Cosas de Casa, Recetas

Pavlova: celebrando la primavera

Nota editorial: hablaban ayer en las noticias como esta cuarentena ha despertando el deseo de cocinar en muchas personas. Aquí os dejamos una receta compartida por Rose que lleva varios pasos y un poco de tiempo, pero como tiempo tenemos ahora mismo, animémonos … además como no podemos salir, disfrutemos de los colores primaverales a la mesa.

Hoy vamos con un clásico de Nueva Zelanda: el postre Pavlova. Este es un delicioso postre elaborado con merengue y frutos rojos. 
Por fuera es muy crujiente y por adentro muy cremoso. Su nombre se debe a la bailarina de ballet, Anna Pavlova. Si aún no lo has probado, la mejor manera de hacerlo es prepararlo tú mismo, así que presta atención, hoy aprenderemos cómo realizarlo. 


Para el merengue:

5 claras de huevo, 275 g de azúcar glas, 1 c.s. de vinagre de vino blanco, 2 c.c. de maicena.

Para el relleno:
500 ml de nata para montar, 100 g de azúcar.

Para decorar: 150 g de moras, 150 g de fresones, 150 g de frambuesas, 50 g de arándanos, 2 racimos de grosellas, menta fresca, 50 g de azúcar glas.

Modo de hacer:

El merengue:

Batir las claras de huevo a punto de nieve. Añadir, poco a poco, el azúcar glas. Añadir el vinagre y espolvorear la maicena. Recubrir luego una placa de horno con una hoja de papel para horno y precalentar el horno a 80ºC. Poner el merengue en el centro del papel en forma de montaña y, con una cuchara de metal, extender formando un círculo.. Hornear a 80ºC durante 2 horas, hasta que esté duro. Sacar del horno y dejar enfriar.

El relleno:

Batir la nata con una batidora eléctrica y añadir, poco a poco, el azúcar a velocidad media hasta que esté montada. Poner la nata montada en una manga pastelera con una boquilla rizada y cubrir el nido de merengue con la nata montada.

Presentación:

Decorar la tarta con las moras, el fresón, la frambuesa, los arándanos, las grosellas .

El temor de Jehová es limpio…deseables son más que el oro, y más que mucho oro afinado: Y dulces más que miel… Salmos 20. 10

Rose

Uncategorized

Tarde con amigas y … Pavlova

No hay nada mejor.

Era una tarde de jueves y teníamos el deseo de celebrar el cumpleaños de mi amiga Raili y el mío. Los dos son en el mes de marzo, con pocos días de diferencia. Así que nos reunimos unas cuantas amigas(no todas las que son) para saborear una merienda con la tarta al final, claro…

Parece mentira cómo pasa el tiempo cuando estás en buena compañía. Podemos estar hablando de nuestras cosas, problemas, proyectos y familias por horas y… nos falta tiempo. 

Dios es bueno; me ha dado unas amigas tan geniales y maravillosas, que me inspiran, me animan y me ayudan a enfrentar problemas. Todas somos muy diferentes pero eso no es un obstáculo sino una fuente de riqueza.

En todo tiempo ama el amigo, para ayudar en la adversidad nació el hermano. 

Proverbios 17:17

Os dejo un enlace dónde se puede encontrar una muy buena receta para hacer el merengue, que es la base para la Pavlova.  Después es solo cubrir con nata montada y frutas al gusto de uno. 

María Lunarillos comparte recetas de merengue francés y japonés en su blog.

¡A disfrutar de esta delicia en compañía de amigos!

Mayte