Crecimiento Espiritual, Crecimiento Personal, Espiritualidad, La Biblia

La vida en cuarentena

Nota: editorial: Artículo publicado originalmente en wendybello.com

Hace apenas un par de semanas lo que hoy vivimos no pasaba por la mente de nadie, en nuestro mundo occidental. Las noticias de lo que ocurría en China eran solo eso, algo que sucedía a miles de kilómetros, pero sin afectar a nadie más.

Huelgan las explicaciones, hoy todos estamos viviendo la misma pesadilla, por decirlo de alguna manera. Esta pandemia y sus efectos eran algo que solo habíamos visto en películas, jamás imaginamos que se convertiría en nuestra realidad; pero lo es. Ayer estuve en el supermercado y los anaqueles vacíos, las personas usando máscaras y guantes, la distancia entre unos y otros, los rostros asustados me recordaron que no estaba soñando ni viendo una película futurista. ¡Era real!

Las redes sociales compiten por nuestra atención con noticias que a veces no sabemos si quiera si son ciertas. Muchos proponen supuestos métodos de protección para evitar el contagio. Circulan videos que nos dejan sin palabras. Los gobiernos tratan de encontrar soluciones que disminuyan el avance del ya relevante Covid-19, mientras que en Twitter las guerras de opinión no cesan.

Ante todo este cuadro surgen preguntas que en realidad todavía no tienen respuesta, y quizá no la tendrán por mucho tiempo. Pero la vida continúa, ¿cómo lo hacemos? ¿Cómo se vive cuando el mundo está al revés, cuando el futuro parece tan borroso?

Bueno, yo no tengo una respuesta con solución a muchos de los problemas que enfrentamos por este virus, pero sí puedo compartirte lo que dice Dios para cualquier situación: vivimos un día a la vez. A lo mejor te preguntas dónde está eso en la Biblia. Ven conmigo a Mateo 6 y veamos estas 4 verdades.

«Por tanto, no se preocupen, diciendo: “¿Qué comeremos?” o “¿qué beberemos?” o “¿con qué nos vestiremos?”. Porque los gentiles buscan ansiosamente todas estas cosas; que el Padre celestial sabe que ustedes necesitan todas estas cosas. Pero busquen primero Su reino y Su justicia, y todas estas cosas les serán añadidas. Por tanto, no se preocupen por el día de mañana; porque el día de mañana se cuidará de sí mismo. Bástenle a cada día sus propios problemas.» (31-34)

No preocuparnos es un mandato que tenemos los que estamos en Cristo. No es opcional. De hecho, la Biblia lo repite una y otra vez, de diferentes maneras: “no estén afanosos, no estén ansiosos, no se preocupen”… Y sí, la preocupación puede llegar en un momento, y llegará porque nuestra naturaleza humana caída está sujeta a todas estas cosas, pero la preocupación no debe dominarnos. ¿Por qué?

Porque nuestro Padre celestial está al tanto de nuestras necesidades, Él lo sabe. Aquí es donde nos frustramos porque nuestra lista de necesidades muchas veces es más bien una lista de deseos. Jesús en este pasaje nos está diciendo que Dios nos dará todo lo que necesitemos. Y sabes, ¡qué bueno que es así!, porque en muchas ocasiones nuestros deseos provienen de un corazón torcido, que no sabe bien lo que quiere y mucho menos lo que necesita. En tiempos como estos, tenemos que descansar en que Él sabe, está al tanto.

En lugar de preocuparnos por estas cosas, pongamos la mirada en el reino de Dios. Ahora que tenemos tanto tiempo en nuestras manos es un buen momento para meditar en lo que realmente consume mi mente, mis esfuerzos, mis metas. ¿Realmente vivo para el reino de Dios? Pensar en cristianos de tantos lugares con carencias y persecución me recuerda lo que en verdad es vivir para el Reino y con el Reino como meta. En este pasaje Jesús deja claro que ésa debe ser nuestra prioridad; de todo lo demás, Dios se encargará.  Y, por tanto…

Vivamos un día a la vez. Eso es lo que enseña el versículo 34. El día de hoy es lo que tenemos. Ayer pasó, mañana no está en nuestras manos. El Señor nos regala este día que Él ha hecho, para buscar Su reino, para buscar Su gloria. Y también para cuidar de nuestra familia, para hacer nuestro trabajo o lo que sea que ahora podamos hacer, un día a la vez.

Así que, mi querida lectora, quisiera que meditáramos en estas cuatro verdades, y que decidamos no solo escuchar la Palabra, sino obedecerla. Vivir un día a la vez no solo nos ayudará en este tiempo de aislamiento, cuarentena e incertidumbre, sino que estaremos viviendo de la manera en que Cristo nos llamó a hacerlo.

Quiero también que sepas que desde mi casa aquí en Florida estamos orando por el pueblo de Dios en cualquier rincón del mundo, para que no desaprovechemos la oportunidad que el Señor nos está dando de buscar más Su rostro, ser luz en medio de esta oscuridad, y recordar, o reconocer, que Él gobierna, Él reina y nada le toma por sorpresa. Su amor no cambia y nada nos puede separar de Él, aunque tengamos que vivir una pandemia.

Te comparto esta buena noticia: RECURSOS GRATIS DE LIFEWAY PARA EQUIPARTE: Haz clic aquí y usa el código EQ0330 para los cursos que tengan un costo.  

Vivamos un día a la vez, ¡Dios es bueno! 

Wendy

Celebración, Crecimiento Espiritual, Espiritualidad

Alabanza, alabar, alabemos

En estos días en los que pasar el rato en casa se está convirtiendo en una suerte de imaginación en su máxima expresión. También me organizo para poder disfrutar más de la lectura bíblica diaria, del estudio bíblico y las predicaciones. Debido a que vivimos en la era tecnológica, estamos entendiendo que los avances en las comunicaciones de forma instantánea, temporal y grupal pueden ser efectivas para el Evangelio. Como nos insta Pablo en la Primera Epístola a los Tesalonicenses 5:21: “Examinadlo todo, retened lo bueno”.

Muchas de nosotras ya no asistimos al templo para el servicio dominical, aunque lo cierto es que la iglesia somos nosotros, la conformamos cada una de las personas que entregó su vida a Nuestro Salvador y Redentor, el Señor Cristo Jesús. Por lo tanto, nuestros pastores están acometiendo unos esfuerzos magnánimos para que tanto ellos como nosotros sigamos conociendo y aprendiendo más de nuestro amado Dios.

En este sentido me llamaron la atención unos estudios bíblicos e infografías del pastor Carl Hardmeier, desde Suiza ¿a qué no es hermoso este salmo?

Nos explicaba Carl en su estudio que en estos momentos de desaliento, pena y desasosiego por la crisis que estamos viviendo, los creyentes estamos llamados a seguir alabando a Dios, al Hacedor de la Vida. Pero nos abría el camino a las diferentes formas de alabanza práctica, partiendo de nueve significados que el pueblo de Israel le daba a esta actividad, que sobre todo tiene que partir desde nuestro corazón. En general, estamos acostumbrados a la imagen del principio de este artículo como actitud de alabanza. Por supuesto, que es una de las formas muy válidas y reconfortantes.

Los otros significados de alabar que podemos encontrar en el Antiguo Testamento se encuentran en los siguientes versículos que Carl nos iba mostrando:

  • 1 Crónicas 23: 5-> Expresar sin miedo, hacer que otro brille; alabar en cualquier lugar.
  • Nehemías 12:8 -> Cantos de acción de gracia.
  • Deuteronomio 10:20 -> Enfocándonos en Dios y en lo que ha hecho; El es el centro.
  • Isaías 45: 4 -7 -> Halagar en publico; dar títulos de honor; decir los atributos de Dios.
  • Salmos 66:8 -> Tiempo tranquilo con Dios; calmar el ritmo de la vida para poder sosegarse y compartir con Dios esos momentos de quietud.
  • Salmos 104:34 -> Meditar, reflexionar, compartir tu dolor con Dios, susurrar tu pena a Dios.
  • Salmos 95:6 -> Arrodillarse, postrarse ante Dios, poner a su entera disposición.
  • Salmos 50:23 -> Sacrificio de alabanza para honrar a Dios. Alabar a Dios en medio de las dificultades.
  • Éxodo 17:11 ->Levantar las manos buscando ayuda y protección. También se podría entender que lo hacemos reconociendo el pecado con la intención de sacarlo hacia afuera.

Todos estos versículos queridas amigas me han ayudado para comprender las muchas maneras en las que puedo alabar a Dios a lo largo del día, sobre todo, en esta época, marzo 2020, del confinamiento en Madrid, debido a la alerta sanitaria.

Apliquemos estos otros significados en nuestras alabanzas privadas, particulares o familiares.

Un fuerte abrazo, #YoMeQuedoEnCasa

Nilda

Crecimiento Espiritual, Crecimiento Personal, Espiritualidad

El perdón: aprender inteligencia emocional

Nota de la Editora: mientras estamos en cuarentena, mucho sentimientos escondidos pueden aflorar. El perdón debe de ser algo constante en nuestras familias y otras relaciones. Que durante este tiempo de estar en casa aprendamos a buscar perdón y perdonar.

“Cualquiera puede enfadarse, eso es algo muy sencillo. Pero enfadarse con la persona adecuada, en el grado exacto, en el momento oportuno, con el propósito justo y del modo correcto, eso, ciertamente, no resulta tan sencillo”

Aristóteles, Ética a Nicómano

Primavera es tiempo de ventilar las ropas, tiempo de abrir ventanas y dejar ventilar la casa. Pues, ¿ por qué no lo hacemos también con nuestros viejos sentimientos? Es tiempo de dejar ventilar nuestras emociones, es tiempo de limpiar nuestro corazón de viejos rencores.

Todos  sabemos lo que es el enfado. El Diccionario ABC define Enfado es el disgusto o enojo que generalmente sentimos por otra persona como consecuencia  de la realización de alguna acción o manifestación  inoportuna y que nos incomoda.”  Es una emoción  nosotros solemos manifestar a través de la furia, irritabilidad, el resentimiento entre otros estados. Generalmente viene acompañado de una serie de efectos físicos  tales como el aumento del ritmo cardíaco, de la presión sanguínea  y con incremento de los niveles de adrenalina y noradrenalina. 

Mantenerse enfadado por mucho tiempo nos cuesta mucha energía y desperdicio  de la energía necesaria para vivir y enfrentarse a los retos diario de nuestras vidas.  Y además, puede costarnos la salud y  mermar o destruir nuestras interrelaciones con las personas que amamos.

Nosotros podemos hacernos personas rencorosas por estar enfadados  con alguien o con alguna cosa  que nos  pasó  y que nos ha hecho  daño o quizás por heridas emocionales. He dicho hacernos personas rencorosas porque es posible desaprender el rencor y aprender a ser perdonadores, o sea, personas que se esfuerzan en aprender el hábito de perdonar!

Quiero compartir un secreto con vosotras: Siendo niña sufrí abuso por parte de un pariente, ha sido la cosa más difícil de perdonar, pero este perdón fue lo que más  me trajo paz, alegría y sentimiento de liberación. Y además Dios me ha usado en la vida de muchas mujeres. Podemos perdonar con la ayuda de Dios, podemos ser felices aunque pasemos por una experiencia  dolorosa. ¡Dios es  más grande que todo eso!  Lo sé. Yo tenía  derecho de ser amada y protegida de niña, pero no pude evitar lo que pasó, mas ahora puedo escoger recordar las cosas buenas que me pasaron en la infancia y no traer a mi memoria lo malo que me pasó;  al contrario perdonar y liberar mi corazón para ser feliz. ¡¡¡Y cuán feliz soy!!!  Cada día con mi marido, hijos y nietos que el Señor Jesús me ha regalado!

Venid  a mi todos que los que  estáis cansados y agobiados, y yo os haré descansar” Mateo 11:28

 Agua aromatizada natural

Chicas os doy una idea que he utilizado al recibir a mis  hijos  y nietos en casa.

Agua de la sierra madrileña, hojas de menta fresca de mi jardín, fresas congeladas , limón y ¡¡mucho amor !!!¡ Muy refrescante y muy rico! Perfecto para las comidas al aire libre. Que disfrutéis mucho. Besos.

Rosa

Crecimiento Espiritual, Crecimiento Personal, Espiritualidad, La Biblia

Las crisis, libro por Lidia Martín

Las Crisis, escrito por Lidia Martín (Libro)

Diez realidades bíblicas sobre las crisis
En esta ocasión, nos acercamos a un libro escrito por la psicóloga Lidia Martín, publicado por Ediciones Andamio. En este libro llamado “Las Crisis, Diez realidades bíblicas sobre las crisis”, encontramos la perspectiva humana sobre el sufrimiento durante una crisis, nuestra participación humana para resolverlas o superarlas o sobrellevarlas con nuestra conducta, nuestras emociones, nuestro  raciocinio y los aspectos físicos de la propia crisis. Toda esta especie de preámbulo nos va preparando para el descubrimiento que la presencia divina de Dios nos acompaña durante todo el proceso de una crisis. ¿esto significa que Dios permite una crisis? En las propias palabras de la autora “la gran oportunidad de la crisis está siempre, para el cristiano y el no cristiano, en encontrarse frente a la realidad de su debilidad y ante la irrevocable verdad de un Dios Todopoderoso que está por encima de cualquier circunstancia. Es en nuestra necesidad donde Él se hace fuerte y somos más conscientes de nuestro papel, de Su papel” (p. 101)

La mayoría de nosotros ha pasado por alguna crisis en algún momento de nuestra vida, por este motivo, no vamos a enumerar la significación que nos aportan los profesionales especializados. Resumamos diciendo que la crisis es una situación que nos coloca de forma temporal en una falta de capacidad para su solución por los recursos que usamos o no usamos, donde nuestro entorno queda resquebrajado y nuestra capacidad para valorarla puede ser optimista o pesimista. La autora nos ofrece en detalle tanto los factores de riesgo como la categorización de las crisis que podemos sufrir en diferentes etapas de nuestra vida. Cualquiera de nosotros no podrá evitar identificarse con al menos alguno de los factores (edad, baja autoestima, experiencia temprana de frustración, soledad, etc) o no podrá evitar evocar algún recuerdo por crisis evolutiva o inesperada. Lo cierto es que como muchas veces y en muchos casos, la presencia del núcleo familiar es preponderante para dar cobijo; pero sobre todo, lo primordial es no subestimar una crisis.


En consecuencia, nos ponemos a buscar soluciones sin antes percatarnos ni analizar en profundidad lo sucedido o lo que es peor acabamos más sumidos en la desesperación y la desesperanza de que nuestro sufrimiento nunca va a desaparecer. En este libro, su autora nos ayuda a aclarar conceptos y realidades. Os invito a que podáis leerlo detenidamente, ya que podemos pensar que es un tratado de más de quinientas hojas; sin embargo, este libro nos espera con menos de ciento cincuenta páginas en una narrativa sencilla de seguir y donde párrafo a párrafo vamos recordando, superando o afrontando el dolor sufrido durante una crisis. Aquí solo os mostramos una pequeña reseña del mismo. Volviendo a la intervención humana ante las crisis. Para contrarrestar nuestros pensamientos, emociones y  conducta de pasividad, de normalidad o de evitación, tenemos que buscar recursos de pensamiento positivo inteligente, contar con personas de nuestro entorno cercano, buscar soluciones marcando las circunstancias de la crisis y las ventajas y desventajas en la toma de cierta decisiones, buscar afrontar la crisis con el apoyo de la religiosidad manifestada en la fe, ya que esta última es una forma activa de afrontamiento. 

Otra parte importante que debemos mencionar es nuestra intervención en los aspectos físicos ante la crisis. Esto tiene que ver desorden alimenticio, del sueño, el stress, nuestra actividad fisiológica y el peligro ante el uso de sustancias. Sobre todo, seamos conscientes que los mínimos hábitos de una vida sana son primordiales. Nuevamente la autora nos recuerda la necesidad de la presencia de personas cerca de nosotros, aquellas en las que podemos confiar porque nos apoyan, aunque deseemos alejarles de nosotros. Entonces, cómo vamos a contrarrestar todas estas circunstancias, queridos amigos lectores, mañana podremos aprender que en el proceso del dolor y del sufrimiento la asistencia y misericordia de Dios nos está esperando porque  tiene un plan para cada uno de nosotros. 

(Nota editorial: mañana publicamos la segunda parte)

Nilda

Celebración, Espiritualidad, La Pascua, La Semana Santa

Michael Belk, Fotógrafo

Resultado de imagen de michael belk, photographer

Este fotógrafo tiene una historia muy interesante.  Empezó su carrera como fotógrafo profesional de moda. Algunas de sus publicaciones fueron en Vogue, Elle, GQ y Vanity Fair.  

En sus muchos años de trabajo hizo campañas publicitarias para Nautica, J. Crew, Talbot´s y Russell Athletic. 

En suma, un hombre de un talento especial y un instinto de negocios innato.  En sus propias palabras:  “mi carrera era un gran éxito pero con poca sustancia.”

A pesar de este suceso incuestionable, emocionalmente, él no se sentía “entero” y sucumbió a la depresión.  Cayó al fondo del abismo y no podía salir.  Un día tuvo una experiencia, a la cual le da el nombre de “una visita de Dios”. En esta experiencia se acuerda de un pensamiento que le vino muy fuertemente:  “¿Quieres aún más de eso, de tus planes o quizás quieres probar el Mío?

Él se dio cuenta que no estaba cuidando bien de lo que le había sido brindado en la vida. Él optó por los caminos de Dios en su corazón.  Por primera vez en mucho tiempo tuvo una noche completa de sueño

Todo no cambió radicalmente, pero ese día empezó su andadura con Jesús, conociéndole más y más con el tiempo.  Tuvo una idea que creía venir del Señor.  Quería mostrar a Jesús como esa parte relevante que es en el día de hoy.  

En sus fotos puedes ver escenas de la vida de hoy y algunas de historia reciente, donde Jesús aparece como quién es: un amigo, siempre presente, radical, y relevante en cualquier circunstancia. 

Puedes ver el “Making of” de su proyecto “Journey with the Messiah” (Andaduras con el Mesías). Está en inglés. Aunque no lo entiendas, las escenas son preciosas.  Más abajo una presentación de sus fotos con una canción inspiradora.  

Para ver un vídeo del “making of” ir aquí … vale la pena 5 minutos de tu tiempo, os lo prometemos.  Está en inglés pero se puede entender el contexto.  Básicamente explica lo que os mencioné arriba y muestra escenas mientras trabajaba en su proyecto en Italia. 

Que estas fotos y este testimonio pueda traernos a la mente a Jesús, no solamente el que está colgado en la cruz, pero el que está vivo y entre nosotros tratando de llamar nuestra atención. Él quiere ser relevante en cada una de nuestras circunstancias. 

Página Oficial de Michael Belk

Mara

Celebración, Espiritualidad, La Pascua, La Semana Santa

Testimonio de Jim Caviezel, actor en La Pasión de Cristo

La Pasión de Cristo ¿Has visto la película?  Os la recomendamos, especialmente en esta época del año, para que mantengamos la perspectiva correcta de los hechos ocurridos hace casi 2000 años atrás. Esperamos que las verdades encontradas puedan ser motivos de celebración tanto para todos los días de este año como para el resto de la vida.

Jim Caviezel es el actor que personificó a Jesús en esta película. En este testimonio, él cuenta sus experiencias durante el rodaje, los incidentes ocurridos y habla de su fe.

La Película …

Mara

Crecimiento Espiritual, Día de Reyes, Espiritualidad, La Biblia, Navidad

Edurne Mencia: Un Rey inesperado



Para leer – Mateo 2:3-6
Oyendo esto,  el rey Herodes se turbó,  y toda Jerusalén con él.  Y convocados todos los principales sacerdotes,  y los escribas del pueblo,  les preguntó dónde había de nacer el Cristo. Ellos le dijeron: En Belén de Judea;  porque así está escrito por el profeta: Y tú,  Belén, de la tierra de Judá, No eres la más pequeña entre los príncipes de Judá; Porque de ti saldrá un guiador,  Que apacentará a mi pueblo Israel.

Para meditar – Ayer vimos como los sabios de Persia llegaron al palacio de Herodes a preguntar por el Rey de los judíos que había nacido. Ellos pensaban que los dirigentes políticos de Israel estarían contentos y serían conscientes de la importancia de este hecho, pero Herodes, en realidad, se turbó ante la noticia pensando que habría alguien que le arrebataría el trono.

Herodes el Grande era un rey cruel, un edomita que inspiraba a partes iguales miedo por su proceder y admiración por las grandes obras arquitectónicas que realizaba. Motivado por su paranoia incesante, asesinó a los miembros del Sanedrín, a su esposa, su suegra y sus tres hijos. Y enviaría también a matar a todos los niños menores de 2 años nacidos en Judá al no poder encontrar a Jesús.

Y es que una de las equivocaciones más grandes de los judíos fue esperar a un Mesías guerrero, líder militar que los liberaría de las injusticias de Herodes y del yugo romano. Esperaban un “superman” que los liderara hacia la victoria sobre todos aquellos que los gobernaban. 

Nada más lejos de la realidad. El Mesías llegó, sí. Pero no como un líder militar, sino como un niño envuelto en pañales que apacentaría a Su Pueblo de una forma que nadie esperaba: con amor, poniendo a los demás por delante de uno mismo, ofreciendo gracia y misericordia al que falla, poniendo a Dios en primer lugar para que todo lo demás se coloque en el lugar correcto.

El Mesías, el Cristo, el Rey de los judíos, llegó. Fue un rey inesperado, sí, pero sin duda era el rey que tu corazón y el mío necesitaba.
Celebremos nuestra Navidad Simple, celebremos una Navidad centrada en Cristo y en las personas a nuestro alrededor. Celebremos con un corazón agradecido por ese Rey en pañales que nació para un día morir en una cruz y darnos vida eterna.

Para hacer –
Hagamos nuestro al amor de Cristo. Piensa hoy en las personas de autoridad en tu vida: tus jefes, tu pastor, los ancianos y líderes de tu iglesia o de ministerio… ¿Qué puedes hacer por ellos hoy? Piensa en una forma sencilla de reconocerlos en el día de hoy. Puede ser algo simple como una tarjeta, algo recién salido de tu horno, una nota de agradecimiento o una simple llamada telefónica agradeciéndoles por su labor y diciéndoles que oras por ellos.  

Edurne

Crecimiento Espiritual, Espiritualidad, Navidad

Paz en la tierra

Image result for jesus movie, birth
Escena de la película: La Historia de la Natividad

Jesús es nuestra paz.  

Cuando fue anunciado proféticamente, uno de sus nombres fue Príncipe de Paz.  Los ángeles cantaron, “Paz en la tierra” en ocasión de su nacimiento. Él mismo dijo “Mi paz os dejo, mi paz os doy…”  La paz verdadera, que no depende de las circunstancias, solo se encuentra en Jesús.

Nuestra colaboradora Wendy ha estado publicando una serie sobre los nombres de Jesús que queremos compartir con vosotras. En esta serie habla sobre el nombre Principe de Paz.  Podéis visitar a su blog WENDY BELLO.

Me gustaría dejar con vosotras una sencilla receta para estos días de celebración.  Un sencillo picoteo para recibir los amigos en eventos informales. Puedes tenerlos a la mano, en recipientes herméticos, para una visita inesperada.  
Picoteo de Cereales 

14 tazas de cereales de maíz 

1 paquete de M&M s 

1 taza y media de chocolate de cobertura

1/2 taza mantequilla sin azúcar

1 taza de mantequilla de cacahuate

1 cucharita de vainilla

4 o 5 tazas de azúcar glas

Derretir la mantequilla por unos minutos en el microondas, añadir la mantequilla de cacahuate y en seguida, el chocolate.  Mezclar bien estos tres ingredientes. Poner la mitad de los cereales en un bol grande.  Añadir mitad del la mezcla de mantequilla, mezclando bien con una cuchara grande.  Poner la mitad de esta mezcla a la vez en una bolsa de papel o plástica.  Añadir 1/2 taza de azúcar glas a la vez mezclando bien, añadiendo más azúcar hasta que los cereales estén cubiertos.  Añadir los M&M s. ¡Listo!  Guardar en un recipiente hermético.

Mara

Crecimiento Espiritual, Espiritualidad, Navidad

Edurne Mencia: NUESTRA JUSTICIA

Para leer –Jeremías 33.14-16
He aquí vienen días,  dice Jehová, en que yo confirmaré la buena palabra que he hablado a la casa de Israel y a la casa de Judá. En aquellos días y en aquel tiempo haré brotar a David un Renuevo de justicia,  y hará juicio y justicia en la tierra. En aquellos días Judá será salvo,  y Jerusalén habitará segura,  y se le llamará: Jehová,  justicia nuestra.

Para meditar –
Jehová justicia nuestra, Jehová Tsidkenu, el Dios que nos hace justos, sin culpa, que nos declara inocentes, el Dios que nos justifica…
….a través de Jesucristo.

Es a través del sacrificio de Cristo en la cruz, a través de Su sangre derramada para limpiar nuestro pecado que somos hechas justas a los ojos de Dios.

¿Te das cuenta como decía ayer de la trascendencia y la importancia suprema del nacimiento de Jesús? ¿Te das cuenta de que esto es más, mucho más que un arbolito, unas luces, regalos y cenas? ¡Celebramos que Dios ya no ve nuestro pecado gracias al sacrificio de Jesús!
Sin pesebre no hay cruz.

A través de Jeremías, Dios promete a Su pueblo que va a enviar al Mesías y proveer una solución definitiva para el pecado y la separación de Dios. Esa promesa ya se cumplió. El Salvador nació. El Puente entre los hombres y Dios ya fue tendido.
Romanos 5:18-19

Así que,  como por la transgresión de uno vino la condenación a todos los hombres,  de la misma manera por la justicia de uno vino a todos los hombres la justificación de vida. Porque así como por la desobediencia de un hombre los muchos fueron constituidos pecadores,  así también por la obediencia de uno,  los muchos serán constituidos justos.

2 Corintios 5:21Al que no conoció pecado,  por nosotros lo hizo pecado,  para que nosotros fuésemos hechos justicia de Dios en él.

Esta Navidad celebremos con gozo inefable que Dios es nuestra justicia, que Jesús tomó nuestro pecado en su totalidad y que somos justificadas a través de Él.

Para hacer –¿Por qué no decorar nuestras casas, nuestras puertas, nuestros árboles también con la cruz? Hagamos la cruz de Cristo parte de nuestra celebración navideña. No dejemos de hablar con nuestros hijos de que nuestro gozo por el nacimiento de Jesús es, en el fondo, la celebración de nuestra salvación, algo que se hizo posible gracias a Su sacrificio en la cruz.
Te dejo hoy algunas ideas con cruces:

Contenta en Su servicio,

Edurne

¿Quieres más ideas? Tienes muchas más en mi tablero de Pinterest “Navidad Simple”

Día de Reyes, Espiritualidad, Familia, Feliz Año Nuevo, Navidad

Los 12 días de Navidad

Unos de los retos que mi marido y yo siempre hemos tenido en nuestra familia fue enfocar en lo importante y verdadero con nuestros hijos, eso cuando todo les invita al consumismo. Seguramente hemos fallado en ocasiones, pues también nosotros somos tentados con el mirage de estas épocas.

Hemos llegado a la conclusión que si queremos enfocar en lo principal, tenemos que planear y tener disciplina. Así que dejo un plan de lectura bíblica para estos días. Empieza cada día leyendo y charlando sobre el texto con tus hijos. Eso ayudará que el enfoque cambie y que tengáis FELICES FIESTAS, de verdad.

Estas son las lecturas especiales hasta el día de los Reyes.  Que podamos centrarnos en Jesús, su venida, sus propósitos, su plan para nosotros.

1. Lucas 2:1-20 – 25 de diciembre

2. John 1:1-5 – 26 de diciembre

3. Juan 1:9-14 – 27 de diciembre

4. Lucas 2:21-35 – 28 de diciembre

5. Lucas 2:36-40 – 29 de diciembre

6. Mateo 2:1-12 – 30 de diciembre

7. Mateo 2:13-18 – 31 de diciembre

8. Mateo 2:19-23 – 1 de enero

9. Lucas 2:41-52 – 2 de enero

10. Juan 3:16-21 – 3 de enero

11. 1 Juan 4:7-10 – 4 de enero

12. 1 Juan 4:11-16 – 5 de enero

Mara