Crecimiento Espiritual, Crecimiento Personal, La Biblia

Un salmo en la epidemia: la confianza triunfa sobre el miedo

Reproducimos este texto de Pablo Martinez Vila, para Protestante Digital

El Salmo 91 ha infundido aliento y paz a millones de creyentes en el fuego de la prueba. Su mensaje es muy relevante a nuestra situación actual de epidemia.

“El que habita al abrigo del Altísimo, morará bajo la sombra del Omnipotente.
Diré yo a Jehová: «Esperanza mía y castillo mío;  mi Dios, en quien confiaré.»

El Salmo 91, también llamado el “Himno triunfal de la confianza”, es una joya. Ha infundido aliento y paz a millones de creyentes en el fuego de la prueba. Según algunos comentaristas fue escrito en medio de una epidemia de peste (2 Samuel 24:13). Podrían ser circunstancias similares a las que estamos viviendo hoy. Su mensaje, por tanto, es muy relevante a nuestra situación actual de epidemia.

Vivimos días de ansiedad e incertidumbre. El mundo entero está con miedo. De pronto hemos tomado conciencia de la fragilidad de la vida. ¿Qué pasará mañana? La fortaleza en la que el hombre contemporáneo se creía seguro se ha tornado debilidad,  hay grietas en la roca y nos sentimos vulnerables. La gente busca un mensaje de serenidad y tranquilidad. ¿Dónde encontrarlo?

El mensaje del salmo 91 se resume en una frase: la confianza triunfa sobre el miedo. El salmista nos presenta tres frases clave que resumen el “trayecto” dese la ansiedad-miedo hasta la confianza:

  • “Mi Dios”:  lo que Dios es para mí
  • “Él te librará”: lo que Dios hace por mí
  • “Confiaré”: mi respuesta

1. “Mi Dios”: el carácter de Dios

El salmo empieza con una deslumbrante descripción del carácter de Dios. Hasta cuatro nombres distintos se mencionan en los dos versículos iniciales para explicar quién y cómo es Dios. ¡Formidable pórtico de entrada a la confianza! Para el salmista, Dios es el Altísimo, el Todopoderoso, el Señor (Yahweh) y el Dios Sublime.

La conciencia de la grandeza de Dios es el cimiento de nuestra confianza.  Podríamos parafrasear el refrán y afirmar  “dime cómo es tu Dios y te diré cómo es tu confianza”. En la hora del temor el primer paso es alzar los ojos al cielo, mirar a Dios y contemplar su grandeza y su soberanía.  Al hacerlo, el salmista experimenta que Dios es su Abrigo, su Sombra, su Esperanza y su Castillo. El retrato de Dios en “cuatro dimensiones” conlleva una bendición cuádruple. Conocer cómo es Dios realmente es un paso imprescindible en el trayecto hacia la confianza.

Notemos, sin embargo  que el salmista se refiere a Él como MI Dios. Esta pequeña palabra  “mi” nos abre una perspectiva singular y cambia muchas cosas: el Dios del salmista es un  Dios personal, cercano, que Interviene en su vida y se preocupa por sus temores y necesidades. Estamos ante uno de los rasgos más distintivos de la fe cristiana: Dios  no es sólo el Todopoderoso, el creador del Universo, sino también el Padre íntimo, el Abba (“papá”) que me ama y me guarda (Gal. 4:6). Éste es nuestro gran privilegio: Dios nos trata como un padre a su hijo porque en Cristo somos hechos hijos adoptivos de Dios. El salmista describe esta vivencia con una preciosa metáfora:

“Con sus plumas te cubrirá, y debajo de sus alas estarás seguro” (v. 4)

2. “Él te librará”: la providencia de Dios

 “Él te librará del lazo del cazador, de la peste destructora, escudo y protección es su verdad. No temerás…ni a la pestilencia que ande en la oscuridad, ni a mortandad que en medio del día destruya…. No te sobrevendrá mal ni plaga tocará tu morada” (v. 3-6,10).

Llegamos al corazón del salmo: la protección de Dios en la práctica. La conciencia de la grandeza de Dios ha de ir acompañada de la conciencia de la providencia de Dios.  Estamos ante un punto crucial, decisivo en la experiencia de fe. Si lo entendemos bien, será una fuente insuperable  de paz y serenidad, pero si lo malinterpretamos podemos caer en errores y extremismos, o sentirnos frustrados con Dios.

La manipulación del diablo. Es muy significativo que el diablo tentó a Jesús (Mt. 4: 6, Lc.4) con una doble cita de este salmo: “Pues a sus ángeles mandará acerca de ti, que te guarden… En las manos te llevarán para que tu pie no tropiece en piedra.” (v.11-12). Usar mal las promesas de la protección divina es una tentación vigente hoy. ¡Cuidado con la súper espiritualidad  y la súper fe! Puede ser una forma de tentar a Dios como nos enseña la contundente  respuesta de Jesús a Satanás: “No tentarás al Señor tu Dios” (Mt. 4:7). Confiar en Dios no nos exime de actuar de forma responsable y sabia.

Dicho esto, no podemos minimizar la potente acción protectora de Dios sobre los que en Él confían:

«Por cuanto en mí ha puesto su amor, yo también lo libraré; lo pondré en alto, por cuanto ha conocido mi nombre. Me invocará y yo le responderé; con él estaré yo en la angustia, lo libraré y lo glorificaré” (v. 14-15).

¿Una póliza a todo riesgo? La palabra clave es “librar”. ¿Qué significa “Dios te librará”?  La misma expresión se aplica a José -“Dios le libró de todas sus tribulaciones” (Hc. 7:10), y sin embargo el patriarca tuvo que pasar por muchos valles de sombra y de muerte. Dios no le evitó la prueba, pero  le rescató de ella. Como dijo Spurgeon, “es imposible que ningún mal acontezca a los que son amados por Dios”. La fe no garantiza la ausencia de la prueba, pero sí la victoria sobre la prueba. El apóstol Pablo desarrolla esta idea de forma majestuosa en el cántico de Romanos 8:28-39: “en todas estas cosas (pruebas) somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó, Cristo”.

Así pues, la fe en Cristo no es una vacuna contra todo mal, sino una garantía de total seguridad, la seguridad de que “si Dios es por nosotros, ¿quién contra nosotros? (Rom. 8:31).  Este salmo no es una promesa de completa inmunidad, sino una declaración de plena confianza. Confianza en la protección de Dios expresada de tres maneras.

La triple “C” de la protección de Dios. En toda situación de prueba,    

  • Dios conoce   
  • Dios controla
  • Dios cuida (de mí)

En la vida de los hijos de Dios nada ocurre sin su conocimiento y su consentimiento. El azar no existe en la vida del creyente. La providencia majestuosa del Dios personal resplandece en los momentos más oscuros: “Caerán a tu lado mil y diez mil a tu diestra; mas a ti no llegarán”. Nada sucede si Él no lo permite, como vemos tan vívidamente en la experiencia de Job. Esta promesa viene ratificada por el Señor Jesús mismo:   

¿No se venden dos pajarillos por un cuarto? Con todo, ni uno de ellos cae a tierra sin vuestro Padre. Pues aun vuestros cabellos están todos contados. Así que, no temáis; más valéis vosotros que muchos pajarillos” (Mateo 6:15-16, Lucas 12:6-7).

3. Mi respuesta: “Confiaré”

Después de contemplar el carácter de Dios -lo que Él es para mí- y su providencia  -lo que Él hace en mi vida – el salmista exclama con firmeza: “Mi Dios en quien confiaré”.

Es una secuencia lógica. La confianza es la respuesta a unas evidencias. El salmista ha conocido a Dios de forma personal, íntima –“por cuanto ha conocido mi nombre” (v. 14). Tal conocimiento le lleva a enamorarse de Él –“en mí ha puesto su amor” (v.14) y se establece una relación estrecha. Ahí tenemos, por cierto, el meollo de la fe cristiana: es la confianza que nace de una relación de amor, la certeza de que el amado no me va a fallar porque “Él (Dios) es fiel”.

Nuestra vida no está a merced de un virus, sino en manos del Dios todopoderoso.  Ahí radica la certidumbre de nuestra fe y el cimiento de la confianza que vence todo temor. No hay lugar para el triunfalismo, pero ciertamente hay triunfo. Es el triunfo que Cristo nos aseguró con su victoria sobre el mal y el maligno en la Cruz. Es el mismo Cristo cuyas últimas palabras fueron:

“Yo estoy con vosotros todos los días hasta el fin del mundo” (Mt. 28:20)

Crecimiento Espiritual, Crecimiento Personal, Familia, La Biblia

Coronavirus, malas noticias ¿cómo reaccionamos?

Hace unos años hubo una tragedia en un cine de los Estados Unidos a consecuencia de un tiroteo; algunos muertos y varios heridos, entre ellos niños. Horrible. A los pocos días algo similar ocurre en una escuela. Murieron muchas más personas. 

En aquel entonces mi hija tenía nueve años y en la escuela escuchó algo sobre esas noticias y vino con su carita preocupada a hacerme preguntas. Esas preguntas que nunca quisiéramos escuchar porque nos recuerdan el mundo caído e imperfecto en que vivimos.

Nos recuerdan que aunque queramos, nuestros hijos no pueden vivir en una burbuja y están expuestos al pecado y a sus consecuencias.  Preguntas para las que quisiéramos tener respuestas fáciles, pero no es así.

Hoy las noticias son diferentes, las noticias son acerca de un virus que se ha convertido en pandemia y para la cual todavía no hay muchas respuestas. Sin querer minimizar lo que está sucediendo, sí creo que el hecho de tener un acceso inmediato a tanta información ha sido determinante al crear un estado de pánico en muchas personas. Y te confieso que la ansiedad también ha querido atraparme por momentos. 

El asunto es dónde estamos poniendo la mirada. ¿Cuál es nuestro sentido de seguridad? Voy a compartir contigo lo que compartí con mi hija en aquel momento porque creo que es válido para todas. 

Aquel día me senté con ella e hice lo único que con certeza podría darle una respuesta verdaderamente sabia y tranquilizadora. Busqué mi Biblia y le mostré el versículo en los Salmos que durante tantos años ha dado paz a mi corazón en medio de muchas tormentas de malas noticias: 

“Ellos no tienen miedo de malas noticias; confían plenamente en que el Señor los cuidará.” Salmos 112:7

“¿Y quiénes son ellos?”, le expliqué yo a mi hija. “El Salmo nos da la respuesta un poquito antes: los justos (v. 4)”. Lo que nos llevó a otra pregunta: ¿Quiénes son los justos?  La misma Palabra nos da la definición: “sabemos que una persona es declarada justa ante Dios por la fe en Jesucristo” (Gálatas 2:16). 

¿Será que somos más fuertes que los demás? ¡Para nada! Pero la Palabra de Dios nos enseña que si hemos puesto nuestra fe en Jesús, no debemos tener miedo de malas noticias porque confiamos plenamente en que el Señor es soberano sobre nuestras vidas, y sea lo que sea, estamos en sus manos. 

El temor es un sentimiento humano, y es válido, siempre y cuando no dejemos que nos domine. Una mala noticia puede hacer que nuestro corazón dé un vuelco  y sintamos esta sensación incómoda en el estómago. Pero es ahí donde la Palabra de Dios, se convierte en nuestra ancla, sustento, esperanza. Es  entonces cuando recordamos que aunque la situación puede producir temor, como “justos que hemos creído en Cristo”, no nos quedamos en el temor sino que confiamos. Recordar el amor que Dios nos tiene, y que ha hecho evidente en Jesús, tiene que echar fuera el temor de nuestras vidas.

Lamentablemente no puedo decirte que vivirás una vida exenta de malas noticias, pero sí puedo decirte que al ser declarada “justa” delante de Dios, al ser su hija por medio de la fe en Jesús, ya no tienes que vivir esclava del temor: “Pues ustedes no han recibido un espíritu de esclavitud para volver otra vez al temor, sino que han recibido un espíritu de adopción como hijos, por el cual clamamos: «¡Abba, Padre!» (Romanos 8:15).

Si ponemos nuestros ojos en la prensa, o si dejamos que nuestra imaginación cobre alas, es muy probable que suframos un ataque de pánico o por lo menos que nos inunden la ansiedad y el temor. Debemos reconocer que tenemos un enemigo que anda buscando a quién devorar y nuestra mente es un campo fértil si nosotros le seguimos el juego. 

Tú y yo estamos viviendo en espera de que llegue la nueva creación. Ahora mismo no podemos disfrutar de todos los beneficios que la obra de Cristo en la cruz hizo posible. Un día sí será así para siempre, como nos revela Ap. 21:1-5. Así que podemos vivir con la esperanza, ¡y debemos vivir de esa manera! 

¿Cómo lo hacemos? Te quiero recordar el pasaje que mi esposo me recordó a mí cuando la ansiedad estaba amenazándome, 1 Pedro 5:7. 

“…echando toda su ansiedad sobre Él, porque Él tiene cuidado de ustedes”

Dos cosas claras ahí: dejar la carga de la ansiedad en manos de quien es el único tiene control y soberanía sobre todo, Dios. Y, segundo, sabiendo que ÉL cuida de nosotros, incluso cuando pasamos por incertidumbre, enfermedad, dolor, coronavirus, o lo que sea. ¡En verdad la Palabra de Dios es nuestra esperanza y sostén!

En estos tiempos de incertidumbre, seamos luz, vivamos el evangelio, ¡hablemos de Cristo a un mundo que tanto lo necesita! Y cuando la ansiedad y el temor quieran atraparnos, corramos a los pies de nuestro Señor y revistamos nuestra mente de Su Palabra.

(Un buen artículo que explica sobre el virus, escrito por un pastor y especialista en enfermedades infecciosas: haz clic aquí).

Bendiciones,

Wendy

Celebración, Espiritualidad, La Pascua, La Semana Santa

Michael Belk, Fotógrafo

Resultado de imagen de michael belk, photographer

Este fotógrafo tiene una historia muy interesante.  Empezó su carrera como fotógrafo profesional de moda. Algunas de sus publicaciones fueron en Vogue, Elle, GQ y Vanity Fair.  

En sus muchos años de trabajo hizo campañas publicitarias para Nautica, J. Crew, Talbot´s y Russell Athletic. 

En suma, un hombre de un talento especial y un instinto de negocios innato.  En sus propias palabras:  “mi carrera era un gran éxito pero con poca sustancia.”

A pesar de este suceso incuestionable, emocionalmente, él no se sentía “entero” y sucumbió a la depresión.  Cayó al fondo del abismo y no podía salir.  Un día tuvo una experiencia, a la cual le da el nombre de “una visita de Dios”. En esta experiencia se acuerda de un pensamiento que le vino muy fuertemente:  “¿Quieres aún más de eso, de tus planes o quizás quieres probar el Mío?

Él se dio cuenta que no estaba cuidando bien de lo que le había sido brindado en la vida. Él optó por los caminos de Dios en su corazón.  Por primera vez en mucho tiempo tuvo una noche completa de sueño

Todo no cambió radicalmente, pero ese día empezó su andadura con Jesús, conociéndole más y más con el tiempo.  Tuvo una idea que creía venir del Señor.  Quería mostrar a Jesús como esa parte relevante que es en el día de hoy.  

En sus fotos puedes ver escenas de la vida de hoy y algunas de historia reciente, donde Jesús aparece como quién es: un amigo, siempre presente, radical, y relevante en cualquier circunstancia. 

Puedes ver el “Making of” de su proyecto “Journey with the Messiah” (Andaduras con el Mesías). Está en inglés. Aunque no lo entiendas, las escenas son preciosas.  Más abajo una presentación de sus fotos con una canción inspiradora.  

Para ver un vídeo del “making of” ir aquí … vale la pena 5 minutos de tu tiempo, os lo prometemos.  Está en inglés pero se puede entender el contexto.  Básicamente explica lo que os mencioné arriba y muestra escenas mientras trabajaba en su proyecto en Italia. 

Que estas fotos y este testimonio pueda traernos a la mente a Jesús, no solamente el que está colgado en la cruz, pero el que está vivo y entre nosotros tratando de llamar nuestra atención. Él quiere ser relevante en cada una de nuestras circunstancias. 

Página Oficial de Michael Belk

Mara

Cosas de Casa, Crecimiento Espiritual

El poder de la Palabra: Bizcocho de las Escrituras

Yo no sé vosotras, pero ya que no ha nevado en Madrid, ya estoy lista para la primavera. Mis narcisos han florecido y escucho a los pájaros  que empiezan a hacer sus nidos y estoy lista para la “Nueva Vida”

Me encanta lo que significa que la primavera llegue cada año…. nueva vida, pastos verdes, días cálidos y noches frescas y ¡la promesa del verano en camino!

Desde que vivo en España, he disfrutado muchísimo de las noches de verano españoles. Mi hija (que tiene 21 años ahora) y yo salimos a caminar todas las noches alrededor de las 11:00 de la noche; es tan relajante antes de acostarse.  ¡Ella ha sido una gran bendición para mí en este viaje de la vida!

He sentido que mi espíritu se ha renovado en las últimas dos semanas. Hemos pasado por algunas aguas turbulentas  recientemente y parecía que incluso las pequeñas cosas me resultaban algo frustrantes.  Mi  estado me desagradaba mucho y necesitaba un impulso para combatir la mala racha.

Empecé a memorizar algunos versículos de la Biblia y reemplazar los pensamientos negativos con la verdad de la Palabra de Dios.  ¡Algo empezó a cambiar en mí! Estoy memorizando las escrituras que mi pastor había citado en la iglesia un domingo y el tema era  “La alegría del Señor es mi fortaleza”.

Vaya… La palabra escrita es DIOS CON NOSOTROS.   Es el poder de Dios para ayudarnos y sanarnos. Animo a cada una de vosotras a comenzar un programa de memorización de la Biblia. Nunca se sabe cuándo uno puede necesitar una de esas citas en un momento de crisis o momentos de desánimo.

Esta es una receta para un bizcocho inspirado en las Escrituras, para aquellas de vosotras que os guste cocinar. Es divertido de hacer y puedes aprender sobre la Biblia en el proceso.

Bendiciones en vuestras vidas,

Bizcocho de las Escrituras 

(receta original en inglés y fotos aquí)

Para el bizcocho: Esta primera parte es para que busques en la Biblia y encuentres de qué ingredientes habla.

3/4 taza Jueces 5:25

1 1/2 taza Jeremías 6:20

5 Isaías 10:14

3 tazas Levítico 24:5, cernida

3 cucharaditas 2 Reyes 2:20

3 cucharaditas Amós 4:05

1 cucharadita Éxodo 30:23

2 Crónicas 09:09

1/2 taza Jueces 4:19

3/4 Génesis 43:11, picado

3/4 taza  Jeremías 24:5, picado

3/4 taza 2 Samuel 16:1

Génesis 43:11 enteras para decorar (almendras)

¿Cómo lo hiciste?

Para el bizcocho: Ahora las respuestas para ver si lo hiciste bien.

3/4 taza Jueces 5:25 (mantequilla)

1 1/2 taza Jeremías 6:20 (azúcar)

5 Isaías 10:14 (huevos, separados)

3 tazas Levítico 24:5 cernida (harina)

3 cucharaditas 2 Reyes 2:20 (sal)

3 cucharaditas Amós 4:5 (polvo de hornear)

1 cucharadita de Éxodo 30:23 (canela)

1/4 cucharadita cada 2 Crónicas 9:9 (especias, nuez moscada, jengibre, pimienta de Jamaica)

1/2 taza Jueces 4:19 (leche)

3/4 picado Génesis 43:11 (nueces)

3/4 taza picado Jeremías 24:5 (higos)

3/4 taza 2 Samuel 16:1 (pasas)

Génesis 43:11 enteras para decorar (almendras)

En un recipiente o en el cuenco de una batidora eléctrica, batir la mantequilla y el azúcar hasta que la mezcla esté suave y esponjosa. Batir las yemas de huevo, una a la vez, mezclando bien después de cada adición. Tamizar juntos la harina, sal, polvo de hornear, la canela y las especias.

Batir la mezcla de harina en la mantequilla y la mezcla de huevos, alternando la leche y la harina hasta que esté mezclado.  Batir las claras de huevo a punto de nieve y añadir a la masa. Agregar poco a poco las nueces picadas, los higos y las pasas. Poner en un molde de tubo redondo previamente engrasado y espolvoreado con harina.

Hornear a 180 grados C hasta que un palillo insertado en el bizcocho salga limpio, aproximadamente una hora y diez minutes. Retirar del horno y dejar enfriar. Después de quince minutos, sacar del molde sobre una rejilla de alambre para enfriar completamente. Rociar con el Jarabe Jeremías.

Jarabe de Jeremías:

1 1/2 tazas de Jeremías 6:20 (azúcar) 1/2 taza Génesis 24:45 (agua) 1/4 taza Génesis 18:8 (mantequilla)

En una cacerola a fuego lento, derrita el azúcar, revolviendo de vez en cuando para evitar que se pegue. Después que el azúcar se derrita, continuar la cocción, revolviendo continuamente, hasta que quede un color dorado. Agregue el agua y cocine, revolviendo frecuentemente, hasta que quede suave. Retirar del fuego, agregar la mantequilla y revuelva hasta que se derrita, dejar enfriar.

Rociar sobre el bizcocho y decorar con almendras enteras.

Kathy

Celebración, Espiritualidad, La Pascua, La Semana Santa

Testimonio de Jim Caviezel, actor en La Pasión de Cristo

La Pasión de Cristo ¿Has visto la película?  Os la recomendamos, especialmente en esta época del año, para que mantengamos la perspectiva correcta de los hechos ocurridos hace casi 2000 años atrás. Esperamos que las verdades encontradas puedan ser motivos de celebración tanto para todos los días de este año como para el resto de la vida.

Jim Caviezel es el actor que personificó a Jesús en esta película. En este testimonio, él cuenta sus experiencias durante el rodaje, los incidentes ocurridos y habla de su fe.

La Película …

Mara

Bible Journaling, Decoración, La Biblia, manualidades

Palabras

Quisiera dejar esta sencilla publicación basada en los trabajos artísticos de nuestra colaboradora Sueli. Os invitamos a seguirla en su página de Instagram donde podrás apreciar otros trabajos.

INSTAGRAM DE SUELI PINHEIRO

Es importante cercarnos de pensamientos positivos que puedan proveer crecimiento personal. La Biblia habla de si mismo:

Porque las cosas que se escribieron antes, para nuestra enseñanza se escribieron, a fin de que por la paciencia y la consolación de las Escrituras, tengamos esperanza.

Romanos 15:4

La palabra de Dios no solo contiene la verdad, la Biblia es la verdad. Con esto en mente os animamos a cercaros de versículos por toda la casa, en vuestros calendarios, agendas, paredes, y estanterías. Aliméntate de la verdad, y esta dará el tono a tu vida.

Aún que no te guste el arte o no tengas tiempo de hacer proyectos como estos, hay mucho en la internet que puedes bajar e imprimir. Puedes seguir este enlace para ver algunas ideas:

Pinterest

Miremos algunos de los trabajos de Sueli:

Os animamos a probar a hacer algo de lettering en tu Biblia, calendario o en tu art journal. Utiliza las palabras verdaderas de la Biblia e inspírate en el amor de Dios.

Mara, Sueli

Crecimiento Espiritual, Espiritualidad, La Biblia, Navidad

Edurne Mencia: Y será Su nombre

Isaías 9:6
Porque un niño nos es nacido, hijo nos es dado, y el principado sobre su hombro; y se llamará su nombre Admirable, Consejero, Dios Fuerte, Padre Eterno, Príncipe de Paz.

UN NIÑO NOS ES NACIDO
El Mesías que salvaría al pueblo de Israel, quien traería la victoria y la libertad al pueblo, sería un hombre, un humano, nacido de una mujer. Teóricamente, el Mesías podría haber sido un ángel. O podría haber sido Dios sin humanidad. Pero en la realidad, ninguna de esas dos opciones hubiera calificado al Mesías para ser nuestro salvador y sumo sacerdote como Jesús lo es. El niño tenía que ser nacido.
No hay nada más débil, más incapaz, ni más dependiente que un niño. Teóricamente, el Mesías pudo haber llegado como un hombre adulto, creado como un adulto tal y como Adán fue creado. Pero para que Jesús se identificara completamente con la humanidad, y para demostrar en su vida la naturaleza de servicio que está en Dios, nació como un bebé identificándose plenamente con nosotros.
Hebreos 4:15 – Porque no tenemos un sumo sacerdote que no pueda compadecerse de nuestras debilidades, sino uno que fue tentado en todo según nuestra semejanza, pero sin pecado.

HIJO NOS ES DADO
Este niño sería un hombre, pero más que un hombre. Él también es el eterno hijo de Dios, la segunda persona de la trinidad. Pero en realidad, ninguna de esas dos opciones hubiera calificado al Mesías para ser nuestro salvador y sumo sacerdote como Jesús lo es.
El hijo tenía que ser dado como pago de nuestros pecados –
Juan 3:16 – Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.

Y EL PRINCIPADO SOBE SU HOMBRO
Ultimadamente, esto será cumplido en el milenio, cuando Jesucristo gobernará la tierra como Rey de Reyes y Señor de Señores (Apocalipsis 20:4-6, Salmo 72, Isaías 2:1-4, Isaías 11, Isaías 65:17-25, Zacarías 14:6-21).
Este último cumplimiento aún está por llegar. Pero aún podemos ver El principado… sobre su hombro en muchas formas.
Los políticos de hoy en día buscan que pueden obtener de ti. Jesús busca que puede hacer por ti.
Los líderes de hoy en día se rodean de sirvientes. Jesús nos rodea a todos con su servicio.
Los líderes de hoy en día buscan construir sus propios imperios. Jesús usa su poder para lavar nuestros pies y limpiarnos y hacernos sentir cómodos.
Los generales de hoy en día requieren de guerras regularmente para mantener sus armas y habilidades y asegurar su propio desarrollo. Jesús trae paz y descanso a los corazones.
Los líderes de hoy en día están desesperados por ser vistos y escuchados. Jesús escogió el anonimato para que Él pudiera ser de utilidad.

Y SE LLAMARÁ SU NOMBRE…
La idea es que estos no serán literalmente nombres del Mesías. En su lugar, estos son aspectos de su carácter, describen quien es Él y que es lo que vino a hacer. En semántica, un nombre no solo identifica o distingue a una persona, expresa la verdadera naturaleza de su ser.
ADMIRABLE
El Mesías es admirable: La gloria de quien es él y lo que ha hecho por nosotros nos debería de llenar de admiración. Tú nunca vas a poder mirar realmente a Jesús tal cual es, conocerlo completamente, y estar aburrido. ¡Él es admirable, y llenara tu mente y corazón con admiración!
Salmo 8:3-4 – Cuando veo tus cielos, obra de tus dedos, la luna y las estrellas que tú formaste, digo: ¿Qué es el hombre, para que tengas de él memoria,¿Y el hijo del hombre, para que lo visites?

CONSEJERO
El Mesías es nuestro consejero: Jesús es el único apropiado para guiar nuestras vidas, y debería ser el recurso inmediato de todo cristiano como consejero. Jesús puede ayudarte con tus problemas. Él puede usar las palabras y la presencia de otros cristianos, pero Jesús es nuestro consejero.
El consejo de Jesús es un consejo necesario. El consejo de Jesús es un consejo Fiel, sin ningún interés propio. El consejo de Jesús es un consejo sincero. No es aislado ni sin emociones. El consejo de Jesús es un consejo dulce.
Salmo 16:7 – Bendeciré a Jehová que me aconseja; Aun en las noches me enseña mi conciencia.
Sin embargo, en muchas ocasiones, Dios es el último a quien recurrimos a la hora de pedir consejo.
Isaías 30:1 – ¡Ay de los hijos que se apartan, dice Jehová, para tomar consejo, y no de mí; para cobijarse con cubierta, y no de mi espíritu, añadiendo pecado a pecado!

DIOS FUERTE
El Dios de toda creación y gloria, el Señor que reina en los cielos, el único digno de toda adoración y alabanza. No hay distinción entre el Dios fuerte y el Dios todo poderoso. Ambos títulos son usados para Jesús y Jehová (Apocalipsis 1:8, Isaías 10:21).
Salmo 135:6 – Todo lo que Jehová quiere, lo hace, en los cielos y en la tierra, en los mares y en todos los abismos.
Lucas 1:37 – porque nada hay imposible para Dios.

PADRE ETERNO
La idea en estas palabras hebreas es que Jesús es la fuente o el autor de toda la eternidad, que Él es el Creador mismo.

Colosenses 1:16 – Porque en él fueron creadas todas las cosas, las que hay en los cielos y las que hay en la tierra, visibles e invisibles; sean tronos, sean dominios, sean principados, sean potestades; todo fue creado por medio de él y para él.
Y, por supuesto, no solo es eterno, también es Padre. Ese padre amoroso, preocupado y que se ocupa de todas y cada una de nosotras.

PRÍNCIPE DE PAZ
La paz es la armonía espiritual producida por una restauración de una persona con Dios. Y es Jesús quien hace la paz entre Dios y los hombres.
Romanos 5:1 – Justificados, pues, por la fe, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo;
Podemos gozar de paz a causa de la obra de Cristo en la cruz. Esta es la paz profunda y verdadera que viene de una unión con Jesús.

Hace más de 2000 años Dios nos dio a Su Hijo envuelto en humildad, amor y esperanza. Él se convirtió en el regalo perfecto a nuestro mundo herido.
Para las que buscan sabiduría, Él es el consejero admirable.Para aquellas que llevan pesadas cargas y dolor, Él es el Dios fuerte.Para aquellas que sufren de rechazo, abuso o se sienten abandonadas, Él es el Padre Eterno.Para aquellas que viven en miedo e incertidumbre, Él es el Príncipe de Paz.

Dios nos ha dado el mayor regalo y ese es Jesús. Él es lo que necesitas. Ese es el regalo de la Navidad. Él es el sentido de la Navidad, la razón de la celebración.

¡Feliz Navidad!

Contenta en Su servicio,

Edurne

Crecimiento Personal, entretenimiento, Espiritualidad, manualidades

Un taller con Iva

Esta publicación es de hace dos años pero queremos recordar, pues fue un fin de semana memorable.

Los pasados 29 y 30 de septiembre fueron muy especiales.  Varias de nuestras colaboradoras estuvieron presentes es estos talleres de Iva Kirilova, organizados por nuestra colaboradora Sueli Pinheiro, con su proyecto de Tarjetería Solidaria.  

Ambos talleres contaron con entre 22 y 25 alumnas.  Iva es una joven artista (si quieres conocerla mejor, pincha AQUI) a quien le encanta el scrapbooking.  En los últimos tiempos también se va dedicando al Bible Journaling, muy popular en estos días.  Os dejamos enlaces de su tienda online y canal de Youtube:
SCRAP I PEBRE.
CAMINANDO JUNTO A ÉL
Queda nuestro agradecimiento, en nombre de Sueli, pues los talleres fueron de un precio muy accesible en colaboración y ayuda al proyecto Tarjetería Solidaria.
Varias de nuestras colaboradoras Dulce Fragancia estuvieron presentes.  Aquí puedes comprobar, de izquierda a derecha: nuestra nueva contratación Isabel, Rose, Sueli, Rosa, Mara, Iva (también colaboradora con nosotras ahora) y Myriam. 

Nos hemos encontrado con muchas amigas.  Las chicas de Scrap n Chat Alcalá de Henares estuvieron presentes el viernes:

Aquí vemos las chicas de Bible Art España con Maribel de Dos Piruletas (centro):

Algunos momentos especiales:
Tarde de viernes

Mañana del sábado

Ángela de Dorcas y Algo Más con las compis de Bible Art España en el que también participa

Hay mucho más que contar pero os dejamos con un pequeño video para que tengáis mejor idea de todo lo que hemos hecho. 

Mara

Familia, La Biblia, manualidades

Enviando cartas a la antigua … e ideas de scrap

Esta publicación es del año pasado. Mi hijo cumple 19 mañana, y quisiera enfocar en este tema y enfatizar que está guardando todas mis cartas. Como estoy ahora viviendo cerca por unos meses ¡lo he comprobado! Os dejo con la publicación completa:

Mi hijo se marchó a la universidad.  Ya hace un mes que le dejamos allí y me parece a mi que lo está pasando genial.    Estando allí, hubo una charla para los papás en la cual nos hablaron sobre lo importante de la comunicación desde casa y la importancia de escribirles cartas, y si es posible, a mano .  

Las cartas escritas a la antigua son mucho más personales y demuestran que has invertido tiempo y esfuerzo.  Un día, cuando ya no estemos, serán tesoros que serán guardados con mucho cariño por las próximas generaciones. 
Además, en una carta, en especial escrita a mano, te lo piensas más y escribes sobre lo más importante.  Como mi hijo cumple sus 18 años la semana que viene y no estaré presente, decidí escribirle mi primera carta.   Como es algo que estaré haciendo periódicamente, he decidido preparar una carpeta para que en ella guarde las cartas de papá y de mamá.  También hice una tarjeta para acompañarla en los mismos tonos del proyecto, como veis en esta foto:

Aquí veis los dos proyectos, junto a los regalitos: las cartas y el talonario con algo de dinero:

Todo empezó con una carpeta como esta para reciclar:

La he cubierto con papeles coordinados:

He tratado de que hubiera mucho de mí, todo lo escrito es de puño y letra.  “A bit of home” quiere decir:  un poquito de casa.
Adentro he hecho dos bolsillos para que pueda poner las cartas nuestras:

Así mismo, como lo estamos haciendo escribiendo a nuestro hijo, nuestro Dios nos ha dejado cartas para que Le conozcamos mejor.  Estas cartas escritas por hombres pero inspiradas por el Espíritu Santo forman la Biblia.  ¿Sabes lo que la Biblia dice de sí misma?  Os dejo algunas referencias y os animo a leerla para conocer a Dios, Su personalidad, Su voluntad, Sus caminos …

“Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia,”2 Timoteo 3:16

“Tenemos también la palabra profética más segura, a la cual hacéis bien en estar atentos como a una antorcha que alumbra en lugar oscuro, hasta que el día esclarezca y el lucero de la mañana salga en vuestros corazones; entendiendo primero esto, que ninguna profecía de la Escritura es de interpretación privada, porque nunca la profecía fue traída por voluntad humana, sino que los santos hombres de Dios hablaron siendo inspirados por el Espíritu Santo.”2 Pedro 1:19-21

“Porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos filos; y penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón.”Hebreos 4:12

“El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán.”Mateo 24:35

“así será mi palabra que sale de mi boca; no volverá a mí vacía, sino que hará lo que yo quiero, y será prosperada en aquello para que la envié.”Isaías 55:11

Mara

Espiritualidad, La Biblia, Uncategorized

Tiempo Devocional efectivo

En cualquier epoca del año es importante tener en vista un devocional con Dios que sea efectivo, incluso ahora en esta etapa de verano, vamos a ver los consejos que nos da nuestra colaboradora Edurne Mencia en su Blog  El Viaje de una Mujer.  


Y, por si en esos objetivos estás intentando ser más intencional en tu tiempo con Dios, te dejo un plan de lectura para un mes. La idea es que cada día puedas leer uno de estos versículos, meditar en él y aplicarlo a tu vida diaria. 
Voy a dejarte el plan de lectura y también explicarte cómo puedes tener un tiempo devocional diario en caso de que no estés acostumbrada a hacerlo. 
PARA TENER UN TIEMPO DEVOCIONAL EFECTIVO…
Antes de comenzar:  


       1.- Escoge un horario en el que tengas tiempo suficiente para estar a solas con Dios. La duración del  devocional depende de ti y de los horarios que tengas en tu día.  

2.-Escoge un lugar tranquilo y sin distracciones para que puedas concentrarte en tu devocional.   

¿Cómo estudiar la Palabra de Dios? 
1. Ora y pídele a Dios que hable a tu vida a través de lo que vas a leer. Que pueda estar abriendo tu entendimiento para Su Palabra (Efesios 1:17-19). Puedes tener un tiempo de alabanza y adoración en este punto. Para ello utiliza tu himnario, tu libro de coros, un CD de música cristiana, etc. y prepara tu corazón para la Palabra y el tiempo con el Señor.

 
2. Lee el pasaje – En primer lugar, averigua cuál es el contexto: en qué libro se encuentra, cual es la finalidad del libro y qué dicen los versículos inmediatamente anteriores y posteriores. Después, lee el versículo o el pasaje que vas a estudiar con detenimiento varias veces. Fíjate en las palabras que conectan los versículos, en las palabras que se repiten y, en general, toma nota de aquellas partes que llaman tu atención. Si cuentas con algún comentario o diccionario bíblico, busca las palabras y su significado. Si no, puedes ir a la concordancia de Tu Biblia, buscar el término y leer otros versículos en los que aparece para que tengas una mayor perspectiva de lo que significa.  


 3. Haz las siguientes preguntas para sacarle todo el jugo al versículo: • ¿Quién está hablando? • ¿Qué está diciendo? • ¿A quién se lo está diciendo? • ¿Dónde sucede la acción? • ¿Cuándo, en qué momento se ubican estos versículos? • ¿Qué personajes aparecen? • ¿Por qué y para qué se escribieron estos versículos?

 
4. Piensa cómo puedes aplicar lo que has aprendido a tu vida diaria. Ese es el objetivo principal de hacer un devocional – aplicar la verdad bíblica a nuestra vida diaria. No ser sólo “oidoras” sino “hacedoras” (Santiago 1:22). Para ello puedes preguntarte: 
• ¿Hay algún mandamiento para obedecer? • ¿Hay alguna advertencia o algo que deba evitar? • ¿Me está mostrando algún pecado que deba confesar o algo que debo cambiar? • ¿Qué puedo aprender sobre Dios en este pasaje?   • ¿Hay alguna promesa en la que deba confiar?  • ¿Hay algún ejemplo que pueda seguir?  • ¿Qué puedo aprender de este pasaje? ¿Cómo puedo ponerlo en práctica? • ¿Cómo se relaciona este pasaje con mi vida?   

5. Memoriza un versículo que hable especialmente a tu vida Escribe un versículo que te haya hablado especialmente en una tarjeta, un cuaderno o un pedazo de papel. Llévalo contigo durante el día, léelo a menudo e intenta memorizarlo. Puedes ponerlo en un sitio visible para ir leyéndolo durante el día: en la nevera, sobre el fregadero, en el baño… donde puedas verlo continuamente.   


Déjame explicarte también el sencillo (y tremendamente efectivo) método de estudio que usamos en Ama a Dios Grandemente 

para hacer nuestros estudios diarios de la Palabra de Dios:


– Escritura – Escribe los versículos. Te sorprenderás de lo que Dios te revelará solo con tomarte el tiempo de escribir lo que estás leyendo. 
– Observaciones – Anota lo que ves en los versículos que estás leyendo, los datos como la audiencia, repeticiones de palabras, significados de términos, personajes…
– Aplicaciones – Piensa en cómo puedes aplicar el versículo de hoy a tu vida. ¿Qué has aprendido de Dios con ese versículo? ¿De qué manera te habla el versículo a ti? ¿Qué te está diciendo Dios en el día de hoy? ¿Cómo puedes aplicar lo que acabas de leer a tu vida personal? ¿Qué cambios necesitas hacer? ¿Hay alguna acción que debas realizar?
– Oración – Ora teniendo en mente las cosas que has aprendido. Si te ha revelado algo durante tu tiempo en Su Palabra, dale gracias. Si te ha revelado algún pecado en tu vida, confiésalo.

Y recuerda, Él te ama. 

PLAN DE LECTURA para un mes:

DÍAESCRITURADÍAESCRITURA
1Efesios 3:17-1917Lucas 17:3-4
2Deuteronomio 10:12181 Tesalonicenses 4:1
3Josué 24:1519Salmo 46:1-3
4Salmo 4:320Colosenses 4:2-4
5Proverbios 3:27-3121Job 42:1-5
6Isaías 41:17-2022Tito 2:3-5
7Juan 6:2723Jeremías 29:11-14
8Mateo 5:3-1124Gálatas 5:22-26
9Romanos 8:31-32251 Pedro 4:7-11
10Miqueas 7:18-2026Apocalipsis 2:2-5
112 Corintios 1:527Eclesiastés 9:10
12Nehemías 9:24282 Timoteo 4:1-2
13Salmo 121291 Juan 1:6-7
141 Timoteo 2:9-1030Salmo 103:13-14
15Hebreos 3:12-1431Filipenses 1:6
16Habacuc 3:17-19

¡Contenta en Su servicio!

Edurne