Uncategorized

Receta de Gnocchi o Ñoquis … y como poner en práctica nuestra fe

(Mara:  Una receta riquísima presentada en una de sus participaciones en la televisión)

Gnocchi o Ñoquis con Relleno

Ingredientes:

2 cubos de caldo de pollo

2 cucharadas de margarina o mantequilla

3 tazas de harina de trigo

1/2 kg de patata cocida y en puré

queso mozzarela cortado en cubos

650 ml de agua

Prepara:  hervir el agua con el caldo, margarina, y patata. Retirar del fuego y añadir la harina de una sola vez.  Poner en una superficie limpia para trabajar la masa. Trabajar con las manos por unos 2 minutos. Haga bolitas de unos 3 cms de diámetro, rellenando con la mozzarela.  Ir poniendo las bolitas en un recipiente de horno.  Al terminar, cubrir con la salsa de tu preferencia y llevar al horno para derretir el queso.  Servir acompañado con queso parmesano. 

¡Espero que os guste!

Unos pensamientos …

Se lee en la Biblia:

18 Se puede también razonar de esta manera: tú dices que tienes fe; yo, en cambio, tengo obras. Pues a ver si eres capaz de mostrarme tu fe sin obras, que yo, por mi parte, mediante mis obras te mostraré la fe. 19 ¿Tú crees que hay un único Dios? De acuerdo; también los demonios creen y se estremecen de pavor. 20 ¿No querrás enterarte, presuntuoso de ti, que la fe sin obras es estéril?  

Santiago 2:18-20

He pensado  mucho en esto últimamente, evaluando lo que tengo hecho para ayudar a mi prójimo.  Algunas veces cuando vemos a algunas amigas en situación de necesidad y sencillamente le damos una palabra de apoyo, decimos que rezaremos u oraremos por ella y seguimos adelante con nuestra vida.

Me pregunto, ¿será solamente esto suficiente?  No digo que nuestra oración no tenga poder, por el contrario, Dios es el que puede ayudar a cualquiera en necesidad.  Lo que digo es que también nosotros debemos aportar nuestro granito de arena, algo palpable, que nos saque de nuestra zona de comodidad.  Quizás nuestra amiga esté debilitada y no puede hacer alguna tarea doméstica, o preparar una comida … ¿solo nuestros buenos pensamientos ayudan?  No, hay que ir, hacer, ayudar en verdad.

¿Cómo nos evaluamos?

Positivo: con fe acompañada de obras, o Negativo: solamente hemos quedados en buenas intenciones.

Pido a Dios que seamos motivadas a “ir” y “hacer” … somos las manos y los pies de Jesús en esta tierra.

Un consejo práctico: póngase en el lugar de la otra persona, quizás no puedas afrontar la idea de pasar por lo que pasa ella. Allí empieza la motivación que necesitas para ayudar. Pregúntese de qué maneras prácticas podrías ayudarla.  “La fe sin obras es estéril”.

Debora

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .