Cosas de Casa

Cestas de ropa y un corazón quejoso.

Estoy convencida de que el cuarto de lavandería de mi casa tiene propiedades “mágicas”, porque las cestas de ropa parecen multiplicarse en lugar de reducirse. ¿Te pasa lo mismo? La verdad es que, a pesar de esto, prefiero la parte de lavar a la parte de doblar y guardar.

En fin que hace unos días era tarde ya en la noche y estaba haciendo esta tarea tan poco atractiva para mí. Los niños ya dormían y mi esposo…también. Lo miré por unos instantes y el monólogo empezó en mi mente. “Yo también quisiera estar durmiendo. Nadie piensa en lo cansada que yo estoy. “
Después de un día entero de trabajo, niños, casa…qué poco me considera a veces”, etc. Ya tienes la idea. 
Por alguna razón, los seres humanos somos bastante adictos a la auto compasión, y creo que a veces hasta la disfrutamos. Sobre todo las mujeres. No sé por qué. Finalmente terminé de guardar la ropa y como todavía no tenía sueño suficiente, me puse a leer.
Dios tiene maneras muy sutiles de hablarnos. Se quedó callado mientras el monólogo de mi mente ocupaba mis pensamientos. Pero cuando yo guardé silencio para leer, él habló. “Coincidentemente” me tocaba leer sobre una mujer que  también estaba cuestionando por qué otros no valoraban lo que hacía. Y ¡pum!, las palabras me golpearon como una buena bofetada. 
Hagan lo que hagan, trabajen de buena gana, como para el Señor y no como para nadie en este mundo, conscientes de que el Señor los recompensará con la herencia. Ustedes sirven a Cristo el Señor.” 

Yo las había leído muchas veces, pero nunca me habían “golpeado”. 
No hizo falta más nada. Repasé otra vez los últimos minutos, mi monólogo quejumbroso, y me hice una pregunta: ¿por qué hago lo que hago? ¿Qué me motiva? ¿Por qué doblo y guardo la ropa…además de por las razones obvias?
Entendí de inmediato que de mi respuesta a esta pregunta dependía que mi corazón se mantuviera limpio de quejas y resentimientos que podrían acomodarse tanto que se quedarían allí para siempre.En múltiples ocasiones nos toca hacer cosas que no nos gustan mucho, pero si pensamos que, independientemente de lo que sea, podemos hacerlo como para el Señor, nuestra actitud cambiará, lo pesado ya no lo será tanto, y nos libraremos de la esclavitud de la autocompasión.  La autocompasión es enfermiza y es prima hermana de la amargura. Aquella noche, en poco tiempo y con pocas palabras, Dios me dio una lección. Cuestionó mis motivos y me hizo ver las cestas de ropa de manera diferente. 
Todavía no me gusta la tarea de doblar y guardar, pero decidí que lo haré con la misma actitud que hago las cosas que sí me gustan, y como si el único público fuera el cielo. Quizá hoy puedas pensar en eso que tanto te molesta hacer y probar esta nueva estrategia.


P.D. Honor a quien honor merece. Aquel día mi esposo ya estaba durmiendo pero en muchas otras ocasiones es él quien me ayuda a vaciar las cestas de ropa, doblarla y ponerla en su lugar.

Bendiciones,

Wendy

Cosas de Casa, Crecimiento Personal

Dejando las cosas…con pasos prácticos para deshacerte de lo inservible.

Quienes me conocen saben que estamos de mudanza.  Hemos vivido en España por muchos años y hemos acumulado muchas “cosas”  … En estos días, después de pasar unos meses en Estados Unidos, volvemos y estamos buscando una nueva vivienda.  

Foto: Pinterest

Nos enfrentamos al hecho que nos hace evaluar nuestro estilo de vida, de la necesidad de despegarnos de los bienes materiales … y de viajar ligeros por la vida.

Comparto abajo unos pasos prácticos para deshacerte de las cosas. 
Hoy mismo estuve leyendo un devocional que aborda este tema y lo comparto abajo con un enlace a Nuestro Pan Diario.  Os recomiendo que os subscribáis a esta entrega diaria con pensamientos bíblicos y breves muy relevantes.

Dejar las Cosas
La mujer dejó su cántaro, […] y dijo […]: Venid, ved a un hombre que me ha dicho todo cuanto he hecho. ¿No será éste el Cristo? —Juan 4:28-29 

Foto: Pinterest

Lectura: Juan 4:9-14, 27-29 La biblia en un año: Génesis 41–42 ; Mateo 12:1-23 Durante poco más de un año, después de que nuestro hijo adolescente obtuvo su licencia de conducir y comenzó a llevar billetera, recibimos varias llamadas de personas que la habían encontrado en distintos lugares. Le advertimos que fuera más cuidadoso y que no la dejara en cualquier lado.
De todos modos, dejar cosas no es siempre algo malo. En Juan 4, leemos sobre una mujer que había ido a buscar agua a un pozo. Sin embargo, ese día, después de encontrarse con Jesús,  (continuar leyendo).


Cómo deshacerte de las cosas inservibles en tu hogar
Con esta cultura del ahorro y del reciclaje nos hemos vuelto un poco no prácticas por estar guardando cosas que probablemente nos sirvan después.

Se nos olvida que nuestra casa tiene un espacio limitado para que vivamos las personas y no es una bodega de cosas que ya tienen dos años guardadas y que probablemente (continuar leyendo)

Mara

Cosas de Casa, Salud y Belleza

La mujer que refleja su belleza en el hogar

¿Que tanto te gusta estar en casa?..

No importa si es un lugar alquilado, prestado o propio, a todos nos gusta llegar a casa y encontrarlo limpio y en orden.

Quiénes tienen la fortuna de estar en casa siempre ponemos un toque de nuestra propia personalidad, los detalles sobresalen, ese lugar es nuestra  empresa y podemos dirigirla para quienes amamos, aun estando fuera siempre nos ingeniamos para hacerlo. 

¿Cuál es tú técnica para mantener hermoso ese lugar acogedor? 


He aquí algunos tips:
– Levántate unos minutos antes de lo normal y abre les ventanas.
– Riega las flores.
– Mientras algunos duermen puedes aprovechar y limpiar la casa.
-Después de haber salido todos, divide los días:
Un día o dos a la semana lava la ropa.
Mantén el orden los armarios una vez por semana, esto evitara el desacomodo continuo.
Haz lo mismo con los armarios de la cocina. 
Una vez por semana lava y ordena el refrigerador. 
Limpia y sacude muebles y alfombras.
Cambia la mantelería, sábanas y colchas por semana.

Cabe mencionar que no siempre fui partidaria de quedarme en casa, pero hoy es lo que más disfruto, dar mi energía a los que mas amo. 

Aún si tienes que salir al trabajo puedes ocupar algunos ratos libres para embellecer tu casa, añade siempre una pizca de amor, y deja que tu esposo e hijos disfruten de ese lugar de descanso, siempre mantén una buena actitud, dejemos de verlo como una carga y comienza a disfrutar de todo lo que te rodea. 

“Todas vuestras cosas sean hechas con amor” 1 Corintios 16:14
Al Único y Sabio Dios

Jess Morgan 

Cosas de Casa, Crecimiento Personal, Decoración, Familia

Menos es más

Esta frase, muy típica en inglés, “less is more”, que por años hemos escuchado, se está poniendo muy de moda de nuevo a modo de métodos de organización personal en todo tipo de revistas y redes sociales relacionados con el hogar.

Las ideas minimalistas que se propagan por profesionales como la nueva estrella de Netflix japonesa, Marie Kondo y otros, como el veterano y entusiasta australiano Peter Walsh, nos dan sus trucos y consejos para conseguir ¡ese armario que hará que nuestro corazón salte de emoción! Y la verdad sea dicha, estas hazañas en casa son pequeñas maravillas.

closet_crop

La encantadora Marie, con sus consejos, que en español llaman el método KonMari, nos comparte desde la perspectiva de la tradición japonesa y el shintoismo su filosofía de manejar una conexión con las cosas que tenemos en casa para mantener un estado de gratitud y orden que KonMari dice resultará en algo que ella llama “spark joy”, que en inglés es una especie de satisfacción feliz.

kitchen-organization-with-a-bowl-full-of-lemons-6

Otros, como Walsh, en su libro MENOS ES MAS: UN PLAN SENCILLO PARA ORGANIZAR TU CASA Y DISFRUTAR DE UNA VIDA MAS PLENA CON MENOS COSAS, encuentran una relación directa entre el caos que podamos acumular en casa y las dificultades que muchos tienen de sentirse realmente realizados.

Los consejos de organizadores personales como Walsh y otros minimalistas han conectado con las inquietudes de una sociedad cada día más materialista en los Estados Unidos, que se encuentra con un sin número de familias acumulando más y más cosas, sin tener un buen método de reciclar, tirar o donar.

Aparentemente, este dilema de no saber vivir con menos y más ordenadamente, impide a muchos guardar ese equilibrio de serenidad que quieren en casa y que al parecer, piensan que sólo disfrutarán cuando todo esté en orden.

EL PAVELLÓ MIES VAN DER ROHE DE BARCELONA

La frase “menos es más” también es atribuida a un reconocido arquitecto, Ludwig Mies van der Rohe,considerado uno de los maestros de la arquitectura moderna. El pabellón alemán de Barcelona fue diseñado por Mies y Lilly Reich en 1929 para una Exposición Internacional, y hablar de él es hablar de una tendencia minimalista, que es precisamente lo que nos plantean estos organizadores personales: Volver a lo esencial. 

Permitidme entones añadir a esto mi granito de arena:

Al revisar los argumentos de estas distintas propuestas acerca de cómo aplicar el minimalismo, se me ocurre que éstas han sido metas universales de muchas familias a través de los tiempos y en todo tipo de civilizaciones; organizar bien nuestras casas, nuestras mentes y corazones, para llevar una vida tranquila y productiva.

Para mi familia, y desde la perspectiva de un hogar cristiano, las siguientes estrategias nos han ayudado a mantener un perspectiva saludable acerca del orden y las rutinas en casa, ¡te las comparto!

7 ESTRATEGIAS PARA MANTENER EL ORDEN Y LA TRANQUILIDAD EN CASA.

  1. No dejes para luego lo que puedas hacer en el momento, tira propaganda y papeles inecesarios la primera vez que los tocas si es posible. No los muevas de sitio o los archives para luego, en cuanto los toques trata con ellos o tíralos directamente a la papelera. Esto se puede aplicar a los deberes, facturas, recibos, llamadas o cualquier otro tipo de correspondencia.
  2. Toma 30 minutos al día para ordenarlo todo una vez más. Esto no significa que todo esté perfecto, sólo vuelve a colocar las cosas a su sitio. Si cada persona en casa ayuda con esto y cada cosa en tu casa tiene su lugar, será mucho más fácil ordenarlo todo.
  3. Esfuérzate por eliminar objetos de forma habitual para que las cosas que acumules no ocupen más espacio del que tienes. Lleva cosas para regalar, donar o tirar a menudo al coche y repártelos durante tus recorridos diarios.
  4. Evita tener cosas superfluas en casa. Nadie necesita dos abrelatas o dos árboles de Navidad en el trastero, deshazte de estas cosas que no usas o regálalas a personas que las puedan usar.
  5. Involucramos a toda la familia en el proceso. Los más pequeños también tienen que aprender a deshacerse de las cosas que ya no usan. Tendrás que tener paciencia con ellos porque no es algo fácil de hacer y requiere adquirir un hábito para ello.
  6. Cuando ordenas tu casa mantén una actitud de gratitud por lo que tienes y no te enfoques en lo que os falta.  Nosotros a menudo agradecemos a Dios su provisión y recordamos a nuestras hijas que nuestro mayor tesoro no son las cosas que poseemos. Nuestro tesoro está en la bendición que tenemos en el inigualable amor de Dios que nos une.
  7. La organización de nuestra casa no será la respuesta final a nuestra felicidad. Antes que las cosas, están las personas, antes que el orden y la rutina está nuestro bienestar emocional y espiritual, y antes que el estándar de la perfección, está la gracia y la misericordia que tenemos el uno con el otro.

Recuerda también que con menos para odenar, ¡tendrás más para vivir! más tiempo, más dinero y más espacio mental para dedicarte a lo que realmente te apasiona.

99f2bbb63e89ca77305f4d43c281e87e

Angela

Cosas de Casa, Decoración

El estilo Shabby Chic

Shabby Chic Mood

Personal, delicado, romántico, vintage… con estos calificativos, ¿quién se resiste al estilo shabby chic?
Bien, si miramos en la madre de todas las enciclopedias, Wikipedia, podemos ver cómo define al estilo Shabby chic de la siguiente manera: “Es un estilo de decoración que tiene su origen en la época de las grandes casas de campo de Gran Bretaña y que consiste principalmente en mezclar elementos antiguos con modernos. Se distingue por utilizar una paleta de colores pasteles, tales como rosa, verde agua, etc. con predominancia del blanco. También es propio del estilo la preponderancia de flores en los diseños.”

Shabby Chic Mood

Hoy descubriremos sus claves y te invitamos que te dejes cautivar por este estilo romántico. Como hemos leído anteriormente,  el estilo Shabby Chic significa literalmente desgastado y sofisticado, de allí que las piezas clásicas con evidentes marcas del paso del tiempo sean un icono de este estilo. 
Colores suaves, motivos florales, ramos, muebles pintados de color blanco son los que dominan este estilo especialmente con líneas redondeadas…a continuación veremos algunas fotos para que podamos visualizar claramente sus características.

Shabby Chic Mood

Algo que me ha llamado mucho la atención de este estilo es el re-aprovechamiento, o sea la RESTAURACIÓN de diferentes piezas para encajar en la apariencia final.  Si lo aplicamos a la vida diaria, podemos ver la potencia de esta palabra en nuestra propia vida.

Imagínate, tú, una mujer que entiende que es una hija del Todopoderoso. Estás llena del espíritu de amor, poder y dominio propio; tomando el lugar que te corresponde en este mundo, gritando un “ya basta” a las dudas, al temor, al abuso. Mírate al espejo y di: Dios me ha hecho inteligente, preciosa, fuerte, valiente. ¡Soy vencedora en Jesús!  Ponte a pensar: una mujer como tú, educando a tus hijos varones; enseñándoles respeto hacia los demás, especialmente hacia las mujeres. Enseñándoles a ser trabajadores, educados, responsables, limpios, alegres y a obedecer a Jesús.

Enseñando a tus hijas a no conformarse a este mundo, sino a buscar ese lugar prominente que Dios tiene para ellas; a no soportar más ningún tipo de abuso cruel y violento; a entender la visión amplia de un futuro lleno de paz y de bien que Dios tiene para ellas, y no esos conceptos de la mujer que este mundo corrupto las quiera forzar a vivir.Una nueva generación de hombres y mujeres valientes está creciendo en este momento dentro de nuestros mismos hogares.  Si sigues a Jesús, esfuérzate para que pueda presenciar esta realidad de restauración.  Pero si aún no Le sigues o no estás llevando en serio esta responsabilidad, todavía hay tiempo.  Empieza hoy, con pequeños pasos, a vivir la vida abundante del Señor y ser este ejemplo que tanto necesitan nuestros hijos. 
“… Eres preciosa a mis ojos, eres estimada y yo te amo… No temas, que yo estoy contigo…” Isaías 43:4

Shabby Chic Mood

Si quieres saber más acerca de los estilos decorativos más actuales, no te pierdas nuestras próximas entregas.