Cosas de Casa, Recetas

Risotto con Pera y Gorgonzola

Me encanta este risotto. El sabor de la fruta mezclado con el queso de sabor fuerte queda de maravilla.

¡Rico, rico!

Risotto con pera y Gorgonzola

No voy a poner medidas pues es el arroz caldoso de toda la vida que solemos hacer a menudo y a nuestra manera, solo que con un toque diferente.

Risotto con Pera y Gorgonzola

Aceite de Oliva

Ajo

Cebolla

Arroz grano redondo

Vino blanco

Caldo de verdura

1 pizca de sal

200gr. de queso gorgonzola cortado en dados pequeños

1 pera cortada en dados

Nata para cocinar (opcional)

2 cucharas de mantequilla

Echamos el aceite en la olla, freímos el ajo y la cebolla, agregamos el arroz y rehogamos un poquitin. Vertemos el vino blanco y esperamos que se evapore el alcohol.

Añade la sal y poco a poco se va agregando el caldo y vamos dándole vueltas siempre sin parar por unos 12 a 15 minutos dependiendo de la cantidad y de su cocina.

Cuando esté al dente, añade la pera y el queso. Si te gusta, añade también un poco de nata para cocinar, dale unas vueltas más y agrega la mantequilla. Mezcla suavemente con la espátula, dándole un par de vueltas.

Vertemos en una fuente y ¡a la mesa!

A mi me gusta espolvorear un poco de queso rallado parmesano por encima.

Risotto con pera y Gorgonzola

¡Animaros a probarlo, os sorprenderá!

Hoy he leído un texto de la Biblia que me hizo pensar en el momento de crisis que vivimos nosotros por aquí.

“Tarde o temprano, el malo no quedará impune, pero la descendencia de los justos se salvará… Uno da generosamente y acrecienta su haber, otro ahorra más de la cuenta y acaba en la indigencia… El hombre generoso prosperará, y al que da de beber la saciarán le sed…El que busca ardientemente el bien se gana el favor, pero al que busca el mal, el mal lo alcanzará… El que confía en su riqueza se marchita, pero los justos crecerán como el follaje.”

Proverbios 11:24-27

No hay que preocuparse cuando se tiene un Dios que nos cuida al mínimo detalle en nuestra vida, que nos da promesas de prosperidad en medio a la crisis. Con solo obedecerlo, temerlo y amarlo de todo corazón, nos colma de bendiciones. Así podemos también bendecir a otros que están en dificultad a nuestro alrededor.

¡Hasta pronto!

Hazte fan en nuestra página del Facebook

Sueli

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .