Celebración

Celebrando nuestro aniversario: un sorteo para nuestras seguidoras del blog y Pinterest

Estamos celebrando 9 años de Dulce Fragancia. Estamos muy emocionadas. Este sábado lo celebraremos en gran manera con sorteos, regalos, videos, recursos, etc.

Este es un regalo que queremos sortear entre nuestras seguidoras del blog y Pinterest. Lo haremos el 30/1 a las 23 h, en nuestro Facebook, 2 copias digitales. Posteriormente lo publicaremos aquí.

¿De qué trata el libro?

Este estudio bíblico se centra en la vida de ocho mujeres de la Biblia, cómo sus decisiones cambiaron sus vidas para bien o para mal y lo que podemos aprender de ellas en su propio viaje. A lo largo de seis semanas de estudio personal y discusión grupal, las mujeres aprenderán a aplicar las enseñanzas de este estudio bíblico  a sus propias vidas y podrán experimentar el diseño de Dios por sí mismas.

Wendy Bello

¿Cómo participar?

Hay varias posibilidades, para cada acción una “entrada” en el sorteo:

  1. subscribirte para recibir las publicaciones por correo (barra lateral derecha) – déjanos un comentario en esta publicación.
  2. compartir esta publicación en tus redes sociales, etiquetándonos para que tomemos nota de tu nombre
  3. visitar nuestro Pinterest, seguirnos, dejando un comentario en nuestro PIN.

PINTEREST

¡Participa con nosotras!

EQUIPO DULCE FRAGANCIA

Celebración, Crecimiento Espiritual, Crecimiento Personal, Navidad

Thanksgiving y Navidades

Thanksgiving y Navidad: dos celebraciones familiares que despertaron en mí la gratitud por mi amado Jesús.  

“Ahora vemos por espejo, oscuramente; mas entonces veremos cara a cara. Ahora conozco en parte; pero entonces conoceré como fui conocido”. 1 Corintios 13:12

¿Alguna vez has experimentado la ilusión de abrir un regalo de alguien especial? No sabes lo que será, pero aprecias tanto a la persona que sabes que sea lo que sea, ¡te va a hacer mucha ilusión abrirlo!

De pequeña mi madre envolvía los regalos de Navidad y los colocaba de adorno bajo el árbol ¡por lo menos una semana! De niña recuerdo que la ilusión de imaginar lo que podría haber en esos paquetes dorados se convirtió en una de las tradiciones más anticipadas de las festividades navideñas.

No habíamos abierto los regalos, pero estábamos agradecidos, y alegres de tenerlos allí, ¡listos para abrir! La Biblia dice en 1 Corintios 2:9 que, “… está escrito: Cosas que ojo no vio, ni oído oyó, ni han subido en corazón de hombre, son las que Dios ha preparado para los que le aman”.

Dios nos amó tanto que nos regaló a Su Hijo. Nos dio acceso directo a caminar y vivir cerca de Él experimentado una intimidad con Dios incalculablemente valiosa a través del Espíritu Santo. Aunque ahora no entendamos la completa magnitud de ese regalo, cada día vamos descubriendo algo más de Él, y si somos sinceros, con cada año que pasa, nuestra relación íntima con Él nos sorprende cada vez más y más de todo lo bueno y maravilloso que es con nosotros. El que ama a Dios y le busca, le haya y es bendecido. “Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y se os abrirá”. Mateo 7:7

Por nuestra cultura estadounidense celebramos Thanksgiving o “Día de Acción de Gracias” la cuarta semana de noviembre. Para mi familia el mes de noviembre siempre ha sido un mes en que intencionalmente nos enfocamos en meditar y cultivar una más profunda actitud de gratitud y generosidad.

Tomamos tiempo para mirar hacia atrás en familia recordando todas las bondades de Dios en nuestras vidas. Y como dice un antiguo himno y como mi madre me recordaba, “hija, cuenta tus muchas bendiciones, enuméralas una por una”. Años más tarde, este énfasis en la gratitud también me ayuda a preparar mi corazón para el verdadero sentido de la celebración de la Navidad: Anunciar a todos a gran voz que estamos convencidos de que sí, ¡Jesús llegó!, y es hoy el mejor regalo y el más preciosos tesoro que puedas tener aquí en esta vida y en la venidera.

¡Feliz mes de Thanksgiving a todos!

Angela

Celebración, Decoración

Primavera: flores, fresas y … scrapbooking

¿Qué palabras me vienen  a la mente en la primavera?

cambio, cálido, colores suaves, flores, verduras, fresas …  

¿Verdad que son todas cosas buenas?

Es una estación que invita a una actitud contemplativa … quieres ir al parque, sentarte, observar a la gente que ha estado invernando, salir a la calle, los niños dejan los abrigos pesados, etc.  También me gusta contemplar la naturaleza.  

Hoy en especial, es la primera vez que podemos dar un paseo como vuelta gradual a la normalidad, desde que empezó la cuarentena. Seguro que estáis disfrutando porque nos había sido privado en estas semanas pasadas.

¡Qué bella y pura es la bóveda del cielo! ¡Qué espectáculo tan grandioso el firmamento! 

Eclesiastés 43:1

Busco traer este sentimiento en mis actividades.  A veces es en forma de una fiesta al aire libre, o preparo el desayuno del fin de semana en la terraza. En mi scrapbooking, trato de traer mucho color y muchas flores. 

Hoy en especial, merece mención que es el DÍA INTERNACIONAL DEL SCRAPBOOKING y felicito a todas las compis de Scrap & Chat pero también a todas las demás que leen nuestras publicaciones y que no conozco personalmente. El scrapbooking nos une, somos una tribu a la que nos gusta crear cosas bellas para celebrar la vida. FELIZ DÍA A TODAS.

En honor a este arte, comparto dos proyectos primaverales que pueden llegar a inspirarnos a sentarnos un ratito, cerca de una ventana o en una terraza, y a la vez que disfrutamos de la explosión de creatividad de Dios, hagamos nuestra propia contribución al arte.

hacer-cactus-papel
Anita y su mundo

Y ahora un tutorial para hacer flores de scrapbooking:

¡Feliz primavera!

¡Feliz finde!

¡Feliz Día Internacional del Scrapbooking!

Mara

Celebración, Espiritualidad, La Biblia, La Pascua, La Semana Santa

¿Qué harás con Jesús?

¡Feliz Domingo de la Resurrección!

Qué gran alegría poder celebrar que la muerte no pudo contener a Jesús. Ha vencido y con Él podemos vencer nosotros.  Podemos celebrar, pues tenemos la oportunidad de total comunión con Él en esta vida y ¡por toda la eternidad!

De tal manera amó Dios al mundo que ha dado a Su Hijo para que todo aquel que en Él crea, no se pierda mas tenga la vida eterna.  

Juan 3:16

¿Qué harás tú con el regalo que nos ha dado Dios?  

Las respuestas a esta pregunta son varias: un sí, un no, o ser indiferente. La decisión de ser indiferente tiene igual resultado que un no, o sea eterna separación de Dios. Solamente el “sí” contundente de tu corazón a este regalo, entregándole tu vida, puede abrir la puerta para esta relación de amor. El te llama pero no se impone, solamente cada una de nosotras puede dar este paso de forma personal.

He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él, y él conmigo. 

Apocalipsis 3:20

¿Qué harás cuando oigas el llamado de Cristo?

Es una decisión personal. 

Esperamos que hoy sea el día en que invites a Jesús a tu corazón.  Lo puedes hacer a través de una oración sencilla, pero hecha con toda transparencia y sinceridad.  Las palabras no son importantes, lo que cuenta es la actitud de tu corazón.

Dejamos una canción para que puedas meditar en ello.

Si has decidido empezar tu camino con Jesús o si tienes dudas y quieres saber más sobre todo lo que hemos dicho, escríbenos en CONTACTO (arriba) y podremos ayudarte, sin compromiso algún.

¡Que Dios te bendiga hoy!

Equipo Dulce Fragancia

Celebración, La Biblia, La Pascua, La Semana Santa

La Última Cena y ¿qué comieron?

La comida … Tantas recetas que compartimos aquí …

Todo esto muestra la importancia de lo que es comer juntos.  Cuando te sientas a la mesa con alguien, te relajas y disfrutas de una buena conversación.  En nuestra casa, en las comidas en que logramos estar juntos, allí ocurren las mejores conversaciones con nuestros hijos. 

Como mujer y cocinera por afición, a veces me pongo a imaginar lo que había en la mesa en aquella noche. Abajo comparto un supuesto menú de aquella noche y enlace a las recetas si quieres hacerlo para celebrar hoy o algún otro día.

Foto: Pinterest

Jesús celebró una cena con sus discípulos en sus últimos momentos antes de la cruz.  En esta cena deja instrucciones y nos invita a reunirnos para celebrarle.  Hoy en día sus instrucciones han sido seguidas e interpretadas de maneras diferentes por las distintas iglesias cristianas.  Al leer en la Biblia este evento se ve que era un momento relajado, de recogimiento, donde Jesús deja instrucciones, pensamientos, enseñanzas importantes y especialmente se nota el amor, aun por aquel que le habría de traicionar. 

Foto: Pinterest

Estas instrucciones para que nos reunamos en su nombre y participar de una “cena” pueden tomar muchas formas, lo importante es que sepamos que estamos reunidos para pensar en su herencia para nosotros: su vida, muerte y sacrificio por nosotros.   Las instrucciones fueron dejadas a Su iglesia.  Cuando hablo de Iglesia de Cristo me refiero a sus seguidores por todo el mundo, no me refiero a una institución ni a un determinado espacio entre cuatro paredes. El Apóstol Pablo nos deja instrucciones más específicas en 1 Corintios 11:23 -34

¿Qué comieron? Hay algunas teorías.  Los historiadores se basan en las costumbres culturales y religiosas del momento. Llegan a la conclusión que muy probablemente el menú era:  hierbas amargas, cordero, pan ácimo, vino, frutas y nueces.
Os dejo la receta del Pan Ácimo.  En este enlace puedes ver todo el menú y la manera de prepararlo: Puntadas Deliciosas

Foto: Pinterest

Ingredientes para Pan ácimo:

1/2 Kilo de harina integral,
1 vaso y medio de agua templada,
aceite de oliva
2 cucharaditas de sal.

La preparación del pan ácimo:

En un cuenco ponemos la harina y le damos forma de volcán.
En el cráter echamos el agua templada y 2 cucharadas de aceite.
Amasamos durante unos 15 minutos, poniendo si hace falta sobre el mármol con un poco de harina espolvoreada por encima.
Formamos una bola y dejamos reposar envuelto con un paño durante al menos una hora.
Precalentamos el horno a 220º.
Después del reposo separamos porciones y las aplastamos en el mármol con un rodillo formando láminas de medio centímetro de espesor aproximadamente.
Colocamos las láminas en la bandeja de horno espolvoreada con harina y las pintamos con aceite de oliva. Cocemos durante 15 ó 20 minutos.

Espero que os guste,

Mara

Celebración, Crecimiento Espiritual, Espiritualidad, La Pascua, La Semana Santa

Una meditación para el Jueves Santo

Me gustaría que meditásemos en lo que hizo Jesús, su vida entregada hasta el sacrificio final.  El libro de Isaías, escrito 700 años antes, nos cuenta en forma profética lo que pasaría con Jesús.  Os dejo con esa lectura o se preferís, más abajo, el video con escenas de la vida de Jesús con el texto de las profecías.

Isaías 53 

¿Quién va a creer lo que hemos oído?

¿A quién ha revelado el Señor su poder?

El Señor quiso que su siervo

creciera como planta tierna

que hunde sus raíces en la tierra seca.

No tenía belleza ni esplendor,

su aspecto no tenía nada atrayente;

los hombres lo despreciaban y lo rechazaban.

Era un hombre lleno de dolor,

acostumbrado al sufrimiento.

Como a alguien que no merece ser visto,

lo despreciamos, no lo tuvimos en cuenta.

Y sin embargo él estaba cargado con nuestros sufrimientos,

estaba soportando nuestros propios dolores.

Nosotros pensamos que Dios lo había herido,

que lo había castigado y humillado.

Pero fue traspasado a causa de nuestra rebeldía,

fue atormentado a causa de nuestras maldades;

el castigo que sufrió nos trajo la paz,

por sus heridas alcanzamos la salud.

Todos nosotros nos perdimos como ovejas,

siguiendo cada uno su propio camino,

pero el Señor cargó sobre él la maldad de todos nosotros.

Fue maltratado, pero se sometió humildemente,

y ni siquiera abrió la boca;

lo llevaron como cordero al matadero,

y él se quedó callado, sin abrir la boca,

como una oveja cuando la trasquilan.

Se lo llevaron injustamente,

y no hubo quien lo defendiera;

nadie se preocupó de su destino.

Lo arrancaron de esta tierra,

le dieron muerte por los pecados de mi pueblo.

Lo enterraron al lado de hombres malvados,

lo sepultaron con gente perversa,

aunque nunca cometió ningún crimen

ni hubo engaño en su boca.

10 El Señor quiso oprimirlo con el sufrimiento.

Y puesto que él se entregó en sacrificio por el pecado,

tendrá larga vida

y llegará a ver a sus descendientes;

por medio de él tendrán éxito los planes del Señor.

11 Después de tanta aflicción verá la luz,

y quedará satisfecho al saberlo;

el justo siervo del Señor liberará a muchos,

pues cargará con la maldad de ellos.

12 Por eso Dios le dará un lugar entre los grandes,

y con los poderosos participará del triunfo,

porque se entregó a la muerte

y fue contado entre los malvados,

cuando en realidad cargó con los pecados de muchos

e intercedió por los pecadores”.

Equipo Dulce Fragancia

Celebración, Espiritualidad, La Pascua, La Semana Santa

Si yo hubiera estado en la última cena

Este artículo fue publicado por Wendy Mello en su blog … (Gracias, Wendy, por compartirlo con nosotras)

La última cena. Subtítulo de un pasaje bíblico. Nombre de cuadros famosos, representada en más de una película. Pero más que nada, un momento real en la historia, real y determinante. Y si tú y yo hubiéramos estado presentes ¿a quién nos pareceríamos?

Hay alguien cuyo nombre no se menciona pero es clave en este relato. El dueño de la casa. Es evidente que conocía al Maestro porque con la sola mención de su nombre, abriría las puertas de aquella habitación para que Jesús y sus discípulos se reunieran para comer juntos aquella cena especial. ¿Te has puesto a pensar que aquel hombre no cuestionó  nada? De hecho ¡ya  estaba preparado!

Quiero parecerme a él. Que la sola mención del nombre de Jesús me haga abrir las puertas mi corazón que tantas veces quiero cerrar. Que al escuchar Jesús rinda todos mis planes, agendas, y esté preparada. Que cuando el Maestro llame yo siempre responda ¡aquí estoy, lista! No creas que porque escribo un blog, doy conferencias y ministro a la vida de mujeres mi vida es un cuadro de perfección. ¡Nada más lejos! Y, ¿sabes?, estoy convencida de que este hombre anónimo tampoco fue perfecto pero su carácter nos deja una lección intemporal: mantener el corazón abierto para Jesús y en el nombre de Jesús, tal y como él lo hizo con su casa.

¿A quién más nos podemos parecer? Ah, sí… el personaje oscuro. Aquel que preferiríamos borrar de la historia. Hasta su nombre nos resulta repulsivo. Judas. No sabemos mucho de su vida, ni de su familia. Sabemos que administraba el dinero y que lamentablemente la codicia pesaba más que la bondad en su corazón. A estas alturas quizá te estés preguntando por qué se me ocurrió pensar que pudiéramos parecernos en algo a Judas. Bueno, “el que crea estar firme…” Nuestros motivos pudieran volverse egoístas como los de Judas y llevarnos a traicionar al Maestro. Sí, es muy probable que no neguemos su nombre abiertamente, pero podemos hacerlo día  a día en el corazón cuando las aspiraciones personales, los motivos egoístas destronan a Jesús y sientan al yo. Sí, Judas fue un pobre infeliz al final de la historia, pero si creemos que nunca podríamos ser como él, el orgullo ya se ha apoderado de nuestra vida.

Amiga mía, este personaje oscuro sigue merodeando hoy, se viste con muchos trajes y te presenta oportunidades constantes para que digas sí. ¡No te dejes engañar! Este hombre caminó con Jesús cada día de su ministerio terrenal y no obstante, mira cuál fue el final. Debemos guardar nuestro corazón y presentarlo a Dios cada día para que lo revise y nos muestre donde la oscuridad quiere ganar terreno.

Tenemos otro personaje más. Este no quería perder ni un instante la compañía de su Maestro, sabía que los minutos estaban contados. Recostado a su lado comió de la última cena. Aquel a quien muchas veces se le llama “el discípulo a quien Jesús amaba”, a quien él encomendó el cuidado de su mamá. Juan. Juan nos enseña a buscar la proximidad, la cercanía, la intimidad con Jesús. Para él no era suficiente sentarse a la mesa. Él quería estar cerca, lo más cerca posible. Dice el griego original que “se recostó a Jesús”.

¿Cuánto buscamos tú y yo hacer lo mismo? ¿Cuánto valoramos la intimidad con Jesús, el tiempo a solas, “recostarnos” a su pecho y dejar que sus latidos desaceleren los nuestros y nos hagan cambiar el compás para que entremos en perfecta armonía con los deseos y sueños del Maestro? Te confieso que no siempre quiero hacerlo. Ya estoy tan acostumbrada al ritmo vertiginoso del siglo veintiuno en Norteamérica que bajar la marcha en ocasiones me parece una pérdida de tiempo. ¡Cómo nos dejamos engañar! Quiero aprender de Juan, él buscó lo mejor. Quiero sentarme a la mesa con Jesús, cada día, su banquete satisface más que cualquier otro manjarSi tan solo lo recordáramos lo suficiente no andaríamos buscando migajas.  

Sí, no tuvimos el privilegio de participar de aquella Pascua, pero ahora tenemos al Cordero a nuestro lado todos los días. Él nos invita a un banquete: “¡Mira! Yo estoy a la puerta y llamo. Si oyes mi voz y abres la puerta, yo entraré y cenaremos juntos como amigos” (Apocalipsis 3:20). Ese mensaje es para cristianos. Es para ti. Es para mí. Él te llama y quiere que abras la puerta y le dejes entrar, para cenar contigo.

Aquel dueño de la casa en Jerusalén escuchó el llamado, abrió la puerta y Jesús entró para cenar. Juan no titubeó y escogió el lugar más cercano junto al maestro. Y Judas… bueno, recogió su cosecha.  ¿A quién escogeremos parecernos hoy?

Vive como Dios lo diseñó.

 Wendy

Celebración, La Pascua, La Semana Santa

Celebra la Semana Santa con nosotros: FACEBOOK LIVE

Todos invitados a pasar un rato con nosotros. Mi marido y yo tenemos un sencillo pero significativo programa de 20 minutos al día, a las 20:30 h, hora de España. Traeremos ideas para celebrar en familia, curiosidades y un mensaje diario de inspiración.

Mi Facebook es https://www.facebook.com/mara.williams

Empieza el Domingo de Ramos, el 5 de abril.

Termina el Domingo de la Resurrección, el 12 de abril.

Los tiempos son diferentes y piden de nosotros que seamos creativos y no perdamos nuestros valores y celebraciones. Las buenas noticias son que Dios está con nosotros tanto en la iglesia como en nuestra casa. Hagamos lo mejor que podamos con lo que tenemos en nuestras manos.

#quedateencasa #yomequedoencasa #yomequedoencasacelebrando #lasemanasanta

Mara