Crecimiento Espiritual, Crecimiento Personal, Familia, Organización, Salud y Belleza, Uncategorized

7 maneras de vivir con intencionalidad

¿Sabías que en el siglo XXI estamos padeciendo de un problema general? Se llama falta de atención. Y no me refiero a la enfermedad desde el punto de vista clínico. No, me refiero al fenómeno que cada vez se expande más por la sociedad aplastada por el peso de la tecnología.

Varios estudios han demostrado cuánto ha disminuido la productividad de las personas porque sus cerebros están cambiando constantemente de actividad: correo electrónicos,  alerta de mensajería instantánea, mensajes de texto, varias ventanas abiertas en el navegador de internet y un ratón que hace clic aquí y clic allá, actualizaciones en Facebook, llamadas telefónicas… solo de pensarlo me agota pero sé que así vivo yo también.

El resultado de todo esto es primero, como dije, poca productividad. El famoso mito de la multitarea quita más de lo que da.  Muchas tareas comenzadas, pocas terminadas. Agotamiento físico y mental.

Y últimamente Dios ha estado llamando mi atención al respecto. Aparentemente estamos en muchas cosas y lugares a la vez, pero nuestra mente no está en ninguno. No de manera completa.

Esa no es la vida abundante que Dios quiere para ti y para mí. Una vida de torbellino, agotada, con la mente corriendo de aquí para allá, ese no es el plan de Dios. El plan de Dios es una vida con prioridades, una vida con paz en medio del caos, una vida en la que aprovechemos el tiempo. Pero aprovechar el tiempo no es hacer varias cosas a la vez durante el mismo período de tiempo sino vivir a plenitud cada período de tiempo…porque nuestros días son muy cortos en esta Tierra. El plan de Dios es que vivamos con intención. 

intención.(Del lat. intentĭo, -ōnis).f. Determinación de la voluntad en orden a un fin.

¿Qué vamos a determinar? Bueno, empecemos por hacer lo que leí una vez (lamento no recordar el libro): donde estemos, estemos allí 100%.  Y no me refiero solamente a un lugar físico, me refiero a la tarea que estemos haciendo, a la conversación que entablemos, etc.

Así que hoy te propongo otra lista de “7”, para vivir con intención la semana y ver qué tal nos va.

  1. Aparta al menos 30 minutos para darle tu atención completa a Dios. {Si esta meta es muy alta para empezar, dedica menos tiempo, pero con toda intención.} Ese será sin duda el momento más importante de tu día.
  2. Cuando tu esposo llegue a casa en la tarde, o los niños regresen de la escuela, conversa con ellos mirándoles a los ojos, escuchando de veras. No trates de combinar ese momento con otro para ganar tiempo. Estas son las personas más importantes en tu vida. Lo demás puede esperar.
  3. Besa y abraza. En la vorágine del siglo XXI hasta esto se ha vuelto escaso. Dicen los que saben que los matrimonios que se besan y abrazan todos los días, son más felices. Y los niños que reciben besos y abrazos de sus padres se sienten más seguros y queridos.
  4. Usa un reloj o temporizador. Dividir las tareas por tiempo ayuda a concentrarnos mejor. Veinticinco minutos es un buen número. Y al terminar los 25, toma agua, camina un poco, haz algo que implique cambio de actividad. Y vuelve a empezar con otros 25 minutos.
  5. Alimenta tu alma. Cambia un poco de televisión por un buen libro. Y si no eres de las que gusta mucho de la lectura {gracias de paso por dedicar unos minutos a esta}, entonces “escucha” un libro. Esta era de tecnología nos da esa ventaja. Leer, o escuchar, un buen libro nos desafía a pensar, y así ejercitamos el cerebro, que a fin de cuentas también es un músculo.
  6. Cuida de tu cuerpo. El templo del Espíritu. Sé que nos cuesta…a mí me cuesta. Pero somos responsables de él. ¿Media hora de ejercicios cada día es mucho? Comienza por menos, quizá tres veces por semana. El asunto es ser intencionales con los ejercicios, con lo que comemos.
  7. Cena en familia. Este es otro de los hábitos casi extintos de nuestra era post-moderna. Pero, ¿sabías que las familias que cenan juntas son más saludables emocionalmente? ¿Y que los hijos que cenan con sus padres son más abiertos y menos propensos a conductas dañinas? Los horarios a veces chocan, el tráfico nos demora, etc. Pero no es imposible. Si no todos los días, busca que sea la mayoría.

Podríamos añadir otras cosas, pero voy a empezar por estas siete. Sí, para mí misma. Tal vez tú las quieras hacer tuyas.

Quiero vivir con intención mis días y así traer al corazón sabiduría.

¡Esa es la vida que Dios diseñó!

Wendy

Cosas de Casa, Crecimiento Personal, Familia, Organización

La paz y la tranquilidad en el hogar

Estos dos temas van juntos, como causa y efecto.  Si hay tranquilidad, hay paz; si hay paz, hay tranquilidad.  Los abordaremos juntos. 

La paz en el hogar viene, en primer lugar, como resultado de las buenas relaciones.  Podríamos escribir varios libros sobre este tema.  Obviamente no podremos cubrir todas las causas para las relaciones difíciles.  Aquí dejaremos algunas que a nuestro parecer son muy comunes:

1) El orgullo 

2) La falta de flexibilidad

3) La falta de empatía

Creo que todo tiene solución si uno se dispone.  No nos engañemos, cuesta mucho, así que sugerimos hacer pequeños cambios hacia la dirección correcta.  Son actitudes relativamente fáciles que en muchas ocasiones no somos capaces de tenerlas por las emociones.  

Hoy dejamos 3 pasos-bebe, pequeños pero eficaces.

PASSOS PRÁCTICOS:

1) La próxima vez que te equivoques, no tardes en pedir perdón.

2) La próxima vez que un plan no salga a tu manera, toma la actitud de evaluar y no reaccionar. Quizás hay otros caminos mejores que el tuyo.  

3) La próxima vez que discutas con tu pareja o hijos, deja de hablar, oye y trata de ponerte en su lugar antes de dar tu opinión.  En vez de opinar en todo, haz preguntas y escucha.  Si uno tiene la oportunidad de explicar su punto de vista se calma y puede recapacitar.

Estos tres pasos están reflejados en lo que nos enseña la Biblia:

Filipenses 2:3:

No hagáis nada por egoísmo o vanagloria; al contrario, sed humildes y considerad que los demás son mejores que vosotros.

La paz y tranquilidad también pueden fluir del ambiente de la casa, la limpieza y el orden.  Son pequeños detalles que hacen del ambiente acogedor y llenos de paz.  La organización de los horarios, de las finanzas, de las vacaciones – todo en su debido lugar y tiempo promueve la paz.  

Os dejamos una página de la internet que puede ayudaros en la tarea de organizaros y promover el bienestar en vuestras casas.  

Fly Lady en Español

Y para terminar una foto de Vania que nos relaja solo de mirar …

¿Verdad que esta mesa puesta para un té relaja?  Pues es un ejemplo que podemos seguir, aún que no instamos a la perfección del hogar, hay momentos en que los detalles pueden hacen maravillas.  Probad a preparar un desayuno especial o un té inglés para charlar sobre los problemas.  Seguramente podréis tener más buenos resultados en vuestras relaciones familiares. 

Mara y Vania

Feliz Año Nuevo, La Biblia, Organización

Algo Nuevo

Este es uno de mis versículos favoritos …  siempre hay esperanza, siempre hay transformación, siempre hay una salida … porque Dios está haciendo algo nuevo.  Con su palabra creó al mundo, así que no hay límite en lo que puede hacer en nuestras vidas, en las vidas de nuestros familiares, en la vida de nuestros amigos …

Esto me da la esperanza que aún que las circunstancias sean tristes, Él todo lo puede hacer nuevo.  Él hará brotar agua en el desierto.  

Así, con todo esto en mente, hago algo nuevo en mi vida también.  Hago propósitos que Le agraden.  En los primeros días del año suelo tener más tiempo con Dios y Le pregunto qué quiere Él para mí.  El año nuevo es una página en blanco del libro de mi vida y quiero que Dios escriba mi historia. 

Os animo a llevar en serio el hacer propósitos que le parezcan buenos a los ojos de Dios.  Comparto un ejemplo del proceso de decisión sobre los nuevos propósitos.

1) Leer (más) la Biblia a diario:  muchos tenemos los minutos de nuestros días contados.  Tenemos que ser realistas en cuanto al tiempo dedicado a ello.  ¿Es algo bueno a los ojos de Dios?  ¿Por qué?  ¿Cómo puedo incorporar esto a mi día de una manera realista?

Respuestas:

  • Sí, obviamente es also bueno a los ojos de Dios pues cuando leemos la Biblia, Le conocemos más. Conociéndole más, nos enamoraremos de Él.  Es imposible conocerle y no amarle.  Así, que la respuesta es contundente: a sus ojos Le parece MUY bueno. 
  • 2. Siendo realista, sé que si no lo hago por la mañana, el día se me viene encima con todas sus demandas y muy probablemente, no lo haré.  ¿Puedo despertarme 15 minutos antes?  ¿Puedo hacerlo mientras desayuno?  ¿Puedo tener audios de la Biblia para oírle en camino al trabajo o dejando los niños en el cole?  Hay muchas posibilidades pero tenemos que elegir cuál cambio es más realista.  

Paso a otras areas de la vida por considerar desde el prisma de Dios:

Todo en nuestra vida Le interesa a Dios.  Si buscamos una mejor salud o tiempo de calidad con la familia o amigos, a Él le agrada.  Comparto algunos versículos que demuestran Su voluntad en algunas de estas areas de nuestras vidas.  En todas podemos mejorar.  

1) Salud:   “¿O ignoráis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, el cual está en vosotros, el cual tenéis de Dios, y que no sois vuestros?
 Porque habéis sido comprados por precio; glorificad, pues, a Dios en vuestro cuerpo y en vuestro espíritu, los cuales son de Dios.”  1 Corintios 6:10-20

En este versículo se hace claro que debemos cuidarnos haciendo más ejercicios, comiendo con más calidad, descansando cuando necesario, etc. 

2) Familia: ” Grábate en el corazón estas palabras que hoy te mando. Incúlcaselas continuamente a tus hijos. Háblales de ellas cuando estés en tu casa y cuando vayas por el camino, cuando te acuestes y cuando te levantes.”  Deuteronomio 6:6-7

En este versículo se ve con claridad que debemos tener tiempos de calidad con nuestra familia, caminado lado a lado, comiendo juntos, conversando … en todos los momentos es la voluntad de Dios que vivamos por Sus principios y los compartamos. 

3) Amigos:  “Sobrelleven los unos las cargas de los otros, y cumplan así la ley de Cristo.” Gálatas 6:2

Es muy claro que el Señor quiere que tengamos amigos y que nos ayudemos mutuamente.  Nos ha creado como seres sociales.  Cualquier propósito que tengamos relacionados con servir nuestro semejante se alinea perfectamente con la voluntad de Dios.  

Espero que estas ideas os haga pensar y decidir por hacer algunos cambios en vuestras vidas y que Dios pueda recibir todo el reconocimiento por los frutos de estos cambios. 

¡Feliz Año Nuevo!

Mara

Crecimiento Espiritual, La oración, Organización

Mi nuevo diario de oración estilo Midori para el Año Nuevo

Hoy compartimos el video de Iva sobre un diario estilo Midori para que puedas pasar tiempo en oración y organizar tus pensamientos. 

Es una libreta que también puedes adaptar a otros objetivos, pero hoy queremos invitaros a que la oración haga parte importante de tu año 2020.

El Señor está cerca de quienes le invocan,

de quienes le invocan en verdad.

Salmos 145:18

¡Empieza tu año de la mejor manera posible! 

Iva

Feliz Año Nuevo, Organización

Bullet Journal: una agenda para el nuevo año

Nuestra colabora Iva comparte sobre el Bullet Jornal.  Es una manera muy personal de organizarte.  Es una agenda que puede adaptarse a tu estilo de vida.  Aquí nos muestra cómo funciona con algunos materiales disponibles en el mercado, pero puedes hacerla con una regla, unos bolis, lápices de color y lo que tengas por casa utilizando algo de imaginación. 

Enséñanos de tal modo a contar nuestros días,
Que traigamos al corazón sabiduría.
Salmo 90:12

Iva