Cosas de Casa, Recetas, Salud y Belleza

Un muffin “magdalena” de arándanos para un desayuno de campeones

Ya ha empezado el cole y es momento de organizar la dispensa para empezar un año nuevo escolar saludable y lleno de energía.  Hoy comparto una receta deliciosa y muy saludable que puedes hacer y congelar, sacando del congelador en la noche anterior al desayuno. 

La Receta:

Yo suelo utilizar una receta básica de yogur y añado diferentes rellenos o coberturas y siempre sale muy bien.  Se pueden sustituir algunos ingredientes para hacerlo más saludable como sustituir el aceite de maíz por aceite de coco, añadir chía y otras semillas, sustituir el azúcar de la masa por Stevia (no hacerlo en el crujiente pues el azúcar es necesario para la textura), etc.  
Primeramente preparamos una receta de bizcocho de yogur:

Ingredientes:
3 huevos 
1 yogur natural
aceite de maiz (1 medida del yogur) azúcar (2 medidas de yogur) harina (3 medidas de yogur) 1 sobre de levadura (16 gr de polvo para hornear) 1 cucharita de esencia de vainilla
copitos o envases de papel para muffinArándanos congelados
Batir los ingredientes líquidos primeramente, ir adicionando los ingredientes secos gradualmente. 

Al final añadir los arándanos, mezclar un poco (no me gusta hacerlo mucho porque todo queda del mismo color morado, prefiero que quede como muestra la foto).
Crujiente de AvenaIngredientes:1/2 taza (americana) de mantequilla, a temperatura ambiente1 taza de azucar moreno3/4 taza de harina3/4 taza de avena1/2 cucharita de canela1/4 cucharita de sal

Mezclar ingredientes secos y ir adicionando la mantequilla poco a poco.
Adicionar irregularmente por encima de la masa de los muffins.  

Asar hasta que esté dorado, unos 20-30 minutos dependiendo del horno.  Como son muffins se asa más rápidamente que un bizcocho. 

Y ahora es solo disfrutar juntos de un desayuno de campeones.
“Dichoso quien no sigue el consejo de los malvados,ni en la senda de los pecadores se detiene,ni en compañía de los necios se sienta,sino que se complace en la ley del Señorsobre la que reflexiona día y noche.Es como un árbol plantado junto al arroyo:da fruto a su tiempo y no se secan sus hojas;consigue todo cuanto emprende.”
Salmo 1:1-3

Mara