierta, nuestros hijos deben saber que le agraden o no los regalo a los demás, lo importante es conocer a la persona y ser sincera con nuestra muestra de afecto hacia ella. Deben también aprender de nosotros, sus padres y familiares, las lecciones más importantes de la vida:

Nuestras vidas no se enriquecen por el valor de las cosas materiales que circulan a nuestro alrededor, sino por el valor que nos aporta la relación valiosa que tenemos con las personas que nos rodean!¡El mejor TIP para hoy! No olvides modelar para tu familia dar regalos fuera de esas fecha señaladas. ¡Esa es la mejor y más sincera sorpresa que puedan darle a alguien que aman y realmente aprecian!Un acto de amor siempre nace de un corazón lleno de gratitud, así que enséñales a ser un buen amigo y contar a sus amigos cuando cuentan sus bendiciones.

Feliz día del amor y la amistad a todos!

Angela

Crecimiento Personal, Familia

Amar es una decisión, ¡decídete hoy!

En el amor como en la vida tomamos decisiones y dependiendo de estas, es el resultado de lo que estamos viviendo.  En el matrimonio pasan los años y se acaba la pasión desbordada y toda esa energía, pasa el enamoramiento, … pero si tomas la decisión, nos queda el amor más importante que es el amor verdadero, el que además de sexo nos da paz, seguridad, y muchas alegrías.

Seguramente tú, querida lectora, ya sabes el secreto o los secretos para tener un matrimonio exitoso.  Yo no soy experta ni profesional en relaciones matrimoniales.  No soy consejera, pero quiero compartir lo que yo he aprendido y sigo aprendiendo.  Así que este pensamiento y reflexión es para ti que eres joven, recién casada o que tengas una crisis en tu matrimonio.

Hace tiempo una amiga me dijo que yo tenía suerte en mi matrimonio porque siempre se nos veía felices, que los dos nos entendíamos muy bien, y que le dijera mi secreto.   Ella nunca se imaginó mi respuesta.  

Nosotros estamos muy lejos de ser el matrimonio perfecto, tenemos muchas diferencias, a veces discutimos, otras nos enojamos, a veces tengo sentimiento negativo hacia él cuando me hace enojar y seguramente el siente exactamente lo mismo por mí.  Pero tenemos un secreto:  no dejamos que este enojo supere más de un día, y sobre todo, nunca nos faltamos al respeto, porque hemos decidido amarnos aún con nuestros defectos.  Nadie es perfecto, sólo Dios es perfecto.  Esta es nuestra primera decisión.  Ya sabes lo que se dice  “Amar es una decisión y después un sentimiento”.

Nosotros decidimos  construir un matrimonio sólido, decidimos tener fidelidad, decidimos tener respeto, cuidado mutuo y confianza.   No olvides que un buen día tu decidiste amarlo y respetarlo todos los días de tu vida, en lo bueno y en lo malo, en la salud y en la enfermedad,  así que si ya decidiste pasar tu vida juntos, entonces haz agradable este viaje!  

Amiga, por favor decídete; decídete a perdonar y a pedir perdón cuando te equivoques, a perdonar los conflictos que muchas veces son malos entendidos o mal interpretados porque él no lo dijo en el tono correcto o porque fue en un día que tu no estabas para aguantar nada, perdona siempre que puedas.  

Nunca debemos confundir perdonar con humillarse porque eso no es amor, no debemos soportar abusos, el amor no rompe la integridad moral ni física, ni la dignidad, el amor no humilla, el amor honra. 

Decide honrar a tu esposo, admíralo, respétalo. Fundamenta tu relación en principios sólidos.  Nacimos para amar y ser amados porque el amor te da vida.  Dejemos el egoísmo, tengamos más paciencia y tolerancia,  acéptalo tal como es, admíralo concentrándote en sus virtudes y minimizando sus defectos.

Yo podría darte varios ejemplos de mi vida pero te digo uno muy simple:  A mi no me gusta nada dedicarme a lo que tenga  que ver con mi coche, yo lo uso pero  mi esposo es el que se encarga de tenerlo a punto en todo, de lavarlo, llenarle de gasolina, de llevarlo a la ITV, del cambio de aceite etc.  Él sabe que a mí no me gusta dedicarme a ello y  él lo hace por mí, es una cosa tan simple pero que yo valoro mucho.  Él es generoso conmigo como en tantas cosas y así mismo yo intento agradarle haciendo cosas por él, y las hago con amor.   

El matrimonio es un compromiso, decídete y haz el esfuerzo constante por mantener una buena relación para disfrutarla plenamente.  Fortalece el amor compartiendo tiempo, alimentándolo de los recuerdos, de generosidad, ten empatía, y nunca decidas que tu felicidad depende de tu esposo porque  él sólo contribuye a tu felicidad pero no es el responsable.  Tu felicidad la decides tú y nadie más que tú! Nadie está para llenar vacíos, tu felicidad es una elección personal, Yo llevo mi felicidad a mi matrimonio y contribuyo a la felicidad de mi esposo.

El amor es diferente a el enamoramiento, el amor es un acto voluntario y debemos luchar para que no se apague cuando pasa el enamoramiento, para que se convierta en un amor maduro, con respeto y aceptación mutua.  Amar es más que sentir, el amor no es obligado, es un acto de la voluntad, es un compromiso que asumimos y disfrutamos día a día. 

En el matrimonio siempre habrá días buenos y malos, … y muy malos. Habrá problemas y discusiones pero si entendemos esto del amor verdadero prevaleceremos sobre las circunstancias que estemos pasando.    Hay una frase de una canción que dice: “Amar no es sentir sino actuar”.  Amar es un verbo el cual requiere acción, pero no es un sacrificio.  Es un esfuerzo agradable porque sabes que tiene recompensa, si requiere renunciar a los deseos egoístas, requiere de dedicación, de lealtad, de fidelidad, de invertir tiempo, pero no es sacrificio porque es voluntario.  El matrimonio es un proceso educativo donde crecemos mutuamente.   Si decides amarlo…todo lo demás será más fácil!

 Existen muchos consejos para mejorar tu vida en pareja, aquí en este blog las profesionales de Dulce Fragancia, Goyi, Wendy y Mara nos dan unos consejos buenísimos.    Por mi parte te recomiendo unos libros buenísimos de los que yo he aprendido mucho y sigo aprendiendo cada día.  Deseo con todo mi corazón que también te sirvan a ti. 

Siempre que tengo que tomar una decisión ya sea en algo que influye en mi matrimonio o en cualquier aspecto de mi vida le pido dirección a Dios que Él es el único que me puede guiar sin error, te animo a que también lo hagas!

Con sabiduría se edifica la casa,

Con prudencia se ponen los cimientos,

El que es sabio tiene gran poder,

Y el que es entendido aumenta su fuerza.

      Proverbios 24: 3,4.

Sonia

Ahora os dejo mis recomendaciones de libros:

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es 41rItyyykYL._SY344_BO1%252C204%252C203%252C200_.jpg
La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es 1407221350.jpg
La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es Ayudenme-Siento-Inseguridad-Meyer-Joyce-9780884198130-01.jpg
La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es crezcajunto.jpg
La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es EL%2BPODER%2BDE%2BLA%2BESPOSA%2BQUE%2BORA%2BG.jpg

Celebración, Familia

El hombre de tus sueños

Una vez, haciendo una presentación a algunas amigas sobre maneras de celebrar el día de San Valentín, compartí ideas de cómo “promover” el romanticismo en la pareja.  

Compartí una lista de detalles que podrían planear para sus maridos.  Lo interesante es que cuantas más ideas compartía, más iba cambiando el clima en el salón. Estaban pensando que a sus maridos jamás se les ocurriría nada parecido y no merecían ningún esfuerzo suyos tampoco.  Creo que mi charla llegó a ser algo contraproducente pues salieron comentando: “Tú no conoces a mi marido y ¡cómo no lo merece!”

Estuve pensando sobre este tema después de este episodio casi cómico.  Esperamos que nuestra pareja tenga la iniciativa pero creo que, muchas veces, basta que alguien empiece.  

Los hombres suelen “responder” mejor que iniciar un hábito romántico.  A la mejor, una vez que tengas una actitud cariñosa o que vea que tú estás dando lo mejor de ti a esta relación, algo puede despertar en su interior.  No lo puedo prometer, pero ¡vale la pena tratar!  Posiblemente, ¡Él necesite ideas! A la mejor nos cabe a nosotras enseñarles a ser ¡el hombre de nuestros sueños.

Tenemos este pensamiento romántico de que él tendrá toda sorte de detalles y planes para sorprendernos. Pensemos juntas. Muchos de nosotros venimos de hogares en que el amor demostrado no fue de todo sano, y no hemos aprendido a ser esta mujer o hombre que sabe dar amor, y menos corresponder a tantas expectativas.

Yo creo que vale la pena hablar sobre ello. Podemos compartir nuestros deseos y expectativas en cuanto a nuestra relación y empezar por algo sencillo, y de allí partir para más.

La Biblia y el Amor …

¿Sabías que la Biblia tiene un libro dedicado al amor?… teólogos también creen que hace una metáfora al amor de Jesús por nosotros … de cualquier manera, suena muy romántico.  Dios nos hizo así por una razón y dar riendas sueltas a nuestros sentimientos, dentro de la relación marido-mujer, fue el deseo en el corazón de Dios para nosotros.

Aquí os dejo una parte del libro de Cantares:

3 Como el manzano entre los árboles silvestres,     Así es mi amado entre los jóvenes;     Bajo la sombra del deseado me senté,     Y su fruto fue dulce a mi paladar.
 4 Me llevó a la casa del banquete,     Y su bandera sobre mí fue amor.
 5 Sustentadme con pasas, confortadme con manzanas;     Porque estoy enferma de amor.  
 6 Su izquierda esté debajo de mi cabeza,     Y su derecha me abrace.

Cantares 2

Mara

Familia

Tres componentes indispensables en una cena romántica

Y es febrero, y pronto llega el Día de San Valentín.  Esta información puede ser interesante en caso que lo celebres o no, pues puedes utilizar estos componentes en cualquier día en que quieras traer chispa a tu matrimonio. 

Realidad acerca de una cena romántica …

1. Una cena romántica no tiene que ser cara

2. Un ambiente acogedor puede ser alcanzado con unos pequeños trucos y algunos utensilios de uso diario.

3. El hecho que sea un evento barato no quiere decir que sea chapuza. 🙂

4. El evento debe de ser adaptado a las preferencias y rasgos de personalidad de cada uno.
Tres elementos básicos en una cena romántica para tener éxito:

1. Flores

Flores deben decorar las mesas, el salón o servir de regalo.  La belleza de un espacio bien decorado nos relaja y dispone a dejar que las emociones afloren.

2. Velas


Las velas propician, como las flores, un ambiente relajado.  Con la utilización estratégica de velas por todo el espacio utilizado, podrás prescindir de las luces eléctricas.  Esto sin duda va a ser un componente indispensable al romanticismo. 

3. Chocolate

El chocolate con moderación es saludable, nos aporta energía y disposición.  Su sabor tan rico añade placer a un momento en que utilizaremos todos los sentidos. 

Estos 3 elementos pueden estar presentes en cualquier momento. Ellos darán un toque dulce a este evento tan especial. 

Ahora ¡a empezar a planear este evento especial para sorprender a tu marido!  ¡Y no tienes que esperar hasta el día de San Valentín!

“No me ruegues que te deje y me aparte de ti, porque a donde quiera que tú fueres, iré yo, y donde quiera que vivieres, viviré. Tu pueblo será mi pueblo, y tu Dios mi Dios” 
Rut 1: 16

Mara

Familia

El complejo de Cenicienta

El otro día, estuvimos con un grupo de adolescentes en casa, ¡una  tarde de princesas!

Hicimos juntas dos  tartas, las rellenamos con dulce de leche, fresas, Nocilla y las  decoramos con rosas de Buttercream color rosa.  Después de degustar las tartas entre risas  y comentarios de  “¡Hmmm que delicia!”, nos sentamos para ver la peli   “La Cenicienta” entre susurros y suspiros!!!

Elegimos La Cenicienta  porque les encanta a las chicas y no es necesario en ningún momento decir -¡Poner Atención!  Este tipo de peli entra  directamente en el mundo emocional del subconsciente. Las leyendas siempre tienen  enseñanzas escondidas  del inconsciente colectivo.

La fotografía bien cuidada, las canciones, los  vestidos  maravillosos, el Príncipe Azul, el castillo, la naturaleza, todo  nos adentra en un  mundo mágico que llevamos dentro, dónde todos los problemas se resuelven de modo mágico, ayudada por una  hada madrina que aparece del modo que una menos espera.  ¡Al final ella sale victoriosa!  ¡Es rescatada por  el Príncipe Azul!    Sólo mirar el cartel de la chica con vestido azul y  el pelo suelto bailando con el viento, ya hace suspirar a nuestras bellas durmientes que llevamos dentro!   La Cenicienta (Hermanos Grimm, Alemania 1812) se llamaba Ela, pero se deja llamar Cenicienta por sus hermanastras y madrastra (nunca se quejó del malvado apodo resultado de la envidia de su hermanastras). Pone a relieve  dos mitos universales: El amor a primera vista y el mito del Príncipe Azul.  

Cenicienta, en relación con los  demás era una chica muy educada pero muy pasiva, todo lo que es mucho es demasiado, debemos buscar el equilibrio es más sano. Ella  aceptaba todo sin quejarse, sin defenderse, incluso de los maltratos.  

En relación consigo misma Cenicienta era agresiva, pues no sabía amarse a si misma buscando hacer respetar sus derechos, no tuvo ayuda para que aprendiera a reconocer su propios sentimientos como: pérdida y dolor (pérdida de la madre y del  padre, de su posición de hija), tristeza (por el sufrimiento que pasaba y  maltrato de su supuesta familia), rabia (por la forma como la trataban), ira contenida (el maltrato duró años), decepción (por no dejarla ir al baile), auto valor (se sentía desdichada), culpada porque muchas veces asumía la culpa que no era suya (se culpaba de que la trataran mal).

Era muy muy joven y todavía no había aprendido a distinguir sus emociones y las críticas destructivas y las manipulaciones emocionales que la madrastra y sus hermanastras le infligían. Tampoco tenía fe en Dios, puesto que la fe en Dios nos sustenta y nos ayuda a sobrellevar las situaciones más difíciles de la vida.

Con la ayuda de otros, Cenicienta podría haber aprendido a ser asertiva, a valerse por sí misma, a hacer frente a la madrastra, a no ser sumisa a sus hermanastras, al final la casa era suya y no tenía razón de servir como criada, tenía el derecho de ser tratada como una igual por su familia. Cenicienta podría aprender a ser libre y a no tener que esperar un Príncipe azul para liberarla. Ella poseía capacidades y habilidades, era responsable, pero no se daba cuenta de su valor. Era alegre, sabía auto motivarse cantando, hablando mentalmente, buscando animarse recordando a su madre (ser generoso y tener valor). Se encontraba muy sola, no tenía amigos (a no ser los animales, que tampoco la podía aconsejar y enseñar). Esto es un problema actual, nuestros adolescentes muchas veces no tienen buenos amigos y nosotros padres tenemos que ayudarles a traer amigos a casa para que disfruten y compartan sus vidas.

Unas de las frases de película que me gustó: “Si hacen lo que hacen, no es razón para hacerlo”. Es bueno poder recurrir a una frase así porque los adolescentes siempre nos dicen:- Si todos mis amigos van a esta fiesta, ¿por qué yo no?  Todos mis amigos la usan, ¿por qué yo no?

Ahora que ya contáis con esta sugerencia de guión, llamen a los amigos de vuestros hijos  a casa y  ¡hagan una sesión de cine en casa!!!!  ¡Va a ser muy divertido!!!

“Ama a tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma, con todas tus fuerzas y con toda tu mente; y ama a tu prójimo como a ti mismo” – Lucas 10.27

Rosa

Crecimiento Espiritual, Crecimiento Personal, Familia

Edurne Mencia: ser antes que hacer

Mi esposo salió ayer a un viaje a la selva con un grupo de hermanos. Algunos de ellos llegaron desde Argentina para ver “en directo” el ministerio que se está haciendo entre los indígenas de la selva de Venezuela. Y uno de ellos compartió algo que me ha dado que pensar:

Ser antes que hacer.

Los cristianos comprometidos con la obra de Cristo estamos siempre ocupados en hacer. Soñamos y oramos por hacer cosas grandes para Dios, en hacer un impacto a nuestro alrededor, en conseguir las metas que nos hemos trazado en nuestro servicio al Señor.
Ministerio. Servicio. Hacer.

Pero, muchas veces, nos olvidamos del ser. Nos olvidamos de que antes de hacer cosas para Dios tenemos que ser discípulos. Tenemos que ser adoradores. Tenemos que ser estudiosos de la Palabra. Tenemos que ser parte de una relación entre nosotras y Dios.

Comunión. Adoración. Ser.

La única manera de tener un ministerio efectivo es siendo. Ser antes que hacer.
Mis hijos están acostumbrados a vernos hacer muchas cosas, a servir a Dios de muchas maneras y de hacer ministerio hasta el agotamiento. Tienen en casa un ejemplo continuo de trabajo para el Reino y estoy muy contenta por eso. Creo que es algo que está forjando su carácter y les está dando una idea clara y práctica de cómo ser adultos que aman y sirven a Dios.

Pero me puse a pensar si también están recibiendo de nosotros la instrucción en el “ser”. ¿Estamos siendo ejemplos en comunión? ¿Estamos siendo ejemplos en nuestro tiempo de oración, de alabanza y de estudio de la Palabra de Dios? ¿Estamos enseñándoles a ser discípulos como lo más importante de todo?

No siempre. No de manera constante ni intencional al menos.

¿Cómo ayudarlos a entender que “ser” siempre tiene que venir antes que “hacer”? ¿Qué disciplinas espirituales necesitamos enseñarles y, sobre todo, en qué aspectos de nuestra relación con Dios debemos ser ejemplo a nuestros hijos? ¿De qué manera lo hacemos?

Oración

Desarrollar la disciplina de la oración lleva tiempo y esfuerzo. Lo primero que tienes que enseñarles es que no hay oraciones “correctas” o “incorrectas”. Orar no es nada más que hablar con Dios. Ayúdalos a entender que pueden hablar con Él de cualquier cosa: preocupaciones, cosas que les gustan, cosas que no les gustan, peticiones, acciones de gracias… Enséñales a orar versículos de la Biblia, ayúdales a perder el miedo de orar en público, ora por ellos y con ellos. Anota las peticiones de oración de los miembros de la familia y amigos para que puedan estar todos orando por eso.Lectura de la Palabra
Enseñemos a nuestros hijos a leer una porción de la Biblia todos los días. No solamente a leerla, sino también a pensar en ella, en qué dice, y, sobre todo, a buscar cómo aplicar a su vida diaria lo que han leído. Anímalos también a memorizar la Palabra de Dios. Puedes encontrar planes de lectura para ti y para tus hijos (con devocionales y actividades específicas para ellos) en Ama a Dios Grandemente.

Alabanza y adoración

Asociamos la alabanza al “tiempo de canto en la iglesia” y poco más. Pero esto no debe ser así. Seamos ejemplo de adoración para nuestros hijos. Enseñémosles que cualquier momento y lugar es bueno para adorarle, que no se trata de las canciones que cantas, del tono que usas o de que haya instrumentos o no. Que la alabanza y la adoración a Dios son una actitud del corazón.

Ayudemos a nuestros hijos (y a nosotras mismas en el proceso) a ser antes que hacer.

Contenta en Su servicio,

Edurne

Familia

El hábito que está inyectando vida a mi matrimonio

La vida pareciera ir mucho más rápido en estos tiempos que en siglos atrás. Las obligaciones se multiplican y las cosas que nos distraen de lo que realmente importa proliferan como esas florecitas pequeñas que parecen atractivas pero que en realidad son malas hierbas y nos cuesta mucho eliminarlas del jardín.

Hace algunas semanas mi esposo y yo decidimos que saldríamos a caminar todos los días. Como vivimos en lugar de clima muy caliente, hacerlo al anochecer nos resulta maravilloso, especialmente ahora que los días son más largos por el horario de verano. El motivo original de la decisión fue la salud. Tanto él como yo pasamos mucho rato sentados frente a la pantalla de una computadora y ya todos sabemos que eso no es nada bueno cuando del bienestar físico se trata.

Pero resulta que esas caminatas nos han traído mucho más que oxígeno a la sangre y la quema de calorías. Las caminatas de las tardes se han convertido en el tiempo en que podemos conversar, sin interrupciones. Hablamos de asuntos importantes y otros no tanto. Comentamos lo que hicimos durante el día. Aprovechamos para hacer planes, compartir sueños. Miramos el vecindario, disfrutamos ver el sol desaparecer, escuchar los sinsontes que son muy comunes donde vivimos. Las caminatas se han convertido en un momento para reconectarnos el uno con el otro después de muchas horas separados por el trabajo y los quehaceres del día.

Y la razón por la que te cuento todo esto es porque como dice el título, este hábito está inyectando vida a nuestra relación. Si no somos intencionales, el ajetreo, las responsabilidades y la rutina poco a poco van deteriorando un matrimonio. Esta relación, como el cuerpo físico, necesita su propio “oxígeno”. Necesita tiempo para mirar a los ojos del otro. Necesita caminar tomados de la mano. Un buen matrimonio se nutre cuando silencia al resto del mundo y se enfocan el uno en el otro.

Sí, hay días en que por una razón u otra se nos hace imposible dar la caminata, pero lo estamos convirtiendo en prioridad. Mi querida lectora, quizá una caminata no sea lo que quieres incorporar a tu horario, aunque es excelente para la salud; pero quiero invitarte a descubrir algo que pueda aportar ese oxígeno tan necesario a la relación. Conversa con tu esposo y decidan qué pueden hacer para dedicar un espacio del día a ustedes dos.

Al principio pudiera incluso hacerte sentir un poco egoísta por apartar este espacio de tiempo y quitarlo a la casa, los hijos o cualquier otra cosa; incluso puede que tengas que renunciar a ver un programa de televisión o algo parecido, pero vale la pena. Esta es una inversión que tiene dividendos seguros y buenos. Para que se convierta en hábito tienen que pasar más de 30 días, según dicen algunos expertos en el tema de formación de hábitos. Sin embargo, llegará un momento en que anhelarás esta parte de tu día. ¡A mí me está pasando! A veces me cuesta ponerme los tenis y salir a caminar, pero cuando pienso en el beneficio de disfrutar unos minutos con el amor de mi vida, ¡salgo adelante!

Hace poco le dije a alguien: “las cosas buenas de la vida siempre cuestan, especialmente las relaciones”. Y hoy te lo digo a ti. Un buen matrimonio no puede subsistir con los recuerdos del noviazgo o de los primero años… como mismo tú y yo no podemos vivir hoy con el oxígeno de ayer. Necesitamos respirar cada día aire nuevo y el matrimonio necesita que se le inyecte vida cada día también. Esto nadie lo puede hacer por nosotros, es nuestra responsabilidad.

Como te dije al principio, la vida pasa rápido, muy rápido. Entender eso debe hacernos  dar prioridad a lo verdaderamente importante: “Enséñanos a entender la brevedad de la vida, para que crezcamos en sabiduría” (Salmos 90:12).

¡Bendiciones!

Wendy

(Publicado originalmente en wendybello.com)

Cosas de Casa, Crecimiento Personal, Familia, Organización

La paz y la tranquilidad en el hogar

Estos dos temas van juntos, como causa y efecto.  Si hay tranquilidad, hay paz; si hay paz, hay tranquilidad.  Los abordaremos juntos. 

La paz en el hogar viene, en primer lugar, como resultado de las buenas relaciones.  Podríamos escribir varios libros sobre este tema.  Obviamente no podremos cubrir todas las causas para las relaciones difíciles.  Aquí dejaremos algunas que a nuestro parecer son muy comunes:

1) El orgullo 

2) La falta de flexibilidad

3) La falta de empatía

Creo que todo tiene solución si uno se dispone.  No nos engañemos, cuesta mucho, así que sugerimos hacer pequeños cambios hacia la dirección correcta.  Son actitudes relativamente fáciles que en muchas ocasiones no somos capaces de tenerlas por las emociones.  

Hoy dejamos 3 pasos-bebe, pequeños pero eficaces.

PASSOS PRÁCTICOS:

1) La próxima vez que te equivoques, no tardes en pedir perdón.

2) La próxima vez que un plan no salga a tu manera, toma la actitud de evaluar y no reaccionar. Quizás hay otros caminos mejores que el tuyo.  

3) La próxima vez que discutas con tu pareja o hijos, deja de hablar, oye y trata de ponerte en su lugar antes de dar tu opinión.  En vez de opinar en todo, haz preguntas y escucha.  Si uno tiene la oportunidad de explicar su punto de vista se calma y puede recapacitar.

Estos tres pasos están reflejados en lo que nos enseña la Biblia:

Filipenses 2:3:

No hagáis nada por egoísmo o vanagloria; al contrario, sed humildes y considerad que los demás son mejores que vosotros.

La paz y tranquilidad también pueden fluir del ambiente de la casa, la limpieza y el orden.  Son pequeños detalles que hacen del ambiente acogedor y llenos de paz.  La organización de los horarios, de las finanzas, de las vacaciones – todo en su debido lugar y tiempo promueve la paz.  

Os dejamos una página de la internet que puede ayudaros en la tarea de organizaros y promover el bienestar en vuestras casas.  

Fly Lady en Español

Y para terminar una foto de Vania que nos relaja solo de mirar …

¿Verdad que esta mesa puesta para un té relaja?  Pues es un ejemplo que podemos seguir, aún que no instamos a la perfección del hogar, hay momentos en que los detalles pueden hacen maravillas.  Probad a preparar un desayuno especial o un té inglés para charlar sobre los problemas.  Seguramente podréis tener más buenos resultados en vuestras relaciones familiares. 

Mara y Vania