Uncategorized

Hábitos que fortalecen la relación de pareja – Parte 2

Continuamos con nuestra serie de hábitos que fortalecen nuestra relación de pareja. Si no leíste la primera entrada pincha1ª entrada

¿Hemos puesto en práctica alguno de los primeros hábitos propuestos en la entrega anterior? Aquí os ofrezco otros cuatro más, para así seguir incorporando conductas que enriquecen nuestra relación de pareja. Centrémonos siempre en lo que podemos hacer, y no en lo que nos resulta imposible por la razón que sea. Y recordad, ¡siempre podemos hacer algo para mejorar!

  • Desecha la crítica y los reproches porque éstos destruyen el amor. Probablemente nos resulte fácil encontrar faltas en el otro, porque nadie es perfecto, pero eso sólo provocará amargura en los dos. Pasemos por alto las pequeñas faltas y busquemos las cosas buenas. Sólo lo bueno puede cambiar a las personas, y los reproches y las críticas no lo conseguirán.

  • Reíd juntos: Utilicemos el sentido del humor, porque a parte de pasar un buen rato, nos ayudará a solucionar muchos de los problemas menores que tantos dolores de cabeza nos provocan. Además, ¡la risa es contagiosa!

  • Recordad con frecuencia los momentos felices vividos juntos. Hay quien dice que el peor problema con el que se encuentran algunas parejas, es la falta de memoria. Traed a la mente todos esos buenos recuerdos, y alimentarán unas expectativas más positivas sobre vuestra unión,  ayudándoos a valorar a la persona que tenéis al lado.

Ahora es un buen momento para reflexionar, evaluar, y planificar el año que tenemos por delante. ¿Reflexionar sobre qué? ¡Sobre todo en general!, ¿no? Pero cómo no hacerlo de algo tan importante para nuestras vidas como son nuestras relaciones con otras personas.

Y de todas esas relaciones, la relación con nuestra pareja es una de las que más alegrías o tristezas nos proporciona.

Practiquemos estos hábitos que nos ayudarán a mejorar nuestra relación de pareja, y a disfrutar más con ella.

¡Ánimo, y a practicar!

“Enséñanos a pensar cómo vivir para que nuestra mente se llene de sabiduría”

Salmo 90:12 (TLA)

Goyi

Familia

Hábitos que fortalecen la relación de pareja – parte 1

Todo lo que hacemos en la vida importa. No hay nada que se haga en vano, porque todo tiene consecuencias, positivas o negativas, y aunque no siempre seamos conscientes de ello, los resultados así lo confirman.

Es por eso que queremos presentaros en esta ocasión algunos hábitos que fortalecen la relación de pareja. Los adultos también podemos desarrollar hábitos, no sólo los niños. Siempre estamos a tiempo para cambiar si resulta necesario, o para seguir mejorando y afianzando nuestra relación de pareja si vamos por el buen camino.

Sabemos que un hábito es una conducta aprendida, que se hace de manera casi automática, la mayoría de las veces inconscientemente. Un hábito se adquiere a través de la repetición. A fuerza de hacerlo tantas veces, se realiza sin esfuerzo. 

Claro que hay un problema… ¡Los buenos hábitos sólo funcionan si se aplican!

Son para ti. Aplícalos a tu forma de relacionarte con tu pareja, pero no lo hagas para intentar cambiarla.Aquí tienes una propuesta. ¡Seguro que hay más! Pero estos funcionan.

  • Continuad con el noviazgo. Si estáis casados, continuad o reavivar las cortesías propias del noviazgo. Por eso pasad juntos tanto tiempo como sea posible, haciendo cosas que os gusten a ambos, o a uno de los dos.
  • Queda con tu pareja deliberadamente para ir a cenar, al cine, o a pasear, por ejemplo.
  • Amar es dar, es darse a la persona amada. ¿Qué solías hacer por tu pareja cuando erais novios? El amor se cultiva con detalles, y nuestros noviazgos suelen estar llenos de ellos. ¿Qué te parece rescatar algo de ello repetidamente hasta convertirlo de nuevo en un hábito?
  • Cuida tus pensamientos. La Biblia en el libro de Proverbios nos anima a cuidar de nuestros pensamientos, porque ellos influyen en la totalidad de nuestra vida. (Proverbios 4:23). Quizás por ello en el libro de Filipenses, el apóstol Pablo nos dice:

“Todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre… en esto pensad”(Filipenses 4:8)
Hay tanto poder en nuestros pensamientos, que merece la pena tomar el hábito de que éstos apoyen y fortalezcan nuestra relación, aun en los momentos difíciles. Nuestros pensamientos tienen la capacidad de hacer de nuestra relación lo que es.

(continuará…)