Uncategorized

¿Inteligente o sabia?

Una mujer sabia

Sabiduría e inteligencia son dos cosas muy diferentes, la Real Academia de la Lengua Española nos lo demuestra:

inteligencia. (Del lat. intelligentĭa).

  1. f. Capacidad de entender o comprender.
  2. f. Capacidad de resolver problemas.
  3. f. Conocimiento, comprensión, acto de entender.

sabiduría.

  1. f. Grado más alto del conocimiento.
  2. f. Conducta prudente en la vida o en los negocios.

De manera que se puede ser muy inteligente, con gran capacidad para entender o comprender, pero la sabiduría va más allá de la capacidad, está presente en nuestro actuar. Nuestro mundo está lleno de mujeres inteligentes, pero lamentablemente tenemos una escasez de mujeres sabias. Yo quiero pertenecer a ese segundo grupo, y espero que tú también.Llegar a ser una mujer sabia es una especie de viaje, pero un viaje de todos los días. Lo bueno es que tenemos una garantía excelente porque Dios nos promete en su Palabra que si se lo pedimos, nos dará sabiduría. Y no en una medida estrecha, sino amplia (Santiago 1:5). 

Ese es el paso inicial, pero hay mucho más.

Fue justo como parte de ese viaje que me dediqué a explorar el libro de Proverbios, porque en sus páginas se encierra todo un caudal de consejos sabios. De esa búsqueda surgió este libro, “Una mujer sabia”.  En él vamos a explorar los diferentes rasgos que caracterizan a esa mujer: cómo maneja su hogar, cómo se relaciona con su familia y sus amistades, cómo organiza sus finanzas, su tiempo, etc., y todo entretejido con experiencias de la vida que cualquiera de nosotras pudiera haber experimentado. 

La meta de alcanzar la sabiduría pudiera parecer difícil, pero en este libro descubrirás que con la ayuda de Dios, y la disposición a seguir sus principios, sí puede lograrse. En este enlace puedes ver el video promocional del libro. Y para adquirirlo, haz clic aquí. Muchas bendiciones,

Wendy

Recetas

Las croquetas de Mayte

Un saludo para todas las amigas lectoras.           

¿Nunca os ha pasado que dejáis de hacer una comida por no encontrar la receta perfecta? A mí me ha pasado con la receta de las CROQUETAS. 

Unas veces me salía la bechamel demasiado blanda. Era una tortura freírlas, porque el aceite saltaba por todas partes.

Oras, me salía demasiado dura y no era muy agradable comerlas. Ya no quería seguir experimentando, hasta que una amiga me aseguró que ella hacía unas croquetas con una receta que siempre salían bien.

Un día me atreví a intentar probar esta receta “infalible”. Fue una sorpresa y una fiesta, para mí y para mi familia también. Por fin había conseguido hacer las croquetas y no era tan difícil.

Quería compartirla con vosotras porque de verdad que sale muy bien. Se pueden hacer de lo que se os ocurra y cuando están formadas con el huevo y pan rallado, se pueden congelar para otro día. 

Cuando estaba dándoles forma, pensaba en cómo Dios trabaja conmigo, dándome forma, para poder parecerme más Él.

He aquí que como el barro en la mano del alfarero, así sois vosotros en mi mano.     

Jeremías 18:6

                                        
INGREDIENTES  

4  cucharadas soperas de harina, bien llenas            

800 ml de leche            

Un trocito de cebolla muy picadita.            

1 pastilla de caldo o en su lugar sal.            

pimienta y nuez moscada al gusto.            

Aceite de oliva.

Poner el aceite que cubra el fondo de la cazuela, añadir la cebolla y cuando esté muy pochada, añadir toda la harina. Freír bien la harina porque si no sabrá a crudo. Id añadiendo la leche de poco en poco sin dejar de remover para que no se hagan grumos. Añadir las especias y el pollo en trocitos muy pequeños, o jamón o atún, huevo cocido … todo lo que se os ocurra. Hay que trabajar la masa bastante hasta que espese. Poned la bechamel en una fuente extendida para que se enfríe. Cuando está fría, se hace la forma y se reboza primero con huevo  y con pan rallado. Y freír en abundante aceite.

Espero que disfrutéis de esta receta.

Mayte

Salud y Belleza

Maquillaje para pieles maduras

Hoy los consejos son para las mujeres ¡en la mejor fase de la vida!

No existe esto de que “ya soy mayor para eso” y “esto es para las jóvenes”.  Después de todo la palabra de Dios es clara: 

Aun en la vejez fructificarán; Estarán vigorosos y verdes.

Salmo 92:14

Un número de factores son importantes para llegar a la vejez en buenas condiciones, ya sea mental, espiritual o física. Dios está mucho más interesado en nuestro interior, pero eso no quiere decir que el exterior sea despreciable. Tenemos que ser buenas con nosotras mismas ¡¡para dar el fruto que el Señor espera de nosotras !!!

Mi objetivo es ayudar a realzar la belleza que Dios os ha dado.

Hoy en día, en el mercado, existen numerosos cosméticos anti-edad y una serie de maquillajes dirigidos a la piel más madura.

A continuación se presentan algunos consejos importantes:

1. La hidratación de la piel es esencial antes de aplicar cualquier maquillaje.
2. Se usa un producto “primer”, ya que da una apariencia aterciopelada a la piel, además de cubrir los poros y fijar la base.
3. La base debe ser líquida, ¡¡¡siempre!!!  Aplicar una capa muy ligera, así deja la piel con una apariencia más natural.
4. Se usa un polvo para sellar la base. La mejor opción es polvo suelto.
5. Siempre utilizar un blush en las mejillas para ocultar la palidez que deja la base.
6. Evitar iluminadores, sombras y delineador de ojos metálicos. Dar preferencia por tonos opacos y neutrales.
7. La barra de labios debe ser lo menos cremosa posible, no se recomienda el uso de brillo.

Andréia

manualidades, Scrapbooking

Tarjetas de agradecimiento

Aunque no es una costumbre muy extendida en España, sí lo es en otros países:  enviar tarjetas o notas de agradecimiento a personas muy preciadas para nosotras o incluso algunas no tan conocidas, pero que en un determinado momento nos han hecho un favor. 

Hay un refrán español que dice “De bien nacido es ser agradecido”.  Os dejo dos ejemplos de tarjetas de agradecimiento son muy fáciles y os dejo los materiales que necesitáis. 

Materiales necesarios : 
– Cartulina blanca o en un color de tu elección, la medida será: abierta 23 cm x 17 cm y cerrada 11,5 cm x 17 cm 
– Regla 
– Lápiz para marcar las medidas 
– Pegamento – Algún sello con la palabra ” Gracias ” o ” Thank you” – Tinta para el sello 
– Adornos para la tarjeta como brillantitos, cintas, washi tape, algún elemento troquelado, etc. 

También en la Biblia se nos habla de dar gracias o ser agradecidos, os dejo dos versículos: 

Dad gracias en todo, porque esta es la voluntad de Dios para con vosotros en Cristo Jesús. – 1 Tesalonicenses 5:18 

De gracia recibisteis, dad de gracia” – Mateo 10:8

Crecimiento Espiritual, Crecimiento Personal

Aprende a agradecer

A todos por naturaleza nos cuesta ver lo bueno de cada cosa, a algunos más y a otros menos, Algunos ven el vaso medio vacío y otros el vaso medio lleno. Eso es un hecho, pero aprender a agradecer cualquiera sea la situación que nos está pasando, eso sí es difícil, pero tenemos que hacerlo … aprender.

Os cuento que hace unos pocos meses me sucedió algo que quisiera contaros.

Se me perdieron las gafas de ver, las graduadas bifocales de sol, un día las tenía y al otro ya no. Eran unas gafas caras y necesarias para mi vista. Y me dije, “uf, no voy a comprar otras, son muy caras”, y estuve dos meses esperando qué hacer. Finalmente decidí que debía hacerlas por mi vista. Cuando fui a la óptica me graduaron de nuevo y cuál fue mi sorpresa, que mi vista había cambiado mucho, había empeorado y necesitaba más graduación.  Después de hacerme las gafas nuevas, pensé, “si no se me hubieran perdido las gafas anteriores pues no sabía que necesitaba más graduación”; sí que di gracias a Dios por ese hecho.

En medio de este tiempo tan especial que estamos viviendo de la pandemia del Covid-19, podemos ver lo malo que es, y lo es, pero también podemos ver las oportunidades que Dios nos puede dar, y nos da, y aprovecharlas para ayudar, crecer, y sobretodo, agradecer.

Agradecer es una actitud, una actitud buena que debemos cultivar, no quejarnos por lo que no tenemos, o por lo que tenemos. Yo he tenido que aprender aunque no siempre he sido así.

Estudiando y aplicando lo que Dios nos dice en Su Palabra, la Biblia, en el libro de Filipenses 4:4-8; Pablo insiste una y otra vez en que nos “¡¡Regocijemos, en El Señor, y otra vez que nos regocijemos!!” y nos dice también que “por nada estemos afanosos, sino que sean conocidas nuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias”. Aquí está la clave, “con acción de gracias”, cualquiera que sea nuestra circunstancia,

Además una promesa grandísima es:

“ y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará nuestros corazones, y nuestros pensamientos en Cristo Jesús”

Saber que es Dios mismo el que nos da esa paz es impresionante. Pase lo que pase, nos da la tranquilidad y el agradecimiento de pensar en Cristo Jesús.

Como dice más adelante, “Por lo demás, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad.”

El mismo Pablo tuvo que aprender a contentarse, como dice en Filipenses 4:11, “he aprendido a contentarme cualquiera que sea mi situación”.

Aprendamos a agradecer y seremos más felices.

Myriam

Crecimiento Personal

Porque la edad cronológica no importa

Hace unos meses conversaba con diferentes amigas de cómo vuela el tiempo y pasamos
por alto los cuidados y las enseñanzas de nuestros mayores. Venían a nuestra mente
diferentes personas que aunque longevas, nos trasmiten mucha más vida de la que
podemos imaginar. Su vitalidad, junto con sus experiencias y sus dolores y tragedias
vividas son un pozo de sabiduría para poder seguir adelante en este camino.

La Biblia también nos enseña que nuestra responsabilidad es la de visitar y cuidar de las
viudas y que ellas junto con las mujeres mayores son quienes transmiten los
conocimientos a las más jóvenes para, entre otras cosas, amar a los esposos y a los hijos.
(Santiago 1:27, Tito 2:4, entre otros).

Una de mis amigas de Lima (Perú) me comentaba que una vecina suya de casi cien años
todo los días se arregla, se maquilla sin que nunca le falte el lápiz de labios bien puesto
y se sienta algún rato en su balcón esgrimiendo en todo momento una sonrisa que
invade todo su rostro. Esta amiga también me contaba que su vecina les aconseja no
perder demasiado el tiempo en las cosas efímeras. Así que para los vecinos es toda una
dosis de energía y de ánimos para seguir adelante un día más.

Otra de mis amigas de un pequeño pueblo cerca de Frankfurt (Alemania) nos animaba
con la historia de una de sus vecinas de 101 años y que había celebrado su cumpleaños
con familiares y vecinos. Esta vecina todavía cocina y de vez en cuando prepara algunos
bizcochos o pastelitos para invitar a sus vecinas más jóvenes a merendar o tomar un
café o té, contando su historia y penurias, pero sobre todo, haciendo hincapié en
disfrutar de la vida de una forma positiva. Esta amable vecina coincide con una
costumbre de la otra vecina de Lima: “la sonrisa nunca se borra de su rostro”.

Quizás leíste esta noticia, sobre Varda Yoran, cuya foto aparece al inicio de este post.
Escultora israelí-estadounidense. Nació en China, vivió en Israel y actualmente en los
Estados Unidos.

El artículo completo puedes leerlo en los siguientes enlaces:

https://www.huffpost.com/author/varda-yoran
http://vyoran.com/ huffingtonpost.es

Resumiendo el artículo, esta escultora tiene 90 años y por supuesto no entiende ni
comprende que se le pueda identificar como una persona prescindible debido a su edad;
como ella dice, “llevo un cuarto de siglo siendo anciana”. Ella viene adaptándose a las
nuevas tecnologías para poder estar en continua comunicación con familiares y amigos
de todo el mundo. Aunque debido a esta realidad que vivimos este 2020 su rutina ha
cambiado y por amor a su hija se ha trasladado a vivir con ellos a las montañas de
Peekskill (Nueva York, EEUU). Allí se siente segura rodeada de sus seres más
queridos, sin dejar de asistir a distintas clases y al club de filosofía que ha creado por
Zoom donde hablan de ética, de perdón, de rabia, de creatividad y de muchos otros
temas.

Hubo unos párrafos que me emocionaron sobre manera y que reproduzco aquí:

“Y aún me quedan muchas cosas por hacer”.
“Solo porque tenga 90 años no significa que no me queden cosas por aprender y
destrezas que perfeccionar”.
“No soy prescindible y me entristece que mucha gente piense que la edad es un criterio
para decidir si merece la pena salvar una vida humana o no”
“Tengo más limitaciones físicas y dolencias de las que me gusta admitir, pero eso no me
va a detener”..
“Nuestras vidas, nuestros sueños y nuestra productividad no se acaban cuando
cumplimos 65 años, una edad a la que la sociedad ya decide que eres “suficientemente
mayor. Las personas mayores podemos ser productivas y hacer contribuciones al
mundo con la perspectiva de la edad y la experiencia. No habría que fijar un límite a partir del cual la vida de una persona ya no tiene valor.”
“Mientras sea creativa, mientras siga rodeada por el amor de mis familiares y mis
amigos y mientras aún disfrute de la vida, nadie tiene el derecho a decirme que soy
prescindible”.

Queridas amigas, no perdamos más el tiempo. Si tienes a tu madre, abuela, o algún otro
ser querido cerca de ti, no dudes en decirle que la quieres, que le agradeces por todo lo
enseñado y que estás dispuesta a seguir aprendiendo y entrégale una vez más su vida en
manos de Nuestro Señor y Salvador Jesucristo


Un fuerte abrazo,

Nilda

Recetas

Tarta de Manzana con cobertura crujiente

Hola chicas … os dejo con nuestra colaboradora más televisiva, Débora Corazzari … una vez más nos trae una receta rica y fácil, sin dejar de ser sabrosa. ¡A ver cuando nos vienes a visitar a España, Débora!  — Mara

Medita día y noche el libro de esta ley teniéndolo siempre en tus labios; si obras en todo conforme a lo que se prescribe en él, prosperarás y tendrás éxito en todo cuanto emprendas. Te he mandado que seas fuerte y valiente. No tengas, pues, miedo ni te acobardes, porque el Señor tu Dios estará contigo dondequiera que vayas.

Josué 1:8-9

Me gusta mucho este texto que nos ayuda a confiar en Jesús.  Él nos dice: 
“nunca te dejaré”,
“tengas siempre esta palabra en tus labios para experimentar éxito”,
 “seas fuerte y valiente”,
“Dios está contigo por dondequiera que vayas” …

Quedaos con una de mis recetas, ideal para el otoño e invierno, acompañada de un té o infusión de hierbas.

TARTA DE MANZANA CON COBERTURA CRUJIENTE

Ingredientes para la Masa:

15 gr de levadura biológica

1 cucharita de postre de azúcar

75 ml de leche tibia

1 yema

1 pellizco de sal

250 grs de harina de trigo

125 grs de margarina en trocitos

60 grs de azúcar

Ralladuras de 1 limón

Cómo preparar:

Disolver la levadura en el azúcar, juntar la leche y los demás ingredientes.  Trabajar la masa homogénea, dejar reposar por 15 minutos.  Abrir en el grosor de 0,5 cm y forrar la fuente de tarta.  Reservar.

Relleno:

4 manzanas en cubitos

2 cuchuradas de zumo de limón

1 cucharita de canela en polvo

1 cucharada de ralladura de limón

1 cucharada grande de fécula de maíz

250 grs de azúcar

2 cucharadas grandes de agua (para disolver la fécula de maiz)

Llevar a cocer las manzanas con el azúcar, zumo de limón y canela, mezclando bien todos los ingredientes con una cuchara de madera, hasta que forme una mezcla húmeda.  Añadir la fécula y cocer hasta que se forme una masa.  Juntar las ralladuras de limón y dejar enfriar.  

Cobertura Crujiente:

90 gr de harina de trigo

60 gr de azúcar

70 gr de margarina fría

1 cucharada grande de vainilla

1 cucharada grande de canela en polvo.

Mezclar todo hasta hacer un polvo granulado.  

Montar Tarta:

Poner el relleno sobre la base de la tarta, espolvorear con el polvo de cobertura.  Llevar al horno pre-calentado hasta que esté dorada.  Para servir, puedes espolvorear con un poco de azúcar fino.

Espero que os guste,

Débora

Crecimiento Espiritual, Crecimiento Personal

Empieza bien el día con la práctica de la meditación

La meditación es una práctica que ha demostrado ser beneficiosa para nuestra mente, calmarnos y darnos equilibrio para afrontar las diferentes situaciones de la vida cotidiana, reduciendo el estrés y la ansiedad. Comenzar el día practicando la meditación es una excelente manera de liberar tu mente de pensamientos negativos y preocupaciones. Aquí quiero traeros una sugerencia de meditación paso a paso y también cómo usar la Biblia en este momento. Porque si la meditación ayuda a vaciar la mente de pensamientos negativos, la Biblia nos conducirá a los pensamientos correctos, reflexionando también sobre nuestras actitudes.

A continuación, describo el paso a paso que he estado usando, basado en las enseñanzas de Richard J. Foster en el libro Celebración de la Disciplina.

Paso 1 – Calmarse: comienza tu momento de meditación en un lugar tranquilo y silencioso. Manténgase en una posición cómoda y sin distracciones. Respire hondo y coloque las palmas hacia arriba, simbolizando la entrega de todo lo que te preocupa. Piense en cada situación e imagine que le entrega todo esto a Jesús, uno por uno.

Paso 2 – Meditar en la creación: después de calmarse, imagine un hermoso paisaje natural. Podría ser el mar, un bosque, montañas, etc. Admire cada aspecto de esta naturaleza e identifique en ella la grandeza, la creatividad y los atributos de Dios a través de la creación.

Paso 3 – Meditar en las Escrituras: elija una sección de la Biblia para meditar, puede ser un capítulo completo o algunos versículos. Lea lentamente e imagínese dentro de la situación que se cuenta en la Biblia. Por ejemplo, puede tomar una parábola de Jesús como la del hijo pródigo (Lucas 15:11-32). Imagínese dentro de la historia, como si fuera uno de los personajes. ¿Cuáles serían sus sentimientos? ¿Qué aprende sobre uno misma en esta historia? ¿Y qué aprende acerca de Dios?

Paso 4 – Meditar sobre los eventos actuales: evalúe los eventos que han sucedido en el mundo y en su propia vida. Piense en lo que eso significa según la Biblia. Pídale a Dios que le dé sabiduría para comprender qué hacer o no hacer en cada situación.

Puede empezar a practicar durante 5 minutos y día a día aumentar el tiempo hasta 15 ó 20 minutos. Lo importante es practicar y aprender nuevas lecciones todos los días, llenando su mente de pensamientos buenos y verdaderos, como lo enseña la Biblia misma:

“Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad.

Filipenses 4: 8

Marilia

Familia

La escala: cómo mejorar la comunicación

¿Cuándo escucháis la palabra “comunicación,” que imagináis? Quizás, una persona que sea elocuente o hábil con sus palabras, un buen orador. Sin embargo, en las relaciones, especialmente en las relaciones de pareja, hay un componente de comunicación casi oculto; la habilidad de escuchar. Es importantísimo para nosotros mejorar nuestra comunicación, no solo con las palabras que usamos con los demás, sino también en la forma en que escuchamos a nuestras parejas. Solemos conversar sin escuchar, aunque pensamos que realmente lo hacemos, o ¿no te has dado cuenta de que mientras la otra persona esta hablando, tu estas pensando en que vas a decirle luego? Cuando la otra persona se dé cuenta que no estamos escudándole, no se va a sentir comprendido y validado por nosotros. Hay que practicar una escuchar activa, mejorará nuestra relación como pareja.

Mi marido y yo tememos casi 15 años de casados y tenemos cuatro hijos pequeños. Nunca estamos aburridos. Ambos somos activos en nuestros trabajos, comunidades, pasatiempos y amistades. Incluso antes de tener hijos, nuestros días siempre estaban llenos. Sabíamos desde el principio que teníamos que hacer espacio en nuestro día y en nuestra vida para conversaciones significativas y honestas entre nosotros. Tenemos que priorizar la buena comunicación en nuestra relación.

Pudimos contar con una pareja muy sabia que se reunió con nosotros antes de casarnos y nos equiparon con herramientas para ayudarnos con nuestra capacidad para comunicarnos juntos. Con gran alegría vamos a compartir una de ellas con vosotras. Es sencillo. Casi demasiado simple. Esto es una buena manera de comunicar con claridad, se trata de comunicar cómo te sientes usando una escala del 1 al 10. 1 indica lo más negativo y 10 cien por cien positivos.

Este es un escenario donde recientemente usamos la escala. “¿Le gustaría cenar comida hindú?” Yo respondí con un 5, pero mi marido me dijo, “yo le doy un 9.” Entonces, obviamente, él quiere comer comida hindú, mientras que a mí no me importa tanto. Pero en otra ocasión, él quiere comer hindú otra vez pero yo no tengo ganas de comer hindú, entonces digo “bueno, estoy un 3.” Entonces buscamos otras opciones.

Aquí hay otros ejemplos de preguntas cuando usamos la escala para hacer decisiones.

¿Cómo te sientes físicamente entre 1 al 10?

¿Cómo te sientes espiritualmente entre 1 al 10?

En una escala del 1 al 10, ¿le gustaría tener otro bebé? ¿Y por qué ese número?

¿Deberíamos mudarnos a una nueva ciudad? ¿Quiere comprar ese coche?

Dar un significado numérico a la situación o sentimiento nos permite abrir y clarificar la comunicación entre nosotros. También nos ayuda negociar cuando sea necesario y evitar suponer lo que el otro piensa, siente o cree. Ambos buscamos lo mejor para el otro. Esta herramienta nos ha ayudado a comenzar las conversiones en una manera que ambos nos sentimos escuchados y comprendidos por el otro. Ciertamente ha ayudado a aclarar tantos errores de comunicación y ha creado una manera en la que podemos ser asertivos en nuestras preferencias sin ser ofensivos y evaluar cómo se siente el otro en cualquier tema.

Espero que esta pequeña herramienta de comunicación pueda ayudar a vuestra relación, tanto como ha ayudado a la mía a lo largo de los años.

Krystal

Salud y Belleza

Combina tus joyas de oro con plata y acierta en todos tus looks

Manzanas de oro con figuras de plata es la palabra dicha como conviene               

Proverbios 25:11

Y que difícil es decir lo correcto en el momento correcto. La Biblia nos da muchas instrucciones. Te invitamos a pasar a este enlace: 20 Versículos Bíblicos para pensar

Ahora pasamos a los trucos que nos presenta Rose:

Muchas son las reglas que se han manejado dentro del mundo de la moda como: “Nunca vayas vestida de blanco a una boda”, “No combinar los colores negro y café”, “Nunca muestres las líneas de las medias” o “los zapatos y el bolso deben ir a juego” o “nunca usar joyería plateada y dorada al mismo tiempo”. Pero esta regla ha pasado a ser obsoleta y se ha roto en los últimos años. 

Hasta hace relativamente poco tiempo, combinar en un mismo outfit piezas de joyería de oro con otras de plata era considerado prohibido si queríamos seguir al dedillo las normas básicas y fundamentales para complementar con acierto (y estilo) nuestros mejores looks

Combinar  colores plata y oro en nuestras joyas o bisuterías se ha convertido en toda una tendencia. 

Para salir a cenar, o trabajar, ir de paseo las bisuterías o joyas son un bonito complemento, son el UP en el  look

La plata es un material moderno y fácil de combina;mientras que el oro, incluyendo el oro rosa, es símbolo de elegancia atemporal. 

Hay mujeres que son más del color plata (favorece más a las mujeres de piel morena en las altas temperaturas, como son la mayoría de las latinas). A otras les gustan el color oro (se ve mejor en las mujeres de piel clara),  entonces estarás pensando: ¿Pero esta tendencia de mezclar colores queda bien? ¡Sí, queda bien y sí se puede!  Eso sí, procurando no caer en el exceso ni en el mal gusto. 

En primer lugar, hay que elegir las piezas que te gusten, entonces podrás mezclar entre collares, anillos, pendientes o pulseras en color plateado con accesorios que ya llevan ambos colores para ayudar a crear una buena transición entre todos los elementos. 

Puedes usar  una misma pieza en diferentes colores en el caso de los anillos. Se trata de buscar anillos iguales o parecidos, su look quedará chic. También puedes decantarte por combinar anillos de plata con pulseras o collares de oro del mismo estilo.  

Finalizando, queda a tu elección y acertado criterio combinar joyería de plata y oro o continuar luciendo, únicamente, el metal que más va contigo. Decidas lo que decidas, seguro que tendrá tu elegante toque. 

Consejos. En invierno podrás mezclar tus collares y usar con un suéter de cuello alto y más ajustado; al igual que con los brazaletes, úsalos con una blusa de puño ajustado. 

Mezclar brazaletes o pulseras plata con oro rosa proporcionará un look romántico y muy dulce. 

Vuestro atavío no sea el externo de peinados ostentosos, de adornos de oro o de vestidos lujosos, sino el interno, el del corazón, en el incorruptible ornato de un espíritu afable y apacible, que es de grande estima delante de Dios.

1 Pedro 3:3-4

Rose