Crecimiento Espiritual, Espiritualidad, La Biblia, La Pascua, La Semana Santa

Preguntas, respuestas … en el Camino de Emaús

Muchas preguntas han venido a mi mente estas semanas. Varias sin respuestas aún.

A veces me siento como esos dos caminantes hacia Emaús. Mucha frustración. Muchas preguntas, pocas respuestas. Ellos esperaban que Jesús libertara al pueblo -esperaban que el sufrimiento terminase-, pero él había muerto hace tres días. No había esperanza, solo angustia.

“¿Eres tú el único que no sabe lo que ha pasado en estos días?”

¿Cómo podía ser que este tercer caminante se les acercase sin saber lo que había pasado?

El tercer caminante los increpa… “—¡Qué necios son! Les cuesta tanto creer todo lo que los profetas escribieron en las Escrituras. ¿Acaso no profetizaron claramente que el Mesías tendría que sufrir todas esas cosas antes de entrar en su gloria?”

Algo había en él, que pese al regaño, los dos caminantes le ruegan que se quede con ellos esa noche. Después de comer juntos sucedió lo inesperado: “se les abrieron los ojos y lo reconocieron”.

¡Jesús había resucitado!

Y ellos vuelven a preguntarse: “¿No ardía nuestro corazón cuando nos hablaba en el camino y nos explicaba las Escrituras?».

La resurrección había tornado la tristeza en alegría. La angustia y la frustración encontraban sentido.

Probablemente, ellos seguían teniendo muchas preguntas sobre el porvenir. Pero ya no estaban solos, desolados, si no que ahora, Cristo era su esperanza de gloria y razón de existencia.

Rocío

Crecimiento Personal, Feliz Año Nuevo, manualidades, Scrapbooking, Uncategorized

¿Propósitos o logros? … plasmados en filtros de papel

Queridas amigas, estamos estrenando un nuevo año. Hay todo tipo de cábalas, creencias, referencias a la numerología sobre este año 2020. Aunque si bien es cierto, ¿no os parece recurrente? Cada fin e inicio de año solemos estar rodeadas de balances, anhelos, expectativas, sueños, deseos, etc.

Hace un tiempo me pasó por la cabeza la idea de mejor recordar o registrar los momentos que constituyen un nuevo logro, un avance hacia adelante o simple y llanamente, un momento extraordinario. Cada una desde su perspectiva elige esos momentos que nos van perfilando para nuestra realización personal como mujer, madre, hermana, tía, abuela, prima, etc. Soy yo misma quien tengo que trabajar conmigo misma para poder seguir avanzando hacia nuevas metas, sabiendo que el gozo del Señor Jesús es mi fortaleza (parafraseando algunos versículos del Nuevo Testamento). “Regocijaos en el Señor siempre. Otra vez digo: ¡Regocijaos!” Nos insta Pablo en su Epístola a los FIlipenses 4:4. Aunque echamos la mirada hacia atrás y vemos que no todos los días son así. Por eso seguía creciendo en mi mente la idea de plasmar de forma física los momentos extraordinarios que yo o mi familia hemos experimentado

En estos instantes, nuestras cabezas creativas escraperas o artesanales están funcionando a mil por segundo para buscar una opción o alternativa más efectiva de forma personal. ¿A que sí? Jejeje. Yo aquí solo os voy a dejar una idea, basada en reciclaje, reutilización en forma de proyecto alterado dentro del área de Scrapbooking.

Os pongo en situación. Soy de las que todavía usa una cafetera con jarra de cristal. En casa solemos tomar mucho café al día, así que hemos considerado que una cafetera con cápsulas sería nuestra ruina. jejejeje. Pues bien, sabéis que por lo general hay que colocar un filtro de papel para el café. De allí viene mi idea ¿qué más se puede hacer con los filtros de café? Hablé con una amiga y me comentó que ya existían tutoriales en youtube donde enseñaban a elaborar un mini álbum con filtros. Me envió algunos enlaces y fotos. Y me puse manos a la obra.

Puedes tener un tutorial completo en: Juguetes Felices

Como mi proyecto consistía en un formato anual, he usado:

  • 12 filtros de café que corresponde a un filtro por mes.
  • cartones para las tapas.
  • arandelas para la sujeción.
  • pegatinas con números y meses, uno para cada filtro.
  • papel de scrapbooking
  • blocs de papeles que venden en las tiendas TEDI (“Design Pad / 32 sheets / 14,8 x 21 cms). De este modo, se desperdicia menos papel y el trozo que queda puede usarse como tag o tarjetón interior.
  • para la decoración: cintas, blondas, die-cuts, charms, etc.
  • para el interior de cada filtro, usé retales y recortes de papel, pero también tarjetones y tarjetas temáticas; por ejemplo, la colección ‘Mamá’ de Project Life by Becky Higgins. Es aquí donde podremos anotar nuestro momento extraordinario del mes.

Ahora os dejo algunas fotos de mi proyecto para vuestra inspiración:

Esperamos que podáis disfrutar elaborando este mini álbum y que vayáis rellenando con aquellos preciados y preciosos momentos que cada una vive.

Nilda

Feliz Año Nuevo, La Biblia, Organización

Algo Nuevo

Este es uno de mis versículos favoritos …  siempre hay esperanza, siempre hay transformación, siempre hay una salida … porque Dios está haciendo algo nuevo.  Con su palabra creó al mundo, así que no hay límite en lo que puede hacer en nuestras vidas, en las vidas de nuestros familiares, en la vida de nuestros amigos …

Esto me da la esperanza que aún que las circunstancias sean tristes, Él todo lo puede hacer nuevo.  Él hará brotar agua en el desierto.  

Así, con todo esto en mente, hago algo nuevo en mi vida también.  Hago propósitos que Le agraden.  En los primeros días del año suelo tener más tiempo con Dios y Le pregunto qué quiere Él para mí.  El año nuevo es una página en blanco del libro de mi vida y quiero que Dios escriba mi historia. 

Os animo a llevar en serio el hacer propósitos que le parezcan buenos a los ojos de Dios.  Comparto un ejemplo del proceso de decisión sobre los nuevos propósitos.

1) Leer (más) la Biblia a diario:  muchos tenemos los minutos de nuestros días contados.  Tenemos que ser realistas en cuanto al tiempo dedicado a ello.  ¿Es algo bueno a los ojos de Dios?  ¿Por qué?  ¿Cómo puedo incorporar esto a mi día de una manera realista?

Respuestas:

  • Sí, obviamente es also bueno a los ojos de Dios pues cuando leemos la Biblia, Le conocemos más. Conociéndole más, nos enamoraremos de Él.  Es imposible conocerle y no amarle.  Así, que la respuesta es contundente: a sus ojos Le parece MUY bueno. 
  • 2. Siendo realista, sé que si no lo hago por la mañana, el día se me viene encima con todas sus demandas y muy probablemente, no lo haré.  ¿Puedo despertarme 15 minutos antes?  ¿Puedo hacerlo mientras desayuno?  ¿Puedo tener audios de la Biblia para oírle en camino al trabajo o dejando los niños en el cole?  Hay muchas posibilidades pero tenemos que elegir cuál cambio es más realista.  

Paso a otras areas de la vida por considerar desde el prisma de Dios:

Todo en nuestra vida Le interesa a Dios.  Si buscamos una mejor salud o tiempo de calidad con la familia o amigos, a Él le agrada.  Comparto algunos versículos que demuestran Su voluntad en algunas de estas areas de nuestras vidas.  En todas podemos mejorar.  

1) Salud:   “¿O ignoráis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, el cual está en vosotros, el cual tenéis de Dios, y que no sois vuestros?
 Porque habéis sido comprados por precio; glorificad, pues, a Dios en vuestro cuerpo y en vuestro espíritu, los cuales son de Dios.”  1 Corintios 6:10-20

En este versículo se hace claro que debemos cuidarnos haciendo más ejercicios, comiendo con más calidad, descansando cuando necesario, etc. 

2) Familia: ” Grábate en el corazón estas palabras que hoy te mando. Incúlcaselas continuamente a tus hijos. Háblales de ellas cuando estés en tu casa y cuando vayas por el camino, cuando te acuestes y cuando te levantes.”  Deuteronomio 6:6-7

En este versículo se ve con claridad que debemos tener tiempos de calidad con nuestra familia, caminado lado a lado, comiendo juntos, conversando … en todos los momentos es la voluntad de Dios que vivamos por Sus principios y los compartamos. 

3) Amigos:  “Sobrelleven los unos las cargas de los otros, y cumplan así la ley de Cristo.” Gálatas 6:2

Es muy claro que el Señor quiere que tengamos amigos y que nos ayudemos mutuamente.  Nos ha creado como seres sociales.  Cualquier propósito que tengamos relacionados con servir nuestro semejante se alinea perfectamente con la voluntad de Dios.  

Espero que estas ideas os haga pensar y decidir por hacer algunos cambios en vuestras vidas y que Dios pueda recibir todo el reconocimiento por los frutos de estos cambios. 

¡Feliz Año Nuevo!

Mara

Crecimiento Personal, Feliz Año Nuevo

La felicidad

En estos días festivos que casi están terminando, muchos decidimos que nuestra felicidad depende de un décimo de lotería, que resultar agraciados nos resolverá la vida. Pero esto no es así, nos puede ayudar a tapar algunos agujeros (como dicen muchos), pagar deudas, hacer reformas, etc., pero esto realmente no nos da la felicidad. En la Biblia leemos en 1ª Timoteo 6:10 ” porque raíz de todos los males es el amor al dinero”. Cuantos hay que teniéndolo todo no son felices y tienen un vacío en su corazón, este vacío solo lo puede llenar Dios.

Esta meditación sobre la felicidad y la suerte, me surge de haber leído una frase de Benjamín Franklin que me hizo pensar en lo que ocurre en estas fechas navideñas. Todos o algunos van a comprar su décimo de lotería con la esperanza de que si les toca, serán librados de todas sus aflicciones. La frase decía: ” La felicidad humana, generalmente no se logra con grandes golpes de suerte, que puedan ocurrir pocas veces, sino con pequeñas cosas que ocurran todos los días”.

¿Cuáles son esas pequeñas cosas que te hacen sentir feliz?

En tus propósitos para este nuevo año, ¿qué pequeñas cosas vas a ir haciendo para que tu felicidad sea real? Para que al final de este año puedas decir que de esos pequeños trocitos de felicidad has hecho uno de los años más felices de tu vida. 

Muchos de esos pequeños momentos de felicidad nos pasan un poco desapercibidos. Puede ser estar tomándote en casa un té o café y disfrutando de la lectura de un buen libro o escuchar la música que te gusta…  Tal vez salir y compartir con algunas de tus amigas sabiendo que te van a escuchar y van a ser un apoyo para ti; e incluso esos momentos en familia en los que disfrutáis de hacer juntos aquello que os gusta; ayudar a alguien que esté en necesidad o quizás al ir a dormir, darte cuenta que has tenido un día más de vida para poderlo disfrutar, vivir y sentir.

A veces damos por sentado que ciertas cosas o personas van a estar siempre ahí y no disfrutamos de ellas. Estamos tan acostumbrados a la rutina de todos los días, que no nos damos cuenta de que las situaciones de un día para otro pueden cambiar.

Una de las descripciones que he encontrado para la palabra FELICIDAD es que, “es el estado emocional de una persona feliz; es la sensación que experimentamos cuando alcanzamos nuestras metas, deseos y propósitos; es un momento duradero de satisfacción, donde no hay necesidades que apremien, ni sufrimientos que atormenten.”

¡Os deseo mucha felicidad para este año!

Isabel

Crecimiento Espiritual, Crecimiento Personal, Feliz Año Nuevo

¡Que éste sea tu propósito para el Nuevo Año!

Este escrito fue pensado cuando hablé con una amiga hace pocos días, y en confianza me dijo: “Me siento más triste en estas fechas navideñas, NO HE PODIDO PERDONAR, AÚN HAY HERIDAS EN MI CORAZON”.  Mi único consejo fue “¡Perdona, perdona!”, a lo que ella me respondió: ¡Será mi propósito de año nuevo!

Sé que estás sufriendo, sólo tú sabes cuánto dolor y amargura llevas, pero perdonar es la única manera de sacar ese dolor que llevas por dentro, porque el perdón es la mejor medicina para tu paz interior.

Yo sé que no es fácil perdonar cuando te han hecho tanto daño, no es fácil al principio, porque te niegas a tener compasión, porque te duele demasiado la ofensa que te han  hecho. Quieres de alguna manera” castigar” a quien te hirió. No es fácil porque sientes que te estás traicionando a ti misma. Sin embargo, querida amiga, no puedes avanzar si en tu corazón hay rencor y algunas veces hasta deseos de venganza.  Crees que ver a esta persona mal, es la única solución de justicia y para tu tranquilidad.

¿Pero sabes? No es así. El rencor y la ira, a ti no te hacen bien. La venganza o saber que a tu ofensor le vaya mal no te hará sentir mejor y nada cambiará. ¡Debes saber que tú eres la única víctima! Esa persona que te ofendió, que te hirió, humilló o cualquiera que haya sido su ofensa, sigue con su vida, tal vez es muy feliz, tal vez no sienta que te hizo tanto mal, o ni se acuerde.

¿Quieres tranquilidad? ¿Quieres paz en tu corazón? — ¡Perdona! Aunque esta persona no te pida perdón, perdona!  Perdonar no es un favor o un beneficio que le haces, es una liberación que te das a ti misma. Perdonar es una actitud buena y beneficiosa para ti.

¡Ten la decisión y actúa por tu tranquilidad!

Si tú, como mi amiga, aún no perdonas, éste puede ser un propósito para año nuevo, pero empieza desde hoy mismo. Si te decides, date el regalo del perdón, porque te beneficiarás enormemente. Al hacerlo te liberas del pasado y te permites estar bien, cumplir con tu verdadero propósito. Al perdonar no quiere decir que no pasó nada, o que tu relación con esa persona volverá a ser igual. No necesariamente, pero tú vivirás mejor.

Reconstruye tu vida a partir de la libertad, no del rencor, perdonar te libera  de la carga del dolor, de seguir pensando en el daño que te hicieron. El perdón es un acto de inteligencia, perdonas sin necesidad de decirle al otro que lo perdonas. Sólo déjalo ir, deja ir la ira, el rencor. Suelta y sé feliz, piensa que no te debe nada, o aún mejor, bendice a esta persona.

¡Bendícela! Desea que le vaya bien. Sé que cuesta desearlo, pero pide ayuda a Dios. Poco a poco El Señor sanará tu corazón y verás que el Espíritu Santo te muestra el camino. Acuérdate como dice la oración  de El Padre Nuestro: Perdona nuestras ofensas como también perdonamos a los que nos ofenden y no nos dejes caer en tentación, Amén.

Date el regalo de la libertad y paz interior.

Porque si perdonáis a los hombres sus ofensas, os perdonará también vuestro Padre Celestial. –Mateo 6:14-15

Sonia

Feliz Año Nuevo

Considerando mis propósitos para el Año Nuevo, parte 2

Hoy comparto algunas ideas que estaré considerando también al formular algunos propósitos para mi propia vida. 

1. Dios:  es el primero en mi vida.  Quiero crecer en el conocimiento de Él a través de la Biblia y experimentando su poder a través de la oración.  

Ejemplos:

1. leer toda la Biblia en un año.  Hay muchos planes de lectura. Personalmente utilizo YouVersion.  En esta app para teléfonos o tablet, puedes elegir planes de lectura, estudios de temas que te interesan, todo en diferentes traducciones. 

2. estudiar un personage de la Biblia.

3. pasar tiempo diariamente en oración, haciendo un diario de oración para poder revisar los temas mencionados al Señor y agradecer cuando las peticiones son contestados. 

4. empezar algunas disciplinas bíblicas como la memorización de la Biblia, el ayuno, la meditación, etc.  Si quieres información sobre cualquier tema que desconozcas, escríbenos y nos encantará explicarte enviando enlaces, o algún texto.  

2. Yo: puede parecer egoísta pero ya he experimentado que cuando estoy bien con Dios y conmigo misma, soy una mejor esposa, madre, hermana, etc.  La Biblia dice: 

Mateo 22:37-39

37 Jesús le dijo: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente.

38 Este es el primero y grande mandamiento.

39 Y el segundo es semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo.

Notad en el verso 39, dice “como a ti mismo”.  Amaremos a las personas al mismo nivel que nos amamos a nosotras mismas.

Ejemplos:

1. Voy a caminar 30 minutos, 5 veces en la semana durante todo el año.

2. Voy a consumir una dieta equilibrada, comiendo postres solamente en los finales de semana.  

3. Voy a leer un nuevo libro de crecimiento personal al mes, durante todo el año.

4. Voy a empezar un nuevo deporte:  voy a matricularme a clases de padel una vez a la semana en la primavera. 

3. Familia: la relación con tu marido viene en primer lugar.  Si están conectados y con buena comunicación, serán buenos padres juntos.   Ser padres es un trabajo que se hace en equipo.  Así que mismo dentro de la familia, hay prioridades.  

1. Mi marido y yo vamos a planear una cita a cada dos semanas para una cena, o por lo menos, tomar un café juntos.  Esta cita va a ser planeada y agendada al principio del mes, tomando prioridad con relación a otros compromisos.  

2. Mi marido y yo leeremos 3 libros juntos en este año.  Uno por estación, con excepción del verano.  Vamos a leerlo por separado y tener un momento semanalmente para comparar conclusiones.  

3. Mi marido y yo planearemos una cita con cada uno de nuestros hijos al mes para que puedan hablar de cosas personales pertinentes a cada uno.  Considerando que los dos queremos tener una linea de comunicación abierta con cada uno de ellos.  Agendar, considerando el horario escolar, una cita al mes con cada uno.  Buscar lugares o actividades que les interese para dar un poco de variedad a nuestro tiempo juntos.  

4. Tener una noche familiar una vez a la semana, viernes o sábado, dependiendo de otras actividades escolares o sociales.  Planear ver una película, jugar algún juego de mesa y cocinar platos preferidos para la cena.  Agendar en el principio de cada semana. 

4. Amigos y Comunidad:  una vez que las necesidades de nuestra familia estén siendo cuidadas, podemos mirar más allá y actuar en nuestra comunidad.  Podemos ver que hay una linea progresiva y el tiempo utilizado en este apartado puede ir aumentando mientras los niños vayan creciendo.  O puede ser que no, dependiendo de las necesidades de cada niño. Algunos adolescentes requieren más tiempo.  

1. Vamos ir a la iglesia o participar de un estudio bíblico al menos una vez a la semana.  

2. Voy a ofrecerme como voluntaria para impartir clases de ingles  o scrapbooking 3 veces por semana, 2 mañanas y 1 tarde.  

3. Vamos a invitar familias o individuos a nuestra casa para una comida una vez al mes.  Estos eventos tendrán el objetivo de ayudar a las personas necesitadas financieramente o de amistad y compañerismo.  

Obviamente estas son solamente algunas ideas.  Puedes utilizarlas o crear tus propias.  Lo importante es salir de tu zona de confort haciendo algo nuevo, ayudando a otra persona o mejorándote personalmente.  No te olvides de “reconocer a Dios en tus caminos y Él enderezará tus veredas.”  (Proverbios 3:4, 5)

¡Espero que sea un año estupendo viviendo grandes aventuras con la ayuda del Señor! 

Mara

Los enlaces en las fotos de esta publicación se pueden ver en mi PINTEREST

Feliz Año Nuevo

Considerando mis propósitos para el Año Nuevo

En esta época del año estamos todos evaluando nuestra vida, y añorando un nuevo comienzo.  El nuevo año representa una página en blanco en el libro de nuestras vidas.  Podemos y debemos soñar sueños grandes, si presentamos estos planes al Señor.  

Me gustaría compartir el proceso que utilizo para elegir resoluciones para el año nuevo. Primeramente algunos puntos a considerar para que sean buenos propósitos que contarán con la ayuda del Señor. 

1. Prioridades: La Biblia nos enseña que debe existir una prioridad en nuestros planes.  Dios debe ser lo primero.  Nosotros y nuestra familia en segundo y tercer lugar.  Después viene nuestro trabajo, amigos, etc.  

2. Realizables: Es importante planear cambios en nuestra vida que sean realísticos con un poco de optimismo. Lo cierto es que queremos mejorar, pero a veces exageramos en lo que planeamos.  

3. Oración:  Es importante hablar con Dios sobre nuestros deseos y pedir que nos dé dirección y sabiduría.  Si queremos agradarle con nuestra vida, seguramente Él nos dará la dirección. 

4. Características importantes a considerar mientras planeáis.  Un buen plan debe de ser: específico, medible, alcanzable, relevante y definido en el tiempo.  Por ejemplo: “Voy a caminar 30 minutos, 5 veces a la semana durante este año.”

Espero que este texto te ayude a tener un tiempo de reflexión mientras miras hacia el nuevo año, una página en blanco a ser llenada por el Señor.

Mara

Los enlaces en las fotos de esta publicación se encuentran en mi PINTEREST