Crecimiento Personal

Somos seres sociales

El poema que aparece a continuación del argentino Federico García Hamilton puede darnos una nueva perspectiva sobre la amistad y las relaciones personales. En Su Sabiduría, Dios mismo nos indica que:

Con este poema, que presentamos a continuación, podemos identificarnos y hasta podemos imaginarnos que en algún momento, hemos pasado por una situación similar:

LA CUESTA DE LA VIDA

(Federico García Hamilton)

Si un día el camino, que venía liviano/

Se te vuelve oscuro, y encima empinado/

Buscá a tus amigos, tomales sus manos/

Apoyate en ellos, para repecharlo.

No lo intentes solo, no podrás lograrlo/

Y si lo lograras, será a un costo alto/

Con los que te quieren, se hará más liviano/

Y todo lo oscuro, un poco más claro.

Cuando el cuerpo afloje, te sientas cansado/

Cuando la tristeza, a tu alma haya entrado/

Buscá a tus amigos, buscá a tus hermanos/

Contá con nosotros, que para eso estamos.

Lo oscuro permite, distinguir lo claro/

Se conoce el dulce, probando lo amargo/

Tras subir la cuesta, se disfruta el llano/

Así es nuestra vida, te lo juro hermano.

En los tiempos duros, encontrarás manos/

Abiertas, tendidas, de amigos, de hermanos/

Ya para empujarte, ya para un abrazo/

Y al fin de la cuesta, disfrutá del llano!

Photo by Duy Pham on Unsplash

Podríamos concluir que las relaciones personales sanas nos brindan la oportunidad de contar con personas a nuestro lado, sinceras y preocupadas por nosotras.  Si bien es cierto, en algunas ocasiones, el desafío puede ser mayor, pues las circunstancias nos imposibilitan vislumbrar a lo lejos la salida o la luz. Pero lo maravilloso de tener al Señor Jesucristo en nuestras vidas es que no debemos olvidar quien es nuestro más grande e importante amigo . Porque como dice el Evangelio de San Juan 8:12, otra vez dijo Jesús:

Un abrazo a ti, valiosa amiga.

Nilda

Crecimiento Personal, Familia, La Biblia, Uncategorized

“Padres, seamos honestos”

La honestidad es una cualidad cada vez más rara en todo el mundo, donde muchos hacen tratos enagañosos, aceptan sobornos; mienten, roban etc.

Para nosotros como padres, es un reto pero no imposible. Tomando pequeños pasos hacia la integridad, podremos marcar la diferencia.

Es importante transmitir a nuestros hijos principios de integridad; la honestidad distingue. Eso se nota. Infelizmente a cada día menos personas la practican.

Medita un poco: ¿De que forma hemos sido deshonestos con nuestros hijos?

He escuchado como algunos padres se niegan a abrir la puerta o contestar el teléfono y  decir, “dile que no estoy” a sus hijos.

Enseñamos a los hijos a mentir desde temprano, pero muy pronto este ejemplo se reflejará en otras areas de la vida.

Un autor dijo “los principios de un hombre honesto son permanentes”.


Practicar la honestidad delante de nuestros hijos a través de las palabras y promesas cumplidas, tendrán su fruto en tiempo oportuno.

Miremos juntas: Dios espera de nosotras honestidad, nuestros hijos esperan honestidad. Que nuestro sí sea sí y nuestro no sea no. Digamos la verdad siempre. Si hacemos promesas seamos cumplidoras.

No hurtes, no mientas, seamos cabales en nuestra manera de vivir.

Procuremos hacer todas las cosas honradamente, no solo delante del Señor sino también delante de los hombres. 

No permitas que en tu familia exista el engaño.

¡Cuidado con lo que haces!//¡Cuidado con lo que dices!

Proverbios 11 :1 y 3 (Trad. en lenguaje actual TLA)

Dios rechaza a los tramposos,
pero acepta a los honrados.

 Al bueno lo guía la justicia;
al traidor lo destruye la hipocresía.

Procuremos ser diferentes. Quizás nos miren raro, no pasa nada. Ofrezcamos nuestro granito de arena para que estos valores no se pierdan.

Al Único y Sabio Dios

Jess

Crecimiento Personal

Amigas: por Rosa Prince

Esta publicación es de hace unos años de nuestra amiga Rosa Prince que no ha podido vencer su batalla en contra del cancer:

La imagen puede contener: una persona, sonriendo

Uno de los mejores regalos que nos hacela vida son los amigos…

los encuentras de muchas maneras… los diferentes amigos nos aportan distintos tipos de amistad… por como son sus personalidades, por como es la necesidad del momento en la amistad


            …pero, si que hay unos amigos muy particulares…estos amigos especiales que solo con saber que están ahí te sacan una sonrisa del alma. 
Amigos donde los intereses no existen, donde no hay compromiso alguno más que el de la propia voluntad…
Se ayudan, se apoyan, se consuelan…Conocen del otro tanto como de si mismos, sus gustos, sus sentimientos, sus actividades diarias, sus entornos, sus familias, y sus sueños más profundos…


¿Qué buscamos?
la fidelidad     el entendimiento     la confianza

El empujarnos a ser mejores…
…las risas incontrolables por la mirada compartida y compenetrada… 
a alguien al quien cuentas tus penas, alegrías y problemas…
a alguien con quien encuentras apoyo siempre que lo necesitas…
a alguien que tiene tu bien en mente, siempre pensando en lo mejor de ti, y para ti…


En el libro de sabiduría – Los Proverbiosencontramos otras reflexiones acerca del amigo…
Proverbios 17:17- “En todo el tiempo ama el amigo, y es como un hermano en tiempo de angustia.”
Proverbios 18:24- “El hombre que tiene amigos ha de mostrarse amigo…”
Proverbios 27:6- “Fieles son las heridas del que ama…”


Disfrutad de los amigos. Sed buenos amigos. Amigos hay muchos… hay que elegir con prudencia.
Estos pensamientos son unas reflexiones personales, y una compilación de pensamientos de otros amigos, compartido con su permiso.

Rose Prince

Crecimiento Personal

Amigas intencionales

Dice la Real Academia Española que intencional es sinónimo de deliberado, algo que se hace a propósito. Y quizá, luego de leer el título de este artículo, te preguntes qué tiene que ver todo eso con la amistad. ¡Mucho!

Hace un tiempo he descubierto que dada la naturaleza de los tiempos que vivimos: largas distancias, muchas ocupaciones y responsabilidades, las amistades sin querer se descuidan o quedan completamente abandonadas. Incluso he escuchado a algunos decir que “no hay tiempo para eso”.

Es ahí donde entra la palabra intencional. Las amistades, si queremos que sean profundas y de calidad, necesitan que les dediquemos tiempo; que a propósito busquemos el espacio para compartir y conectarnos a un nivel más allá del mensaje de texto o la llamada telefónica ocasional.

Tengo una amiga que me ha enseñado mucho al respecto. Quizá porque es life coach (mentora personal) o porque simplemente le apasiona todo lo relacionado con cultivar amistades. Vivimos a 42 millas de distancia (67 kilómetros). ¡Eso es muchísimo! Y si añadimos el factor tráfico, entonces la distancia pudiera parecer más larga. De hecho, con un tráfico normal nos toma 50 minutos recorrela. Sin embargo, eso no ha sido obstáculo para cultivar nuestra amistad. Cada mes hacemos tiempo para reunirnos, aunque sea una vez, y salimos juntas a comer. Esas dos, tres horas son una bendición. Y sé que hablo por las dos.

Ahora bien, no solo somos intencionales en hacer tiempo para vernos, también lo somos en apoyarnos, en preguntarnos cómo puedo orar por ti, qué proyectos tienes para esta semana. Ella es una de esas amigas que me acerca a Dios y me ayuda a crecer.

Y en eso también tenemos que actuar de manera deliberada. Al escoger las amistades tenemos que ser sabias. Como mujeres cristianas necesitamos primero que nada alguien que ame a Dios como nosotras y nos desafíe a buscarle más, a conocer su Palabra, a profundizar en nuestra relación con él.

Además es sabio escoger amigas que te ayuden a ser tu mejor versión. Alguien que te impulse a alcanzar tus metas, se interese por tus sueños, y que al lograrlos se alegre contigo genuinamente. Una amiga que cuando tal vez te desanimes, ore por ti y te ayude a mirar las cosas desde otro ángulo. Y por supuesto, lo mismo en dirección opuesta; es decir, ser nosotras esa clase de amigas.

¿Sabes? Las mujeres somos un poco complicadas también en este aspecto. Una verdadera amistad está libre de celos, de competencia. Una amistad a la manera de Dios es aquella en la que actuamos con toda sinceridad. Me gusta decirlo así: es una relación en la que puedo ser yo misma sin temor a rechazo o a cómo la persona tomará cada palabra o acto de mi parte. Y claro, si surgen conflictos, buscamos solucionarlos. Por experiencia sé que mientras más tiempo lo dejamos, más difícil se hace.

Con los años también he descubierto que quizá no vamos a tener muchas amigas así, pero si queremos algunas, o si ya las tenemos, es necesario ser intencionales y cuidar la relación.

La amistad fue idea de Dios; él llamó a Abraham amigo, y Jesús nos llama amigos. Creo que una vida plena y abundante también es aquella donde disfrutamos de amigos de verdad. Hagamos nuestra parte para ser amigas intencionales.

Bendiciones,

Wendy

Publicado originalmente en wendybello.com  

Uncategorized

Tarde con amigas y … Pavlova

No hay nada mejor.

Era una tarde de jueves y teníamos el deseo de celebrar el cumpleaños de mi amiga Raili y el mío. Los dos son en el mes de marzo, con pocos días de diferencia. Así que nos reunimos unas cuantas amigas(no todas las que son) para saborear una merienda con la tarta al final, claro…

Parece mentira cómo pasa el tiempo cuando estás en buena compañía. Podemos estar hablando de nuestras cosas, problemas, proyectos y familias por horas y… nos falta tiempo. 

Dios es bueno; me ha dado unas amigas tan geniales y maravillosas, que me inspiran, me animan y me ayudan a enfrentar problemas. Todas somos muy diferentes pero eso no es un obstáculo sino una fuente de riqueza.

En todo tiempo ama el amigo, para ayudar en la adversidad nació el hermano. 

Proverbios 17:17

Os dejo un enlace dónde se puede encontrar una muy buena receta para hacer el merengue, que es la base para la Pavlova.  Después es solo cubrir con nata montada y frutas al gusto de uno. 

María Lunarillos comparte recetas de merengue francés y japonés en su blog.

¡A disfrutar de esta delicia en compañía de amigos!

Mayte