Cosas de Casa, Familia

Vuelta al Cole

¡La vuelta al cole!“Los encuentros y desencuentros entre el niño y sus cuidadores  durante los primeros años de vida constituye un auténtico aprendizaje emocional”.  Daniel Goleman

Hace poco tiempo estaba en una sala de espera de una consulta. Había a mi lado un niño de unos 6 años jugando con su móvil, a su lado su madre  también con su móvil chateaba con alguien. Pasado unos 10 minutos en niño  en voz baja pedía algo para su mama. Como ella no le atendió, él siguió con sus peticiones. Al no conseguir la atención de la madre el niño empezó a dar vueltas en círculos, al rato, que nos pareció mucho, la madre le cogió con fuerza  por el brazo y le dijo.- “¡deje ya  tonterías!”  y siguió chateando…..

Al leer esta historia pienso que a cada una de nosotras nos ha hecho empatizar con el niño.   Podemos ver cómo este niño estaba buscando  desesperadamente la atención de su madre. Pero  también podemos  actuar   igualmente a esta madre. Vivimos en un mundo laboral que no entiende de  los tiempos de un niño. Y nosotros agotados y presionados por  el tiempo del mundo laboral, de nuestras obligaciones  como madre y esposas somos  enredados a no dar  tiempo de calidad que los niños requieren. Pero, para desarrollarse  como personas  con  Inteligencia Emocional los niños necesitan tiempo de calidad con sus padres.

pinterest

¿Qué es la Inteligencia Emocional? Salovey  y Mayer identificaron cinco capacidades parciales que integran la inteligencia Emocional que son:a. Reconocer las emociones.  b. Saber manejar las propias emociones c. Utilizar el potencial existented. Saber ponerse en lugar de los demáse. Crear relaciones sociales

Unas de las maneras de desarrollar estas habilidades es mantener conversaciones con los niños. Aprovechemos los huecos que tenemos  de traslado en el coche, en las filas, en las salas de espera para entablar conversaciones con ellos. Al inicio pude parecer raro al niño, pero se insistís en esto ellos disfrutarán. Empiece contando tus gustos a él,  y le pregunte los suyos, después  pude ser tus sueños y cómo te siente  no de una manera profunda que le sea comprensible. Luego ellos te contarán sus cosas y disfrutarán juntos. ¡La alegría en familia es  muy importante para que el niño pueda desarrollarse  todas sus capacidades emocionales!

Otra manera práctica de entablar conversaciones  con los niños es haciendo actividades con ellos, como cocinar  por ejemplo. Los niños y adultos se relajan desarrollando una actividad que les de alegría. Cocinar es una actividad relajante  y al mismo tiempo nos trae  un retorno inmediato y concreto (al que el niño pude coger con las manos)  del esfuerzo realizado, o sea, pude alegrarse con el. Esto es muy importante porque al estudiar el niño obtienen resultados  a largo plazo (como son los exámenes) y no como un dulce que pude coger, oler, degustar y tocar etc.

Las experiencias sensoriales también son importantes; ¿Quien  no se acuerda de un dulce de su infancia? ¿o de la comida de su abuela?Al cocinar con el niño deje que  se divierta. No es necesario que salga perfecto, sólo que disfrutemos  juntos del resultado. ¡La alegría de vivir aumenta nuestra inteligencia emocional!

“Panal de miel son las palabras amables: endulzan la vida y dan salud al cuerpo” (Proverbios 16.24)

¿Vamos a cocinar?

 He decorado estas tartas  con  gominolas, son muy fáciles de montar y decorar pues he utilizado los bizcochos comprados. Como no es necesario cocinar los rellenos y  la cobertura,  ¡los niños pueden participar en todo!   ¡Y les encantará  participar en la decoración!   

Tarta de gominolas


Ingredientes: 1 paquete con 3 bizcochos (los he comprado de Mercadona). 

1º Relleno y cobertura

1 tajo de dulce de leche pequeño ,150 g de queso Filadelfia

Decoración

1 paquete de nubes rosa y blanca (Mercadona) ,1 paquete de gominolas.

Modo de preparo: Batir el queso filadelfia y mezclar el dulce de leche. Dejar en la nevera.  Almíbar: Llevar al fuego   2 ciruelas lavadas y picadas  mezclada con 3 cucharas de azúcar y 1 taza de agua y deje hervir 4 minutos. Reserve

Preparo:   Separe los bizcochos con un cuchillo plano o espátula y  báñelos con el almíbar. Sobre una fuente de servir  ponga un de los bizcocho, ponga  una  capa gruesita  del relleno elegido, otra capa de bizcocho y así sucesivamente hasta terminar con una capa del relleno que servirá como cobertura.  Ponga las nubes alrededor de la tarta y con un cuchillo calentando en agua caliente  corte las  nubes que va a poner  por encima. Mida las nubes para que al cortarlas  se queden mas o menos del  mismo tamaño de las nubes que decoran la lateral. Luego  deje que los niños pongan  las gominolas como más les guste.

Tarta Hello Kitty

Relleno y cobertura

500 ml de nata muy fría, 6 cucharas de azúcar glas, 1 cucharada de zumo de limón

Decoración

1 paquetes de obleas (Dr. Oetker), 1 Tajito de corazones multicolores (Dr.Oetker)

Modo de preparo: Montar la nata con el limón e ir añadiendo el azúcar. Dejar  en la nevera

Preparo: Montar la tarta como la anterior. Distribuir  la última capa de nata uniformemente. Distribuir las obleas y los corazones de azúcar dejando  libre la creatividad  de los niños. 

Rosa del Pino

Crecimiento Personal

“No fue culpa tuya” … secuelas del abuso

Cada a vez que veo esta escena me estremezco, y sí, hubo un tiempo que ni siquiera la podía mirar y la quitaba, porque era tanto el dolor que yo sentía en mí que no lo podía asumir…. Es un dolor que sale desde lo más profundo de nuestras entrañas….
Pero hoy puedo mirar la escena, hoy puedo saber que ese abrazo me lo dieron un día para fundirme en el amor de Dios, en su ternura, en su perdón y restauración…
Y hoy puedo mirar la escena recordándome, “no fue culpa mía”. No fui yo la responsable, no fue mi hermosa sonrisa, que Dios me dio la que provocó…. No fue mi alegría que provocó deseo en otros, no fue…. Y así podría seguir, porque con cuantas mentiras nos inunda Satanás cada día recordándonos el pasado. 
Si hemos decidido seguir a Cristo, somos hijas de Dios, hemos creído, recibido la salvación, pero estamos atadas al dolor del abuso ¿por qué? Porque en la mayoría de veces no hemos contado a nadie de nuestro abuso, dolor, nos hemos creído durante años todas las mentiras que Satanás ha puesto en nuestra mente herida y como consecuencia hemos tomado hábitos pecaminosos y no los reconocemos ya que somos las víctimas y son defensas erróneas que aplicamos para no sentir el dolor profundo que nos producen.
Así viví por largos años, sirviendo en mi comunidad cristiana, llenando mi vida de actividades, viviendo en una prisión emocional, hasta que me enamoré de mi marido, quien me amaba tal como era, ”sin merecerlo yo” al menos eso es lo que yo creía. Cuando nos casamos dependía absolutamente de él, y por primera vez fui libre para expresar mi dolor y frustración. Eso produjo en mí ataques de ira incontrolables cuando no controlaba las situaciones y no recibía las respuestas de mi marido que necesitaba. El gran error es que no acudía a Dios y mi marido no me podía dar lo que necesitaba, sanidad y restauración a través de amor perfecto y un perdón profundo. 
Dios me dio la promesa de Jeremías 29:11 durante años y yo me agarré a ella como mí respirar diario. Dios en su misericordia me guió a ayudar las personas en el tema de Sanidad interior, donde pude hablar lo que nunca había sacado de mi corazón y aprendí a perdonar, perdonarme y corregir muchos hábitos incorrectos. Entender que no soy culpable y que Dios me ama a pesar de tantas debilidades, que día a día estoy corrigiendo y luchando para que no me dominen. 
Ahora soy Su seguidora y quiero ayudar, para dar de su palabra y consolación, para abrazar a mujeres con los sufrimientos profundos de sus heridas y que puedan recibir el bálsamo de su amor y restauración. Y mi corazón está profundamente agradecido por toda su bondad, paciencia y fidelidad. Dios me da la mano cada día, a pesar de mis fallos y debilidades, siento su fuerza y cada día camino con fe, decidiendo que Él es el que gobierna mi vida, no mi dolor ni mi pecado. Él me da nuevas fuerzas cada día y me da paz profunda para reflejar su gloria a los que me rodean!
Os deseo compartir una reflexión corta pero muy profunda de una amiga que siempre se había rechazado físicamente por el abuso que recibió. Después de trabajar su herida y permitir que Dios la cubriera de su amor, sintió una profunda reconciliación con su propio cuerpo y así lo expresó y me lo compartió:
Reconciliación con mi cuerpo

El cuerpo me lleva, me sostiene, tengo que amarlo y cuidarlo.Mi cuerpo es hermoso. Es obra de Dios. Este cuerpo bonito ha dado a luz a mis hijos, los ha llevado durante nueve meses. Los ha amamantado. Les da calor y cobijo, amor y caricias. Este cuerpo bonito alegra los ojos de mi esposo, le satisface. Este cuerpo bonito también me satisface a mí.Mi hermoso cuerpo da calor y cobijo a mis amigos y amigas, les abrazo, les beso.Este cuerpo bonito canta para Dios, baila para Dios, muestra su belleza porque soy corona de la creación.Este cuerpo bonito me lleva a todas partes, hace que la gente se fije en mi cabello, en mis ojos, en mis brazos amorosos.Este cuerpo bonito es un regalo de Dios para mí. Lo diseñó cuidadosamente, el color de mi iris, la forma de mis caderas, el tamaño de mis rizos. Gracias Dios mío por mi cuerpo, no permitas q me olvide que es un cuerpo para bendición.
Deseo, que todas vosotras, las que aún tenéis secretos, heridas sin sacar, que seáis tan valientes como esta amiga que después de muchos años abrió su corazón para dejar entrar el amor profundo de nuestro Padre Celestial y así recibir la restauración y sanidad de nuestro amado Jesús. 
Reconozco que este proceso es doloroso, pero solo en el Dios Todopoderoso lo podemos realizar y conseguir la sanidad. Él nos da nuevas fuerzas cada día. Tiene un ejército de ángeles cuidando de nosotras, nos cubre de paz y nos da entendimiento y nos guía cada día para recibir de su bendición. Él nunca nos deja solas, nos guía a esa persona cercana para que el proceso de la sanidad interior sea más tranquilo y liviano, para que no lloremos solas y compartamos los momentos alegres y los milagros que experimentamos.

Cada día es un paso de fe, “Encomiendo al Señor tu camino, tu dolor, tu soledad, etc… confía en Él y Él hará.” Salmo 37:4
Muchas bendiciones y Dios os bendiga profundamente

Susana