Salud y Belleza

Rutina de belleza

Para conseguir dar cuenta de realizar nuestras tareas diarias con éxito, necesitamos establecer algunas reglas, algunos límites y seguir una rutina.

Significado de rutina:
Costumbre o hábito adquirido de hacer algo de un modo determinado, que no requiere tener que reflexionar o decidir.

Rutina Matinal

Muchas veces, como maquilladora, procuro animar a las mujeres a tener un tiempo para sí mismas por la mañana, y muchas dicen que no hay tiempo, que la mañana es muy ocupada y por eso no pueden maquillarse.

Para alcanzar algunos objetivos necesitamos sacrificar algo que nos guste mucho. En este caso, unos 20 minutos de sueño ya resuelven esta cuestión. Un maquillaje sensilla, no va a llevar más que eso para ser hecho, y la buena noticia es que con la práctica, esos 20 minutos podrán convertirse en 10.

Cuidar de la piel y maquillarse, exige de nosotros una cierta dedicación, debemos seguir algunos pasos y disponer de algún tiempo. Si hacemos una analogía con nuestra vida espiritual, veremos que no será diferente, también necesitaremos dedicarnos y disponer de tiempo. En ambas situaciones, quien gana somos nosotras mismas y las personas que conviven con nosotras.

importante:
“Acuérdate de que es el Señor, tu Dios, quien te da la fuerza para adquirir vigor.” (Deuteronomio 8,18)

Dios es un Dios de detalles, si tiene dificultad en realizar cualquier tarea, ore, Él dará la fuerza necesaria!

A continuación se presentan algunos ítems necesarios para hacer un maquillaje básico para el día a día:

1) Filtro solar

2) Base, BB cream o correctivo (elija lo que dé el resultado mejor en su piel)

3) Polvo facial para sellar cualquiera de los ítems arriba.

4) Blush (preferentemente en color coral, melocotón o rosa, esos colores dan aspectos de salud)

5) Mascara de cilios

6) Brillo de labios

Con pocos productos es posible hacer un maquillaje sencillo y bonito.

Que Dios os bendiga y capacite a cada una de vosotras a cuidar tanto de la belleza externa, como de la belleza interior.

Andréia