Crecimiento Personal, Recetas

Las águilas y los cuervos: igualdad en la diversidad

Me encanta la primavera en Madrid, pero también echo de menos la primavera de mi estado de Oklahoma.  

Oklahoma es un estado central en los Estados Unidos. Está lleno de parques naturales, lagos y gente maravillosa y amable. No es el estado con más “glamour” en los EE.UU., pero no pasa nada, estamos contentos con lo que tenemos. Nos gusta lo que somos.  Tenemos un gran orgullo regional.  Estamos orgullosos de no ser de la zona costera. Nosotros no somos los neoyorquinos. Nosotros no somos los californianos. Somos agricultores, vaqueros, y nativos americanos que comparten el amor por nuestra tierra. Somos diferentes a la gente en otros estados y eso está bien.

Como extranjera que vive en España, soy muy consciente de mis diferencias. Con mi pelo rojo y mi acento americano, es bastante obvio que no soy española. Yo soy diferente, y no pasa nada.

Sitting Bull (Toro Sentado), un famoso guerrero del Tribu Sioux y el Hombre Santo, dijo una vez: “No es necesario que las águilas sean cuervos.” Lo dijo cuando enfrentaba la amenaza de la asimilación de los pueblos nativos americanos a la cultura occidental. Se refería a que no todos tienen que ser lo mismo, actuar de la misma manera, vestirse igual o tener la misma cultura para ser de valor en este mundo. En sus últimos días de su vida, él quería que hubiera armonía entre las tribus indias y el “hombre blanco”, mientras se  mantenían sus diferencias culturales.

No es necesario que todos seamos iguales.  De hecho, no fue esa la intención de Dios.  Dios nos hizo diferentes, cada uno con nuestra propia personalidad y cultura. Una frase en la Biblia dice: “Si el cuerpo entero fuera ojo, ¿cómo podría oír? Y si todo fuera oído, ¿cómo podría oler?”  Debemos estar agradecidos de que Dios nos hizo a todos un poco diferentes.

Hay que celebrar nuestras diferencias y empezar a aprender el valor de nuestros hermanos y hermanas que no son exactamente como nosotros. Somos únicos. Él nos ama tal como somos. Recuerde, no es necesario que las águilas sean cuervos.

Comparto una receta de Indian Fry Bread (Pan Frito Indígena)

Indian Fry Bread (Pan Frito Indígena)

Ingredientes:
1 taza de harina (250 gm) 1/4 cucharadita de sal 1 cucharadita de leche en polvo 1 cucharadita de polvo para hornear 1/2 taza de agua Aceite vegetal o de girasol para freír Harina extra a la harina de las manos

Preparación:

Tamice juntos la harina, sal, leche en polvo y el polvo de hornear en un tazón grande. Verter el agua sobre la mezcla de harina de una sola vez y revuelva la masa con un tenedor hasta que comience a obtener volumen.

Poner harina en las manos. Utilizando sus manos, comenzar a mezclar la masa, tratando de obtener toda la harina en la mezcla para formar una bola.

Corte la masa en cuatro (4) trozos. Usar las manos enhariñadas para formar un disco de unos 17 centímetros de diámetro.

En una sartén, calentar el aceite vegetal a unos 150 grados Cº.

Tome la masa formada y suavemente lo coloca en el aceite, teniendo cuidado de no salpicar el aceite caliente. 

Presione hacia abajo sobre la masa. Freír hasta que estén doradas, y luego dar la vuelta para freír el otro lado. Cada lado tendrá aproximadamente 3 a 4 minutos de cocción. 

Coloque el pan frito cocinado en una toalla de papel para absorber el exceso de aceite.


Acordaros: No es necesario que las águilas sean cuervos. 

Amy

Cosas de Casa, Recetas, Salud y Belleza

Un pan integral muy fácil de hacer

Hola,

Me gustaría compartir esta receta MUY recomendada que se está haciendo viral en Brasil.  

Con esta receta no hay excusa para no comer bien, sabiendo exactamente lo que tu familia está ingiriendo. 

INGREDIENTES

2 tazas (200 mL) de harina de trigo integral 
1 taza (200 mL) de água tibia 
Media cucharada de sal
Media cucharada de açúcar 
1 cuarto de taza (50mL) de aceite de oliva virgen
1 cucharada llena de levadura seca para pan
1 cucharada de linaza (opcional)
 
PROCESO:
 
Poner en la licuadora los ingredientes, excepto la levadura y harina.  Se pone la harina integral poco a poco.  Cuando haya puesto la mitad más o menos, añadir la levadura de una vez.  Terminar con la otra mitad, poco a poco, de la harina. 

Si la masa se hace muy espesa para la licuadora, ayudar con una cuchara de madera, para asegurarse de mezclar bien.  La masa es pegajosa y no muy espesa (por ser pan). 

Untar el recipiente para hornear con aceite y harina. 
 
La masa debe descansar por 20 minutos, cubierta con un paño húmedo.  Si puede encender el horno por un ratito y poner la masa allí por los 20 minutos. 
 
Finalizado el tiempo, asar a 180 grados por 30 minutos.  

Espero hacerlo este fin de semana.  Si los haces dejad un comentario con tu opinión, por favor.

Jesús compartió muchas parábolas.  En una de ellas comparó la levadura con el Reino de los Cielos. 

Mateo 13:33-35

Otra parábola les dijo: El reino de los cielos es semejante a la levadura que tomó una mujer, y escondió en tres medidas de harina, hasta que todo fue leudado.

El Reino de los cielos del cual Jesús habló es como el proceso de hacer pan. Pones solo un poco de levadura y todo la masa se transforma. Con estos valores enseñados por Jesús nuestra vida puede cambiar, lo que puede cambiar nuestra familia, nuestra comunidad, el mundo! Son palabras que conllevan poder pues fueran dichas ¡por el propio hijo de Dios!

Recomendamos el estudio de sus enseñanzas tan revolucionarias que tienen tanto poder.

Mara

Cosas de Casa, Recetas

Pan de masa madre (sourdough bread)

En los supermercados donde vivo en California, casi todos los panes comerciales contienen azúcar agregada. Es casi como comer bizcochos. ¡Me gusta el bizcocho y los pasteles, pero en las fiestas y ocasiones especiales … ¡no en mis sándwiches!

Hace unos años, comencé a aprender a hornear mi propio pan sin azúcar agregada.
Hoy escribiré sobre un estilo de pan muy antiguo que a los californianos realmente les gusta: pan de masa madre. La mía no sabe exactamente cómo la famosa masa madre tan famosa de San Francisco, pero es deliciosa, especialmente con mantequilla.

Primero, debes cultivar un iniciador de masa madre (a menos que tenga una amiga dispuesta a compartirla). Esto lleva 6 días, pero es muy sencillo.

  1. Coloque 1/4 taza de harina y 1/4 taza de agua en un recipiente grande de vidrio o cerámica. Colóquelo en un rincón de la cocina, cubierto con una toalla. Espera un dia.
  2. Todos los días durante 5 días, revuelva y agregue 1/4 taza de harina y 1/4 taza de agua. Olerá agrio y será muy burbujeante y activo después de unos días. (No debe oler podrido ni volverse verde).
  3. Para el sexto día, está listo para hornear con su entrante. Si aún no estás listo para hornear, dale una taza de harina y 1 taza de agua y colócalo en el refrigerador. Debería mantenerse”viva” hasta un mes.
    Una vez que tenga tu masa madre, estás lista para hornear tu pan.

Passos para preparar el pan:

  1. Necesitarás: 1 taza de masa madre, 2 ½ tazas de harina de trigo integral, 1 taza de agua tibia, 2 cucharadas de aceite de oliva.
  2. Mezclar la masa madre, 1 taza de harina, 1 cucharada de aceite de oliva y 1 taza de agua en un tazón. Dejar reposar por 5 minutos.
  3. Agreguar 1 ½ taza de harina y moldea la masa como una bola. Ponga 1 cucharada de aceite de oliva en el tazón y gire la bola varias veces para cubrir.
  4. Dejar reposar durante 2 horas y media
  5. Amasar y dar forma a la masa y colocarla en un molde para pan. Espera otra hora.
  6. Hornear a 350 grados durante 1 hora.
  7. ¡Dejar que el pan repose durante al menos 30 minutos antes de comerlo!

Me encanta sentir que estoy cuidando bien de mi familia horneando este pan para ellos. All igual que nuestros cuerpos necesitan pan, nuestras almas también necesitan comida.

Entonces, ¿de dónde sacamos esta comida para el alma? En la Biblia, en Juan 6:35, Jesús dijo: “Yo soy el pan de vida. Quien venga a mí nunca pasará hambre, y quien crea en mí nunca tendrá sed ”.

Si realmente queremos llenar el hambre y la sed en nuestras almas, debemos aprender a venir a Jesús. ¿Cómo hacemos esto? Un buen lugar para comenzar es leyendo el libro de Juan en el Nuevo Testamento. Te sorprenderá lo nutritivo que es para tu alma.

Para obtener una versión más detallada de esta receta, visite https://wonderfullymadeanddearlyloved.com/simple-sour-dough/

Sandy

Recetas

Pan lowcarb

Hola chicas,

Hoy os traigo la receta de un pan muy rico y sano.

¡Allá vamos!

8 cucharadas de harina de almendra o otra oleaginosa

8cucharadas de harina de coco

8 cucharadas de harina de lino

2 cucharadas de Psillium

1 cucharita de sal o a gusto

1 cuchara de levadura Royal

4 huevos

4 cucharas de nata o kefir

4 cucharas de queso Parmesano rallado

Mezcla bien todos los ingredientes y al horno o a la máquina de Pan.

A mi me gusta poner por arriba del pan semillas de sésamo y queso parmesano rallado.

Como no lleva conservantes, sale un pan pequeño, mejor guardar-lo en la nevera y cuando vas a comer calientalo en una sartén, queda mas rico aún.

Espero os guste la receta, si lo haces cuenta-nos!

Oro también para que tengas ganas de probar del Pan de la Vida Jesucristo. No hablo de religión pero si, de relación. Busca-lo y lo encontrarás!

_________

Yo soy el pan de la vida. El que viene a mí, jamás tendrá hambre; el que cree en mí, jamás tendrá sed. 

Juan 6.35

Sueli