Uncategorized

Salsa de tomate rústica

¡Esta semana he hecho un salsa casera de tomates!  Es excelente y además sin los adictivos que encontramos en los alimentos comprados.  He puesto en tarros de vidrio reciclados y se puede dejar en la nevera para cuando haga falta. Trato de evitar productos industrializados. 

Aquí dejo mi receta:

Rehogar: una cebolla, 3 dientes de ajo, un ajo puerro (toda picado fino)

Cortar 1 kg de tomates en trozos grandes. Juntar al rehogado y dejar cocer por unos 10 minutos.

Añadir a gusto sal, pimienta, albahaca, romero, y orégano.

Dejar cocer unos 10 minutos más, bajo.

Por último añadir un buen aceite de oliva, a gusto. 

Dependiendo de la acidez de la salsa, añadir 1 o más cucharitas de azúcar.

También les dijo: «Yo les doy de la tierratodas las plantas que producen semillay todos los árboles que dan fruto con semilla;todo esto les servirá de alimento.»Génesis 1:29

Vania

Cosas de Casa, Recetas, Salud y Belleza

Haz un caldo delicioso para una sopa … ¡y congélalo!

En estos días de invierno, apetece mucho tomar una sopa para la cena. Aquí os dejamos con una receta de caldo que puedes hacer y congelarlas en recipientes para hielo y utilizarlos cuando necesario.

Ingredientes:

1 kg de muslo de pollo cortado

1 cebolla

3 dientes de ajo

1 ajo puerro (parte blanca)

Unas hojas de puerro (parte verde)

1 zanahoria

Hierbas: cebollino, orégano, perejil, albahaca, …

Sal y pimienta

Pasos:

Dorar la carne para sellar.  Poner todos estos ingredientes en una olla express con 2 litros de agua.  Dejar cocinar unos 40 minutos.  Dejar enfriar.  Colar y dividir en recipientes de hielo para congelar.  Una vez congelados puedes transferirlos a bolsas herméticas. 

Utilizar como base de sopas, cremas, arroces o potages. 

Vosotros sois la sal de la tierra; pero si la sal se desvaneciere, ¿con qué será salada? No sirve más para nada, sino para ser echada fuera y hollada por los hombres.

Mateo 5:12

Vania Heringer