Salud y Belleza

Cuidando de las plantas: pulgones

Cuidando a las plantas: pulgones

Hoy es día de salud y belleza – me pareció muy interesante lo que comparte Mayte en seguida.  También me hizo pensar:  no hay nada más relajante, o sea, bueno para la salud, que estar en la naturaleza trabajando con nuestras manos, ensuciándonos, escuchando a los pájaros, observando a los colores y movimientos … os recomendamos una dosis de naturaleza diariamente!  Os dejamos con Mayte.

¡Qué bonitas son las plantas que Dios ha puesto para deleitar nuestros ojos!
Pero cuando llega la primavera, no sólo aparecen las flores…llegan también las plagas que las afean y a veces, no sabemos cómo combatirlas sin dañar nuestras preciosas plantas y respetando el medio ambiente. 
Yo he aprendido un truco de una buena amiga. Es una fórmula muy útil y efectiva en estos casos y seguro que te va a sorprender lo sencillo que es conseguir los ingredientes.
REMEDIO CONTRA LOS PULGONES 

Sencillamente se prepara un spray para el que necesitarás:

· La medida de dos dedos de alcohol, el que usamos para limpieza.

· Una gotita de jabón líquido lavavajillas.

· Rellenamos el resto con agua.

Se mezclan bien estos ingredientes y se rocían las plantas cuando ya no les va a dar el sol.

Los pulgones se marcharán y esta mezcla es inocua para nuestras flores y plantas.

Es muy importante prestar atención y cuidar aquello que Dios pone en nuestras manos. Puede que sea algo tan sencillo como cuidar y regar nuestras plantas o algo tan importante como cuidar de nuestro propio cuerpo. 
Recordemos siempre que lo que vemos con nuestros ojos, lo que escuchamos, lo que comemos, respiramos o hacemos con nuestro cuerpo puede dañarnos o hacernos crecer. 
Es nuestra decisión.


“Todo lo hizo hermoso en su tiempo; y ha puesto eternidad en el corazón de ellos, sin que alcance el hombre a entender la obra que ha hecho Dios desde el principio hasta el fin.” Eclesiastés 3:11

Mayte

Equipo, Recetas, Uncategorized

Embajadoras… y receta

Los embajadores son los representantes de su país en otros lugares del mundo. Ellos son los encargados de transmitir la imagen de su nación a otras personas. Es una posición delicada, ya que sus actos hablarán para bien o para mal de aquellos que los enviaron.

En realidad, todos somos embajadores si lo piensas. Con nuestras palabras, actos y decisiones hablamos de la familia de la cual procedemos, o de la empresa en la que trabajamos, de la iglesia a la que pertenecemos, del ministerio en el que servimos y, si lo llevamos un paso más allá, del Cristo en el que creemos

Los embajadores transmiten las enseñanzas que recibieron primero. Por ejemplo, mi forma de cocinar proviene de mi madre y mis hermanas.  La manera en la que me relaciono con otras personas también viene marcada por mi familia, ya que somos una familia numerosa en la que siempre cabía alguien más. La hospitalidad es un rasgo característico que representa muy bien a mis padres y mis hermanos. He sido embajadora de todo esto con mis hijas y ahora, son ellas las que disfrutan siendo hospitalarias con los demás. 

A mí me encanta viajar y conocer gente de culturas diferentes a la mía, conocer otras maneras de hacer las cosas y, mi hija mayor, que ha heredado ese espíritu aventurero de mí, compartió conmigo esta receta que ella aprendió en uno de sus viajes y que además, es la favorita de mi nieto.

RECETA: Pan de Plátano (Banana Bread)

Media taza de azúcar moreno.

Un tercio de taza de aceite.

Una taza y tres cuartos de taza de harina.

Media taza de leche.

Un huevo.

Dos plátanos maduros.

Una pizca de sal.

Una cucharadita de canela.

Una cucharadita de levadura.

Batirlo todo y hornear a 180 grados centígrados aproximadamente 20 minutos.

Mi nombre es Mayte, nací en Madrigal de las Altas Torres (Ávila) aunque me mudé a Madrid siendo muy pequeña. Estoy casada desde hace 35 años, tengo dos hijas y dos nietos. Me gusta mucho mi familia, soy la novena de once hermanos. Me encantan la cocina, las manualidades, viajar, pasar tiempo con mis amigos, coser, hacer punto y mil cosas más… ¡no puedo estar quieta!

“Por el cual soy embajador en cadenas que con denuedo hable de Él como debo hablar”.  

(Palabras del Apóstol Pablo) Efesios 6:20

Mayte

Uncategorized

Tarde con amigas y … Pavlova

No hay nada mejor.

Era una tarde de jueves y teníamos el deseo de celebrar el cumpleaños de mi amiga Raili y el mío. Los dos son en el mes de marzo, con pocos días de diferencia. Así que nos reunimos unas cuantas amigas(no todas las que son) para saborear una merienda con la tarta al final, claro…

Parece mentira cómo pasa el tiempo cuando estás en buena compañía. Podemos estar hablando de nuestras cosas, problemas, proyectos y familias por horas y… nos falta tiempo. 

Dios es bueno; me ha dado unas amigas tan geniales y maravillosas, que me inspiran, me animan y me ayudan a enfrentar problemas. Todas somos muy diferentes pero eso no es un obstáculo sino una fuente de riqueza.

En todo tiempo ama el amigo, para ayudar en la adversidad nació el hermano. 

Proverbios 17:17

Os dejo un enlace dónde se puede encontrar una muy buena receta para hacer el merengue, que es la base para la Pavlova.  Después es solo cubrir con nata montada y frutas al gusto de uno. 

María Lunarillos comparte recetas de merengue francés y japonés en su blog.

¡A disfrutar de esta delicia en compañía de amigos!

Mayte