Crecimiento Personal, entretenimiento, Espiritualidad, manualidades

Un taller con Iva

Esta publicación es de hace dos años pero queremos recordar, pues fue un fin de semana memorable.

Los pasados 29 y 30 de septiembre fueron muy especiales.  Varias de nuestras colaboradoras estuvieron presentes es estos talleres de Iva Kirilova, organizados por nuestra colaboradora Sueli Pinheiro, con su proyecto de Tarjetería Solidaria.  

Ambos talleres contaron con entre 22 y 25 alumnas.  Iva es una joven artista (si quieres conocerla mejor, pincha AQUI) a quien le encanta el scrapbooking.  En los últimos tiempos también se va dedicando al Bible Journaling, muy popular en estos días.  Os dejamos enlaces de su tienda online y canal de Youtube:
SCRAP I PEBRE.
CAMINANDO JUNTO A ÉL
Queda nuestro agradecimiento, en nombre de Sueli, pues los talleres fueron de un precio muy accesible en colaboración y ayuda al proyecto Tarjetería Solidaria.
Varias de nuestras colaboradoras Dulce Fragancia estuvieron presentes.  Aquí puedes comprobar, de izquierda a derecha: nuestra nueva contratación Isabel, Rose, Sueli, Rosa, Mara, Iva (también colaboradora con nosotras ahora) y Myriam. 

Nos hemos encontrado con muchas amigas.  Las chicas de Scrap n Chat Alcalá de Henares estuvieron presentes el viernes:

Aquí vemos las chicas de Bible Art España con Maribel de Dos Piruletas (centro):

Algunos momentos especiales:
Tarde de viernes

Mañana del sábado

Ángela de Dorcas y Algo Más con las compis de Bible Art España en el que también participa

Hay mucho más que contar pero os dejamos con un pequeño video para que tengáis mejor idea de todo lo que hemos hecho. 

Mara

Familia, La Biblia, manualidades

Enviando cartas a la antigua … e ideas de scrap

Esta publicación es del año pasado. Mi hijo cumple 19 mañana, y quisiera enfocar en este tema y enfatizar que está guardando todas mis cartas. Como estoy ahora viviendo cerca por unos meses ¡lo he comprobado! Os dejo con la publicación completa:

Mi hijo se marchó a la universidad.  Ya hace un mes que le dejamos allí y me parece a mi que lo está pasando genial.    Estando allí, hubo una charla para los papás en la cual nos hablaron sobre lo importante de la comunicación desde casa y la importancia de escribirles cartas, y si es posible, a mano .  

Las cartas escritas a la antigua son mucho más personales y demuestran que has invertido tiempo y esfuerzo.  Un día, cuando ya no estemos, serán tesoros que serán guardados con mucho cariño por las próximas generaciones. 
Además, en una carta, en especial escrita a mano, te lo piensas más y escribes sobre lo más importante.  Como mi hijo cumple sus 18 años la semana que viene y no estaré presente, decidí escribirle mi primera carta.   Como es algo que estaré haciendo periódicamente, he decidido preparar una carpeta para que en ella guarde las cartas de papá y de mamá.  También hice una tarjeta para acompañarla en los mismos tonos del proyecto, como veis en esta foto:

Aquí veis los dos proyectos, junto a los regalitos: las cartas y el talonario con algo de dinero:

Todo empezó con una carpeta como esta para reciclar:

La he cubierto con papeles coordinados:

He tratado de que hubiera mucho de mí, todo lo escrito es de puño y letra.  “A bit of home” quiere decir:  un poquito de casa.
Adentro he hecho dos bolsillos para que pueda poner las cartas nuestras:

Así mismo, como lo estamos haciendo escribiendo a nuestro hijo, nuestro Dios nos ha dejado cartas para que Le conozcamos mejor.  Estas cartas escritas por hombres pero inspiradas por el Espíritu Santo forman la Biblia.  ¿Sabes lo que la Biblia dice de sí misma?  Os dejo algunas referencias y os animo a leerla para conocer a Dios, Su personalidad, Su voluntad, Sus caminos …

“Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia,”2 Timoteo 3:16

“Tenemos también la palabra profética más segura, a la cual hacéis bien en estar atentos como a una antorcha que alumbra en lugar oscuro, hasta que el día esclarezca y el lucero de la mañana salga en vuestros corazones; entendiendo primero esto, que ninguna profecía de la Escritura es de interpretación privada, porque nunca la profecía fue traída por voluntad humana, sino que los santos hombres de Dios hablaron siendo inspirados por el Espíritu Santo.”2 Pedro 1:19-21

“Porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos filos; y penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón.”Hebreos 4:12

“El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán.”Mateo 24:35

“así será mi palabra que sale de mi boca; no volverá a mí vacía, sino que hará lo que yo quiero, y será prosperada en aquello para que la envié.”Isaías 55:11

Mara

Espiritualidad, La Biblia, Uncategorized

Tiempo Devocional efectivo

En cualquier epoca del año es importante tener en vista un devocional con Dios que sea efectivo, incluso ahora en esta etapa de verano, vamos a ver los consejos que nos da nuestra colaboradora Edurne Mencia en su Blog  El Viaje de una Mujer.  


Y, por si en esos objetivos estás intentando ser más intencional en tu tiempo con Dios, te dejo un plan de lectura para un mes. La idea es que cada día puedas leer uno de estos versículos, meditar en él y aplicarlo a tu vida diaria. 
Voy a dejarte el plan de lectura y también explicarte cómo puedes tener un tiempo devocional diario en caso de que no estés acostumbrada a hacerlo. 
PARA TENER UN TIEMPO DEVOCIONAL EFECTIVO…
Antes de comenzar:  


       1.- Escoge un horario en el que tengas tiempo suficiente para estar a solas con Dios. La duración del  devocional depende de ti y de los horarios que tengas en tu día.  

2.-Escoge un lugar tranquilo y sin distracciones para que puedas concentrarte en tu devocional.   

¿Cómo estudiar la Palabra de Dios? 
1. Ora y pídele a Dios que hable a tu vida a través de lo que vas a leer. Que pueda estar abriendo tu entendimiento para Su Palabra (Efesios 1:17-19). Puedes tener un tiempo de alabanza y adoración en este punto. Para ello utiliza tu himnario, tu libro de coros, un CD de música cristiana, etc. y prepara tu corazón para la Palabra y el tiempo con el Señor.

 
2. Lee el pasaje – En primer lugar, averigua cuál es el contexto: en qué libro se encuentra, cual es la finalidad del libro y qué dicen los versículos inmediatamente anteriores y posteriores. Después, lee el versículo o el pasaje que vas a estudiar con detenimiento varias veces. Fíjate en las palabras que conectan los versículos, en las palabras que se repiten y, en general, toma nota de aquellas partes que llaman tu atención. Si cuentas con algún comentario o diccionario bíblico, busca las palabras y su significado. Si no, puedes ir a la concordancia de Tu Biblia, buscar el término y leer otros versículos en los que aparece para que tengas una mayor perspectiva de lo que significa.  


 3. Haz las siguientes preguntas para sacarle todo el jugo al versículo: • ¿Quién está hablando? • ¿Qué está diciendo? • ¿A quién se lo está diciendo? • ¿Dónde sucede la acción? • ¿Cuándo, en qué momento se ubican estos versículos? • ¿Qué personajes aparecen? • ¿Por qué y para qué se escribieron estos versículos?

 
4. Piensa cómo puedes aplicar lo que has aprendido a tu vida diaria. Ese es el objetivo principal de hacer un devocional – aplicar la verdad bíblica a nuestra vida diaria. No ser sólo “oidoras” sino “hacedoras” (Santiago 1:22). Para ello puedes preguntarte: 
• ¿Hay algún mandamiento para obedecer? • ¿Hay alguna advertencia o algo que deba evitar? • ¿Me está mostrando algún pecado que deba confesar o algo que debo cambiar? • ¿Qué puedo aprender sobre Dios en este pasaje?   • ¿Hay alguna promesa en la que deba confiar?  • ¿Hay algún ejemplo que pueda seguir?  • ¿Qué puedo aprender de este pasaje? ¿Cómo puedo ponerlo en práctica? • ¿Cómo se relaciona este pasaje con mi vida?   

5. Memoriza un versículo que hable especialmente a tu vida Escribe un versículo que te haya hablado especialmente en una tarjeta, un cuaderno o un pedazo de papel. Llévalo contigo durante el día, léelo a menudo e intenta memorizarlo. Puedes ponerlo en un sitio visible para ir leyéndolo durante el día: en la nevera, sobre el fregadero, en el baño… donde puedas verlo continuamente.   


Déjame explicarte también el sencillo (y tremendamente efectivo) método de estudio que usamos en Ama a Dios Grandemente 

para hacer nuestros estudios diarios de la Palabra de Dios:


– Escritura – Escribe los versículos. Te sorprenderás de lo que Dios te revelará solo con tomarte el tiempo de escribir lo que estás leyendo. 
– Observaciones – Anota lo que ves en los versículos que estás leyendo, los datos como la audiencia, repeticiones de palabras, significados de términos, personajes…
– Aplicaciones – Piensa en cómo puedes aplicar el versículo de hoy a tu vida. ¿Qué has aprendido de Dios con ese versículo? ¿De qué manera te habla el versículo a ti? ¿Qué te está diciendo Dios en el día de hoy? ¿Cómo puedes aplicar lo que acabas de leer a tu vida personal? ¿Qué cambios necesitas hacer? ¿Hay alguna acción que debas realizar?
– Oración – Ora teniendo en mente las cosas que has aprendido. Si te ha revelado algo durante tu tiempo en Su Palabra, dale gracias. Si te ha revelado algún pecado en tu vida, confiésalo.

Y recuerda, Él te ama. 

PLAN DE LECTURA para un mes:

DÍAESCRITURADÍAESCRITURA
1Efesios 3:17-1917Lucas 17:3-4
2Deuteronomio 10:12181 Tesalonicenses 4:1
3Josué 24:1519Salmo 46:1-3
4Salmo 4:320Colosenses 4:2-4
5Proverbios 3:27-3121Job 42:1-5
6Isaías 41:17-2022Tito 2:3-5
7Juan 6:2723Jeremías 29:11-14
8Mateo 5:3-1124Gálatas 5:22-26
9Romanos 8:31-32251 Pedro 4:7-11
10Miqueas 7:18-2026Apocalipsis 2:2-5
112 Corintios 1:527Eclesiastés 9:10
12Nehemías 9:24282 Timoteo 4:1-2
13Salmo 121291 Juan 1:6-7
141 Timoteo 2:9-1030Salmo 103:13-14
15Hebreos 3:12-1431Filipenses 1:6
16Habacuc 3:17-19

¡Contenta en Su servicio!

Edurne

Crecimiento Personal, La Biblia

¿Huésped o habitante?

“Entonces Cristo habitará en el corazón de ustedes a medida que confíen en él. Echarán raíces profundas en el amor de Dios, y ellas los mantendrán fuertes” (Efesios 3:17)

Este versículo comienza con una palabra que indica consecuencia o fin al que se encamina algo: “entonces” (en la NTV) o “para” (en otras versiones).  La presencia y acción del Espíritu Santo en nosotros es la presencia de Cristo mismo. Pero, sin ponernos demasiado exegéticas, esto fue lo que vino a mi mente mientras lo leía: el Espíritu Santo nos fortalece pero a medida que confiamos en Cristo, y entonces él habitará en nuestro corazón. Permíteme explicarme. 

Hay una gran diferencia en tener a alguien como huésped o visitante y alguien que habita en nuestra casa. La persona que habita se establece, goza de los mismos derechos que el resto de sus habitantes. 

Muchas veces aunque decimos que Cristo vive en nuestro corazón, lo tenemos más bien como un huésped pero no le dejamos habitar, establecerse. ¿Por qué? Varias razones pero esta que Pablo revela aquí me llegó mucho: por falta de confianza, o falta de fe. Cristo se establece, se adueña de nuestro corazón, cuando voluntariamente lo dejamos al mostrar que confiamos en él. 

Normalmente no abrimos la puerta a extraños, y si lo hacemos, solo les dejamos llegar hasta la sala. Algunas amistades tienen acceso a nuestro comedor y cocina. Pero solo los más íntimos han estado en nuestra recámara, ¿cierto? Igual pasa con el Señor. Le limitamos el acceso a áreas de nuestra vida porque, la verdad sea dicha, no confiamos plenamente, incluso cuando lo digamos de labios para afuera.

Te confieso que esta palabra que te comparto me confrontó a mí. Solo la confianza en Cristo, confianza real, hará que él pueda establecerse, habitar en nuestros corazones. Confianza real es confiar cuando no entiendo, cuando llegan los huracanes, cuando el viento sopla, me quedo sin trabajo, llega la enfermedad, se rompen las cosas en casa y hay que reemplazarlas, la muerte ronda, las relaciones se rompen, y aun así poder decir: confío en que él tiene mi vida en sus manos, voy a estar bien.

Ahora mira, el resultado de confiar así es que nos arraigamos en el amor de Dios y eso nos mantiene fuertes. ¡Tremendo! ¿Te percataste? Cuando vienen los embates normales de esta frágil vida terrenal, lo que nos mantiene fuertes es tener raíces en el amor de Dios.  Eso fue justo lo que el Espíritu Santo me hizo notar. Los vientos me estaban derribando porque en el fondo mi corazón dudaba del amor de Dios.

El mismo Pablo nos enseña en Romanos que nada nos puede separar del amor de Dios. Dios nos dice que nos ama con amor eterno. Nos dice que nos ama con amor inagotable. Pero nos toca a nosotros decidir aceptar y creer en ese amor.  Justo por eso Pablo les dice en el versículo 18 que espera que ellos puedan comprender la medida del amor de Dios, y que puedan experimentarlo (v. 19), a pesar de lo incomprensible que es para nuestra mente humana.

Mi amiga lectora, si logramos aunque sea captar esta simple verdad, los embates de la vida no nos derribarán tan fácilmente: DIOS NOS AMA Y SU AMOR GARANTIZA QUE TODO LO QUE NOS SUCEDE TIENE COMO FIN NUESTRO BIEN. Es difícil entender un amor así, lo sé, pero es ahí donde entra la confianza de la que hablábamos antes, la fe.

Vamos a abrir el corazón, con plena confianza, y dejar que Cristo se convierta en residente no huésped. Y, confiando en él, agarrarnos con uñas y dientes al amor de Dios y allí encontrar la fuerza.

Cristo no se impone, él espera que confiemos y al confiar estemos dispuestas a abrir la puerta de nuestro corazón y dejarle entrar a todas las habitaciones.

El amor de Dios es incomprensible, pero real, y lo único que nos mantendrá firmes, incluyo cuando el suelo parezca desaparecer bajo nuestros pies.

Bendiciones,

Wendy

Este artículo forma parte del libro “Vivir en la luz”, ahora disponible en forma impresa. Para adquirir tu copia, sigue este enlace