Equipo

Presentando al equipo: Debora Corazzari

Quisiera presentaros una amiga que se une a nosotras desde Brasil.  Conociendo su labor tan bonita entre mujeres como nosotras, en Brasil, le he invitado a enviar algunos artículos para nosotras.  Hoy la presentamos con muchas ganas, pues vamos aprender un montón de ella.  Me ha enviado su artículo y lo he traducido, así que si está mal escrito es mi culpa!!  –Mara

“Siempre me han gustado la artesanía, la cocina, y las manualidades.  En 1997 solía hacer jabones caseros, mezclas para champú y acondicionador, cremas para el cuerpo… entre otras cosas afines. A parte de todo eso hacía tartas, platos salados, dulces y pastelería… ah, también hacía pijamas. 

Yo trataba de abarcar mucho pero apretaba poco.  En un momento de desorientación, dije a mi sabio marido: Estoy cansado de hacer tantas cosas y no tener una profesión rentable.  Mi marido se ausentó de mí, para orar, y al regresar me dijo: Dios no te va a dar bendiciones financieras, pero tú vas a bendecir a los demás con tu talento. 

Obviamente, no entendí nada y hasta me reí de sus palabras.  Pasaron los días y empecé a entender la situación.  Un día mostrando mis trabajos a una señora de la iglesia que participaba, ella me invitó a dar una clase en un proyecto femenino llamado:  TÚ ERES CAPAZ … me quedé helada con el tamaño del reto.  ¿YO? Pensé en todas las razones por las cuales no debería hacerlo.  La señora, muy sabia, me dijo: “pregúntale a Dios sobre esto, y después me lo dices lo que Él te cuente.”  A mí me pareció muy raro todo, porque acabava de empezar mi camino con Jesús.

Llevé sus palabras en serio, y al llegar a casa, hablé con mi marido y empecé a hablar con Dios acerca de esto.  Las palabras de mi marido me vinieron a la mente… “bendecir a los demás”

Pasaron algunos días, y el lugar para el cual vendía la repostería que hacía me llamó diciendo que no me darían ya los encargos de repostería, pero me pidieron que impartiera clases allí.  Dos invitaciones para enseñar en menos de 15 días… impartí las clases en la iglesia  y me encantó… llegué a una decisión: voy a dedicarme al arte culinario.

Empecé las clases, siempre encomendándolas al Señor, y en la primera clase de repostería eran 4 chicas, en la siguiente eran 9 y fue así que todo empezó…

De eso hace 15 años … estoy profesionalmente firmada, tengo más de 50 grupos que enseño – dulces, salados, arte con chocolate … Trabajo en la televisión de Brasil (Rede TV y TV Gazeta), en tiendas de artículos culinarios, y tengo asociación laboral con productos conocidos en Brasil tales como Arcor Chocolates, Hobby Doces, Alispec, Lego Vigor,  y muchos otros.  Hago fiestas, celebraciones, y soy asesora de eventos. 

Tengo un nombre reconocido y una hija a quien quiero mucho.  Este hombre que Dios utilizó para darme un mensaje (“bendecirás a los demás”)  ya no está aquí, ha partido con el Señor.  Me quedé muy triste y abatida con su muerte, pero me alegro en el hecho que seguía a Jesús y está con Él. 

En fin, ésta soy yo, Debora Corazzari, que he tenido el privilegio de poder compartir las cosas de Dios a través de mis clases de culinaria.  Cumpliendo las palabras de mi marido en su día, tengo oportunidad de hablar, aconsejar y ayudar mis alumnas.  He visto muchas cosas bonitas en el curso de mi carrera, resultado de esta labor y mucha oración. 

Así que tengo mucho que agradecer a Dios ¡por todo lo que ha hecho en mi vida!”

Podéis visitar su página web aquí.

También podéis ver uno de sus videos en una televisión de Brasil, en Portugues. 

Video de Debora.

Nos alegramos de tenerte, Débora. — Mara

Crecimiento Personal, Familia

Hombres, 5 consejos para el romance

He notado que la mayoría de los artículos de este tema son para la pareja en general o enfocado a las mujeres.  Hay pocos artículos exclusivamente para los hombres.  

Así que, como ayer hablé a las mujeres, hoy este artículo va para vosotros, los hombres.  Obviamente hablaré desde la perspectiva de una mujer y espero poder explicaros de una manera clara.

1) Seguridad … la mujer necesita seguridad.  El tiempo pasa y se nota.  Es importante decir elogios sinceros a tu mujer. Acuérdate de todo lo que te llamó la atención en ella al principio de vuestra relación.  Dile que preciosos son sus ojos o su sonrisa, o elogia los aspectos de su personalidad.  

2) Sorpresa … a una mujer le encanta saber que piensas en ella aún cuando no estáis juntos.  Cuando planeas una salida, una cena, u otro evento,  y la sorprendes, se sentirá muy amada. 

3) Amor físico … todos sabemos lo importante que es el amor físico para ti.  Lo es para tu mujer también pero no siempre tiene relación con el sexo.  Cuando tu mujer te abraza y te quiera besar, no significa que quiera intimidad.  A veces ella solamente quiere besarte para sentir el cariño de vuestra relación.  Lo que pasa es que si ella siente que lo más importante para ti es su bienestar emocional, ella se sentirá mejor en las relaciones íntimas. 

4) Su bienestar … la mujer es un paquete, todo está sincronizado y entrelazado.  Lo que dices a tu mujer por la mañana puede quedar con ella todo el día y todavía puede tener un papel importante si quieres tener intimidad por la noche.  Si la cuidas, le dices cosas bonitas al oído, le ayudas con las tareas del hogar, tendrás una amante apasionada.  

5) La verdad … Ahora me gustaría dejaros algunos versículos que manifiestan el ideal de Dios para la pareja, teniendo en mente vuestro papel como maridos. Se sigues estos consejos tendrás la mujer más feliz y apasionada que pueda existir …

“Maridos, amad a vuestras mujeres, así como Cristo amó a la iglesia, y se entregó a sí mismo por ella… ” Efesios 5:25 

“…no seáis desleales para con la mujer de vuestra juventud.” Malaquías 2:15

“Vosotros, maridos, igualmente, vivid con ellas sabiamente, dando honor a la mujer como a vaso más frágil, y como a coherederas de la gracia de la vida, para que vuestras oraciones no tengan estorbo.” 1 Pedro 3:7

“Maridos, amad a vuestras mujeres, y no seáis ásperos con ellas.” Colosenses 3:19

“Por tanto, dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y serán una sola carne.”  Génesis 2:24

“Goza de la vida con la mujer que amas, todos los días de la vida de tu vanidad que te son dados debajo del sol, todos los días de tu vanidad; porque esta es tu parte en la vida, y en tu trabajo con que te afanas debajo del sol.”  Eclesiastés 9:9

-“Así también los maridos deben amar a sus mujeres como a sus mismos cuerpos. El que ama a su mujer, a sí mismo se ama.” Efesios 5:28

-“En cuanto a las cosas de que me escribisteis, bueno le sería al hombre no tocar mujer pero a causa de las fornicaciones, cada uno tenga su propia mujer, y cada una tenga su propio marido.”  1 Corintios 7:1-2