Cosas de Casa

Siendo una buena anfitriona

Cuando nos corresponde la cena Navideña y otra ocasión especial  y vienen los suegros, padres o  amistades, siempre ¡queremos dar lo mejor de nosotras!!

Queremos una cena perfecta, con un sabor exquisito que caracteriza el platillo en cuestión. Suele ser que traemos en mente por días o semanas qué tipo de cena ofreceremos, hacemos presupuestos y … ¿Qué decir de la decoración?

Voy a compartir contigo hoy lo que me ha funcionado para ser una buena anfitriona;  esto lo he aprendido de mis experiencias, tanto de aciertos como de equivocaciones:

Algunas sugerencias:

1. Primeramente vamos a leer Colosenses 3:23

“Y todo lo que hagáis, hacedlo de corazón, como para el Señor y no para los hombres”.

2. Seamos mujeres ordenadas: 1 Corintios 14:40

“Pero que todo se haga decentemente y con orden”

3. Tal vez no te guste mucho cocinar. Pide ayuda a otras mujeres (madre, hermanas, familiares y amigas). También puedes buscar vídeos.

4. Planifica con tiempo: algo importante que he aprendido es no cansarme demasiado y por eso llegar a no disfrutar de mis invitados. Así que organiza en los días anteriores tanto la limpieza como la decoración. Seguramente habrá algunos pasos de los platos que prepararás, que puedes adelantar en días anteriores. Hablo de pasos como salsas, postres, etc.

5. No busque la perfección. A veces lo más sencillo permite que los invitados estén más relajados. También es verdad que hay mucha belleza en la sencillez.

6. En la noche anterior, antes de irte a dormir, haz un lista de las cosas pendientes.

7. Evita gastos innecesarios con ideas de última hora, por ello es que has planeado lo que harás.

8. Toma en cuenta sugerencias de tu familia (esposo, hijos, etc).

¡Ha llegado el gran día para compartir!

Algunas Sugerencias:

·         Deja en algún lugar de la cocina tu lápiz labial y un espejito, cuando estamos apresuradas a veces nos olvidamos de nuestro aspecto.

·         Permanece tranquila, toma tiempo para estar con tus invitados antes de servir la cena; prepara agua o refresco y déjalos de antemano en la mesa; así no tienes que acudir a la cocina a cada momento.

·         Al concluir recoge la mesa, pon el té o café, alista el postre y vuelve enseguida. Tu esposo, hijos e invitados cuentan con tu presencia.

Espero que estas sencillas sugerencias os puedan ayudar.

Jess

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s