Día de Reyes, Los Reyes Magos, Navidad

Feliz Día de los Reyes Magos

Queridas seguidoras,

¡Os queremos saludar en este día lleno de encanto y magia!

Quisiera compartir un texto del gran evangelista del siglo pasado, Vance Havner.   Que os sirva de reflexión …

“Hoy en día ya no paramos para ver las estrellas, cegados quizás por nuestra propia luz.  Ya no observamos las constelaciones en los cielos por culpa de nuestros propios fuegos artificiales intermitentes.  Luego tenemos una abundancia de otras estrellas … atléticas, políticas, artísticas … Y nunca como ahora se ha visto tantos misiles humanos erróneos. Judas en la Biblia les llama a algunos de ellos “feroces ondas del mar, que espuman su propia vergüenza; estrellas errantes, para las cuales está reservada eternamente la oscuridad de las tinieblas.” (v 13).  … por supuesto, estamos ahora en la fabricación de nuestras propias estrellas, poniéndolas como satélites en órbita alrededor de nuestro planeta. 

Los Magos dijeron, “hemos visto Su estrella”.  Él es “la Estrella de Jacob”, “la Estrella del Día”, “la Estrella Brillante de la Mañana.”  Vieron la estrella y emprendieron un viaje.  Ellos fueron a donde estaba Él.  Así mismo deberíamos ir a Él en arrepentimiento y fe.  Ellos adoraron y nosotros deberíamos inclinarnos delante de Él y confesarle como Señor de todo.  Ellos dieron regalos, y nosotros deberíamos darLe nosotros mismos.  Al regresar a sus casas, fueron por un camino distinto.  Ningún hombre o mujer viene a Cristo y vuelta de la manera.  Ya no vive a su manera, sino a la manera de Cristo. 

Hay muchas estrellas hoy en día pero la pregunta esencial es ¿Has visto tú Su estrella?  Y si la has notado, ¿qué harás acerca de ello?”

¡Feliz Día!

Mara

Día de Reyes, Navidad, Uncategorized

Qué significan los 3 regalos de los Reyes

Mateo 2 nos dice que los magos, u hombres sabios, viajaron desde el este en busca del niño Jesús. Le preguntaron al rey Herodes dónde podrían encontrarlo, diciendo: “¿Dónde está el que ha nacido rey de los judíos? Porque vimos su estrella cuando se levantó y hemos venido a adorarlo” (Mateo 2: 2). Al encontrar al niño Jesús, “se inclinaron y lo adoraron. Entonces abrieron sus tesoros y le presentaron regalos de oro, de incienso y de mirra ”(Mateo 2:11).

El oro es un metal precioso y, como tal, era un bien muy valioso. Su valor bien podría haber financiado el viaje de José y María a Egipto. La Biblia no nos dice ningún otro significado a estos tres dones; sin embargo, la tradición dice que hay un significado más profundo para cada uno de los tres. El oro es un símbolo de la divinidad y se menciona en toda la Biblia. Los ídolos paganos a menudo se hacían de oro y el Arca de la Alianza estaba recubierta de oro (Éxodo 25: 10-17). El regalo de oro para el niño Jesús era un símbolo de su divinidad: Dios en carne.

El incienso es una resina o goma blanca. Se obtiene de un árbol haciendo incisiones en la corteza y permitiendo que la goma fluya hacia afuera. Es muy fragante cuando se quema y, por lo tanto, se usó en la adoración, donde se quemó como una ofrenda agradable a Dios (Éxodo 30:34). El incienso es un símbolo de santidad y rectitud. El regalo del incienso al niño Jesús fue un símbolo de su voluntad de convertirse en un sacrificio, entregarse por completo, análogo a una ofrenda quemada.

La mirra también fue un producto de Arabia, y se obtuvo de un árbol de la misma manera que el incienso. Era una especia y se usaba en el embalsamamiento. También a veces se mezclaba con el vino para formar un artículo de bebida. Tal bebida fue dada a nuestro Salvador cuando estaba a punto de ser crucificado, como una poción asombrosa (Marcos 15:23). Mateo 27:34 se refiere a esto como “hiel”. La mirra simboliza la amargura, el sufrimiento y la aflicción. El niño Jesús crecería sufriendo enormemente como hombre y pagaría el precio final cuando entregara su vida en la cruz por todos los que creen en él.

***

Ahora quedáis con ideas para envolver regalos:

Mara