Uncategorized

¡Seamos abejas!

Si no lo sabías, las abejas científicamente, NO pueden volar, porque sus alas son más pequeñas que su cuerpo y bajo el perfil aerodinámico es “imposible”.

PERO, ¿sabes qué? Las abejas NO tienen forma de saberlo, no hay nadie que se lo pueda explicar. Ellas simplemente alzan sus alas, se tiran y salen volando. En otras palabras, ¡ellas vuelan por FE!!!

La ciencia dice algo pero ellas CONFIAN en que pueden y lo hacen, nadie las detiene, ellas tienen alas, no están de adornos sino para usarlas. Podemos imaginar que algunos insectos la observaran, molestándolas y poniéndoles ideas equivocadas en su mente. A lo mejor le dirían:”Para dónde vas si tú no tienes los requisitos para volar? 

Dios las creo “imperfectas” porque sabía que eran unas luchadoras, las abejas hacen un esfuerzo mucho mayor para volar; aun así pueden suspenderse en el aire. LUCHAR contra el viento, EVADIR a los depredadores y ALZAR el vuelo, incluso si van cargadas con néctar o polen. 

Cuántas de nosotras hemos nacido siendo “una abeja” en esta sociedad. Nos dicen que no podemos, no llenamos los requisitos, que nos será imposible lograr algunas metas, … PERO aún que “imperfecta” para muchos, eres PERFECTA para Su propósito. Dios te ha dado ese talento especial que nadie más tiene, eres un ser importante en este mundo. ABRE tus alas de FE, LUCHA contra todos obstáculos, EVADE todo comentario pesimista sobre ti y ALZA vuelo. ¡Atrévete a cumplir el propósito de Dios en tu vida!!

Eso me sucedió a mí, estaba apartada de Dios, y cuando tomé la decisión de volver a ser parte de una comunidad de fe, en poco tiempo me ofrecieron dar seguimiento a las personas que llamaban para oración en una estación de radio cristiano, después me pusieron como Maestra de Jóvenes. Me preguntaba ¿cómo pueden confiar en mí cuando acabo de llegar? Si hay un montón de personas que saben mucho más de la Biblia …

A estas inquietudes, un día Dios me contesto con un pensamiento: “No busco sabios, busco luchadores y trabajadores con corazones, dispuestos a servir. Estos entienden que no saben y buscan todos los recursos para hacerlo bien. Cuentan conmigo para todo, no se van a dejar llevar por su propia “sabiduría”. Busco gente “imperfecta” que tengan una fe que se perfecciona en mí.

 Al final la abeja tiene su recompensa. ¡Sin ella no tendríamos MIEL! Ella es necesaria en este mundo igual que TU y YO!!. 

Pero el SEÑOR dijo a Samuel:

—No mires su apariencia ni lo alto de su estatura, pues yo lo he rechazado. Porque el SEÑOR no mira lo que mira el hombre: El hombre mira lo que está delante de sus ojos, pero el SEÑOR mira el corazón.

1 Samuel 16:7

Jelisa

2 comentarios en “¡Seamos abejas!”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .