Feliz Año Nuevo, La Biblia, Organización

Algo Nuevo

Este es uno de mis versículos favoritos …  siempre hay esperanza, siempre hay transformación, siempre hay una salida … porque Dios está haciendo algo nuevo.  Con su palabra creó al mundo, así que no hay límite en lo que puede hacer en nuestras vidas, en las vidas de nuestros familiares, en la vida de nuestros amigos …

Esto me da la esperanza que aún que las circunstancias sean tristes, Él todo lo puede hacer nuevo.  Él hará brotar agua en el desierto.  

Así, con todo esto en mente, hago algo nuevo en mi vida también.  Hago propósitos que Le agraden.  En los primeros días del año suelo tener más tiempo con Dios y Le pregunto qué quiere Él para mí.  El año nuevo es una página en blanco del libro de mi vida y quiero que Dios escriba mi historia. 

Os animo a llevar en serio el hacer propósitos que le parezcan buenos a los ojos de Dios.  Comparto un ejemplo del proceso de decisión sobre los nuevos propósitos.

1) Leer (más) la Biblia a diario:  muchos tenemos los minutos de nuestros días contados.  Tenemos que ser realistas en cuanto al tiempo dedicado a ello.  ¿Es algo bueno a los ojos de Dios?  ¿Por qué?  ¿Cómo puedo incorporar esto a mi día de una manera realista?

Respuestas:

  • Sí, obviamente es also bueno a los ojos de Dios pues cuando leemos la Biblia, Le conocemos más. Conociéndole más, nos enamoraremos de Él.  Es imposible conocerle y no amarle.  Así, que la respuesta es contundente: a sus ojos Le parece MUY bueno. 
  • 2. Siendo realista, sé que si no lo hago por la mañana, el día se me viene encima con todas sus demandas y muy probablemente, no lo haré.  ¿Puedo despertarme 15 minutos antes?  ¿Puedo hacerlo mientras desayuno?  ¿Puedo tener audios de la Biblia para oírle en camino al trabajo o dejando los niños en el cole?  Hay muchas posibilidades pero tenemos que elegir cuál cambio es más realista.  

Paso a otras areas de la vida por considerar desde el prisma de Dios:

Todo en nuestra vida Le interesa a Dios.  Si buscamos una mejor salud o tiempo de calidad con la familia o amigos, a Él le agrada.  Comparto algunos versículos que demuestran Su voluntad en algunas de estas areas de nuestras vidas.  En todas podemos mejorar.  

1) Salud:   “¿O ignoráis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, el cual está en vosotros, el cual tenéis de Dios, y que no sois vuestros?
 Porque habéis sido comprados por precio; glorificad, pues, a Dios en vuestro cuerpo y en vuestro espíritu, los cuales son de Dios.”  1 Corintios 6:10-20

En este versículo se hace claro que debemos cuidarnos haciendo más ejercicios, comiendo con más calidad, descansando cuando necesario, etc. 

2) Familia: ” Grábate en el corazón estas palabras que hoy te mando. Incúlcaselas continuamente a tus hijos. Háblales de ellas cuando estés en tu casa y cuando vayas por el camino, cuando te acuestes y cuando te levantes.”  Deuteronomio 6:6-7

En este versículo se ve con claridad que debemos tener tiempos de calidad con nuestra familia, caminado lado a lado, comiendo juntos, conversando … en todos los momentos es la voluntad de Dios que vivamos por Sus principios y los compartamos. 

3) Amigos:  “Sobrelleven los unos las cargas de los otros, y cumplan así la ley de Cristo.” Gálatas 6:2

Es muy claro que el Señor quiere que tengamos amigos y que nos ayudemos mutuamente.  Nos ha creado como seres sociales.  Cualquier propósito que tengamos relacionados con servir nuestro semejante se alinea perfectamente con la voluntad de Dios.  

Espero que estas ideas os haga pensar y decidir por hacer algunos cambios en vuestras vidas y que Dios pueda recibir todo el reconocimiento por los frutos de estos cambios. 

¡Feliz Año Nuevo!

Mara

Crecimiento Espiritual, Crecimiento Personal, La Biblia

Cuando necesitas renovación, restauración y un camino

Ayer me reuní con una amiga para cenar y celebrar su cumpleaños. Como es de esperar, surgió el tema de la edad y el paso de los años. El reloj del tiempo es indetenible y con esto, por supuesto, vienen las distintas etapas de la vida, cada una con sus desafíos.

Cuando David escribió Salmos 23 de cierta manera también reflexionó en esto.  De hecho, muchos creen que lo hizo hacia el final de su vida, quizá durante la rebelión de su hijo Absalón. Mira lo que dice el versículo 3:

«Él renueva mis fuerzas.Me guía por sendas correctas,y así da honra a su nombre.» (NTV)

Él renueva mis fuerzas. ¿Quién? El Señor, el Buen Pastor. Todas necesitamos fuerzas renovadas, porque la vida pesa y produce cansancio, ¿verdad? Si lees los versículos anteriores encontrarás que una de las maneras en que lo hace es llevándonos a Su descanso, Su reposoEs en la quietud de la presencia de Dios que nuestras fuerzas se renuevan.

En tantas ocasiones me he sentido débil… ¡al punto de querer tirar la toalla ante una u otra situación! Pero Jesús nos recuerda que su gracia es suficiente; justo en nuestra debilidad, en nuestra falta de fuerza, es donde su poder se perfecciona (2 Corintios 12:9). Cuando algo parece demasiado grande como para sobrepasarlo, cuando la vida nos lanza de esas cosas que aplastan, ¡la gracia de Dios es suficiente! Tú y yo no tenemos que pretender que somos «campeonas, súper fuertes». La verdad es que allí, en lo escondido de nuestro corazón, sabemos que detrás de la coraza, se esconde una mujer que ayuda para renovar sus fuerzas. ¡Y ahí está Jesús, haciéndolo a través de su Espíritu que vive en nosotras! No se trata de nuestra fortaleza, ni de nuestra capacidad, se trata de Él, de entender que podemos tener fuerzas renovadas cada día por su gracia y misericordia.

Mujer, una manera muy sencilla de vivir en el diseño de Dios es reconocer que necesitamos de Él. Nunca la intención fue que venciéramos solas, en nuestras escasas y precarias fuerzas humanas. ¡Él ganó la guerra en la cruz! Y ahora, en las batallas cotidianas, cuando creamos que no podemos más, que desfallecemos… ¡el Buen Pastor viene a socorrernos y nos renueva!

Pero hay otra manera de mirar este versículo, y para ellos veamos como lo tradujo la Biblia de las Américas: «Él restaura mi alma».

Jesús es experto en restaurar almas, o traerlas de vuelta a la vida, que es una manera de traducir la palabra original. Solo Él trae de muerte a vida (Colosenses 2:13). Solo Él puede llevar a luz un alma que antes vagaba en oscuridad (1 Pedro 2:9). Solo Él puede blanquear el alma ennegrecida por el pecado (1 Juan 1:7). Mi querida lectora, nuestra alma solo puede experimentar restauración en Jesús. Mientras eso no suceda, andamos con un alma muerta eternamente. ¿Ha sido tu alma, tu vida, restaurada por Cristo, el Buen Pastor?

El versículo continúa diciendo esto: «me guía por senderos de justicia [o de rectitud] por amor de su nombre» (LBLA).

Las ovejas necesitan del pastor para caminar por un sendero seguro, conocido, donde no resbalen. En el original la palabra para senderos indica un camino muy transitado, un surco. Así que por ahí el pastor las guía, para que no se desvíen ni se caigan. Eso es lo que ha hecho Jesús. Nos ha abierto un camino de justicia, un camino seguro, recto y agradable a Dios. Él nos guía por ese camino, no podemos transitarlo sin su dirección. Y lo hace por amor a su nombre, porque somos las ovejas que el Padre le ha dado (Juan 10:29).

Amiga que estás leyendo este artículo, es mi oración que estas palabras hablen a tu corazón para que entiendas que no hay camino seguro fuera del que tenemos junto a Jesús, el Buen Pastor. En el próximo artículo veremos que a veces la vida se torna muy difícil y no es lo que pensábamos, pero cuando como «ovejas» conocemos la voz del Pastor que nos guía, podemos caminar confiadas y salir renovadas. ¿Conoces su voz?  ¿La estás siguiendo? Algo para pensar.

Bendiciones,

 Wendy

Publicado originalmente en wendybello.com

Crecimiento Espiritual, Crecimiento Personal, Feliz Año Nuevo, La Biblia

¡Déjalo ir!

Nota de la editora: Continuamos dando unos excelentes textos para que empieces bien el año, poniendo todo en su debida perspectiva.  En esta ocasión compartimos un texto del blog de Wendy Bello, de hace algunos años pero muy pertinente en estos momentos del año:

Hace unos días estuve organizando las gavetas de mi escritorio para comenzar el año un poquito mejor. Por alguna razón el desorden me estresa. Y fue en medio de eso que me encontré una tarjeta con un versículo que anoté hace ya un tiempo, no recuerdo cuándo. Contiene una promesa de Dios del libro de Isaías: 

«Pero olvida todo eso; no es nada comparado con lo que voy a hacer» (Is 43:18, NTV).

Como Dios siempre es oportuno, me vino a la medida porque justo ese día, y algunos otros también, había estado pensando en el año que terminó, en todo lo bueno que tuvo y en que si 2018 se le compararía. No hay sabiduría en tales pensamientos, como nos lo asevera Eclesiastés: 

«Nunca preguntes por qué todo tiempo pasado fue mejor. No es de sabios hacer tales preguntas» (Ec 7:10 NVI).

Cuando un año termina es excelente hacer un inventario de las cosas buenas que Dios hizo en nuestra vida, de hecho, lo mejor es ir haciéndolo a diario porque eso enfoca nuestra mente en la gratitud. Pero no es bueno cuando comenzamos a comparar mentalmente y dejar que nuestros pensamientos divaguen por el rumbo del futuro desconocido.

La verdad es esta: no sabemos los planes que Dios tiene, pero tenemos que creer su Palabra. Y su Palabra dice que siempre obrará a favor de los que le aman (Romanos 8:28).

Es muy probable que 2018 no sea igual que 2017 en muchos sentidos. Tal vez algunas experiencias se repitan, y otras tantas no. Pero lo mejor que yo puedo hacer, y tú también, es mirar estos próximos meses con expectación, con la misma con la que abrimos un regalo que alguien querido nos da. Porque así es Dios.
Y sí, mezclado con todo eso vendrán cosas no tan lindas o fáciles, pero es parte del proceso. Recuerda que Dios está trabajando para que «lleguemos a la plena y completa medida de Cristo» (Efesios 4:13), es decir, a madurar en la vida de fe. Esa parte no ocurre sin dolores, sin dificultades. Así como el crecimiento físico tiene etapas, el espiritual también. En eso 2018 debe ser mejor que 2017, porque cada año debesuponer un paso de avance. Pero incluso si así no fuera, sigue caminando. No dejes que tu mente se quede en el pasado, ¡déjalo ir!
Pablo nos los recuerda con palabras claras: 

«…pero me concentro únicamente en esto: olvido el pasado y fijo la mirada en lo que tengo por delante, y así avanzo hasta llegar al final de la carrera para recibir el premio celestial al cual Dios nos llama por medio de Cristo Jesús» (Filipenses 3:13-14).

Sí, no es sabio andar merodeando en el pasado. ¿Por qué? Porque nos quita la mirada del presente que, en realidad, es lo único que tenemos. Y si nos enfocamos mucho en el futuro, de seguro caeremos presa de la ansiedad y el temor, porque son desconocidos para nosotros. Ese es terreno exclusivo de Dios.

Mi querida lectora, es hora de abrazar lo que Dios nos regala hoy. Este día. Y vivirlo para su gloria, confiando en su amor, y en su Palabra.

Él es el Dios que hace algo nuevo cada día, que renueva su misericordia, que hace fluir agua en el desierto, que convierte imposibles en posibles, que nos levanta si caemos y nos reviste de gracia a través de Jesús. Entonces, ¡soltemos el pasado! 

Deja ir todo anhelo por tiempos que aparentemente fueron mejores, porque, aunque sí hayan sido buenos, Dios sigue obrando a nuestro favor. Él no se quedó en 2017, él sigue presente en tu vida, y en la mía. ¿Lo creemos?

Vivamos como Dios lo diseñó,

Wendy

Crecimiento Espiritual, Crecimiento Personal, Feliz Año Nuevo, La Biblia

Algo que puedes hacer para tener un año diferente

Nota de la editora: una publicación de 2018 pero tan relevante como entonces. Puedes hacerte las mismas preguntas y evaluar 2019, haciendo buenos planes para 2020.

Un nuevo año.

No sé a ti ¡pero a mí me parece increíble que ya estemos en 2018! En estos últimos días he estado haciendo un inventario de lo que fue 2017 para mí. Cada año que termina nos presenta la oportunidad de dar un vistazo a nuestra vida y ver dónde crecimos, dónde todavía nos queda mucho por andar. ¿Por qué es bueno esto del inventario? Las razones son varias, pero una que creo encabeza la lista es esta: nuestro tiempo en este mundo es corto, realmente muy corto. Y Dios nos llama a aprovechar el tiempo y no desperdiciarlo. De hecho, nuestros días aquí son un regalo que él nos ha hecho y debemos administrarlo bien.

Si hace un tiempo que lees este blog tal vez recuerdes que cada año le pido a Dios una palabra o frase que me sirva de enfoque. Por lo general he visto que esa palabra indica algún aspecto de mi vida en el que todavía queda mucho por hacer. Y claro, junto con esa palabra viene un pasaje bíblico. Es curioso que este año primero llegó a mí el pasaje bíblico y de ahí la palabra… o más bien la frase.

Pero antes de compartir contigo cuál será mi palabra/versículo para 2018, quiero invitarte un poco a la reflexión, y lo haré de manera sencilla, mediante preguntas. ¿Una sugerencia? Responde a ellas por escrito, no lo hagas mentalmente. ¿Por qué? Porque al escribir podemos expresar mejor lo que estamos pensando, porque quedará plasmado y te servirá de referencia, y porque además es un ejercicio que tiene muchos beneficios para nuestro cerebro ¡y eso siempre es bueno! Ya sé que no a todos les gusta escribir, pero si poco a poco desarrollas el hábito, verás que se hace más fácil y hasta puedes llegar a disfrutarlo.
Bueno, vayamos a las preguntas.

Inventario del 2017 
¿Qué fue lo mejor que te sucedió en 2017?

¿Qué cosas no quisieras olvidar nunca de ese año?

¿Cómo creció tu relación con Dios en 2017?

¿Qué fue lo que ayudó o impidió el crecimiento?
Con toda honestidad,

¿a qué dedicaste la mayor parte de tu tiempo en 2017?

Si pudieras cambiar algo de 2017, y que no dependa de otros sino de ti, ¿qué sería?

¿Leíste algo en 2017, además de la Biblia? (¡Surfear la internet no cuenta!)

¿Tuviste alguna palabra o tema para tu vida en 2017? ¿Viste algún cambio en tu vida como resultado? 

Pensando en 2018
¿Qué quisieras hacer diferente este año? (No hagas una lista demasiado larga, piensa y quizá enfócate en unas tres cosas.)

¿Has escogido algún plan de lectura bíblica? (Yo decidí leer la Biblia en un año pues hace un tiempo no lo hago y además estoy haciendo un estudio temático relacionado con mi versículo del año.)

¿Qué puedes hacer para mejorar tu salud física en 2018?

¿Cómo pudieras mejorar tus relaciones interpersonales (reales, no virtuales) en 2018?
Si eres esposa o mamá, ¿de qué manera pudieras servir y bendecir mejor a tu familia en 2018?

¿Cómo puedes honrar más/mejor a Dios en tu trabajo o roles en 2018?

Si no eres una lectora ávida, ¡decide comenzar este año! Un pequeño paso a la vez. Escoge quizá un libro por mes. Leer es clave para crecer, para ser mejores líderes, para enriquecer nuestro vocabulario y cultura general. Eso sí, escoge sabiamente tu lectura. No pierdas tiempo en lo que no edifica.

Y, por último, si nunca lo has hecho, te animo a tener una palabra y versículo para el año. En lugar de tener muchas metas que casi siempre terminan en nada, esa palabra y versículo te pueden servir de faro para todas las esferas de la vida.

Mi versículo para 2018 está en Proverbios 4:23.

En este enlace encontrarás una imagen del mismo que puedes imprimir si gustas.

Mi querida lectora, te deseo un feliz 2018. Te invito a continuar aprendiendo a vivir como Dios lo diseñó, ¿me acompañas?

Bendiciones,

Wendy 

(Publicado originalmente en wendybello.com)

Crecimiento Personal, Feliz Año Nuevo, La Biblia

Feliz Año Nuevo: Nuevas Prioridades

Esperamos que tengáis un año maravilloso y que podamos ser parte de ello.  Lo esperamos con todo nuestro cariño. 

Os dejamos unos pensamientos para hoy:

Nuestro Pan Diario

Todo lo que te viniere a la mano para hacer, hazlo según tus fuerzas… (Eclesiastés 9:10).


Siempre quise aprender a tocar el violonchelo, pero nunca encontré tiempo para tomar clases. O más precisamente, nunca me hice de tiempo. Pensé que tal vez en el cielo, pueda dominar ese instrumento. Mientras tanto, quise enfocarme en usar mi tiempo en las formas específicas en que Dios me ha llamado a servirle ahora.


La vida es corta, y muchas veces, nos sentimos presionados a aprovechar al máximo el tiempo en este mundo, antes de que se nos vaya. Pero ¿qué significa esto en realidad?


Tras meditar en la vida, el rey Salomón recomendó dos cosas. Primero, vivir de la forma más significativa posible, disfrutando las cosas buenas que Dios nos permite experimentar: comida y bebida (Eclesiastés 9:7); ropa y perfumes (v. 8); el matrimonio (v. 9); y todas sus buenas dádivas… ¡incluso quizá, aprender a tocar el violonchelo!


La segunda recomendación es trabajar con diligencia (v. 10). La vida está llena de oportunidades, y debemos aprovechar todas las que Dios nos da, buscando su sabiduría para saber cómo equilibrar el trabajo y la diversión mientras ejercitamos nuestros dones para servirlo.


La vida es un don maravilloso de Dios, y lo honramos a Él cuando nos deleitamos, tanto en sus bendiciones diarias como en un servicio útil.

Señor, ayúdame a vivir este año para ti y cumpliendo tus propósitos.


Equipo DF

Crecimiento Espiritual, Día de Reyes, Espiritualidad, La Biblia, Navidad

Edurne Mencia: Un Rey inesperado



Para leer – Mateo 2:3-6
Oyendo esto,  el rey Herodes se turbó,  y toda Jerusalén con él.  Y convocados todos los principales sacerdotes,  y los escribas del pueblo,  les preguntó dónde había de nacer el Cristo. Ellos le dijeron: En Belén de Judea;  porque así está escrito por el profeta: Y tú,  Belén, de la tierra de Judá, No eres la más pequeña entre los príncipes de Judá; Porque de ti saldrá un guiador,  Que apacentará a mi pueblo Israel.

Para meditar – Ayer vimos como los sabios de Persia llegaron al palacio de Herodes a preguntar por el Rey de los judíos que había nacido. Ellos pensaban que los dirigentes políticos de Israel estarían contentos y serían conscientes de la importancia de este hecho, pero Herodes, en realidad, se turbó ante la noticia pensando que habría alguien que le arrebataría el trono.

Herodes el Grande era un rey cruel, un edomita que inspiraba a partes iguales miedo por su proceder y admiración por las grandes obras arquitectónicas que realizaba. Motivado por su paranoia incesante, asesinó a los miembros del Sanedrín, a su esposa, su suegra y sus tres hijos. Y enviaría también a matar a todos los niños menores de 2 años nacidos en Judá al no poder encontrar a Jesús.

Y es que una de las equivocaciones más grandes de los judíos fue esperar a un Mesías guerrero, líder militar que los liberaría de las injusticias de Herodes y del yugo romano. Esperaban un “superman” que los liderara hacia la victoria sobre todos aquellos que los gobernaban. 

Nada más lejos de la realidad. El Mesías llegó, sí. Pero no como un líder militar, sino como un niño envuelto en pañales que apacentaría a Su Pueblo de una forma que nadie esperaba: con amor, poniendo a los demás por delante de uno mismo, ofreciendo gracia y misericordia al que falla, poniendo a Dios en primer lugar para que todo lo demás se coloque en el lugar correcto.

El Mesías, el Cristo, el Rey de los judíos, llegó. Fue un rey inesperado, sí, pero sin duda era el rey que tu corazón y el mío necesitaba.
Celebremos nuestra Navidad Simple, celebremos una Navidad centrada en Cristo y en las personas a nuestro alrededor. Celebremos con un corazón agradecido por ese Rey en pañales que nació para un día morir en una cruz y darnos vida eterna.

Para hacer –
Hagamos nuestro al amor de Cristo. Piensa hoy en las personas de autoridad en tu vida: tus jefes, tu pastor, los ancianos y líderes de tu iglesia o de ministerio… ¿Qué puedes hacer por ellos hoy? Piensa en una forma sencilla de reconocerlos en el día de hoy. Puede ser algo simple como una tarjeta, algo recién salido de tu horno, una nota de agradecimiento o una simple llamada telefónica agradeciéndoles por su labor y diciéndoles que oras por ellos.  

Edurne

Espiritualidad, La Biblia, Navidad

El Cuarto Domingo de Adviento

Para ver las tres primeras semanas, pinchar aquí

Hoy nos gustaría centrarnos en el gran regalo que hemos recibido y que continuamos recibiendo cada día de nuestras vidas cuando tenemos una relación personal con Jesús.  Él nos ha dado su vida y a cada día nos da amor, dirección, y su cuidado. 

Revisar las tres primeras semanas, encendiendo las tres primeras velas, al encender la cuarta leer este versículo de la Biblia. 

Romanos 6:23

23 Porque la paga del pecado es muerte, mas la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro.

La gran dádiva nos ha sido dada y se concretiza en la primera Navidad.  No lo merecemos, por nuestro pecado, pero por su gracia, recibimos la vida eterna en Jesús.  

Mientras compramos o envolvemos regalos en estas Navidades, pensemos en maneras de dar de nosotros mismos a las otras personas, como Jesús se ha entregado por nosotros.  

Como familia, podéis decidir en maneras concretas para ayudar al prójimo, dentro de vuestras posibilidades, estas Navidades.  Pueden ser regalos concretos o de tiempo.  

Cosas de Casa, Crecimiento Personal, Familia, La Biblia, Navidad, Salud y Belleza

¡CUIDADO! NO DEJES QUE LA NAVIDAD ACABE CON TU PACIENCIA.

shutterstock_157285505

Las esperas interminables en los comercios, el mercado, la juguetería y el ajetreo de las calles, el tráfico en las carreteras, las visitas de familiares y amigos, ¡uff!, todo parece indicar que se nos acaba el tiempo para prepararlo todo. Y así, sin más, estamos todos agobiados con la Navidad, con los preparativos para los niños, los festivales o cualquier otra lista de compromisos.

AQUÍ OS COMPARTO 7 CONSEJOS PARA MANTENER LA ALEGRÍA SIN PERDER LA PACIENCIA

A- Alegra el ambiente con buen humor.

L- Líbrate del estrés organizando bien tu tiempo.

E- Esfuérzate por buscar maneras de ser solidario con tu familia

.G- Guarda en tu corazón únicamente lo bueno que te aporte esta época.

R- Recuerda y celebra, pero si esto te lleva a una profunda tristeza habla con alguien.

I- Intenta mantenerte al margen de aquello que te agobie o perjudique.

A- Abraza el sentir central de la Navidad, el perdón, la paz y la buena voluntad.

LA BIBLIA TAMBIÉN TIENE ALGO QUE AÑADIR AL RESPECTO, ¡OS LO COMPARTO!

A– El buen humor es importante. Un humor sano, lleno de risas y buenos momentos, nos llena de buenas emociones. Como dice este proverbio, El corazón alegre hermosea el rostro. (Proverbios 15:13)

L- La mayoría del estrés de esta época está relacionada con las prisas y con el costo de las celebraciones navideñas. No te preocupes si no puedes comprar todo lo que quisieras. Ofrece a tus seres queridos momentos bonitos o detalles especiales. Para esto no tienes  que gastar mucho dinero o endeudarte. No dudes en decirle NO a celebraciones superfluas. El apóstol Pablo nos aconsejó,  No tengáis deudas pendientes con nadie, a no ser la de amaros unos a otros (Romanos13:8).  En cuanto a las prisas, eso se arregla con buena planificación. ¡No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy! Déjalo todo bien atado lo antes posible y así podrás disfrutar de los buenos momentos. Como dice la Biblia, redime el tiempo.

E- Si hoy estás leyendo este artículo y tienes comida en la nevera, recibes algún ingreso de forma regular, no hay guerra en tu país y tienes donde pasar la noche de forma cómoda y segura, recuerda que eres una especie de minoría en el planeta.  Vemos las noticias y no podemos negar que a pesar de que muchas personas están celebrando las festividades de esta época por su cultura o tradición, existen muchísimas personas que no tienen tiempo de observar esta época ya que se enfrentan a problemas básicos de supervivencia, ellos necesitan de nuestra solidaridad. Proverbios nos recuerda,  No te niegues a hacer el bien a quien es debido, cuando tuvieres poder para hacerlo. (Proverbios 3:27)

G- Si buscas el lado negativo de las cosas, sin duda lo encontrarás. Pero recuerda que todo lo que no sea de provecho para tu estado de animo, sin duda cambiará tu actitud, y no para bien. Elige buscar el lado bueno de las cosas, piensa en aquello que puedas transmitir a los más pequeños de la familia y seguramente acertarás.  La Biblia nos da un consejo,  Examinadlo todo; retened lo bueno (1 Tesalonicenses 5:21). 

R- Muchísimas personas sufren durante esta época. La perdida de un ser querido es la razón principal. Rodéate de personas de confianza, seres queridos que te escuchen y te animen. Según este proverbio el corazón se nutre de la esperanza, no la pierdas. Tu ser querido no podrá volver, pero tú puedes llenar tu corazón de nuevas ilusiones y una nueva esperanza puede llenar tu vida sin olvidar los preciosos recuerdos que guardas. Date tiempo, pero no pierdas la ilusión de los grandes y pequeños regalos de la vida.  La esperanza que se demora es tormento del corazón; Pero árbol de vida es el deseo cumplido (Proverbios 13:12).

I- Si definitivamente no puedes con la Navidad, toma cartas en el asunto ¡Sal de vacaciones por ejemplo! Tal vez sabes que ciertas reuniones familiares serán problemáticas o estar en casa te aportará cosas negativas por cualquier razón. Toma las riendas, toma el control y evítalas. Proverbios 14:16 nos aconseja, El sabio teme un mal y lo evita.

A-  Recuerda que el mensaje cristiano de la Navidad es ofrecido a toda la humanidad. Creas o no en la historia bíblica del nacimiento de Cristo, te animo a abrazar este sentir de gratitud que los cristianos ofrecemos a Dios,  ¡Gloria a Dios en las alturas, y en la tierra paz, buena voluntad para con los hombres!  (Lucas 2:12)  Para nosotros, la venida de Jesús nos llena de Esperanza, nos lleva a la luz de Dios.Así que, abre un regalo antes de tiempo. Desenvuelve el regalo de la PACIENCIA y ¡póntela como el más suave jersey en esta época de Navidad!De mi familia a la tuya, ¡Feliz Navidad! ¡Paz y Buena Voluntad!

Angela

Cosas de Casa, Espiritualidad, Familia, La Biblia, Navidad, Recetas

Bebidas navideñas o invernales

Me gustaría compartir algunas recetas que he aprendido con familiares y amigos norte-americanos.  Son siempre un éxito.  Pueden ser servidos a los niños también pues no llevan alcohol. 

Ponche de Frutas Silvestres

Ingredientes:

1 brik de zumo de frutas silvestres u otro de tu preferencia. Yo siempre elijo de frutas silvestres por el color rojo.

1 botella, 2 litros de Sprite o Casera

Sorvete de limón

Se añade las bebidas al recipiente en que se va a servir.  Justo antes de servir, poner bolas de sorbete que quedarán flotando en la bebida.  Es muy bonito y sabroso.

Alternativa light: poner en un recipiente de cubitos de hielo: algunas frutitas silvestres en cada compartimiento y completar con zumo.  Antes de servir, añadir estos cubitos ya congelados, que pueden tener formas variadas, ya que se encuentran muy variados hoy en día.

Bebida Caliente de Manzana (Apple Cider)

Ingredientes:

2 briks de zumo de manzana

1 brik de zumo de piña

1 naranja cortada en rodajas

1 o 2 palos de canela

Unos 10-12 clavos enteros

Poner todo en la olla y llevar a ebullición.  Bajar y dejar en calor bajo por media hora.  Yo lo dejo allí un poco antes que lleguen la visita porque toda la casa huele de maravilla. 

Preparado para Chocolate Caliente

Me gustan los preparados ya hechos, pero este es muy especial y como lo hago ya hace años, tiene sabor a Navidad para mí.

Ingredientes:

1 taza de azúcar glas

1 taza de cacao en polvo sin azúcar (utilizo marca Valor)

2+1/2 tazas de leche en polvo

1 cucharadita de sal

2 cucharitas de Maizena

1 pizca de pimienta cayena

Nubes cortaditas en cubitos de 1 cm

Mezclar todos los ingredientes y mantener en un recipiente hermético. 

Para servir: llenar un tercio de la taza con esta mezcla.  Añadir leche caliente hasta llenar.  Mezclar bien, añadir azúcar si necesario y a disfrutar. 

Me encanta, en estos días, encontrar tiempo para sentarme y pensar.  El tiempo es escaso, con todas las expectativas que todos tienen.  Nos encontramos “liadas” en muchas actividades. Muchas de ellas son muy agradables, pero al final, no hay tiempo de “descanso”.

Yo propongo que todas tengamos la disciplina de encontrar tiempo para sentarnos con una taza de chocolate caliente o bebida de manzana, pensando en lo que de verdad importa:

1.  Agradecer a Dios por lo que tenemos.  Aún que estemos viviendo en momentos difíciles, creo que podrás pensar en varias cosas por la cuales agradecer (familia, amigos, oportunidades, etc.)

2.  Pensar en el nuevo año y tener metas positivas para tu vida en todas las áreas (física, mental, emocional, familiar, en pareja…)

3.  Leer la historia de Navidad en el Evangelio de Lucas 2.  Puedes leer unos versos al día y pensar qué relevancia tiene para tí personalmente.   He encontrado estos pensamientos sobre la Navidad y también comparto con vosotras: Entre Cristianos, puedes utilizar esta lectura en uno de los días de reflexión. 

Espero que tengáis un tiempo de pre-Navidad estupendo. 

Mara

Decoración, La Biblia, manualidades, Navidad

La luz – con 5 ideas para decorar con velas en las Navidades

Jesús dijo: “yo soy la luz del mundo”.  Gracias a Dios por habernos enviado a Jesús, un bebé nacido en un humilde pesebre.  Hoy leyendo este texto he dado gracias que no tengo que vivir en tinieblas.  ¡La luz ha venido al mundo!  Abajo comparto 5 ideas para decorar con velas aún hoy con materiales naturales y fáciles de encontrar. 

Texto del Programa de lectura “El Prometido”

El Sol Naciente

Cada mañana, por todo el mundo, el amanecer llega y con su luz aleja la oscuridad. ¡Cada nación en cada continente y hemisferio experimenta este momento! En una fracción de segundos, la noche termina y comienza el día, lleno de nuevas oportunidades y esperanza.

En Lucas 1, Zacarías cantó esta canción profética alabando a Dios por su misericordia y por la salvación que estaba por venir. Esta poesía lírica exalta la fidelidad de Dios, que recordó las promesas que hizo en la antigüedad, y estaba preparando el camino para nuestro rescate y redención. 

Juan, el hijo por quien Zacarías e Isabel habían orado y esperado, prepararía el camino para Jesús. La misericordia de Dios se estaba derramando, ¡y había esperanza! El perdón era posible y venía la salvación. 

La canción concluye señalando nuestra atención al amanecer, el final de la noche oscura. Zacarías proclamó, “La aurora nos visitó desde lo alto, para alumbrar a los que viven en tinieblas y en medio de sombras de muerte.” (Lucas 1:78b-79a)

Dios tiene un mensaje de misericordia para el mundo; ¡estas son las Buenas Nuevas del Evangelio! Como la salida del sol, Jesús venía para terminar con las tinieblas. La Luz del Mundo estaba a punto de irrumpir en la escena, venciendo la sombra de la   muerte.

Hoy puede vivir sin miedo, y por lo que Jesús ha hecho, puede servirle en santidad y justicia todos sus días (vs. 74-75). La Luz ha ahuyentado la oscuridad y lo ha liberado. Anunciemos juntos “los hechos maravillosos de aquel que los llamó de las tinieblas a su luz admirable.” (1 Pedro 2:9)

5 Ideas para decorar con velas.  Encontrarás los enlaces para estos proyectos y muchas más ideas en mi Pinterest

¡Anímate! Recoge materiales durante una caminata por el parque, pasa por la cocina por algunos recipientes, reúne pegamentos, lazos y velas … y estarás lista para decorar un rinconcito de tu casa.

Mara