Equipo, Uncategorized

Felicidades, mamá!!!

Ser madre es ser una trabajadora desde el nacer hasta el poner del sol.
En este día queremos desearos un día muy especial junto a vuestra familia, y aún que eso no sea posible, que puedas pasar un tiempo de pensar en el valor de tu papel.  Es un día especial para agradecer a Dios por la bendición y privilegio dados por Él.
Os dejamos con unas fotos preciosas que celebran el milagro de la maternidad.  Los enlaces de las fotos puedes conseguir aquí

“Mujer virtuosa, ¿quién la hallará?
    Porque su estima sobrepasa largamente a la de las piedras preciosas.” Proverbios 31:10

Equipo de Dulce Fragancia

Salud y Belleza, Uncategorized

Madres y bellas…

Hola chicas! ¿Cómo estáis?
Primeramente dejádme decir que me encanta  dirigirme a vosotras, es un momento del mes muy especial para mí.
Os escribo algo sobre Proverbios 31, un libro muy interesante de la Biblia. En este pasaje de la Biblia, Dios nos enseña muchos valores que las mujeres deben buscar.
En esta nueva publicación pensaba escribir algo sobre la belleza y el maquillaje.  Comparto un consejo al final, pero a cada día que pasa más me convenzo que la belleza real no está en el color de los labios, o de las mejillas, sino que nace dentro del corazón.

Pinterest

Así que además de daros un consejo de belleza, quisiera abordar, una vez más, la belleza interior:  Ser una madre que agrada el Señor, y a la vez, un ejemplo para los niños.
Todavía soy joven y, a pesar de estar casada hace casi 3 años todavía no soy mamá. He soñado con este momento, y creo que va a llegar en el momento oportuno!  Pero tengo una madre muy especial, que me ha servido de ejemplo.
Quisiera compartir unos versículos que sugieren cómo debe ser una madre que agrada al Señor y que pueda hacer la diferencia en la vida de sus hijos.

Pinterest

Proverbios 31:21 Cuando nieva, no teme por su familia,
pues todos ellos visten ropas dobles.
Madre que cuida, la comida de la madre, el regazo de la madre… no hay nada igual.

Proverbios 31:26 Habla siempre con sabiduría,
y su lengua se rige por la ley del amor.
A menudo se necesita un consejo, un abrazo, y a veces una corrección.  La corrección es un reto para cualquier madre, pero si es hecha con amor, y es positiva, nos va a ayudar a madurar en la vida.
Proverbios 31:30 y 31 La belleza es engañosa, y hueca la hermosura,
pero la mujer que teme al Señor será alabada.31 
¡Reconózcase lo que ha hecho con sus manos!
¡Sea alabada ante todos por sus logros!
Qué bueno tener una madre que se cuida, pero que por encima de todo valora las cosas eternas.

Proverbios 1:7 El principio de la sabiduría es el temor al Señor;Los necios desprecian la sabiduría y la enseñanza.Ser una madre ejemplar es temer y buscar a Dios y Su sabiduría.
Tengo una madre que es así.  No ha sido perfecta, pero siempre ha seguido a Dios, lo que ha hecho la diferencia en mi vida, en mi adolescencia, y en las decisiones que he tomado.
Ella me ha enseñado que debería depender de Dios y buscarle siempre.  Hubo momentos difíciles en mi vida, bifurcaciones en mi camino… siempre que tuve que tomar una decisión me acordaba de mi madre como ejemplo. Ser madre es algo muy especial, ya que marcan nuestras vidas, y esto no está basado en el exterior: en el maquillaje que lleva o si va o no a la moda.

Pinterest

Un día deseo ser madre, por eso quiero meditar en estos versículos y ser una mujer aprobado por Dios.  Quiero a la vez pasar estos valores a mis hijos: valores que el tiempo no quita, que son eternos y nos ayudan a vivir correctamente.


Feliz Día de la Madre a todos los que ya son madres y a las chicas que sueñan un día serlo!
Ahora os dejo con un consejo sencillo de belleza para que las mamás puedan lucir lo mejor en este día: Cómo conseguir que el colorete dure más en las mejillas:


– Por encima del colorete en polvo, aplicar una capa del mismo color de colorete en crema, con los dedos y suavemente hasta llegar al tono deseado.  ¡Así el colorcillo de las mejillas durará todo el día!

Nataly

Familia, Uncategorized

Madre

*** Artículo previamente publicado por Edurne en su blog EL VIAJE DE UNA MUJER
Proverbios 31:28a“Se levantan sus hijos y la llaman bienaventurada”
Nuestros hijos son nuestros observadores más cercanos. Ellos son los que nos ven en la intimidad de nuestro hogar, en los momentos buenos y en los malos. Ellos son los que siguen nuestro ejemplo. Es por eso que esta mujer virtuosa se esfuerza en vivir cerca de Dios y ejemplificar cómo un verdadero creyente debe vivir, incluso cuando la vida se pone difícil.
“La familia de esta mujer veía el reflejo de su vida virtuosa día a día, prueba tras prueba, bendición tras bendición, decisión tras decisión. Su imperfecto, pero consistente, ejemplo piadoso, les daba gran estima por su madre.” – Elizabeth George, Woman of virtue
Decir que sus hijos “se levantan” es reflejar el respeto que ellos sentían por su madre. Es el mismo gesto que el rey Salomón tuvo con su madre Betsabé:
1 Reyes 2:19“Vino Betsabé al rey Salomón para hablarle por Adonías. Y el rey se levantó a recibirla, y se inclinó ante ella, y volvió a sentarse en su trono, e hizo traer una silla para su madre, la cual se sentó a su diestra”
La sabiduría, virtud, carácter y reputación que los hijos de esta mujer virtuosa disfrutan gracias a su amor y su dedicación, demostrado a través de los años, da rienda suelta a su gratitud, respeto y honor.
Los hijos de esta mujer virtuosa no solo la bendicen, sino que tienen un carácter resultado de su crianza que hacen de ellos una bendición y un provecho para todas las personas que los rodean. Su carácter es un reflejo de la virtud de su madre.
Eso fue lo que Pablo dijo sobre Timoteo:
2 Timoteo 1:5“trayendo a la memoria la fe no fingida que hay en ti, la cual habitó primero en tu abuela Loida, y en tu madre Eunice, y estoy seguro que en ti también.”
El carácter de Timoteo era consecuencia directa de la obediencia y la fidelidad a Dios de su madre y de su abuela en su crianza a pesar de que su padre no era creyente (Hechos 16:1).
Una mujer virtuosa sabe que criar a sus hijos no es tarea fácil, pero se esfuerza en hacerlo de la mejor manera posible. La tarea de una madre se extiende durante 24 horas 7 días a la semana.
Tener hijos no nos convierte en virtuosas. Aquello que hacemos cuando los tenemos, la manera en la que invertimos el tiempo, la educación que les damos, los valores que les enseñamos, la guía espiritual que les brindamos… sí.
Ahora bien, una vez que nuestros hijos crecen, ellos son responsables de sus propias decisiones. Quizás estás leyendo estas líneas con el corazón en un puño porque alguno de tus hijos se ha alejado del Señor a pesar de todos tus esfuerzos. O quizás sientes que no hiciste todo lo que pudiste hacer o conociste al Señor cuando ya tus hijos eran grandes. Dios sabe. Confía en Su amor por ti, en Su gracia y en Su misericordia. Nunca es tarde para poder influenciar a nuestros hijos de manera positiva. Nunca es tarde para llevarlos al trono de la gracia en oración y rogar para que Dios haga Su obra en ellos.
Para pensar: en nuestra sociedad moderna tenemos madres en condiciones distintas: casadas con un creyente, casadas con un inconverso, madres solas por circunstancias diferentes, abuelas que hacen el papel de madres… sea como sea, cuando tenemos hijos a nuestro cargo, debemos dedicarnos a ellos de modo tal que seamos un impacto piadoso para sus vidas. 
Es nuestra tarea instruirlos y ayudarlos a moldear su carácter. Darles ejemplo y encaminarlos para que puedan tener su propia relación con Dios. Ayudarlos a crecer para que sean hombres y mujeres de provecho para nuestra sociedad. 
Ser mamá es, muchas veces, una tarea sin recompensa aparente. Habrás creído en demasiadas ocasiones que nadie aprecia tu duro trabajo, pero eso no es verdad. Recuerda que servir a nuestra familia, en este caso, a nuestros hijos, es una forma más de servir a Dios (Colosenses 3:23-24).

 
Contenta en Su servicio, 

Edurne