Cosas de Casa, Equipo

Evitando las montañas de ropa sucia

¿Cuántas de vosotras os habéis despertado una mañana con el descubrimiento que tenéis montañas de ropa sucia y ya no lo podéis ignorar? Lo que sigue son horas de llenar a tope la lavadora, encontrar maneras creativas para colgar la ropa (ya que te faltan pinzas y espacio en el tendedero) y pasarte la noche entera con Netflix y una montaña fresca de ropa que ahora necesita ser doblada y guardada. La verdad es que cuando hablamos de las tareas de casa, hay poco que resulta más estresante para mí que las coladas de ropa. Por eso he decidido dedicar mi primer blog con Dulce Fragancia para hablar un poco sobre cómo simplificar esta tarea para poder ahorrar un poco de tiempo y energía.

Lo más importante que puedes hacer para simplificar tu responsabilidad con la colada es lavar la ropa sucia con más frecuencia. No esperes a llenar la lavadora a tope para empezar una carga de ropa. Además, he aprendido que al no tener tanta ropa en la lavadora, la ropa sale más limpia y fresca que cuando la lleno por completo. No todas vosotras tenéis la responsabilidad de lavar la ropa para cuatro personas, y tal vez con poner una carga en la lavadora cada dos o tres días, os vale. Pero si estás estresada con este tema, sugiero que incrementes la frecuencia con la que lavas la ropa.

¿Queréis saber otro secreto? Meto la ropa, las toallas, o las sábanas a lavar cada día y ni siquiera separo la ropa de color de la ropa blanca. No sé si habéis visto en los supermercados, pero la mayoría de ellos venden toallitas que capturan los colores que suelta la ropa al lavarla. En cada carga de ropa que meto a la lavadora uso una toallita de Iberia Protect para que mi ropa blanca se queda blanca y la de color mantenga el color. Notarás que cuando saques la toallita, además de estar teñida con el color que soltó la ropa, también habrá atrapado trocitos de suciedad que llevaba la ropa.

Con lavar menos ropa más frecuente, resulta más fácil adaptarlo a tus rutinas. Solo tarda un par de minutos meter la ropa en la lavadora y empezar el ciclo. Y si estás lavando más a menudo, no debería de tardar más de diez minutos en colgar la ropa y guardarla será aún más fácil. El truco es incorporarlo a tus rutinas diarias para que lo hagas automáticamente- sin pensarlo o decidirlo. Si consigues hacer eso, nunca más te encontrarás con esa montaña ineludible de ropa sucia.

Carina

Cosas de Casa, Recetas

Cómo hacer tu propio detergente para la colada

¡Me encanta “fabricar” productos yo misma!

Algunos proyectos son más difíciles y más caros de hacer en casa, pero algunos proyectos son en realidad más fáciles, menos costosos y tienen un mejor resultado cuando los hago en mi propia cocina.

Todavía no puedo coser mi propia ropa, pero la lavo con detergente que hago en casa. También hace que mi cocina huela a limpieza.

Aquí está mi forma favorita de hacer mi propio detergente en polvo para la ropa:

Ingredientes:

1 barra Fels Naptha Jabón de lavandería

1 taza (220 gr) de bicarbonato sódico

1 taza (220 gr) de bórax

Paso uno: Ralla una barra entera de jabón de lavandería Fels Naptha en un tazón grande.

Paso dos: Mezcle 1 taza de bicarbonato de sodio y 1 taza de bórax.

Usar 1/8 de taza o unas 2 cucharadas de detergente por carga.

Me encanta esta receta porque es una forma tan sencilla y natural de mantener limpia la ropa de mi familia.

Pero, ¿qué tipo de detergente podemos usar cuando nuestros corazones necesitan ser limpiados? Con el tiempo, mi corazón se ensucia y se cubre de preocupación, culpa, vergüenza, tristeza, miedo e ira.

Encuentro que orar a Jesús y leer mi Biblia ayuda a limpiar mi corazón y restaurar mi alegría.
A menudo oro (rezo) usando el Salmo 151: 10 que dice: “Crea en mí un corazón limpio, oh Dios, y renueva un espíritu firme dentro de mí”.

¿Qué tipo de “detergente” utilizas cuando tu corazón necesita una buena limpieza?

Sandy